Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Síntoma y pubertad
  La latencia de que adolece todo significable
   
  Por Sergio Zabalza
   
 
De acuerdo a la operación de lectura que Lacan realiza sobre el texto freudiano, el lenguaje preexiste al sujeto y sus efectos se van manifestando de distintas maneras, a medida que el soporte material que compone el basamento neurológico del cuerpo asimila las consecuencias del trauma que la irrupción del orden simbólico imprime en el viviente.

Desde esta perspectiva, no nos pasa inadvertida “la latencia de que adolece todo significable”1 propia de la especial temporalidad con que la estructura significante impone su ley. En primer lugar, por el efecto retroactivo en virtud del cual hay que esperar la respuesta del Otro para darnos por enterados de la significación de nuestro mensaje.

Pero, en segundo lugar, “la latencia de que adolece todo significable” también habla del dolor de una carta en espera, una huella que aguarda ser leída. Tal como Emma, aquella paciente de Freud –con fobia a entrar en las tiendas– que recién durante su pubertad acusó recibo del abuso del cual había sido víctima en el local de un pastelero, cuando apenas contaba con ocho años de edad. La conclusión a la que arriba Freud es que en ese entonces todavía no estaban las representaciones necesarias para dar cuenta de aquel trauma, por eso concluye: “El retardo de la pubertad posibilita unos procesos primarios póstumos”.2 En nuestros términos diríamos que, en virtud de “la latencia de que adolece todo significable”, recién en la pubertad Emma estuvo en condiciones de leer su carta en souffrance (en suspenso, a la espera).

De manera que allí, donde el pequeño otro se torna amenazante –o decepcionante según el caso–, el sujeto hace un síntoma con las huellas que le dejaron las más tempranas experiencias con el Otro de los primeros cuidados. No en vano para Freud, el síntoma es una formación de compromiso entre el yo y la pulsión, tanto como para Lacan, el síntoma es una cuestión de escritura.

Ahora bien ¿es que ya está todo escrito en la temprana infancia o, más bien, tal como nos muestra el caso Emma, la adolescencia es un momento de máxima creatividad subjetiva?
En efecto, en virtud de “la latencia de que adolece todo significable”, entendemos la adolescencia como el pathos que la cadena significante de un sujeto atraviesa, en su afán de abrochar una significación lo suficientemente consistente como para tramitar la desmesura de un cuerpo, cuyo crecimiento no da tregua. Se trata de la precipitación inherente a un momento de concluir.

Ahora bien, habida cuenta de que estamos hablando de seres –tal como dice Freud– “todavía inmaduros, a quienes no hay derecho a impedirles permanecer en ciertos estadios de desarrollo, aunque sean desagradables”3, se hace indispensable formular algunas preguntas. Para citar tan solo algunos pocos ejemplos:

¿En qué momento de la urgencia propia del momento de concluir está el sujeto que habla con la anodina y lenta cadencia propia de quien quiere parar el mundo y bajarse, vaya a saber dónde?
¿Transita su monocorde letanía al servicio de hacerse un lugar frente a las exigencias del ideal paterno o, por el contrario, resbala en torno a una fijación narcisista sobre los objetos primarios?

Los portazos en casa, las discusiones, las largas horas en la cama, ¿hablan de una latencia que empezó a adolescer o de un síntoma plenamente instalado que admite el forzamiento propio de una intervención analítica?
El “autismo” que se refugia en la parafernalia tecnológica de los MP3, 4, 5; I pod, televisión, chats, etc., ¿forma parte de la gestación de una necesaria e imprescindible intimidad o se trata de una inhibición encubierta?
Los extravagantes rasgos con que un joven se hace un semblante al tatuarse, lucir extraños peinados o vestirse provocativamente, ¿están al servicio de una identificación que propicia el lazo social o, por el contrario, son tributarias de un brutal sometimiento a la tiranía del grupo de pares?

Esta situación inacabada otorga su valor a nuestra intervención en la clínica con adolescentes, toda vez que apela al núcleo ético que constituye el corazón de la práctica psicoanalítica: la relación entre el goce y el lazo social. Aquí es donde el síntoma encuentra su lugar privilegiado para hacer un lugar al Otro –sea este la ley, las normas, los ideales familiares o el partenaire–, a partir de lo más singular del sujeto.
_______________
1. Jacques Lacan: “La significación del falo”, en Escritos 2, Siglo Veintiuno Editores, Buenos Aires, 1988, p. 672.
2. Sigmund Freud: “Proyecto de psicología” en Obras Completas, Tomo I A. E. Buenos Aires, 1997, , p. 407.
3. Sigmund Freud, “Contribuciones para un debate sobre el suicidio” en Obras Completas, A. E. tomo XI, página 232.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | Silencio: esa puta soledad de la lengua 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | Púberes en peligro   Saber hacer allì con lo imprevisto
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Kafka, la familia y el Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La gavilla de zombies asesinos y consumidores 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | Realidades violentas: ¿contra los hijos o contra el Padre? 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Cuatriciclos: papá ya no lo sabe todo 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | El sexo del nombre o el nombre del sexo 
» Imago Agenda Nº 178 | enero 2014 | “…Io antes de hablar, quesería decir algunas palabras”  
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Autismo ministerial 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | Elección sexual: la ropa del síntoma 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Dos familias de locura 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | ¿Amor o crimen subjetivo? 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | El gobernante, la justicia y el pudor  
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Uno vuelve, entre el centro y la ausencia 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | ¿Testigo o superstite? 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | Presencia y ausencia del amigo 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Bisnieto de rabino, hijo de un psicoanalista 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Filicidio: niños liquidados 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La salud lacaniana: Del consumidor subsidiado a la responsabilidad subjetiva 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Violencia Rivas quiere ser mamá 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Entrevistas con padres  Qué hay para escuchar; qué hay para perder
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Japón: ética, arte y ultraje bajo el mismo cielo 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Patagones: El despertar de la primavera 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | La mano del fantasma: entre Niñez y Adolescencia 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Gordos: el reverso del yuppie 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Servicio cínico voluntario (o sobre la moral del bufón) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | El porvenir de la diferencia 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Fuego, responsabilidad y contingencia (o sobre el tabú de Cromañón) 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | “Tratame bien”... o sobre la máscara y el nombre 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Hambre y amor 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Los muros se hacen del lenguaje 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | La "previa" y los semblantes 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Vacaciones: La invensión del regreso 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Decepción, vulnerabilidad e identificación en la adolescencia 
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | La "vida inútil" del analista 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Apropiación, desamparo y transmisión simbólica 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | La imagen del Otro 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Pasar el tiempo en Gesell  (o sobre la declinación del prójimo)
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Padre e hija: la filiación en el cuerpo  (una diferencia entre psicoanálisis y literatura)
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | Salud Mental:  "Un quilombo de la puta madre"
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | El juego de la transferencia  Estética o intemperie en el momento de concluir
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Viagra entre los jóvenes  Un tema para nunca acabar
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Un requiem de dulce de leche 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Freud: hacer algo con el nombre 
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | El zapping de la memoria.  (o por qué le pegamos a los viejos)
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Cromañón: urgente una mujer 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | El secreto mafioso del síntoma 
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | 2046: Fin del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | ¿De quién es el duelo?  Algo más sobre el caso de Romina Tejerina
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | Cuando el arte no hace un lugar  (o sobre la noción de Hospitalidad del Síntoma)
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | Cadáver exquisito 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Nota al pie: una perspectiva topológica del Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Una peste que entra por los ojos  (reflexiones a partir de La Invención de Morel)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Caballeros Damas ¿La anatomía es el destino? 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | El revo-ltril  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Los “nuevos síntomas”, de los analistas 

 

 
» Lacantera Freudiana
Cuando la clínica interpela a la teoría  Sábado 23 de noviembre 15 a 17 hs • Actividad abierta y gratuita
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com