Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Visita al pasaje de la falta
  Por Carlos Faig
   
 
Permítasenos partir de una fórmula −un intento de formalizar la enseñanza de Lacan− y luego comentarla por partes:


(a): de las categorías del falicismo al objeto falta. En los primeros cuatro seminarios, ligados al esquema L, Lacan produce la falta de objeto mediante la distinción de los registros y una economía del velo que resulta de estos primeros desarrollos. Los siguientes seminarios se dirigen a establecer que la falta, en el nivel fálico, es el objeto. La convergencia en los grafos del carácter metafórico de la significación y el objeto metonímico lleva a ubicar al (a) en el lugar del significante. Esta línea produce un objeto, un significante extralingüístico, que toma por función designar al sujeto en el deseo (el fantasma). La correspondencia del objeto y la falta continúa siendo interrogada en los seminarios VIII y IX. Finalmente, la negativización del falo como instrumento de la cópula, en las lecciones finales del seminario X, completa los pasos escalonados del organon1 al alcanzar a la falta en tanto objeto.

Menos fi: la estructura combinatoria del (a). Así, la enseñanza de Lacan alcanza la falta fálica pero no su valor de causa. Para alcanzar ese status es necesario entrar en una segunda vuelta, mucho menos conocida que el organon2.
Una aproximación cuidadosa del grupo de seminarios que culmina en El acto psicoanalítico muestra que se ordenan en función del piso intermedio superior del grafo. En efecto, el XI trata sobre el deseo de Freud −del analista en general−, y lo ubica a nivel de los fundamentos; el XII sobre el sujeto (las posiciones subjetivas…); el XIII tiene por tema manifiesto el objeto (en especial la mirada); y el XIV a la menos fi3. En apariencia, aunque los desarrollos se han complejizado mucho, no hemos salido del grafo del deseo. El seminario XV deshace esta ilusión. Se ubica por fuera de aquella línea identificatoria y plantea la disyunción entre menos fi y (a). Desandando al grafo, en una demostración que apunta a la imposibilidad, se alcanza al sujeto como significante elidido. En tanto el significante que lo representa ante el Otro sexual es necesariamente fálico, la pérdida de representación remite a la castración.

Si el organon conduce al objeto (a) bajo la especie de menos fi, en esta segunda vuelta obtenemos la disyunción de estos términos. Mientras una cara de la cinta de Moebius los identifica, en la otra se produce su disyunción4.
Menos fi al realizarse como falta −en cuanto se demuestra que consiste en la estructura combinatoria del objeto− conecta con el goce en su aspecto real. Funciona como un límite a lo que puede aprehenderse del terreno sexual, como la falla propia del acto analítico. Estamos aquí frente al pasaje entre la menos fi y el Falo simbólico. Queda abierta la forclusión del goce, y un significante convencional la designa5.

Proposición, que resume todos estos desarrollos, introduce el acto, de un lado, y tres puntos de dispersión que deniegan el deseo del analista, del otro. La serie del Seminario queda relativamente ligada a esta distribución. El plano proyectivo es el emblema de una ciudad donde el analista inaugura un nuevo tipo de lazo social. La obra de Lacan adquiere un aire platónico: el pasaje de la falta se ubica en su justo medio.

Sentido: el agujero de la estructura. Las estructuras perforadas en las que consisten los discursos y las fórmulas de la sexuación siguen al acto analítico. Nos vemos del lado de la extensión. Ni los discursos ni la diferencia de los sexos responden a algo que surja de la praxis psicoanalítica; además, preexisten al análisis y no le deben nada. Esta época del Seminario se dirige a precisar el estatuto de la práctica analítica sobre la base de una teoría de la transferencia consolidada.

Los discursos son comparables a una nasa. Es difícil escapar de su captura, pero la nasa, así como la estructura, ofrece siempre un agujero por donde es posible salir6. Recordemos el tetraedro con su base cortada, el juego entre real y verdad que introduce, y sabremos a qué se refiere Lacan con aquella comparación.
Con las fórmulas de la sexuación encontramos un universo partido por una línea de ecuador: hombre/mujer. Pero lo real del sexo perfora esta distribución y escapa a su ordenamiento. La verdad (H/M, V/F) padece la irrupción de lo real7. Se ve, entonces, por qué estas dos elaboraciones se entremezclan y en qué punto muestran una estructura isomorfa.

Si en el seminario XVI se trata el vaciamiento de goce del cuerpo, en el XVII el agujero de los discursos, la relación entre Fi y el S(A), en el seminario XVIII, permite situar lo que operó el rastrillaje del lenguaje 8. En consecuencia con esto se siguen las posiciones del hombre y la mujer en los seminarios XIX y XX. La función fálica resulta tributaria del orden del sentido aun cuando su irrupción en la cadena significante conecte con la satisfacción.
Los discursos se discriminan en la cultura y en las fórmulas está en cuestión lo natural. Sin embargo, la partición estructuralista por antonomasia “no es del todo así”9. Si Lacan sitúa en esa frase la mira y el esfuerzo de su estilo −y todo está en dónde ponerlo−, los nudos la desarrollan: falta la representación.

Sexo: la no-relación
. Simplifiquemos la cadena borromeana a la unión de dos hilos, a un simple nudo.



El nudo limita el movimiento de la cuerda simbólica y la imaginaria, pero no tiene representación propia. No se trata de otra cuerda. Así, lo real está en el lugar de la fórmula (y esto porque el psicoanálisis no es una ciencia: no opera sobre lo posible, sobre la combinatoria). El nudo se impone como una escritura de lo real. En cambio, cuando lo real pasa por ser un falso agujero nos vemos frente a la invención misma en la que consiste el síntoma10.
En los intersticios del nudo encontramos la falta del significante de la relación en la lengua11 y la falta en el cuerpo, que se unen a la no-relación sexual: lo que ata al nudo ex-siste. En tanto el sentido se halla sustituyendo a lo sexual que falta, partenaire (goce del Otro) e instrumento (goce fálico) se anudan.

Conclusión. El objeto es a la función imaginaria de la castración como el sentido al sexo. Y aun, el objeto constituye a la castración tanto como el sentido a la sexualidad. El Seminario cursa entre una elaboradísima concepción del complejo de castración y la suplencia del sentido. Se ocupa básicamente de demostrar el valor de estructura del complejo de castración. El pasaje de la falta conecta la intensión (intension) −la castración− con la extensión −donde el psicoanálisis debe hallar su status−.

_______________
1. La expresión se encuentra en el resumen del seminario XI para la École pratique des Hautes Études (en contratapa de Les quatre Concepts..., Seuil, París, 1973). Para un desarrollo más amplio, cf. en elsigma.com, mi artículo Adiós, Lacan, esp. nota 7.
2. “Rehago −dice Lacan− una segunda vez el giro, redoblo la banda de Moebius freudiana. El drama del Edipo tiene otra cara por la cual se podría articularla de punta a punta al hacer todo el giro. La consideración del objeto (a) y de su función (…) concerniente al complejo de castración atañe al surgimiento de un grupo (en el sentido matemático) que permite el funcionamiento de menos fi (…) en una estructura lógica” (seminario XIII, lección del 15 de junio de 1966). La estructura combinatoria en la que funciona el (a) se prosigue en el grupo de Klein y luego en el algoritmo de la transferencia.
3. De ahí la importancia de una nota en Posición del inconsciente donde Lacan asume que aun no alcanzó (en 1966, es decir, ya a la altura del seminario XIII) el valor de menos fi como causa del complejo de castración. Cf. Écrits, Seuil, París, 1966, p. 850.
4. Para una explicitación más amplia, cf. mi artículo, Estructura del Seminario de Lacan, parte I y II, en Imagoagenda.com.
5. J. Lacan, D’un Autre à l’autre, Seuil, París, 2006, p. 321.
6. J. Lacan, Séance extraordinaire de l’École belge de psychanalyse, Quarto, 1981, nº 5, pp. 2-22, esp. p. 16.
7. J. Lacan, Place, origine et fin de mon enseignement, en el sitio http://www.ecole-lacanienne.net, “pas tout lacan”, p. 13.
8. J. Lacan, Discours de Tokyo, fotocopia, pp. 1-21, 21 de abril de 1971, intervención de Lacan en la editorial Kobundo, en “pas tout lacan”, op. cit., ver esp., pp. 16 sq.
9. J. Lacan, Conférences et entretiens dans des universités nord-américaines, en Scilicet nº 6/7, Seuil, París, 1976, p. 48.
10. El falso agujero que el síntoma provee (tema del seminario XXIII) lleva a interrogar en qué consiste un agujero verdadero (seminario XXIV).
11. Cf., en relación con lalengua y su estructura, p.e., J. Lacan, La psychanalyse dans son référence au rapport sexuel, Bulletin de l’Association freudienne, nº 17, París, 1986, pp. 3-13. Asimismo, C. Faig, El axioma italiano, en elpsitio.com.ar.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | El nudo: menos uno 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | Etimología del Seminario 
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Lalangue, la pulsión y el nudo 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | Sueño y arte 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Sobre Jean Rostand y el muro de Viena  
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Posiciones de la técnica 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Testimonios del film 
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | La marca de Pierce 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Estructura del Seminario de Lacan [Primera parte] 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Estructura del Seminario de Lacan [Segunda parte] 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Problemáticas del Seminario [Primera parte] 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Problemáticas del Seminario [Segunda parte] 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | El discurso del Capitalista en Lacan. Un hapax 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Situación de Andrés. Un río sin calles 

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com