Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Niñez y desamparo

Apropiación, desamparo y transmisión simbólica
  Por Sergio Zabalza
   
 

El filósofo Roberto Espósito opone inmunitas1 a communitas para caracterizar a las actuales sociedades que, según su opinión, viven sin deuda. Por supuesto que el concepto no nos es aplicable en materia financiera habida cuenta de las pesadas obligaciones que soporta nuestro país, pero sí en algún grado respecto al débito que el terrorismo de Estado intentó eliminar cuando –para abonar el advenimiento del capitalismo salvaje– implementó la desaparición forzada de personas y el robo sistemático de bebés: nos referimos a la menoscabada deuda que supone la filiación simbólica.

Un reciente examen de ADN no compulsivo –pero concretado a expensas de una orden judicial a causa de la negativa de la involucrada– confirmó que Evelyn Bauer Pegoraro era efectivamente nieta de las abuelas que, desde hace muchos años, reclamaban denodadamente su filiación. Por revestir un carácter tan particular, el caso nos merece más de una reflexión.

Por lo pronto, si tal como dice Lacan, un sujeto es lo que un significante representa para otro significante2, Bauer Pegoraro era un significante robado. Suena muy raro, pero es así.

Ahora bien ¿robado a quién? El sentido común indicaría que a la niña apropiada durante la dictadura militar. Sin embargo la transmisión simbólica que funda una communitas indica lo contrario. Les fue arrebatado primero a quienes gestaron en su deseo el advenimiento de un sujeto en el mundo y después a la niña. Porque si el nombre –tal como el deseo– viene del Otro, un sujeto se apropia de su “nombre propio” al transmitirlo, sea a sus hijos, en sus obras, en el intercambio con sus amigos, en sus cartas, en el lazo social. Rubén Bauer y Susana Pegoraro no contaron con esa oportunidad.

El nombre, que es un significante, representa a un sujeto para otro significante –que en este caso es la comunidad hablante toda– por eso cada bebé robado es un lugar menos en el ser social que nos habita como seres hablantes. Esta perspectiva es la que hace del psicoanálisis un discurso que requiere indispensablemente de la vigencia del estado de derecho ya que su práctica no admite significantes robados sino que, por el contrario, impone recuperarlos para así ampliar “las fronteras del yo”3, como dice Freud o para recuperar goce, como afirma Lacan.

Por otra parte, más que en ningún otro, el caso Bauer Pegoraro deja en claro que el padre –lejos de encarnarse en un señor de carne y hueso– es una función llamada a ser cumplida por quienes asumen el mandato que hace de la transmisión simbólica el eje donde se asienta el lazo social.

Porque si el plan sistemático de desaparición forzada de personas se alzó con la suerte de Bauer y de Pegoraro, sus familias en cambio –esas personas que comparten el nombre de los padres de Evelyn– eligieron honrar aquella deuda. Por eso el inalienable derecho que les asiste de servirse de un examen de ADN para concretar una restitución acorde con el deseo que motivó tamaña empresa respetuosa y anhelante de la verdad.

¿Cuál es la naturaleza de esa restitución?
Asumir la transmisión simbólica supone aceptar que hay algo más allá de mí que me constituye aunque paradójicamente no me pertenezca porque viene del Otro: he aquí una deuda que, por supuesto, es impagable. Por eso en los tratamientos psicoanalíticos, tanto por vía de la queja histérica como del resentimiento obsesivo, la inmunitas del discurso neurótico intenta desentenderse de la responsabilidad por los avatares suscitados en la siempre compleja relación con el Otro.

Y yo qué tengo que ver... suele argumentar quien sin embargo padece el síntoma que atestigua y denuncia su oscura implicación. De allí que el psicoanálisis proponga endeudarse más con el significante para así –vía el juego simbólico de la metáfora y la metonimia– recuperar una satisfacción hasta entonces cautiva en la compleja trama de las defensas narcisistas y la represión. El cirujano –que viabiliza su vocación asesina cortando cuerpos– o el artista plástico –que evacúa su coprofilia trabajando con témperas– son clásicos ejemplos de esta maniobra de recuperación de goce.

Dice Lacan que el goce sólo se recupera en la ley invertida del deseo4 que, siempre, es del Otro; en otros términos: sólo cuando la satisfacción se tramita en el lazo social. Esto significa que –al menos para este caso– cualquiera sean sus pasos a seguir, la que ahora elige es Evelyn Bauer Pegoraro y ninguna otra.

 1. Roberto Espósito, Inmunitas: protección y negación de la vida, Katz editores, Buenos Aires, 2004
2. Jacques Lacan, El Seminario: Libro 16, De un otro al Otro, clase 1 del 13 de noviembre de 1968.
3. Sigmund Freud, Esquema del psicoanálisis, Parte 1. La psique y sus operaciones. Un ejemplo: La interpretación de los sueños en Obras Completas A. E. 23
4. Jacques Lacan, “Subversión del sujeto” en Escritos 2, pag. 807.

 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | Silencio: esa puta soledad de la lengua 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | Púberes en peligro   Saber hacer allì con lo imprevisto
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Kafka, la familia y el Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La gavilla de zombies asesinos y consumidores 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | Realidades violentas: ¿contra los hijos o contra el Padre? 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Cuatriciclos: papá ya no lo sabe todo 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | El sexo del nombre o el nombre del sexo 
» Imago Agenda Nº 178 | enero 2014 | “…Io antes de hablar, quesería decir algunas palabras”  
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Autismo ministerial 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | Elección sexual: la ropa del síntoma 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Dos familias de locura 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | ¿Amor o crimen subjetivo? 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | El gobernante, la justicia y el pudor  
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Uno vuelve, entre el centro y la ausencia 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | ¿Testigo o superstite? 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | Presencia y ausencia del amigo 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Bisnieto de rabino, hijo de un psicoanalista 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Filicidio: niños liquidados 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La salud lacaniana: Del consumidor subsidiado a la responsabilidad subjetiva 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Violencia Rivas quiere ser mamá 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Entrevistas con padres  Qué hay para escuchar; qué hay para perder
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Japón: ética, arte y ultraje bajo el mismo cielo 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Patagones: El despertar de la primavera 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | La mano del fantasma: entre Niñez y Adolescencia 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Gordos: el reverso del yuppie 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Servicio cínico voluntario (o sobre la moral del bufón) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | El porvenir de la diferencia 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Fuego, responsabilidad y contingencia (o sobre el tabú de Cromañón) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Síntoma y pubertad  La latencia de que adolece todo significable
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | “Tratame bien”... o sobre la máscara y el nombre 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Hambre y amor 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Los muros se hacen del lenguaje 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | La "previa" y los semblantes 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Vacaciones: La invensión del regreso 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Decepción, vulnerabilidad e identificación en la adolescencia 
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | La "vida inútil" del analista 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | La imagen del Otro 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Pasar el tiempo en Gesell  (o sobre la declinación del prójimo)
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Padre e hija: la filiación en el cuerpo  (una diferencia entre psicoanálisis y literatura)
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | Salud Mental:  "Un quilombo de la puta madre"
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | El juego de la transferencia  Estética o intemperie en el momento de concluir
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Viagra entre los jóvenes  Un tema para nunca acabar
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Un requiem de dulce de leche 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Freud: hacer algo con el nombre 
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | El zapping de la memoria.  (o por qué le pegamos a los viejos)
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Cromañón: urgente una mujer 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | El secreto mafioso del síntoma 
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | 2046: Fin del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | ¿De quién es el duelo?  Algo más sobre el caso de Romina Tejerina
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | Cuando el arte no hace un lugar  (o sobre la noción de Hospitalidad del Síntoma)
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | Cadáver exquisito 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Nota al pie: una perspectiva topológica del Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Una peste que entra por los ojos  (reflexiones a partir de La Invención de Morel)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Caballeros Damas ¿La anatomía es el destino? 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | El revo-ltril  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Los “nuevos síntomas”, de los analistas 

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com