Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   El psicoanalista lector

"¿Qué hay entre la ventana y el muro?"
  Presentación de Entre la ventana y el muro de Noemí Cohen Levis y Luis Kowenski en la Asociación Psicoanalítica Argentina el 29 de abril de 2009
   
  Por Pablo Peusner
   
 
En primer lugar, quiero agradecer la invitación a Noemí y a Luis, a acompañarlos en un momento tan especial como es la aparición de un libro.
A pesar de que también trabajo como psicoanalista, en esta ocasión he sido convocado como Director de Proyectos Editoriales de Letra Viva. Ahora bien: ¿puede un psicoanalista padecer tanta Spaltung, división o esquizofrenia como para ser dos personas diferentes a la hora de leer? Digo: ¿es lo mismo un editor psicoanalista que un editor que no lo sea? ¿Acaso su experiencia con el psicoanálisis, tanto en el diván como en el sillón, no lo condiciona cuando llega a su escritorio y, como hicieron Noemí y Luis, escribe; o, como hice yo, lee algún texto?
Brevemente, quisiera contarles de qué se trata mi tarea en la editorial: soy el primer lector de los textos que los autores nos acercan con el fin de publicarlos. Debo leerlos e imaginarme cómo quedarían convertidos en un libro del estilo que deseamos sea el de la editorial. Esto no siempre es una tarea sencilla. Cuando los textos no se acercan a lo que esperamos no los rechazamos, sino que ahí se inicia un trabajo conjunto, donde el autor y su editor comienzan un intercambio muy especial.

Ahora bien, este último no fue el caso de Entre la ventana y el muro de Noemí y de Luis. Cuando me encontré con el texto, lo leí cuidadosamente y tan solo limité mi tarea a “dejarlo entrar” al circuito de la editorial (o sea, me abstuve de intervenir lo que de por sí, ya constituye una intervención).
Pasados unos meses, tengo la impresión de que hoy es el mejor momento para explicar por qué. Mi primera sorpresa fue su título. ¿Un libro de teoría psicoanalítica con un título que no incluía ningún concepto teórico, sólo una circunstancia de lugar? ¿Y si esa circunstancia de lugar fuera en sí misma un concepto aunque no presentado de la manera más clásica?

Yo no sé, y tampoco les pregunté a los autores, el porqué del título. Y como creo en la cooperación interpretativa entre el autor y el lector de un texto, este último me fue produciendo las asociaciones necesarias para alcanzar algún sentido: el que, insisto, no pretendo que valga para nadie más, es mío y ni siquiera los autores podrían negármelo –un libro escrito es una botella al mar sobre la que el autor pierde todo control–. En cualquier caso, la impronta del título me dio a entender que se trataba de leer algo puesto “en el espacio”, y como en mi trabajo como Director de Proyectos Editoriales había dado un fuerte apoyo a proyectos que sostuvieran la articulación entre la topología y el psicoanálisis (incluso había traducido una obra de excelencia sobre el tema), esa fue mi primera hipótesis de lectura.

El psicoanálisis ya cumplió más de cien años; a lo largo de tanto tiempo creció, se extendió, se introdujo en la lengua popular, se bastardeó y fue atacado desde diversos campos del conocimiento. A intervalos relativamente regulares alguno de los diarios de gran tirada de nuestro país publica una nota que declara el fin del psicoanálisis. Pero, entre sus peores enemigos, está el individualismo moderno que supone la coincidencia del sujeto y el cuerpo, y del cual se deduce un psicoanálisis particular: aquel que hace del inconsciente un aparato adentro del cuerpo y que debe recurrir a complejísimas operaciones para hacer pasar determinados componentes desde adentro hacia afuera y viceversa.
Para aflojarnos un poco, les cuento una pequeña viñeta clínico-editorial:
En cierta ocasión en que un autor me presentaba su proyecto de libro, me dijo: –“No vaya usted a pensar que la idea me la robé de algún otro autor...”.
Yo podría haberle respondido: –“Yo no dije eso, lo dijo usted. Y si lo dijo usted, si salió de su boca, eso estaba en usted”.
Pero no se lo dije, porque cuando se trata de hablarle a otro no creo en un adentro y afuera tan visiblemente euclidiano.
Preferí responderle con una pregunta: –“¿Y por qué cree usted que iba yo a pensar eso?” Es notable que existe algo que Freud alguna vez trabajó como “telepatía”, y es que todos los humanos participamos y compartimos ciertas cadenas de lenguaje, y que éstas nos permiten suponer que por un momento podemos estar adentro de las ideas del otro, tanto como el otro puede estar adentro de las nuestras. Para eso, como decía Jacques Lacan, hace falta tan sólo un poco de topología.

Este modo de pensar el espacio, está presente en el libro que hoy presentamos. Sólo una línea a modo de ejemplo: “... algo del sujeto se constituye primariamente en una exterioridad...”.
Entre la ventana y el muro no es un libro místico. Tiene pasajes más difíciles que otros, pero en ninguno de ellos el estilo se torna oscuro o misterioso. Al contrario, según sus autores “en psicoanálisis, se trata de razones lógicas”. Y ellos las ofrecen, generosamente, a lo largo de sus páginas.
Este es uno de los motivos por los que creí que había que publicar este libro. Porque participa de la idea de la “reinvención” del psicoanálisis.
Con frecuencia, los psicoanalistas evitan abordar la topología lacaniana. Los motivos son casi siempre los mismos: es difícil, no se entiende, no tenemos predilección por las cuestiones matemáticas, somos hombres de letras, hipnotizados por el lenguaje. No creo en esos argumentos –o no creo en ellos de modo general, para todos los casos–. Creo más bien que el estudio de la topología exige un trabajo crítico con los conceptos del psicoanálisis, ya que no cualquier definición de tales conceptos articula con la topología. ¿Qué noción de inconsciente es la que puede inscribirse en una banda de Moebius? ¿Y cómo concebir al sujeto humano hablante para que su estructura real sea la del toro? ¿Qué realidad se desprende del corte del cross-cap? ¿Qué noción del objeto a surge con la costura de las dos bandas de Moebius autoatravesadas que da origen a la botella de Klein? ¿Cómo concebir a los tres registros para que puedan articularse en el nudo Borromeo? ¿Y qué modo del síntoma funciona como el cuarto redondel que anuda a los tres registros?

Si, como afirman nuestros autores, “el sujeto es topológico”, entonces necesitamos estos libros que no retroceden ante tales preguntas.
Pero no puedo dejar de contarles algo. Supongan que uno encuentra sobre la mesa de una librería un libro cuyo título le resulta interesante. Lo levantamos y leemos... ¡su contratapa! El texto de contratapa tiene que impresionar al lector. Tiene que producirle ganas de leer el libro, debe motivarlo e interesarlo. Por lo general, los autores no pueden escribirlo. Reducir toda su obra a un texto de trescientas palabras les suena inverosímil. No obstante, es posible.
El texto de contratapa de Entre la ventana y el muro tiene solo doscientas setenta y nueve palabras. E incluye una frase parafraseada del libro en la que dice que en esta época capitalista los sujetos pueden dirigirse al psicoanalista para comprar su bienestar, y los analistas pueden entrar a la institución que los nuclea para comprar su prestigio.

Una afirmación tal, quizás no sea políticamente correcta, pero es verdadera. He ahí otro motivo para publicar el libro y, en mi caso, para escribir la contratapa.
Para concluir, quiero contarles que en esa ventana del título, he encontrado la mirada oculta de El ser y la nada de Sartre a la que se refiere Lacan al inicio de su enseñanza; pero también a ese cuadro en la ventana de Magritte (llamado La condición humana) del que Lacan se sirve para dar cuenta de la noción del fantasma.
Y también quiero contarles que en el muro hallé al muro del lenguaje (algo que resuena en esa “función real” que aportan los autores para reinventar al psicoanálisis); pero que también encontré allí al poema de Antoine Tudal que Lacan presentó en el ’53 y retomó fuertemente en los años ’70, y que dice...

“Entre el hombre y el amor,
Está la mujer.
Entre el hombre y la mujer,
Hay un mundo.
Entre el hombre y el mundo,
Hay un muro”.

¿Qué hay, entonces, entre la ventana y el muro?
Sólo puedo decirles que para responder, hay que leer este libro.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | Nota sobre los testimonios en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Presentación de la colección formas mínimas de Letra Viva 
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | Treinta años sin Lacan: libros y escándalos 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Freud, Jung y el libro rojo… 
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Introducción a El sexo y el espanto, de Pascal Quignard 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Dos señalamientos de Jacques Lacan sobre la función del dinero en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 150 | junio 2011 | Los textos que dialogan entre sí o acerca del valor de las Actas de la Sociedad Psicoanalítica de Viena 
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | El infierno de Dante, Lacan y algunos otros… 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | El psicoanalista lector… en acto 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | La teoría de los afectos en el psicoanálisis  Acerca de Los afectos lacanianos de Colette Soler (Letra Viva, 2011, de próxima aparición)
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Los juguetes del analista 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Los textos de la tontería (bêtise) 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Acerca de los textos que iluminan la noción de dispositivo 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Otro Schreber más 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | La holofrase de Lacan: fuentes para su estudio 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Otros Schreber  
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Para leer a Lacan  Acerca de la aparición de nuevos libros que facilitan el acceso a la lectura del corpus lacaniano
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Analizarse con Freud  Acerca de “Mon analyse avec le professeur Freud” de Anna G. (Editorial Aubier, París, 2010)
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Dominio Público   Acerca de la liberación de los derechos editoriales para las Obras Completas de Sigmund Freud
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Opera Prima  Psicosis: De la estructura al tratamiento, de Gabriel Belucci (Letra Viva, 2009)
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Los analistas no podrán entender...  Acerca de “Una voz que se hace letra” de Marcelo Mazzuca (Letra Viva, 2009)
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Intervenciones de Freud  Acerca de “Recuerdos sobre Sigmund Freud” de Bruno Goetz
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | La querella interna  Acerca de La querella de los diagnósticos de Colette Soler (Letra Viva, 2009)
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Lacan y Prajapâti   Acerca de “Ka” de Roberto Calasso (Ed. Anagrama) y su presentación del mundo hindú
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Aujourd’hui  Acerca de Para introducir al psicoanálisis hoy en día, Seminario 2001-2002 de Charles Melman, Letra Viva, 2009
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Supervisar con Lacan  Acerca de Un amor de transferencia. Diario de mi control con Lacan (1974-1981) de Élizabeth Geglesco (El cuenco del Plata, Bs. As, 2009)
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Parresía  Acerca de Michel Foucault,
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | La autoridad  Un breve recorrido para iniciar una reflexión psicoanalítica acerca del concepto
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | "Vergonzontología"  Las posibles fuentes para una disciplina de inspiración lacaniana
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | El párrafo incómodo, o de cómo en ocasiones la desmesura se presenta como argumento 
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | "Esclavo de sus palabras..."  Acerca de plan de publicación oficial del Seminario de Jacques Lacan
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | "Instrumento de trabajo"  Acerca de la aparición de
» Imago Agenda Nº 122 | agosto 2008 | Autorreferencias  Acerca de Clínica y lógica de la autorreferencia, Cantor, Gödel, Turing de Gabriel Lombardi
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | "Todas las voces, todas"  Acerca de
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Paradojas en la infancia  de Alejandro Varela, Letra Viva, 2008.
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | "Ahora viene un poco de topología"(1) 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | El niño y el Otro  Pertinencia de los
» Imago Agenda Nº 119 | mayo 2008 | "Lencería fina"...  Acerca de la nueva edición
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | "Tres textos, tres fechas, tres lugares y un solo Lacan" 
» Imago Agenda Nº 116 | diciembre 2007 | ¿Oral o escrito?  A propósito de ¿Qué se espera del psicoanálisis y del psicoanalista? de Collette Soler (Letra Viva, 2007)
» Imago Agenda Nº 115 | noviembre 2007 | Backstage de lectura lacaniana 
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | "¿Amorrortu o Ballesteros?"  Reflexiones en torno a la historia de las traducciones españolas de Freud
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | "Las aventuras de Jacques Lacan"  Acerca de los libros que las narran y de su posible valor (o no)
» Imago Agenda Nº 112 | agosto 2007 | Acerca de Una Historia simbólica de la Edad Media occidental  Michel Pastoureau, Ed. Katz, Buenos Aires, 2006
» Imago Agenda Nº 111 | julio 2007 | Nada es tan negro como parece...  A propósito de El psicoanálisis es un humanismo, de Hélène L´Heuillet, Letra Viva Editorial*
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | "No retroceder..."  Acerca de Psicosis no desencadenadas de Osmar Barberis. (Letra Viva, Buenos Aires, 2007)
» Imago Agenda Nº 109 | mayo 2007 | Lo que los Autres écrits nos enseñan  El Discurso no es el Infome
» Imago Agenda Nº 108 | abril 2007 | Un cambio consumado de política editorial.  Acerca de Le Séminaire, Livre XVI, D´un Autre à L´autre, Jacques Lacan, Ed. du Seuil, Paris, 2006.
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | Mon Enseignement de Jacques Lacan  ed. du Seuil, Colección Paradoxes, paris, 2005.
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | ¿Niños "inanalizables" o resistencias del psicoanalista? 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | En torno de La Pulsión respiratoria en psicoanálisis (tercera parte) 

 

 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com