Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Psicoanálisis y Cine

Eros no entiende razones
  Por Claudia Zaiczik
   
 
La mitología no se va con chiquitas y gracias a la desmesura de su estilo no deja afuera condimento alguno. Tal es el caso de de Eros y Psique. La mayoría de las versiones consideran que Afrodita es la madre de Eros, pero me quedo con el relato de Platón, que dice que fue concebido por Poros (dios de la abundancia) y Penia (diosa de la pobreza). Que el amor se engendre en el seno de la dialéctica del tener y no tener, ya ubica la cuestión en su lugar.

Afrodita, celosa de la belleza de Psique, le ordena a Eros que con sus poderes haga que esta hermosa mortal se enamore del hombre más feo. Eros se ve cautivado por ella y lejos de entregarla, la rapta y la ama noche tras noche imponiendo una condición: ella no puede verlo ni saber su identidad. Las hermanas celosas convencieron a Psique que lo traicione, ella enciende la lámpara, lo ve, y él decepcionado la abandona. Finalmente Eros la perdona, y la hija de ambos, del cuerpo y el alma, no se puede llamar de otra manera: Hedoné, diosa del placer y el deleite.

¿Qué nos muestra este mito: que la razón no comanda y que los celos, las ansias de posesión, la decepción, la ilusión, están presentes en toda historia de amor.
Tomaré dos películas, dos matices del amor: la pasión narcisista y la ilusión compartida.

En Hable con ella1 vemos a dos hombres aunados por la misma desgracia. Marcos, un escritor y periodista argentino cuya novia torera está internada en estado de coma; Y Benigno, enfermero que trabaja en ese hospital y se enamora perdidamente de Alicia, otra mujer en estado de coma. El dolor de Marco es entendible, era su novia, la quería y no sabe cómo quedará después del accidente que había tenido en una corrida. Pero el caso de Benigno es más inquietante. ¿Cómo es posible enamorarse de alguien en estado de coma? Benigno la cuida, la baña, la lleva en una camilla a solearse, le habla aunque ella no lo escuche. Alicia es bailarina y había tenido un accidente automovilístico. Él proyecta en ella un amor desmesurado y loco que obviamente no termina bien. Pero la poesía de este" en los brazos de Benigno, su hermoso cuerpo, lo sacan a este hombre de la soledad en la que se encontraba. Ella no le daba: ni mimos, ni contención, ni miradas lujuriosas. No le untaba las tostadas en el desayuno ni le recordaba que llame a su madre para el cumpleaños. Ella "se" daba, aún sin saberlo. Y Benigno se vio en ella de una manera que nunca antes se había viso, suficiente para enamorarse.

El ser que se intenta alcanzar en el amor no es el del otro, es el de cada uno. Pero nos engañamos, deseamos hacernos uno con el otro, aunque no seamos más que uno. "El amor nunca saca a nadie de sí mismo"2, sin embargo, cuando amamos creemos no estar solos.

¿Qué quiere decir: amar es dar lo que no se tiene? Hay algo de la falta en juego. En la dialéctica del amante y el amado, el primero no tiene idea qué le falta y el otro no sabe lo que tiene.
Benigno quería el bien de su amada porque ella le era necesaria para amarse; pero le sucedió como a Narciso, se ahogó en su propia imagen.

En Ojos bien cerrados3 estamos en presencia de la última película de un gran director, como si nos hubiera querido dejar una enseñanza: ojo con dar a ver una verdad sin velo, den lugar al engaño del amor.
Bill y Alice son una pareja feliz. Lindos, ricos, tienen una hija. En una noche de marihuana, ella le confiesa algo que le había ocurrido hacía un tiempo. Se había sentido atraída por un marinero al que no conocía, y se había creído dispuesta en ese momento a abandonarlo todo. Bill intenta hacerse el superado pero la verdad es que los celos lo matan. Busca refugiarse en una prostituta pero no puede concretar. Luego empieza una serie de infidelidades que terminan en una especie de orgía en una casona gótica. Disfraces, máscaras, todo muy erótico, pero él estaba angustiado y no disfrutaba nada de eso. Ella, que debía percibir cierto alejamiento de él, le cuenta ¿con malicia intencional? que había soñado con el hombre de su fantasía. Él también le confiesa sus aventuras ¿para sacarse la culpa de encima? Este asunto de las confesiones casi termina con la pareja, la angustia y los celos se interponen entre ellos. Pero el director nos regala un happy end: están haciendo las compras de navidad y ella dice: qué bueno que sobrevivimos a nuestras aventuras reales e imaginarias, "una noche no es toda la vida". Él le responde "ningún sueño es sólo un sueño". Alice le propone tener sexo lo antes posible y volver a encontrarse.

La pregunta que se abre es ¿cuál sería la razón de contar una fantasía sexual?
¿Se trata de exigirle al otro que se banque todo, de creer que el amor resiste cualquier cosa, o de la necesidad del neurótico de embarrar un poco la cancha? Sabemos que lo redondito envuelto con moño, angustia; que la sensación de haber alcanzado todo aquello que se anheló trae aparejado el inexorable miedo a perderlo. O el miedo a perder el deseo, que sería aún peor.
El tema en esta película es el deseo, ese más allá del amor, eso que se busca para que no se agoten las ansias de seguir buscando. Encuentran una forma: los celos; se alejan, sufren, se vuelven a encontrar. "Te demando que rechaces lo que te ofrezco porque no es eso" y podríamos agregar: y allí te espero, más allá de la demanda, en el único lugar que nos permita creer que estamos escribiendo juntos nuestro destino.

El final es brillante. Una mala película hubiera terminado con la reconciliación de la pareja en la cama. En cambio Kubrick los hace hablar de lo que están por hacer (y nunca se muestra) y es entre lo que dicen y lo que allí suceda, que algo se escapará indefectiblemente. Con los ojos bien cerrados, se verán unidos en la misma y dulce ilusión.

zaiczik@hotmail.com


1 P.Almodóvar. España. 2002
2 Lacan. Seminario xx. Clase del 2-6-73
3 S.Kubrick. USA.1999
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La ventana indiscreta 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La muñeca que murió virgen y devino sexual 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Vértigo: el miedo a la tentación  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La escritura del acto en una película coreana 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Crimen y castigo 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Dos versiones del Padre 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Cuando la consistencia es dolor  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Atados 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | HISTERIA : comedia y drama  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | OBSESIÓN: comedia y drama  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La verdad de lo verdadero 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Lo Unheimlich 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La causa de la gracia  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Al borde del desborde 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Alto voltaje 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | “No hay punto, ese es el punto”1 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La peligrosa pretensión de hacer posible lo imposible 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Por siempre Elvis  Elegir morir. A esto quiero referirme.

 

 
» Fundación Tiempo
PASANTÍAS GRATUITAS CUATRIMESTRALES  Observación de admisiones. Supervisión clínica. Inicio en Agosto
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
Curso de inclusión en la escuela con práctica rentada  Inicia 1 de Abril de 2019
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com