Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Saber de la historia

Psicoanálisis en el monasterio
  Comentario de la tesis doctoral de Juan Alberto Litmanovich
   
  Por Mauro  Vallejo
   
 
Recuerdo que en diciembre del 2004 leí en esta misma revista un breve texto que relataba un poco superficialmente la historia del psicoanálisis en México1. Allí, sin más explicaciones, el autor decía: “En 1950 se fundó el monasterio benedictino Nuestra Señora de la Resurrección en Santa María Ahuacatitlán, (Cuernavaca, Morelos), por el prior Gregorio Lemercier donde una década después el tratamiento psicoanalítico devendría requisito para el ingreso de los aspirantes a seminaristas”. Poco después alguien me confió que Roudinesco hacía mención a esa experiencia en alguno de sus trabajos. No busqué el lugar donde la historiadora habría relatado ese hecho, y me contenté con guardar en mi memoria un dato que me convencía aún más de las extrañas vías de recepción e implantación del psicoanálisis en latitudes latinoamericanas.

El año pasado participé de la organización de las Primeras Jornadas de Historia, Psicoanálisis y Filosofía, cuyo objetivo era propiciar la discusión y el cruce entre los dominios del saber freudiano, la historiografía y la filosofía de la historia2. Como era de esperar, pocos psicoanalistas se sintieron convocados. Uno de esos pocos provenía de México, y su nombre es Juan Alberto Litmanovich. Nacido en Rosario, este analista había emigrado hacía muchos años, y había desarrollado su carrera profesional en el territorio azteca. Luego de establecer contacto conmigo, Litmanovich me da detalles sobre la tesis doctoral que había defendido en el 2008 en la Universidad Iberoamericana: “Las operaciones psicoanalíticas gestadas al interior del Monasterio Benedictino de Ahuacatitlán, Cuernavaca, Morelos, México (1961-1964)”. Durante su estadía no solamente participó de las mentadas jornadas, sino que también aceptó discutir algunos capítulos de su tesis en uno de los ateneos que organiza mensualmente la cátedra I de Historia de la Psicología de la Universidad de Buenos Aires. Gracias a ello pude acceder a su trabajo doctoral. Esperando que en breve ese material se edite y distribuya en nuestro medio, quisiera comentar aquí los lineamientos esenciales de la obra.

La historia de lo sucedido en el monasterio merecía sin duda una investigación documentada y precisa, y es precisamente esa deuda la que Litmanovich viene a saldar. El 4 de octubre de 1960 el prior del monasterio, Gregorio Lemercier, tiene una alucinación. El hombre, asustado y temeroso de la inminencia de una locura, llama a Mauricio González de la Garza, un “psicólogo aficionado” que había entrado al monasterio a los fines de redactar una tesis sobre Whitman, y que se había analizado durante cinco años con el Dr. Santiago Ramírez. En la novela El Padre Prior publicada en 1971, de la Garza ofrece de esa alucinación un relato muy distinto a las dos versiones comunicadas por el propio Lemercier. En palabras del aficionado, el contenido era angustiante, un ser maligno lo trataba de pecador, de lujurioso... Según el prior, se trató más bien de la ominosa sensación de ser amado por Dios... De todas maneras, no es esa disparidad lo que más importa. A raíz de esa experiencia, Lemercier comienza pocos meses después un análisis personal con Gustavo Quevedo, que durará cerca de cuatro años. En rigor de verdad, ya en 1958 este mismo prior había recurrido al psicoanálisis para resolver conflictos que percibía al interior del monasterio, enviando a terapia a algunos monjes. Pero es recién después del inicio de su análisis personal que Lemercier toma una decisión que le valdrá no pocas polémicas y un severo castigo de las autoridades eclesiásticas: en junio de 1961 decide convocar al psicoanálisis para que los miembros de su monasterio se sometan a terapia de grupo.

Frida Zmud, psicoanalista argentina, y Gustavo Quevedo, son los dos psicoanalistas que se harán cargo de la innovadora tarea. Las sesiones tenían lugar dos veces por semana, los miércoles y sábados, normalmente en los domicilios particulares de los analistas. Tal y como Litmanovich puede dar cuenta, toda esa historia ya estaba más o menos contada -en novelas, entrevistas de los protagonistas o recortes periodísticos de la época-, y había sido silenciada u olvidada tanto por la memoria del movimiento psicoanalítico como por la literatura eclesiástica. Empero, el autor de la tesis doctoral defendida en 2008 tenía sobradas razones para retomar esos acontecimientos. En enero de 1999 la hija de Zmud le entregó a Litmanovich las notas que la psicoanalista había tomado de las sesiones de grupo con los monjes. Nuestro autor tenía en las manos el material que nadie conocía, y que permitiría por fin disolver las dudas y las conjeturas sobre el decurso de esas sesiones. He allí el sueño peligroso de todo historiador: tener en su armario el archivo definitivo, las fuentes que dan por fin un saber certero sobre un pasado hasta entonces hecho de rumores o pistas frágiles. De hecho, Litmanovich no pierde el tiempo y desmenuza pacientemente esas páginas, dando cuenta de las hipótesis interpretativas y las intervenciones de los analistas, las fantasías de abandono y de homosexualidad que los monjes compartían en esas sesiones memorables. Empero, nos atreveríamos a decir también que la fascinación por ese archivo conduce al autor a quedar atrapado en sus encantos. Por momentos parece no poder alejarse de esas notas, y respecto de su contenido privilegia interrogantes que provienen de su interés como analista, dejando en un segundo plano las preguntas que un historiador hubiese realizado: ¿por qué las autoridades de la Iglesia pudieron en un comienzo ver con buenos ojos esa experiencia?, ¿no permite esta historia repensar algunas hipótesis de Michel Foucault respecto de la herencia que la técnica analítica posee con la dirección de conciencia del cristianismo? Estas y muchas otras preguntas no tienen casi desarrollo en una tesis que, a mi parecer, se demora demasiado en reconstruir las nociones psicoanalíticas que los terapeutas usaban en su accionar, o en lo que el autor llama el “estilo Quevedo”. A pesar de esas limitaciones, el trabajo de Litmanovich sobresale por el cuidado con que ordena las fuentes y por la exhaustividad de sus lecturas. Su aproximación a las intervenciones de los analistas merecerá un lugar destacado, primero, en el estudio del kleinismo latinoamericano, y sobre todo, en el análisis de las contaminaciones del psicoanálisis, es decir de las zonas en que ese dispositivo quedó ligado, casi promiscuamente, con elementos ajenos a su marco tradicional.

______________
1. Herrera, A. (2004) “Psicoanálisis en México”. Imago Agenda, 86.
2. En las próximas semanas la editorial Prometeo distribuirá el libro que reúne algunas de las ponencias presentadas en tal oportunidad. La obra, editada por Omar Acha y por mí, se titula Inconsciente e historia después de Freud Cruces entre filosofía, psicoanálisis e historiografía.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | La estirpe sugestiva (cuarta parte)  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (tercera entrega)
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Un reguero de pirotecnia. Freud a los ojos del espiritismo argentino (1939) 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  (Segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895) ***  Tercera entrega: herejías sobre Cabred
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Segunda entrega: Domingo Cabred y la telepatía
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Primera entrega: la uva rusa que inquietó a Ramos Mejía
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Alfredo Lagarde y una temprana referencia a Sigmund Freud en la medicina argentina (1885) 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Tercera parte)
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Segunda parte)
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Hacia una crítica de la historiografía del psicoanálisis chileno  El caso del Dr. Alejandro Lipschutz (Primera Parte)
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico  Epílogo de genética textual (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico   Epílogo de genética textual (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Freud pediatra y la castración histórica de Juanito  Acerca de un libro de Carlo Bonomi
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La seducción del origen - Tercera entrega  Karl Abraham y la filosofía política
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | La seducción del origen (segunda entrega)  De la política de las nodrizas a la sangre del padre
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | La seducción del origen  primera entrega: La sobrina queer de Freud
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (segunda parte)
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (primera parte)
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Del partero de María Antonieta al padre de Schreber  Instantáneas de una historia de la puericultura
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Hacia el Centenario de un gesto adleriano. Traducción de un documento 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Reseña que escribió Freud acerca de la primera conferencia sobre teoría psicoanalítica en Argentina (1910) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Psicoanálisis, política e historia   Sobre Jacques Lacan el anclaje de su enseñanza en Argentina de Marcelo Izaguirre por HERNÁN SCHOLTEN
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | El sueño de Charcot, el judío errante y la eugenesia en Ferenczi 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Las lágrimas de Freud y Thomas Mann, El elegido.  Epílogo
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Tercera parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Segunda parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Franceses sordos y niños enamorados  Una historia del problema del incesto (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Eduard Hitschmann, fundador del nuevo psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Helene Deutsch, Fritz Wittels y las trampas de la memoria 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Sigmund Freud y su conferencia sobre Fecondité de Émile Zola 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Cárceles y linajes  Freud y la Memoria Orgánica de Ewald Hering
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Respuesta de Freud a la encuesta de la Kulturpolitische Gesellschaft sobre la reforma de la ley conyugal (1)  8 de febrero de 1905
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Freud, su público y un texto no incluido en las Obras Completas  Acerca de su opinión sobre el divorcio (1950)
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Isidor Sadger, síntoma freudiano 

 

 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com