Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Comentario de libros

El saber de la herejía
  De Daniel Mutchinick, (Letra Viva Editorial, 2011)
   
  Por Alberto Narvaja
   
 
Nada tan ajustado a doctrina en Psicoanálisis como la herejía. Tal fue el punto de partida del descubrimiento freudiano, tal el retorno y posterior avance de Lacan y ahora, aún, este texto que la rescata del olvido con que se la intenta acallar.
Un libro en el que se entremezclan, desde las primeras citas con que se abre el texto, ¿distintos? universos. Lacan, Macedonio Fernández y Pérez Reverte anticipan la-lengua con que dice el autor. Es una invitación a la lectura.

En ese avance así iniciado se suceden los capítulos. En el primero quedan explicitadas ciertas reglas de juego donde rigurosamente, adverbio que seguramente ha de molestar al autor, se deja de lado el rigor. No se trata de una renuncia sino de lo necesario para poder desembocar en una ética de la ocurrencia con la que se pone en práctica la abstinencia. Rescate freudiano de la correspondencia por parte del analista respecto de la asociación libre que se le solicitaba al analizante.
La apelación a la etimología de “herejía”, elección propia, da fundamento no sólo al título del libro sino que también nombra la apuesta que entiendo se sostiene a lo largo de todo el texto. Es singular. D.M. como se nombra en distintos lugares al citarse, dice de una práctica que no se circunscribe sólo a la escucha de sus ocasionales pacientes sino que va más alla por la vía de la extensión de la misma posición ética en el campo de su encuentro con algunos otros.

El segundo capítulo nos propone una práctica del detalle, así se titula. Es el único precedido por un epígrafe que no es de D.M. sino de J. Lacan. ¿Cómo puede un analista decir de lo que hace? Este capítulo es, para mí, una feliz respuesta. Inscripto en la tradición freudiana de los textos inaugurales del Psicoanálisis da cuenta de eso de lo que se trata sin preocuparse por esconder la singularidad de quien escribe. Los detalles no se reducen a la esfera de su consultorio ni se desprende del texto que se trate de una regla general que se traduzca en una técnica compartible. Y sin embargo comparte con nosotros la frescura de cada uno de esos encuentros que sorprenden y dicen de un modo de leer en que se pone en práctica lo afirmado en las páginas que preceden. Va desde el relato de una anécdota personal hasta una pequeña escena de amor.

Sus lecturas de algunos momentos en que sostuvo la enseñanza dan cuenta de su propio recorrido, de cómo aprendió en esa enseñanza. Ida y vuelta que dicen de la insistencia de lo que retorna siempre diferente, para aquel que así puede leerlo, de un modo herético que lo aparta de la mera repetición de lo mismo. Deseo de analista en movimiento que conduce absteniéndose de imponer desvíos convenientes para resistir el dejarse tomar por lo que el juego transferencial disponga.
Un último capítulo dedicado a la extensión específicamente aunque a esta altura de lo leído ya cueste encontrar diferencias entre el hacer del analista en uno y otro caso respecto de la ética que propone el autor. Tema que ha de promover discusión encontrando a quien escribe esta reseña en una posición donde acuerda en general con la posición que propone el autor del libro para el analista aunque entendiendo que ha de ser necesario también establecer diferencias entre una situación y otra.

Difícil con un texto como este el evitar el debate. Esa es su riqueza, la que se desprende del hecho de que no se trata de un resumen de otros textos disfrazado de comentario ni de la confirmación de lo ya dicho por algún otro autor más allá del prestigio que le pudiera caber a cada uno. Es un texto donde un analista lleva al papel su modo de pensar algunas cuestiones y, en ese compartir, invita al debate que pone al pensamiento en acción.
Si efectivamente, como cita en algún lugar D.M., salud mental es poder pasar a otra cosa, este libro es una invitación gentil a pasar a otra cosa que no sea una cita, muchas veces tan erudita como banal, con la que se intenta disfrazar de novedad lo que sólo es más de lo mismo. Quizás el pasar a otra cosa sea, como en este caso, dejarse llevar por la ilusión que promueve y atrapa las letras cuando alguien se decide a desenvainar la lengua mostrando un estilo.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com