Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   El psicoanalista lector

Opera Prima
  Psicosis: De la estructura al tratamiento, de Gabriel Belucci (Letra Viva, 2009)
   
  Por Pablo Peusner
   
 
Ante todo quiero contarles una pequeña anécdota. El 28 de octubre, recibí un mail de Gabriel Bellucci invitándome a participar de esta “celebración” (a mí no me gusta tanto la expresión “presentación de libro”, sino que creo más apropiada la de “celebración”, ya que la aparición de un libro es para mí una especie de milagro que ocurre cada tanto; y más aún si con la aparición de un libro, nace un nuevo autor, como en este caso). No lo conocía personalmente y, tal vez por eso, intentamos hablarnos por teléfono, al menos, unas seis veces en el transcurso de un mes, pero nunca logramos encontrarnos, y nuestro contacto quedó relegado a una secuencia de voces en los respectivos contestadores de cada uno.
Es interesante esto de leer la obra de alguien sin tener encima la presión de la “persona”, sin conocerla, y sin ningún juicio previo acerca de sus características. Pero aquí, cabe otra aclaración: he sido uno de los primeros lectores del libro, cuando el manuscrito fue presentado en la editorial Letra Viva. Y es que en mi carácter de Director de Proyectos Editoriales, recibí el material para realizar una evaluación y expedirme acerca de sus posibilidades de publicación.

En los casi tres años que llevo trabajando para Letra Viva, jamás rechacé un proyecto. En cambio, muchas veces creí que ciertos materiales no estaban en las mejores condiciones como para ser publicados, y en tales casos trabajé junto a los autores, ayudándolos a que sus ideas fueran presentadas de la mejor manera posible. Seguramente, he cometido errores al respecto, pero este modo de trabajo se ha convertido en mi política –tal vez, algo cansado de ver cómo se ejerce el poder a través de las publicaciones en diversos ámbitos y, fundamentalmente, en las instituciones psicoanalíticas–.
En el caso del libro de Gabriel, mi intervención en el proceso de edición consistió tan solo en “dejarlo pasar”. Nada más. No propuse cambiar ni una coma. No objeté el ordenamiento de la obra, ni los títulos de sus capítulos. El texto presentado ya “era” un libro. Y si no me encontré con Gabriel en aquella ocasión fue porque no hacía falta, ya que en ocasiones la verdadera función del editor es desaparecer –algo que hubiera quedado así, de no ser por su invitación a acompañarlo en la presentación–.

Tal vez podría hablarles de su precisión en la escritura, o de la rigurosidad en las citas. De lo atinado del recorrido en las dos primeras partes del libro –eso que los psicoanalistas llamamos “la cuestión preliminar”, el marco teórico que nos orienta y nos ordena incluso “antes” de enfrentarnos a las dificultades de las psicosis–. En ese sentido, la lectura del libro da la impresión de un autor serio, estudioso, ordenado... y –además– justo y generoso. “Justo”, porque no teme reconocerle a otros ciertas ideas. Y “generoso”, porque en su libro le hace lugar a los postulados de esos otros, a tal punto que se trata de un libro “polifónico”, donde hablan muchos analistas y en el que uno los encuentra trabajando –digo, no encontrarán en sus viñetas a ningún psicoanalista muerto, ni mudo–.

Personalmente, disfruté mucho la lectura de la tercera parte. Y es que en esas páginas uno “descubre” que realmente hay “tratamientos posibles”, que no es uno sino varios, diversas “vías” –como eligió presentarlo Gabriel– para enfrentar una clínica ante la que, obviamente, el analista no debe retroceder.

Aquí, el libro expone algo que Lacan llamaba “relevamiento”. Y es que el autor recoge diversas pistas e ideas aportadas por sus colegas –muchas de ellas previamente publicadas en la sección del sitio web que él mismo coordina–, las suma a las ideas propias, y las ordena con una lógica impecable. Es el momento de la reinvención del psicoanálisis. A mi criterio, el punto más alto del libro, el que iluminará el camino de muchos profesionales que trabajan en el terreno de la clínica y el que, además, servirá de estímulo para continuar investigando, para discutir e intercambiar acerca de algo que no está cerrado.

Pero hay algo más, que se me impuso en la lectura y que considero un signo de la presencia del autor. Es difícil de explicar, y por eso, voy a recurrir a una especie de definición ostensiva, es decir, voy a mostrarlo:
Gabriel no duda en “recortar” su abordaje lacaniano a un Escrito –afirmando que las razones que determinaron su elección son complejas y exponiéndolas–. En otra página, y luego de hacer una afirmación compleja, dice “y aunque no podamos fundamentarlo en estas páginas...”. Luego, en ocasión de una conjetura afirma: “La conjetura, que nos resulta verosímil pero que requiere ulterior verificación...”.
Más tarde, menciona un debate teórico ya instalado y plantea que se trata de “un debate que mencionamos pero que no examinaremos en detalle en estas páginas...”. En la página 193, declara que “está pendiente el avanzar más en la lógica del trabajo con este tipo de formaciones...” y en la 196, luego de proponer una idea, no duda en decir que “esta idea requiere desarrollo y verificación clínica...”.
Casi sobre el final, hay una indicación temporal: “Es aún muy temprano para juzgar en qué medida estas consideraciones impactarán sobre nuestra lectura y sobre nuestro quehacer, pero abren, fuera de toda duda, un promisorio campo de pensamiento y de trabajo”.

Y en el último párrafo del libro, declara: “Aquellas cuestiones que no hayamos abordado podrán ser retomadas en ulteriores trabajos, o dar lugar a la investigación clínica y teórica por venir”.
A medida que iba encontrándome con estas frases, notaba que el autor de la obra –a quien no conocía, insisto– no tenía ningún problema con el no-todo, con lo que falta, con lo que resta, con lo que se escapa, con lo que no puede abordarse en este momento, con lo que vendrá... –y todas las declinaciones posibles de esto mismo–. Al contrario, todo eso formaba parte del marco generativo del texto, estaba allí, evitando que el libro se constituyera en un todo completo –“todo-saber”, dice Lacan–, en un manual o en un inventario de recetas.
Creo que justamente por eso –como solemos decir en nuestra jerga analítica– este es un libro que “causa”. Me explico: ante un libro de cierta complejidad uno siempre puede sentirse aplastado, abatido, y pensar “jamás podré saber tanto, comprender todo eso” (y muchas veces, el efecto es el abandono mismo de la lectura). Pero en un libro como el de Gabriel, donde el autor convive con la falta de una manera –digamos– tan amigable, uno siempre puede sentirse tentado a trabajar allí donde él nos ofrece un lugar, allí donde él mismo declara no haber llegado.
A mí me parece que esto es un autor y que este autor haya logrado publicar su ópera prima es un hecho que merece celebrarse.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | Nota sobre los testimonios en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Presentación de la colección formas mínimas de Letra Viva 
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | Treinta años sin Lacan: libros y escándalos 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Freud, Jung y el libro rojo… 
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Introducción a El sexo y el espanto, de Pascal Quignard 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Dos señalamientos de Jacques Lacan sobre la función del dinero en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 150 | junio 2011 | Los textos que dialogan entre sí o acerca del valor de las Actas de la Sociedad Psicoanalítica de Viena 
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | El infierno de Dante, Lacan y algunos otros… 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | El psicoanalista lector… en acto 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | La teoría de los afectos en el psicoanálisis  Acerca de Los afectos lacanianos de Colette Soler (Letra Viva, 2011, de próxima aparición)
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Los juguetes del analista 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Los textos de la tontería (bêtise) 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Acerca de los textos que iluminan la noción de dispositivo 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Otro Schreber más 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | La holofrase de Lacan: fuentes para su estudio 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Otros Schreber  
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Para leer a Lacan  Acerca de la aparición de nuevos libros que facilitan el acceso a la lectura del corpus lacaniano
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Analizarse con Freud  Acerca de “Mon analyse avec le professeur Freud” de Anna G. (Editorial Aubier, París, 2010)
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Dominio Público   Acerca de la liberación de los derechos editoriales para las Obras Completas de Sigmund Freud
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Los analistas no podrán entender...  Acerca de “Una voz que se hace letra” de Marcelo Mazzuca (Letra Viva, 2009)
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Intervenciones de Freud  Acerca de “Recuerdos sobre Sigmund Freud” de Bruno Goetz
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | La querella interna  Acerca de La querella de los diagnósticos de Colette Soler (Letra Viva, 2009)
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Lacan y Prajapâti   Acerca de “Ka” de Roberto Calasso (Ed. Anagrama) y su presentación del mundo hindú
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Aujourd’hui  Acerca de Para introducir al psicoanálisis hoy en día, Seminario 2001-2002 de Charles Melman, Letra Viva, 2009
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Supervisar con Lacan  Acerca de Un amor de transferencia. Diario de mi control con Lacan (1974-1981) de Élizabeth Geglesco (El cuenco del Plata, Bs. As, 2009)
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | "¿Qué hay entre la ventana y el muro?"  Presentación de Entre la ventana y el muro de Noemí Cohen Levis y Luis Kowenski en la Asociación Psicoanalítica Argentina el 29 de abril de 2009
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Parresía  Acerca de Michel Foucault,
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | La autoridad  Un breve recorrido para iniciar una reflexión psicoanalítica acerca del concepto
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | "Vergonzontología"  Las posibles fuentes para una disciplina de inspiración lacaniana
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | El párrafo incómodo, o de cómo en ocasiones la desmesura se presenta como argumento 
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | "Esclavo de sus palabras..."  Acerca de plan de publicación oficial del Seminario de Jacques Lacan
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | "Instrumento de trabajo"  Acerca de la aparición de
» Imago Agenda Nº 122 | agosto 2008 | Autorreferencias  Acerca de Clínica y lógica de la autorreferencia, Cantor, Gödel, Turing de Gabriel Lombardi
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | "Todas las voces, todas"  Acerca de
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Paradojas en la infancia  de Alejandro Varela, Letra Viva, 2008.
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | "Ahora viene un poco de topología"(1) 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | El niño y el Otro  Pertinencia de los
» Imago Agenda Nº 119 | mayo 2008 | "Lencería fina"...  Acerca de la nueva edición
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | "Tres textos, tres fechas, tres lugares y un solo Lacan" 
» Imago Agenda Nº 116 | diciembre 2007 | ¿Oral o escrito?  A propósito de ¿Qué se espera del psicoanálisis y del psicoanalista? de Collette Soler (Letra Viva, 2007)
» Imago Agenda Nº 115 | noviembre 2007 | Backstage de lectura lacaniana 
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | "¿Amorrortu o Ballesteros?"  Reflexiones en torno a la historia de las traducciones españolas de Freud
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | "Las aventuras de Jacques Lacan"  Acerca de los libros que las narran y de su posible valor (o no)
» Imago Agenda Nº 112 | agosto 2007 | Acerca de Una Historia simbólica de la Edad Media occidental  Michel Pastoureau, Ed. Katz, Buenos Aires, 2006
» Imago Agenda Nº 111 | julio 2007 | Nada es tan negro como parece...  A propósito de El psicoanálisis es un humanismo, de Hélène L´Heuillet, Letra Viva Editorial*
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | "No retroceder..."  Acerca de Psicosis no desencadenadas de Osmar Barberis. (Letra Viva, Buenos Aires, 2007)
» Imago Agenda Nº 109 | mayo 2007 | Lo que los Autres écrits nos enseñan  El Discurso no es el Infome
» Imago Agenda Nº 108 | abril 2007 | Un cambio consumado de política editorial.  Acerca de Le Séminaire, Livre XVI, D´un Autre à L´autre, Jacques Lacan, Ed. du Seuil, Paris, 2006.
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | Mon Enseignement de Jacques Lacan  ed. du Seuil, Colección Paradoxes, paris, 2005.
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | ¿Niños "inanalizables" o resistencias del psicoanalista? 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | En torno de La Pulsión respiratoria en psicoanálisis (tercera parte) 

 

 
» Lacantera Freudiana
Cuando la clínica interpela a la teoría  Sábado 23 de noviembre 15 a 17 hs • Actividad abierta y gratuita
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com