Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Comentario de libros

Presentación del libro “Función del dinero en psicoanálisis” de Guillermo Cichello, Editorial Letra Viva
  Por Carlos Horacio  Bembibre
   
 
Vaya, en principio un primer agradecimiento a Guillermo Cichello por haberme invitado a participar de esta presentación. Me es muy grato compartir esta suerte de rito cordial que nos nuclea en torno a un texto que inicia su recorrido, máxime en el contexto de caras amigas con las que me reencuentro.

Pero mi segundo agradecimiento y tal vez sea el que está en primer plano, es por haberse convertido esta invitación, en la ocasión propicia para la lectura del texto “Función del dinero en psicoanálisis”, que es hoy el protagonista principal de esta reunión, junto con el otro protagonista que es el autor.

Y ya que estoy agradecido, nobleza obliga, voy a comenzar entonces, con el primer protagonista: el texto.

La potencia de todo título que conlleva un matiz anticipatorio de extrema condensación, en este caso cobra un estatuto especial por la rigurosidad y especificidad que veladamente anuncia Se trata de la “función del dinero” y situada en el campo del psicoanálisis, aún cuando desde la economía verborrágica del título, deje planteada una incógnita, que no deja de ser una invitación a la lectura.

Apenas planteada esa incógnita, y allí donde esperaríamos encontrarnos con un epígrafe sesudo que garantice la seriedad que otorga alguna palabra sacralizada de vaya a saber uno qué psicoanalista famoso, aparece el epígrafe de un artista de la palabra, de un escritor entrañable principalmente para nosotros, los argentinos: Don Roberto Arlt. Le siguen otros dos epígrafes de Aristóteles y Ovidio. Señal de que vamos por buen camino. Señal de que no nos vamos a encontrar con texto ceñido a la más adormecedora catequesis psicoanalítica. Señal de que se nos va a dar a leer la producción de un analista que confía en que lo que de un artista pueda anticiparlo.

Y así, a partir de esta buena estrella inaugural, lo enigmático del título empieza a despejarse.

Se trata entonces del dinero, no sólo en la vertiente de la eficacia de la acción que corresponde al dinero en psicoanálisis, no sólo en lo relativo a su uso y utilidad, no sólo en lo concerniente al papel operativo que juega en la cura psicoanalítica y que da pleno alcance ético a esa praxis, sino también –como el propio autor lo señala y resalta al inicio de su trabajo- en la línea principal que le interesa incursionar y que por otra parte no descarta a las anteriores, que consiste en la concepción relacional que la “función” adquiere en matemáticas para notar la correspondencia entre dos conjuntos.

¿Por qué privilegia esta vertiente? Pues porque le sirve para plantear desde el vamos, la no inmanencia del valor que conlleva, valor establecible sólo por la remisión, la determinación y los efectos de otro orden diferente. Con lo cual, de cuajo instala, apoyándose en las matemáticas, el fundamento mismo del psicoanálisis.

Si aceptamos, entonces, que el valor del dinero es una incógnita a despejar, y que su función puede entonces revelarse desde otro conjunto de elementos, el autor no vacila en recurrir a la referencia de la economía capitalista en la que Marx aisló, focalizó y dio su pleno estatuto a partir de la teoría del valor en su unidad objetivable: la mercancía, en su doble vertiente de valor de uso y valor de cambio.

Pero lo más interesante de esta remisión que nos propone el autor es que la eficacia del tratamiento que le imprime a su investigación, no se centra en un posicionamiento interdisciplinario que lo arrojaría inevitablemente a una suerte de pastiche híbrido, sino a una operatoria de lectura. Es la remisión a otro discurso que le sirve como herramienta de lectura sin perder su estar plantado en el campo del psicoanálisis.

Por supuesto, no voy a extenderme en describir paso a paso el recorrido del texto; mucho menos hacer un extracto o reseña. No debo ni quiero privarlos del gusto de la experiencia de su lectura.

Lejos de esto, pretendo propiciar el gusto de lanzarse a esa experiencia de lectura, dejarse conducir por un autor que generosamente nos despliega su trabajo, animarse a seguirlo en sus vueltas, sus aparentes desvíos, sus recovecos anidantes de sorpresas. Porque en definitiva, se trata de realizar, junto con él, una especie de viaje.

Y si de viajes se trata, si bien los mapas pueden orientarnos para no perdernos en una errancia estéril, los mapas no suplen el conocimiento de un país. No se puede conocer una región solamente por lo que un mapa nos dice.

Entonces, si mi ponencia tiene algún sentido posible, consiste simplemente en mapear una experiencia potencial que sólo será válida cuando ustedes se decidan a abrir el texto, a marcarlo con resaltador, a escribir en sus márgenes, a ajarlo, a orejearlo para señalar algún párrafo que los haya hecho penar. Les aseguro que en este sentido, no es un texto para dejar prolijamente intocado en el estante de una biblioteca. Es un texto extremadamente usable, un texto en el que no se puede prescindir de las marcas del lector en la operación de lectura.

Vuelvo entonces al mapa. De la remisión al estatuto del dinero en el modo de producción capitalista donde se despeja el invento marxista de la plusvalía, antecedente de ese otro invento, el de Lacan del plus-de-gozar donde se revela la función del objeto a, se pasa al discurso del Capitalista mathematizado por Lacan en la conferencia de Milán de 1972.

De allí, un goce se despeja para ser situado en dos vertientes posibles: la reinversión perpetua e ilimitada del capitalista o la retención acumulativa del dinero paradigmatizada en la figura del avaro.

En ese punto preciso, un aparente respiro nos permite recobrar el aliento. Entra, desde la escena ficcional que el teatro nos legó, el Harpagón de Molière y su gozosa pasión petrificante. Y a este cómico en apariencia, pero trágico personaje que nada quiere perder y que por ende desconoce los avatares del amor, se le opone la lógica del don que se instituye en la práctica del potlach.

Y en esa oscilación entre la retención y el don, la dialéctica anal es desplegada, dialéctica que escribe aquello que la clínica psicoanalítica ofrece como testimonio y a partir de lo que funda a nuestra clínica como tal: la transferencia.

Dos nuevas incursiones en la verdad estructurada por la ficción salen a nuestro encuentro. El autor nos recuerda el cuento “La carta robada” de Poe, donde un detective Dupin sale de la tensión agresiva, señal de la identificación especular con el semejante, mediante el recurso del pago como mediación simbólica que tercie en la mortífera lucha de puro prestigio. Con Poe, el Shylock shakespeareano de “El mercader de Venecia” nos confronta con la encerrona de pretender degradar el pago en moneda contante y sonante, con un pedazo del cuerpo del otro.

En fin; es sólo un mapa, lo cual me exime de pretenderme cartógrafo eficiente.

Sólo quiero destacar que si de experiencia de lectura se trata, la experiencia es singular y tiene un cierto matiz de inefable. Yo ya hice la mía; hagan ustedes la suya. Sólo puedo decirles que la van a disfrutar y agradecer.

Digo esto, porque creo que Cichello generosamente se nos muestra en pleno trabajo; se nos muestra explorando sus fuentes, extrayendo creativamente sus materiales de trabajo, procesándolos, teorizándolos, todo con un estilo literario ágil y elegante. Casi al punto en que uno, respetuosamente, podría añadir un cartelito en la tapa del libro que diga: “Silencio. Analista trabajando”.

Y este punto de su trabajo que el autor nos ofrece, es para mí promisorio. Y dado que Roberto Arlt parece ser un escritor al cual el autor considera, me permito cerrar mi alocución con las palabras de Arlt, en –creo que si mi memoria no me engaña, lo cual es bastante probable- el prólogo de “Los Lanzallamas”. Arlt lo decía así: “El futuro es nuestro, por pura prepotencia de trabajo”.

En este sentido, auguro al autor un futuro auspicioso, futuro del cual en un punto él ya hizo su parte y se ha desprendido. Queda en manos ahora del camino que haga su texto que por ahora resiste la incertidumbre del encuentro con un lector que lo haga suyo.


Buenos Aires, 20 de mayo de 2010
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



 

 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com