Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Vivir sin códigos

Acerca del valor
  Por Norma Gentili
   
 
La cuestión del bien está en relación con la ley, cabalga sobre el Principio del Placer y el Principio de Realidad.
El Sujeto puede disponer del bien. Disponer de sus bienes es tener el derecho de privar a los otros de éstos, porque los que poseen “algo”, en nuestra sociedad, sólo pueden gozar, si hay otros que están privados de ese “algo” en virtud de la correspondencia que hay entre el objeto de la pulsión y la plusvalía capitalista.
Con este “punto de partida” voy a relevar algunas de las cuestiones que desarrolla Pierre Klossowski en La moneda viviente.

La civilización industrial plantea a todo fenómeno humano sujeto las variaciones del Valor, como material explotable. Los cuadros, libros, espectáculos son instrumentos que “comunican” la emoción voluptuosa. Son “instrumentos de sugestión” que tienen los objetos raros que adquieren valor y prestigio. Establece la diferencia entre utensilios y simulacro. El propio cuerpo y su disposición respecto del cuerpo del otro es un valor de uso con una significación otorgada por la costumbre.
El acto de fabricar concierne al modo que el ser humano adopta frente a todo lo fabricable como a su cuerpo. Por ello hay un carácter de garantía, que vale por lo no intercambiable. La industria sustituye a los bienes por la eficacia de los objetos que toma al uso, el goce estéril. El uso del cuerpo del otro en el tráfico de los esclavos se reveló improductivo.
Las normas económicas, las artes, las instituciones, el conocimiento son un modo de expresión y representación de las fuerzas impulsionales (Axel Gasquet traduce Impulsionnelle por impulsional, relativo a las impulsiones, para distinguirlo de “pulsional”).

Para preservar de la esterilidad a los utensilios existe el derroche: condición de eficacia, y terreno por excelencia en el que se procura la emoción voluptuosa, el de la experimentación derrochadora, la cual se expresa en la fabricación del simulacro. Un simulacro es un objeto que toma en broma la utilidad, un objeto incongruente al que se refiere la emoción voluptuosa, no intercambiable, fuera de precio. El erotismo es una variable económica para la industria, y esto ha sido una ruptura con la legislación que las instituciones pretenden preservar. El simulacro pertenece al campo de las ideas, de la cultura, por él circula el valor.
Las aplicaciones económicas de la ciencia, el régimen industrial, configuran el modo más astuto de digitar, manipular, establecer el comportamiento de los afectos y de las impulsiones. Las normas económicas (las artes, las instituciones morales y religiosas) son un modo de expresión y representación de las fuerzas impulsionales.
El fabricante de simulacros depende de la demanda.

Al fin de cuentas, es el hombre de letras (Sade) el que aporta la sustancia de la sociedad que imagina; la Sociedad de Amigos del Crimen es ante todo la sociedad de sus propios lectores; tal como Sade la concibe, es un espacio para los espíritus, una sociedad secreta sólo se justifica a nivel espiritual. Pero ese nivel espiritual reaparece en la fabricación del simulacro. El fabricante de simulacros depende de la demanda de una clientela. Se produce un estado de demanda de bienes inadecuados a los estados afectivos que
proponen satisfacer.
Un modo de intimidación y chantaje se inscribe desde el principio entre la necesidad de subsistencia y el modo de gozar. Esto contribuye a formar una reivindicación afectiva de las necesidades individuales: tal grupo de individuos se somete a las normas de intercambio aceptando así definirse moral y socialmente según una determinada categoría de necesidades que señala la manera por la que ese grupo, en virtud de su modo de subsistencia pretende acceder al modo del goce de los bienes que le corresponden.
Para Sade: el derecho de propiedad sobre el goce. Para la economía el goce erótico es un bien entre otros tantos relacionado con un objeto viviente (el cuerpo) poseído o estimado. Sade desarrolló en nombre de la universalidad de la sensación voluptuosa, una puesta en común en el sentido de la violación de la propiedad física y moral de las personas, un principio de prostitución universal: todos y todas están obligados a venderse, o pro-ponerse a la compra.
Para que todos y todas sean vendibles, es menester que cada uno guarde su propiedad moral, que constituye el valor del individuo puesto en venta.

El gasto. Bataille reserva para los gastos improductivos: el lujo, los duelos, las guerras, la construcción de monumentos suntuarios, los juegos, los espectáculos, las artes, la actividad sexual perversa (no genital-reproductiva), reserva el nombre de gasto. El énfasis se sitúa en la pérdida, la cual debe ser lo más grande posible para que adquiera su verdadero sentido. Da un ejemplo: no basta que las joyas sean bellas y deslumbrantes, lo cual permitiría que fueran sustituidas por otras falsas. El sacrificio de una fortuna, en lugar de la cual se ha preferido un collar de diamantes, es lo que constituye el carácter fascinante de dicho objeto.

Klossowski toma al proyecto de Fourier, que propone que para que “la conjunción de los medios de producción y los individuos logre suprimir el carácter punitivo del trabajo, se requiere que la producción de objetos se adecue a una aspiración pasional, y no a una necesidad industrialmente determinada: que el trabajo se efectúe en la euforia de la imaginación, como obrar espontáneo y creador del hombre.

“Se trata de una actividad emuladora de diversos grupos, de distintas clases y edades y afinidades, de ‘hordas’, toda actividad estará organizada como un juego ritual, en el que el espectáculo, a través de la puesta en escena, de intercambios entre grupos de afinidades, debe asegurar el equilibrio y las aptitudes de todos y cada uno, como si fuera una vasta recapitulación contemplativa y espectacular de la gama y de las variaciones de la vida pulsional”.
El simulacro es la puesta en escena de la realidad agresiva. Capta las prolongaciones del fondo perverso dejando intacto el fondo.
Este proyecto de Fourier estuvo “enterrado” durante un siglo en EE.UU., pero resurgió debido a reiteradas e insistentes exégesis.

30 denarios. Bataille da otro ejemplo de gasto: los cultos exigen una destrucción cruenta de hombres y de animales de sacrificio. El sacrificio no es otra cosa, en el sentido etimológico de la palabra, que la producción de cosas sacradas. Las cosas sacradas tienen su origen en una pérdida.
En particular el éxito del cristianismo puede ser explicado por el valor del tema de la cruxificción del hijo de Dios, que provoca la angustia humana por equivaler a la pérdida y a la ruina sin límites.

Bibliografía:
Jacques Lacan: Seminario 7. La ética.
Pierre Klossowski. La moneda viviente. Edición preparada por Axel Gasquet. Alción Editora.
Georges Bataille. “La noción de gasto”. Estudio publicado en el Nº 7 de La critique sociale, enero de 1933.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Nombre propio. Rasgo Unario. Letra. Ideal del Yo 
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | La estructura:  cuerpo del discurso
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | Psicoanálisis con adolescentes.  Adolescencia: el entre-dos-muertes
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | La fobia: vértigo del Otro  El silencio de los niños

 

 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» Lacantera Freudiana
Ciclo de encuentros y desencuentros en torno a:  MIEDO AL INCONSCIENTE
 
» Lacantera Freudiana
Una genealogía del sujeto del deseo - Jorge Reitter  Inicio viernes 3 de Mayo de 2019
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
La Formación del analista  El analista y su práctica - actividad no arancelada
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Lacantera Freudiana
Cursos 2019  En CABA y Zona Oeste
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Primer cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com