Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Nueva especie de inseguridad
  Por Alejandro Del Carril
   
 
Un nuevo significante ha venido a nombrar el malestar en la cultura hace rato ya: inseguridad. No la causan guerrilleros, hiperinflaciones, militares, países vecinos ni imperios en expansión. Su cara más visible son jóvenes y jovencísimos que pueden tener hasta 10 años de edad. No los llamo niños porque sospecho que no tuvieron oportunidad de serlo. Forman parte de lo que Marcola1 llamaba la “nueva especie” y suelen vivir en villas miserias, favelas u otros asentamientos al margen de las grandes urbes. Son el desecho producido por la anomia vertiginosa, posibilitada por el desarrollo tecnológico en informática y telecomunicaciones, a la que se dio en llamar “economía de mercado”, que como decía George Soros, no tiene moral. Su objetivo es reproducir dinero no importa a qué costo. Pero a los humanos suele pasarnos, porque no somos máquinas programadas, que los medios se nos transformen en fines. Si no veamos el fiasco de las hipotecas subprime que desató la actual crisis financiera. Se arman negocios virtuales a los efectos de reproducir dinero. Se construyen viviendas y se otorgan créditos impagables a millones de personas. Con el respaldo de esos créditos, que se supone van a ser pagados, se consiguen préstamos millonarios que a su vez producen más emprendimientos virtuales. El dinero se multiplica y se concentra en cada vez menos manos. Cuando los trabajadores que compraron su vivienda no pueden pagar los intereses de los préstamos la burbuja explota y todo se viene abajo. Las economías sin liquidez se desploman y los estados usan el dinero de los ciudadanos para rescatar a las entidades financieras que posibilitaron la estafa mediante préstamos billonarios o absorbiendo sus tramposas deudas. Esto en parte sucede porque estas entidades, que eran medios para sostener la producción, han devenido un fin en sí mismas al ser las únicas que pueden sostener el flujo de dinero que aun circula.

Como efecto del estallido millones de personas se pauperizan, pasando parte de ellas a engrosar los márgenes de la cultura. Lo que Marcola llama nueva especie lleva en muchos casos dos o tres generaciones por lo que en muchos de ellos ya ha desaparecido la cultura del trabajo, la principal herramienta de sostén del lazo social en la cultura actual, lo que hace que lo más preocupante no sea su pobreza económica sino simbólica. Los efectos de esto son detectables en las crónicas policiales. Se dice que los delincuentes actuales no tienen códigos, matan por cualquier cosa y a veces sin motivo. Para ellos la vida no vale nada. Así como matan, mueren. Son incapaces, gran parte de ellos, de producir, lo que Lacan llamaba, un cuarto nudo que anude su estructura real-simbólica-imaginaria facilitándoles el lazo con los otros. Empobrecidos simbólicamente y con un imaginario congelado, quedan arrasados por lo real, tomados por el goce del Otro que es la cara más pura de la pulsión de muerte.

Pero este empobrecimiento simbólico no lo encontramos solo en las villas. La millonaria diva de la televisión argentina, conmovida por la muerte de su florista, salió a hacer catarsis ante las cámaras con afirmaciones tales como: “Termínenla con la estupidez de los derechos humanos. El que mata debe morir”. Más tarde aclaró: “Soy católica, no pido la pena de muerte. Pero no quiero que el que mate esté sólo un mes en cana porque tiene 18 años o es menor. Yo sabía que esta frase iba a traer cola. Pero estaba muy caliente”. Y aseguró que no tiene miedo porque posee “un auto blindado hasta las gomas”. Según la diva, “el último lugar donde tenían las cárceles vacías era Dubai. ¿Saben por qué?, les pregunté a los policías. Porque acá los matamos, me contestaron”.2

En primer lugar la lógica de la millonaria es muy parecida a la de los delincuentes. Si el que mata debe morir es porque alguien lo tiene que matar, quien a su vez deberá ser matado por otro y así sucesivamente hasta que queden sobre la tierra solo Susana y el último matador. Habiéndose quedado sin televidentes que la sostengan y en absoluta soledad luego de ultimar al matador y para ser consecuente con su lógica, no le quedará más remedio que suicidarse. Y tal vez esta sea la verdad de la nueva especie, se trata de una especie suicida que parece generar muchos adeptos. Hace poco el papa Benedicto XVI viajó al África, donde mueren 6.500 personas diariamente a causa del SIDA e insistió en sostener la condena al uso del preservativo. Llamativamente en ese infernal continente crecen como en ningún otro lado los adeptos al catolicismo. Pareciera que, como Cristo, están dispuestos a morir en el medio de terribles sufrimientos para sostener la existencia de un padre que se muestra cada vez más ausente.

En segundo lugar las referencias a la cola y a las gomas hacen presente al cuerpo destacando dos zonas erógenas de mayor importancia: la anal y la oral. Las gomas, de donde mana el primer alimento humano de fundamental importancia para la constitución y desarrollo del cuerpo y la mente del ser hablante. No solo el alimento en sí sino en igualdad de importancia el sostén afectivo y corporal de la madre, sin el cual, el cachorro humano tiene muy pocas posibilidades de armar su estructura borromeica de forma tal de poder habitar en el futuro el lazo social de forma productiva. En el caso referido se encuentran blindadas, siliconadas, como marca la moda actual en la que se rifan operaciones para colocar implantes mamarios en los boliches para adolescentes. Tal vez sea éste un indicio de la dificultad de muchas madres para sostener cálidamente a sus criaturas, que cuando crezcan matarán fríamente o buscaran algo de calor en las peores drogas. Atendí un paciente de clase media que consumía paco. Me mostraba sus manos absolutamente quemadas luego de consumir. Se quemaba tratando de encontrar calor. La madre, también de clase media, no se había animado a abortarlo y aconsejada por el pediatra le daba Valium desde bebé para calmar su llanto desesperado. Fabricó un adicto prácticamente irrecuperable. La dificultad para poner en juego lo constructivo de la oralidad parece dar lugar a la calentura destructiva de la pulsión anal: ¡hacer mierda! Pareciera que madres imposibilitadas de alimentar simbólicamente a sus criaturas se las devoran para parirlas defecándolas. Ponen en acto la teoría de la cloaca, vislumbrada por Freud. Renegando o forcluyendo la ausencia de pene en la mujer no pueden darle valor fálico a la criatura realizando la ecuación heces=niño. El hijo pasa así a ser un desecho.

La última frase de la diva en referencia a Dubai, paraíso capitalista, hace referencia al vacío de las cárceles producida por la matanza “legal” de delincuentes.
¿No se tratará acaso de que la nueva especie villera, de clase media y millonaria se encuentra cada vez más desesperada por producir un vacío en el Otro, en la cultura, que se aparece como cada vez más ominosamente compacta, siliconada, blindada? Donde el uso de la web, para dar un ejemplo, nos acerca a los más lejanos y nos aleja de los más cercanos.
Esta desesperación asesina se manifiesta también en los países del Primer Mundo donde las matanzas en colegios y universidades se cobra con las vidas de los hijos predilectos de la cultura blindada, en la cual los niños argentinos suelen ser tildados de sensorios por su tendencia a abrazarse y a sus padres se les recomienda la técnica del cepillado, que consiste en conseguir un cepillo de pelo grueso y pasárselos por las piernas.3

Lacan, desde el estadio del espejo hasta el nudo borromeo, resalta la importancia del registro imaginario anudando a los otros dos en la constitución del cuerpo. El imaginario se forma en el niño fundamentalmente gracias al sostén materno que le permite dar unidad y forma a lo que en él es vivido como un conjunto caótico de estímulos independientes. La nueva modalidad de violencia que se ha instalado en la cultura parecería estar dando cuenta de una gran dificultad para producir un agujero simbólico en lo real, que permita anudar a los hablantes produciendo imaginarios lo suficientemente flexibles como para facilitar el lazo social minimizando los efectos más mortíferos del goce pulsional.
En ese sentido las declaraciones públicas de personajes mediáticos como Giménez, Tinelli, Castaña, etc., que con su pobreza simbólica piden muerte indiscriminada, solo sirve para alimentar la lógica asesina que vengo describiendo. En ese punto se identifican con los asesinos a los cuales desean ver muertos. La diferencia es que estos personajes del espectáculo no están dispuestos a tomar las armas ya que ellos sí tienen mucho que perder. Y por eso demandan a otros que hagan el trabajo sucio. Total, cuando sobre el tendal de cadáveres vuelva a reinar la “seguridad” y los derechos humanos hayan recuperado prestigio, con cara de espanto podrán criticar los excesos y exigir justicia con esos lunáticos que vaya a saber de dónde habrán salido.
Su demanda tiene una dimensión política impredecible. La dirigencia no dejará de tomar nota del caudal de votos que estos personajes pueden aportar.

___________________
1. Reportaje ficcionalizado a Marcos Camacho (Marcola), jefe de la banda carcelaria de San Pablo, denominada Primer Comando de la Capital (PCC), publicado en www.psyche-navegante.com nº75.
2. www.televerdades.com.
3. “El Otro que sí existe” en www.psyche-navegante.com nº77.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | Familia “como si”, deseo inaudito 
» Imago Agenda Nº 172 | julio 2013 | Anarcotizados: la subjetividad del discurso capitalista y su relación con las adicciones 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Razones y emociones cruzadas por el psicoanálisis y la neurobiología 
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | El día que Lacan me adoptó  de Gérard Haddad (Letra Viva Editorial, 2006)
» Imago Agenda Nº 88 | abril 2005 | Honorarios, una variable en la construcción del semblante 

 

 
» Fundación Tiempo
PASANTÍAS GRATUITAS CUATRIMESTRALES  Observación de admisiones. Supervisión clínica. Inicio en Agosto
 
» Fundación Tiempo
POSGRADOS EN PSICOANÁLISIS CON ATENCIÓN RENTADA DE PACIENTES  Inicios mensuales. Duración: 12 meses. Derivación de pacientes sin tope fijo.
 
» El Kaso Dora
La Comedia Teatro  Lunes 20:30hs
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  comienzan en Junio
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
La Formación del analista  El analista y su práctica - actividad no arancelada
 
» Fundación Tiempo
Curso de inclusión en la escuela con práctica rentada  Inicia 1 de Abril de 2019
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com