Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Saber de la historia

Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Segunda parte)
  Por Mauro  Vallejo
   
 
UNO. Rudolf no ha cumplido aún sus 29 años. El 8 de enero de 1908 –y no de 1909, como erróneamente dijimos en la primera parte de esta saga, que concluirá en su capítulo tercero– se convierte en el miembro más joven de la denominada Sociedad Psicológica de los Miércoles que se reúne semanalmente en el domicilio de Freud. Según refiere en sus memorias, el propio creador del psicoanálisis lo invitó a unirse al grupo1. Una semana más tarde presenta su primer trabajo ante sus colegas. “Cuando entré en la casa, Bergasse 19 (una casa ocupada por varias familias), y subí las escaleras, la puerta de la izquierda conducía a las habitaciones privadas de Freud, la de la derecha, a una antecámara larga y estrecha; a la derecha de ésta estaba la sala de espera en la que tenían lugar nuestras reuniones de los miércoles por la tarde. Alrededor de una larga mesa había 15 sillas” (p. 103).

Otto Rank, como cada miércoles, escribe el acta de esa reunión. Con caligrafía nerviosa, anota lo discutido en ese grueso cuaderno rodeado de ceniceros (“Delante de cada persona había un cenicero y una caja de fósforos...” [103]). A diferencia de lo que suele suceder, y seguramente a los fines de preservar la intimidad del concernido –algo que, vale agregar, nos alecciona sobre la cautela que se tenía a la hora de registrar lo que acontecía en esas veladas–, la presentación es resumida en dos renglones: “Con la ayuda de algunas notas extraídas de su diario íntimo, el orador describe su desarrollo sexual hasta el momento de su matrimonio”2. No sería aventurado sospechar que mucho de lo que falta en esa minuta puede ser hallado en los primeros capítulos de la autobiografía aparecida en 1958, pues allí se detallan sin pudor los tropiezos de la vida sexual de nuestro personaje. Lo que sí fue consignado por el secretario de la sociedad fueron las intervenciones de los psicoanalistas durante la discusión. En ellas, los acólitos de Freud debatieron con total desenvoltura acerca de las prácticas masturbatorias, el exhibicionismo y la homosexualidad latente del expositor. Por caso, el propio Rank señala que es notable que el sujeto hubiera permanecido durante tanto tiempo en un estado de ignorancia respecto de las cuestiones sexuales –no sabemos a qué punto de la presentación se puede referir, pero las memorias nos dan una pista–: Rudolf von Urban escribe: “Cuando más tarde estudié anatomía y tuve que hacer disección de cadáveres, todavía creía que el cadáver femenino había poseído originalmente un apéndice similar al pene, el cual había sido cortado antes de que el cuerpo entrara a la sala de disección” (p. 54)

Rudolf von Urbantschitsch asistirá regularmente a las actividades de la institución hasta 1914; según sus propias palabras, Freud le aconsejó abandonar el grupo, pues su pertenencia al mismo podía desencadenar un boicot de la comunidad médica en contra del sanatorio al que nos referimos en la primera parte (p. 104). En 1922, luego de perder su clínica en circunstancias bastante curiosas, se acerca nuevamente a Freud, quien le aconseja reingresar al grupo analítico, comenzar un análisis con Paul Federn y estudiar durante un año con Ferenczi en Budapest (p. 183)3. De todas maneras, y a pesar de que seguirá practicando el análisis y continuará su relación con Freud, su readmisión en la Sociedad Psicoanalítica de Viena tuvo una breve duración, pues los miembros demostraron mucho antagonismo hacia von Urban. Las causas de esa dificultad, reconstruye el médico vienés, eran múltiples (p. 109): se oponían al método activo de Ferenczi, aprendido por aquel; él era el único cristiano entre tantos judíos –dato que no consideramos fidedigno–; por otro lado, habían circulado justos rumores de pacientes que, enamoradas de Rudolf, habíanse quitado la vida; por último, otro rumor, tan cierto como el anterior, había alcanzado los oídos de los vieneses: este médico aristócrata tenía planeado llevarse a Freud de Viena...

DOS. Durante su análisis con Federn, Rudolf recibe una propuesta que lo inquieta. El Archiduque Fredrich de Austria le ofrece las instalaciones de su palacio en Baden, a unos kilómetros de Viena, para fundar allí un sanatorio psicoanalítico. Sin saber qué hacer, se dirige a Freud, y redobla la apuesta: Freud podría hacer las veces de médico-jefe de la institución, en tanto que von Urban se haría cargo de la dirección administrativa de la clínica. Para ello Freud debía mudarse junto con su familia a Baden. El analista de Dora se muestra entusiasmado con el convite. Pero la ilusión duró poco. A comienzos de 1923 Freud hace venir a su discípulo a su oficina, y le comunica que el plan debía ser abandonado, pues acababan de diagnosticarle uno de los tumores más conocidos de la historia. En esa misma conversación von Urban le aconseja a Freud un remedio para su mal: la intervención de Steinach, consistente en la ligadura de los conductos espermáticos (vasectomía); el primero había trabajado hacía unos años con el creador de ese procedimiento (Eugen Steinach). El supuesto rejuvenecimiento que tal intervención producía era considerado como un remedio contra el cáncer4. En un comienzo Freud se mostró dubitativo, pero finalmente, y gracias a los ruegos mancomunados de von Urban y Federn, el analista de Dora se sometió a esa castración inducida el 17 de Noviembre de 1923 (pp. 193-197). Y Jorge Baños Orellana, en un ensayo brillante5, ha intentado demostrar que no es posible menospreciar las consecuencias, incluso doctrinales, de esa pequeña operación...

____________
1. Rudolf von Urban (1958) Myself not least. A confessional autobiography of a psychoanalyst and some explanatory history cases. London: Jarrolds; p. 103.
2. Federn, E. & Nunberg, H. (ed.) Minutes of the Vienna Psychoanalytic Society, V. 1. New York: International Universities Press, 1962; p. 281.
3. En tal sentido, no se entiende por qué razón, en el preludio de su autobiografía, este médico afirma que fue analizado por el propio Freud (p. 7). ¿Habrá sido por un afán de ganar lectores?
4. En una nota von Urban se atribuye, inexplicabnlemente, la autoría de la idea que sustenta esa intervención: dado que una carencia de hormonas sexuales podía favorecer el desarrollo de un cáncer, la vasectomía, al provocar un incremento en la producción de tales hormonas, era un remedio contra ese mal (p. 195 n.). Más aún, ¡en esa misma nota agrega que “literalmente forzó“ a su propio padre a someterse a la operación de Steinach! ¡Por lo cual el título de esta saga es incompleto!
5. “La vasectomía de Freud como post-scriptum de Más allá del principio del placer“, Imago Agenda, Nº 87, Marzo 2005.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | La estirpe sugestiva (cuarta parte)  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (tercera entrega)
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Un reguero de pirotecnia. Freud a los ojos del espiritismo argentino (1939) 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  (Segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895) ***  Tercera entrega: herejías sobre Cabred
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Segunda entrega: Domingo Cabred y la telepatía
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Primera entrega: la uva rusa que inquietó a Ramos Mejía
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Alfredo Lagarde y una temprana referencia a Sigmund Freud en la medicina argentina (1885) 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Tercera parte)
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Segunda parte)
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Hacia una crítica de la historiografía del psicoanálisis chileno  El caso del Dr. Alejandro Lipschutz (Primera Parte)
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico  Epílogo de genética textual (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico   Epílogo de genética textual (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Freud pediatra y la castración histórica de Juanito  Acerca de un libro de Carlo Bonomi
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La seducción del origen - Tercera entrega  Karl Abraham y la filosofía política
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | La seducción del origen (segunda entrega)  De la política de las nodrizas a la sangre del padre
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | La seducción del origen  primera entrega: La sobrina queer de Freud
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (segunda parte)
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (primera parte)
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Del partero de María Antonieta al padre de Schreber  Instantáneas de una historia de la puericultura
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Psicoanálisis en el monasterio  Comentario de la tesis doctoral de Juan Alberto Litmanovich
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Hacia el Centenario de un gesto adleriano. Traducción de un documento 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Reseña que escribió Freud acerca de la primera conferencia sobre teoría psicoanalítica en Argentina (1910) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Psicoanálisis, política e historia   Sobre Jacques Lacan el anclaje de su enseñanza en Argentina de Marcelo Izaguirre por HERNÁN SCHOLTEN
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | El sueño de Charcot, el judío errante y la eugenesia en Ferenczi 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Las lágrimas de Freud y Thomas Mann, El elegido.  Epílogo
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Tercera parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Segunda parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Franceses sordos y niños enamorados  Una historia del problema del incesto (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Eduard Hitschmann, fundador del nuevo psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Helene Deutsch, Fritz Wittels y las trampas de la memoria 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Sigmund Freud y su conferencia sobre Fecondité de Émile Zola 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Cárceles y linajes  Freud y la Memoria Orgánica de Ewald Hering
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Respuesta de Freud a la encuesta de la Kulturpolitische Gesellschaft sobre la reforma de la ley conyugal (1)  8 de febrero de 1905
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Freud, su público y un texto no incluido en las Obras Completas  Acerca de su opinión sobre el divorcio (1950)
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Isidor Sadger, síntoma freudiano 

 

 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com