Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Saber de la historia

Franceses sordos y niños enamorados (Segunda parte)
  Una historia del problema del incesto
   
  Por Mauro  Vallejo
   
 
¿Cuándo y dónde ingresa el problema de las uniones incestuosas al terreno de la ciencia moderna? Las fuentes otorgan una respuesta muy precisa: a partir de 1850 aparecen en la medicina francesa una sorprendente cantidad de tratados dedicados al asunto. Théophile Gallard escribía en 1869: “Esta cuestión de los matrimonios entre parientes, de las causas que han hecho que en cierta medida se los prohíba, de las consecuencias que pueden acarrear, ha sido agitada muy fervientemente desde hace algunos años. Discusiones muchas veces ardientes y por momentos apasionadas han sido dedicadas a este tema y han reunido a las mejores mentes. Ello explica y justifica –así lo esperamos– la atención particular que creemos tener que dar a la palabra consanguinidad, que hasta este momento no había encontrado su lugar en los diccionarios de medicina”1. Así anunciaba este autor francés la sigilosa y digna intrusión de la temática incestuosa en las efemérides del saber médico. Alexandre Lacassagne, en el texto más completo y erudito que la tradición francesa nos ha legado acerca del tópico que nos ocupa, atribuirá a la memoria de Ménière de 1856, titulada Note sur l’étiologie de la surdi-mutité congénitale, el mérito de haber iniciado la discusión científica y documentada del problema2. En efecto, los primeros libros que asignaron relevancia etiológica a los matrimonios entre familiares se sustentaban en sondeos estadísticos referidos a pacientes sordomudos. Además de la tesis de Ménière, cabe mencionar el texto de Chazarin de 1859, Du mariage entre consanguines, considéré comme cause de dégénérescence organique et particulièrment du surdi-mutité congénitale, y sobre todo el estudio de Jean-Christian-Marc Boudin, “Dangers des unions consanguines et nécessité des croisements dans l’espèce humaine et parmi les animaux”, aparecido en 1862 en los Annales d’hygiène publique et de médecine légale y publicado como libro ese mismo año. A partir del análisis estadístico de las cifras pertenecientes a instituciones que alojaban sujetos aquejados de aquella patología, Boudin afirmaba que “... los sordomudos de origen consanguíneo son de doce a quince veces más numerosos que cuanto cabría esperar si dicha enfermedad estuviese repartida de una forma equivalente entre uniones consanguíneas y cruzadas”3.

Ahora bien, debemos preguntarnos por las razones que explican que en un período acotado de tiempo hayan proliferado los abordajes acerca de la consanguinidad. ¿Por qué de repente se constituye la temática del incesto en algo tan esencial, al punto de ser caracterizada como “... uno de los temas más controvertidos de la medicina general”4? ¿Por qué en esos años y en Francia? Nuestra hipótesis es la siguiente: las uniones consanguíneas recibieron una abrupta visibilidad debido a que el problema del incesto se constituyó en la derivación y el núcleo problemático de las teorías hereditarias premendelianas que la medicina europea esgrimía por ese entonces. Una toma en consideración del impacto que las ideas acerca de la herencia tuvieron sobre las ciencias médicas permite comprender, primero, el porqué del relieve adquirido por lo incestuoso, y segundo, el instante particular en que se desencadena el interés por describirlo. De hecho, el incesto devino un acuciante desvelo a mediados del siglo XIX ya que es precisamente en esos años cuando se arraiga y expande (fundamentalmente en Francia, y en gran medida gracias a la obra de Prosper Lucas) un consenso referido a la importancia y efectividad de las transmisiones hereditarias. ¿Cómo situar a la consanguinidad al interior de ese paradigma hereditarista? ¿Qué rasgos de tales teorías reclamaban o habilitaban una mirada atenta sobre lo incestuoso? Resulta casi natural que los matrimonios consanguíneos se transformaran en un objeto de franca preocupación siendo que las teorías hereditarias que regían el pensamiento médico decimonónico estaban construidas en base a una lógica de los cruces y las mezclas. Para una óptica anterior a las leyes de Mendel, lo transmitido hereditariamente no eran unidades discretas de información. La herencia era reductible a una idea del cruzamiento o mezcla de sangres, conocida normalmente por los términos de blending inheritance. Mirado a través de esa lente, el incesto era una suerte de puesta al límite o condensación de los fenómenos hereditarios, pues en las uniones consanguíneas se efectuaba la fusión de lo mismo, se operaba la multiplicación de lo semejante. Para tener una noción de la importancia que la problemática de los cruces poseía en esa medicina, basta con recordar el papel regenerador y curativo que se asignaba al ingreso de sangre nueva, o a los matrimonios convenientes, en uno de los sistemas de pensamiento que más colaboró en el afianzamiento de las ideas hereditarias. Así, el Traité des dégénérescences escrito por Morel en 1857 participa de lleno de este recorrido, no tanto por el lugar –absolutamente menor y secundario– otorgado allí a las uniones consanguíneas, sino esencialmente por el modo en que a lo largo de esas páginas se recalca el poder terapéutico de los cruces con miembros de familias sanas.

Por otra parte, el hecho de que la emergencia del objeto incesto debe ser leída como un capítulo o una resultante de la transformación de la medicina en un decir sobre lo hereditario (y sobre los matrimonios) se comprueba fácilmente si se analizan los encendidos debates producidos entre los profesionales franceses. La mayoría de los autores coinciden en dividir en dos grandes bandos a los teóricos de la consanguinidad: por un lado se ubicaban aquellos que, siguiendo a Boudin, asignaban al incesto una capacidad patógena independiente de la herencia; en segundo lugar estaban aquellos que, acordando con las ideas de Dally y Sanson, proponían reducir la consanguinidad a su rol de multiplicador de la transmisión hereditaria5. De todos modos, ¿qué tiene que ver esta historia con una genealogía del abordaje freudiano? ¿Aparecen acaso en este derrotero francés los elementos que signan la definición estricta que el psicoanálisis da del incesto, según la cual se trata siempre de un deseo, de una tentación a la que se teme y se rechaza? Abordaremos tales preguntas en la tercera parte de esta serie.
_______________
1. Gallard, T. (1869) “Consanguinité”. En Jaccoud, S. (dir.) (1869). Nouveau dictionnaire de médecine et de chirurgie pratiques, Tome 9, pp. 93-115. París: Baillière; pp. 95-96.
2. Lacassagne, A. (1876) “Consanguinité”. En Dechambre, A. (dir.) (1876), Dictionnaire Encyclopédique des sciences medicales, Tome dix-nevième, pp. 652-716. París: Masson & Asselin; p. 673.
3. Boudin, J.-Ch.-M. (1862) “Dangers des unions consanguines et nécessité des croisements dans l’espèce humaine et parmi les animaux”. Annales d’hygiène publique et de médecine légale, Deuxième série, Tome XVIII, pp. 5-82; pp. 9-10.
4. Anónimo (1864) “Bibliographie”. Gazette Hebdomadaire de Médecine et de Chirurgie, 1 de enero de 1864, p. 15.
5. Para un resumen de la discusión, véase Falret, J. (1865) “De la consanguinité”. Archives Générales de Médecine, VIe série, Volume I, pp. 209-220, 338-351, 464-480.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | La estirpe sugestiva (cuarta parte)  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (tercera entrega)
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Un reguero de pirotecnia. Freud a los ojos del espiritismo argentino (1939) 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  (Segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895) ***  Tercera entrega: herejías sobre Cabred
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Segunda entrega: Domingo Cabred y la telepatía
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Primera entrega: la uva rusa que inquietó a Ramos Mejía
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Alfredo Lagarde y una temprana referencia a Sigmund Freud en la medicina argentina (1885) 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Tercera parte)
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Segunda parte)
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Hacia una crítica de la historiografía del psicoanálisis chileno  El caso del Dr. Alejandro Lipschutz (Primera Parte)
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico  Epílogo de genética textual (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico   Epílogo de genética textual (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Freud pediatra y la castración histórica de Juanito  Acerca de un libro de Carlo Bonomi
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La seducción del origen - Tercera entrega  Karl Abraham y la filosofía política
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | La seducción del origen (segunda entrega)  De la política de las nodrizas a la sangre del padre
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | La seducción del origen  primera entrega: La sobrina queer de Freud
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (segunda parte)
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (primera parte)
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Del partero de María Antonieta al padre de Schreber  Instantáneas de una historia de la puericultura
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Psicoanálisis en el monasterio  Comentario de la tesis doctoral de Juan Alberto Litmanovich
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Hacia el Centenario de un gesto adleriano. Traducción de un documento 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Reseña que escribió Freud acerca de la primera conferencia sobre teoría psicoanalítica en Argentina (1910) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Psicoanálisis, política e historia   Sobre Jacques Lacan el anclaje de su enseñanza en Argentina de Marcelo Izaguirre por HERNÁN SCHOLTEN
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | El sueño de Charcot, el judío errante y la eugenesia en Ferenczi 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Las lágrimas de Freud y Thomas Mann, El elegido.  Epílogo
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Tercera parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Franceses sordos y niños enamorados  Una historia del problema del incesto (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Eduard Hitschmann, fundador del nuevo psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Helene Deutsch, Fritz Wittels y las trampas de la memoria 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Sigmund Freud y su conferencia sobre Fecondité de Émile Zola 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Cárceles y linajes  Freud y la Memoria Orgánica de Ewald Hering
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Respuesta de Freud a la encuesta de la Kulturpolitische Gesellschaft sobre la reforma de la ley conyugal (1)  8 de febrero de 1905
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Freud, su público y un texto no incluido en las Obras Completas  Acerca de su opinión sobre el divorcio (1950)
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Isidor Sadger, síntoma freudiano 

 

 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com