Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Saber de la historia

Sigmund Freud y su conferencia sobre Fecondité de Émile Zola
  Por Mauro  Vallejo
   
 
Promediando la mañana del martes 24 de abril de 1900 Freud recuerda abruptamente el sueño de la noche anterior, y descubre entonces la explicación de su enojo. El hallazgo le brinda un engañoso alivio, pero el enfado no tarda en volver. ¿Por qué habrá tenido un sueño así? Una y mil veces se había hecho esa pregunta previamente, y en más de una oportunidad la respuesta despuntó sin demora. La prueba de ello lo esperaba cada tarde sobre su escritorio, cuando hojeaba, entre vanidoso y preocupado, el grueso volumen aparecido unos meses antes, en busca de una inoportuna errata.

Al día siguiente escribía a Fliess: “Ayer pronuncié en mi Asociación una conferencia sobre Fecondité de Zola. Siempre me preparo mal, en verdad sólo durante la hora previa –al modo como damos en la escuela la lección de lengua–. La noche del lunes al martes soñé abundantemente con esta conferencia. Yo explicaba que debía ir a casa para buscar el libro, no hallaba el camino, me extraviaba, hacía un tiempo miserable, no salía del lugar, y durante todas estas dilaciones elaboré una parte de la conferencia. Por lo tanto los obstáculos no eran sino pretextos que buscaban ganar tiempo para la elaboración. Además los hermanos [de la Sociedad B’nai Brith] se mostraban desagradables y sarcásticos conmigo, una conducta apta para disminuir mi interés en el éxito de la conferencia, y por lo tanto a ella destinada”1.

El 29 de septiembre de 1897 Sigmund Freud se convertía en miembro de la Israelitische Humanitäts-Verein “Wien” B’nai Brith2. El ginecólogo Edmund Kohn había invitado a Freud a unirse a la sociedad el año en que ésta se funda (1895), pero el colega de Breuer había declinado la propuesta. El creciente clima de antisemitismo y la mala recepción que sus trabajos se granjearon por parte de los círculos médicos empujaron a Freud a reconsiderar su decisión, convirtiéndose dos años más tarde no solamente en un hermano de Los Hijos del Pacto (B’nai Brith), sino en un miembro activo y comprometido con la causa. De hecho, durante los primeros cinco años asistirá asiduamente a las reuniones, reclutará nuevos adeptos y brindará nueve conferencias. Esos datos sirven a Dennis Klein para postular acertadamente que el público compuesto por sus colegas judíos (profesionales e intelectuales en su mayoría) funcionó a la vez como un relevo de los interlocutores en quienes comenzaba a depositar menos confianza (los médicos de Viena y Fliess), y como un anticipo de las ulteriores sociedades psicoanalíticas. En consecuencia, cuando en 1902 se inician las actividades de la Sociedad Psicológica de los Miércoles, Freud comienza a ausentarse de las actividades de la B’nai Brith, situación que se hará más marcada aún luego de 1907, cuando se inauguran los contactos del psicoanalista vienés con sus acólitos en el extranjero.

De las nueve exposiciones mencionadas, dos fueron dedicadas al escritor francés Émile Zola. La primera de ellas, que motivó el sueño de Freud que abre este escrito, trató acerca de la novela Fecondité, publicada en 1899. La segunda, cuya fecha exacta no se conoce, tuvo lugar en 1902, y habría sido un homenaje al novelista fallecido en septiembre de ese año. Sabemos que el fundador del psicoanálisis hará alusión al autor de Germinal en varios pasajes de La interpretación de los sueños, pero el indicio más diáfano de cuánto apreciaba las obras de Zola se halla en la respuesta que redactó en 1906 a la encuesta sobre los “diez buenos libros” que él recomendaría a otros3. Incluyó a Fecondité en ese listado, y luego aclaraba que algo similar podría haber hecho con Le Docteur Pascal, del mismo autor. ¿Por qué el interés de Freud por la novela de 1899, piedra inaugural del último ciclo novelístico (Les Quatre Évangiles) encarado por Zola? ¿Por qué dirigió su mirada precisamente hacia esa obra, cuando tantas otras páginas del escritor francés parecen albergar nítidas resonancias con los asuntos freudianos4? Dado que no se conservan rastros de la conferencia que Freud dictara en la B’nai Brith, no podemos sino sugerir una conjetura tentativa. Dennis Klein cree que la exposición del médico vienés habría anticipado el contenido de su escrito sorbe el parecido existente entre los actos obsesivos y las prácticas religiosas, pues la novela de Zola, agrega Klein, figuraría de qué manera la culpa sexual es recubierta por la obsesión procreativa de los personajes de la ficción. Nuestra hipótesis es distinta: Freud se habría sentido seducido por la denuncia que la novela hace de las prácticas anticonceptivas. Más aún, no podría haber evitado la tentación de reconocer en las palabras de uno de los personajes, médico como él, el Doctor Boutan, la veracidad de sus teorías sobre las neurosis actuales. Dos breves ejemplos: “Él [Boutan] pretende que aquello que envejece y estropea a las mujeres no son los embarazos, sino las prácticas a que se entregan los matrimonios para evitarlos”5; “Los fraudes conyugales eran los grandes desorganizadores, incluso cuando tomaban una especie de carácter normal en las mojigatas alcobas burguesas. Por su frecuencia, por los trastornos con que sacudían el organismo, ellos determinaban los peores estragos...”6. Un segundo elemento de Fecondité habría cautivado el pensamiento de Freud: la novela remarca insistentemente los peligros acarreados por la costumbre de confiar la crianza y amamantamiento de los niños a las nodrizas. Y quien haya leído los escritos freudianos de 1896 recordará que esos molestos personajes eran señalados como los principales agentes de la seducción, cuyos nefastos efectos eran explicados por la teoría que lleva ese nombre. Para concluir, nos permitimos preguntar: ¿no delataría el sueño de Freud el atolladero en que se veía atrapado su saber a comienzos de siglo, deseoso de proseguir las nuevas sendas, pero incapaz de prescindir del todo de viejas hipótesis (toxicidad y seducción)?
_________________
1. Freud, S. (1985) Cartas a Wilhelm Fliess (1887-1904). Buenos Aires: Amorrortu; 1994, pp. 449-450.
2. Al respecto véase el documentado libro de Dennis Klein (1985), Jewish origins of the psychoanalytic movement. Chicago & London: The University of Chicago Press, pp. 69-102.
3. Cf. Freud, S. (1906) Respuesta a una encuesta «Sobre la lectura y los buenos libros». En Obras Completas, Tomo IX (pp. 223-224). Buenos Aires: Amorrortu; 1999.
4. Jean Borie es tal vez el autor que más lúcidamente trabajó en esa dirección. Cf. Borie, J. (1971) Zola et les mythes. Ou de la nausée au salut. París: Éditions du Seuil.
5. Zola, E. (1899) Fecondité. París: Eugène Fasquelle; 1903, p. 60.
6. Op. cit., p. 496.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | La estirpe sugestiva (cuarta parte)  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (tercera entrega)
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Un reguero de pirotecnia. Freud a los ojos del espiritismo argentino (1939) 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  (Segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895) ***  Tercera entrega: herejías sobre Cabred
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Segunda entrega: Domingo Cabred y la telepatía
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Primera entrega: la uva rusa que inquietó a Ramos Mejía
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Alfredo Lagarde y una temprana referencia a Sigmund Freud en la medicina argentina (1885) 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Tercera parte)
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Segunda parte)
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Hacia una crítica de la historiografía del psicoanálisis chileno  El caso del Dr. Alejandro Lipschutz (Primera Parte)
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico  Epílogo de genética textual (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico   Epílogo de genética textual (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Freud pediatra y la castración histórica de Juanito  Acerca de un libro de Carlo Bonomi
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La seducción del origen - Tercera entrega  Karl Abraham y la filosofía política
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | La seducción del origen (segunda entrega)  De la política de las nodrizas a la sangre del padre
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | La seducción del origen  primera entrega: La sobrina queer de Freud
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (segunda parte)
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (primera parte)
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Del partero de María Antonieta al padre de Schreber  Instantáneas de una historia de la puericultura
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Psicoanálisis en el monasterio  Comentario de la tesis doctoral de Juan Alberto Litmanovich
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Hacia el Centenario de un gesto adleriano. Traducción de un documento 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Reseña que escribió Freud acerca de la primera conferencia sobre teoría psicoanalítica en Argentina (1910) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Psicoanálisis, política e historia   Sobre Jacques Lacan el anclaje de su enseñanza en Argentina de Marcelo Izaguirre por HERNÁN SCHOLTEN
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | El sueño de Charcot, el judío errante y la eugenesia en Ferenczi 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Las lágrimas de Freud y Thomas Mann, El elegido.  Epílogo
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Tercera parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Segunda parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Franceses sordos y niños enamorados  Una historia del problema del incesto (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Eduard Hitschmann, fundador del nuevo psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Helene Deutsch, Fritz Wittels y las trampas de la memoria 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Cárceles y linajes  Freud y la Memoria Orgánica de Ewald Hering
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Respuesta de Freud a la encuesta de la Kulturpolitische Gesellschaft sobre la reforma de la ley conyugal (1)  8 de febrero de 1905
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Freud, su público y un texto no incluido en las Obras Completas  Acerca de su opinión sobre el divorcio (1950)
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Isidor Sadger, síntoma freudiano 

 

 
» Fundación Tiempo
POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL RENTADA Inicio abril: Martes 14 de 18.30 a 21.30 hs. Puede cursarse completo o por módulo.  Reunión informativa: Martes 10 de diciembre, 18.30 hs.
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» Fundación Tiempo
POSGRADOS EN PSICOANÁLISIS CON ATENCIÓN RENTADA DE PACIENTES. Inicios mensuales. Duración: 12 meses.  Reuniones informativas: Miércoles 11/12, 20 hs. Todos los miércoles de enero, 19 hs.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com