Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   ¿Qué hay de nuevo viejo?

Célibes
  Por Mario Pujó
   
 
Escribe Santo Tomás: «En lo referente a la naturaleza del individuo, la mu­jer es defectuosa y mal nacida, porque el poder activo de la semilla masculina tiende a la producción de un pare­cido perfecto en el sexo masculino; la producción de una mujer proviene de una falta del poder activo» (Summa Theologica). San Agustín aporta lo suyo: «Nada rebaja tanto de su altura a la mente varonil como acariciar mujeres en contac­tos corporales que pertenecen al estado de matrimonio” (De Trinitate). Tertuliano, por su parte, descubre el rostro de Eva en cada mujer: «Tu eres la puerta del demonio, la que quebró el sello del árbol prohibido, la primera desertora de la ley divina, la que convenció a aquél al que el diablo no se atrevió a atacar” (De Culta Feminarum). Pero Agustín de Hipona es, de lejos, el más contundente: «Las mujeres no deben ser iluminadas ni educadas en forma alguna. De hecho, deberían ser segregadas, ya que son causa de insidiosas e involuntarias erecciones en los santos varones».

Freud sitúa en la castración femenina la matriz de ese extendido horroris feminae [Cabeza de Medusa]. Pero la misoginia no parece ser la causa del celibato clerical, sino apenas una de sus múltiples consecuencias. La prohibición del matrimonio sobre el clero reconoce su origen en la economía de la institución eclesiástica y en sus políticas de reclutamiento. Las posesiones parroquiales pertenecen a la iglesia, no deben estar sujetas a las leyes jurídicas de sucesión. La caridad bien entendida empieza por casa: sin esposas ni hijos reconocidos, no hay herederos para los bienes de Dios. Y, sin responsabilidades familiares, el cura puede entregarse en cuerpo y alma a su misión, a resguardo de cualquier interferencia laica. Como predicaba Gregorio VII: «La Iglesia no puede liberarse de las garras de la laicicidad sin antes liberar a los sacerdotes de las garras de sus esposas».

Pero, decididamente, la abstinencia marital no ha significado en la práctica castidad. Todo lo contrario. Aquí, como en otros continentes, la privación ha devenido apetito. A lo largo de los siglos se sabe que los frailes han abusado generosamente de la confesión de las pecadoras, que han dado rienda suelta a su libertinaje en los conventos vecinos, que han restringido la entrada a ciertos monasterios a cofrades homosexuales. Hace más de treinta años proliferan denuncias de pederastia y paidofilia sobre representantes del catolicismo en países como Estados Unidos, Canadá, México, Alemania, Irlanda... (¿Felices los niños?)

La generalizada castidad del ser hablante (de la que el matrimonio es cabal expresión), prueba freudianamente la tendencia antinatural de la sexualidad humana. Pero elegir, imponer y exigir esa castidad, más que una tendencia pone en evidencia propiamente una inclinación. Una inclinación perversa. Lo es también pretender legislar sobre la sexualidad, el matrimonio, la familia, la educación de los hijos, habiendo renunciado previamente a todo ello. El legislador queda singularmente exceptuado en su propio acto legislativo.
Podemos hoy verdaderamente celebrar el matrimonio, sobre todo porque podemos celebrarlo no como un sacramento o una institución civil, sino en tanto reconocimiento-acontecimiento de un derecho igualitario.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | LA TERAPIA TE VE 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | ¿Crímenes o pecados? 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Trauma y elaboración 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | … y el nuestro 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Toponimia 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Pandora. Un caja de sorpresas 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Contingencia 
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | El color del dinero 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Recuerdos del futuro 
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Crepúsculos 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Descenso 
» Imago Agenda Nº 150 | junio 2011 | Misteriosa Buenos Aires 
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | Mister Bin 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | El desastre nuclear: Una pesadilla de Kurosawa 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Otros dioses 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Artaud 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Sable corvo 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Diversidad 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Gitanos 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Jabulani y vuvuzela 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Actos del bicentenario 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Mater certissima 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Enredos sociales 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | La fábrica de chocolate 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Final de juego 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Para una izquierda lacaniana ...  Jorge Alemán dialoga con Mario Pujó sobre temas tratados en su último libro* publicado recientemente en Buenos Aires
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Boquitas pintadas 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | La mafia de los medicamentos 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Diálogo 
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Chiquita 
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Lo infarandulizable 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Normalidad de la anormalidad 
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | Redistribuir la realidad 
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | La fertilidad y la especie 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | Causalidad cerebral y experiencia analítica 
» Imago Agenda Nº 106 | diciembre 2006 | Uso y usufructo del cuerpo 
» Imago Agenda Nº 104 | octubre 2006 | Botox 
» Imago Agenda Nº 101 | julio 2006 | El hombre celular 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Después de Freud 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | La república sacrificada. 
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Breve brevedad 
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | Nagasaki, mon amour 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | Médico de almas 
» Imago Agenda Nº 90 | junio 2005 | By Pass 
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | Terapia intensiva 
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | Lo incalculable 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Psicoanálisis y tecnociencia 
» Imago Agenda Nº 75 | noviembre 2003 | Mal de época 
» Imago Agenda Nº 46 | diciembre 2000 | Reinventar al analista* 

 

 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com