Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   ¿Qué hay de nuevo viejo?

Mister Bin
  Por Mario Pujó
   
 
No es un pájaro, no es un avión. Apenas una larga silueta desgarbada, de más de dos metros de alto, con barba y turbante. Un hombre enfermo, se dice, que necesitaría dos diálisis semanales para sobrevivir. Y que ha logrado instantáneamente la celebridad mundial, engrosando el selecto pelotón de los supervillanos, para ocupar un podio indiscutible: el enemigo público número uno del imperio económico militar más poderoso que haya jamás existido en la tierra. Todo ocurrió un 11 de Septiembre. No el de la revolución de 1852, no el del fallecimiento de Sarmiento, no el del derrocamiento de la Unidad Popular. El 11 de septiembre de 2001. Un día cuyas imágenes diabólicas marcarán para siempre la historia de la humanidad. Dos aviones chocan contra las torres del Trade World Center en New York, el ícono más caracterizado del imperio, llamaradas impresionantes y, luego, en cámara lenta, el derrumbe que implosiona las soberbias construcciones, hasta no quedar absolutamente nada. Polvo, destrucción, muerte. Luego de escamotear el detalle escabroso de los cuerpos arrojados con desesperación al vacío, las fascinantes imágenes serán repetidas una y mil veces en cada rincón del planeta. La sociedad del espectáculo da así lugar a la certeza del acontecimiento. Habrá un antes y un después. La conclusión de la guerra fría, popularizada una docena de años antes con el derribamiento de otro ícono, el del muro de Berlín, dará lugar a esta nueva modalidad de conflicto mundial. Enemigos sin rostro, impredecibles, una guerra desterritorializada, sin convenciones de Ginebra ni fruslerías humanitarias. Como si la tecnología del Siglo XXI fuera ahora empleada con la lógica del Siglo XVIII, anterior a la Revolución Francesa y los derechos del hombre, defendiendo intereses metropolitanos similares respecto de los recursos naturales de la periferia.

Y detrás de todo esto, la promocionada figura de un príncipe saudita, un millonario rebelde, un guerrero un poco loco que ha creado una organización criminal internacional, y que a través del terrorismo suicida aspiraría a la conformación de un gran califato islamista. Alguien naturalmente desconocido por el gran público, pero no por los servicios de inteligencia desde hace más de treinta años. La CIA lo habría entrenado, pertrechado y solventado durante la larga resistencia afgana contra la invasión soviética en los años ’80. Y lo habría incluso visitado en una de sus frecuentes internaciones en Paquistán, un mes antes del atentado de 2001.
Su figura ha justificado las invasiones de Afganistán e Irak, y por poco ilumina la tentación de atacar a Irán, tal la confusión demasiado sutil entre chiitas, sunitas y otras minucias coránicas, ajenas a las preocupaciones del adormecido confort occidental.

El domingo 1º de mayo, un grupo de élite norteamericano le dio muerte en una mansión de Abottabad, cuando dicen se resistió sin armas. Su cuerpo fue envuelto en una sábana y arrojado al mar, respetando el ritual musulmán; sabemos de la escrupulosidad habitual de los procedimientos empleados en Abu Ghraib o en Guantánamo. No habrá cuerpo, ni fotos, no habrá evidencias, ni testimonios. Sólo se nos reclama otro poco de fe.
Nuevo capítulo de esa semblantización generalizada de la realidad que hace vacilar cualquier certidumbre, cuando el mundo en su esencia es develado mediáticamente como espectáculo.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | LA TERAPIA TE VE 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | ¿Crímenes o pecados? 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Trauma y elaboración 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | … y el nuestro 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Toponimia 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Pandora. Un caja de sorpresas 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Contingencia 
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | El color del dinero 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Recuerdos del futuro 
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Crepúsculos 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Descenso 
» Imago Agenda Nº 150 | junio 2011 | Misteriosa Buenos Aires 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | El desastre nuclear: Una pesadilla de Kurosawa 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Otros dioses 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Artaud 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Sable corvo 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Diversidad 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Gitanos 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Célibes 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Jabulani y vuvuzela 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Actos del bicentenario 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Mater certissima 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Enredos sociales 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | La fábrica de chocolate 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Final de juego 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Para una izquierda lacaniana ...  Jorge Alemán dialoga con Mario Pujó sobre temas tratados en su último libro* publicado recientemente en Buenos Aires
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Boquitas pintadas 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | La mafia de los medicamentos 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Diálogo 
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Chiquita 
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Lo infarandulizable 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Normalidad de la anormalidad 
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | Redistribuir la realidad 
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | La fertilidad y la especie 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | Causalidad cerebral y experiencia analítica 
» Imago Agenda Nº 106 | diciembre 2006 | Uso y usufructo del cuerpo 
» Imago Agenda Nº 104 | octubre 2006 | Botox 
» Imago Agenda Nº 101 | julio 2006 | El hombre celular 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Después de Freud 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | La república sacrificada. 
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Breve brevedad 
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | Nagasaki, mon amour 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | Médico de almas 
» Imago Agenda Nº 90 | junio 2005 | By Pass 
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | Terapia intensiva 
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | Lo incalculable 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Psicoanálisis y tecnociencia 
» Imago Agenda Nº 75 | noviembre 2003 | Mal de época 
» Imago Agenda Nº 46 | diciembre 2000 | Reinventar al analista* 

 

 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com