Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Psicoanálisis y Cine

Dos versiones del Padre
  Por Claudia Zaiczik
   
 
¿Será cierto que el fruto no cae muy lejos del árbol? Me atrevería a decir que donde caiga (cerca o lejos) no es ajeno en absoluto al árbol del que proviene.
El padre imaginario puede ser descripto como amoroso, comprensivo, protector y sin embargo, algo de la función simbólica que hace pasar la madre, podría no inscribirse. Por el contrario, podemos estar en presencia de un hombre despótico y cruel, y eso no impedir que el Significante del Nombre del Padre trace la carretera principal, estructura que ligará el sujeto a la ley. Más aún, sabemos que puede ser una x, un desconocido, y sin embargo, su hijo estar lo suficientemente anudado, como para soportar el peso de lo real y no quedar atado a la madre.

Tomaré dos películas, dos versiones del padre.

Billy Elliot1 es un niño de 11 años que vive en un barrio obrero de Inglaterra. Su padre es viudo y trabaja de minero. Tiene un hermano mayor. El padre lo manda a que aprenda a boxear, pero él se ve más atraído por la danza clásica; le dice que va a boxeo, y en realidad va a tomar clases de danza. Le miente porque sabe que lo desaprobaría. Hombre rudo, atraído por la lucha sindical, quiere que el hijo sepa luchar. Y el hijo lucha, pero lucha por lo que quiere. Cuando el padre lo descubre, la profesora interviene, trata de convencerlo, le dice que el chico tiene mucho talento y lo invita a que lo vea bailar. El padre va, se conmueve, y junta con mucho esfuerzo el dinero necesario para mandarlo a Londres, para que pueda dar el examen y entrar en el Royal Ballet. No sólo lo aceptan sino que 15 años más tarde, Billy es un bailarín consagrado. Final feliz. Dos comentarios: la madre de Billy aparece sólo en los recuerdos del niño, lo acompaña en todo momento aunque no esté físicamente con él. Es una mujer dulce que lo quiso y lo alojó como hijo. Esa impronta de haber sido un niño amado resulta fundamental a la hora de luchar por una causa, de quererse lo suficiente como para sentirse merecedor de aquello que quiere. Respecto al padre, que también amaba a su hijo por encima de sus prejuicios, vemos cómo lo que le transmitió, el hijo pudo tomarlo: “hay que luchar por lo que se considera justo”. La libertad ganada por el hijo, gracias a lo que el padre le dona, les permite a ambos el reconocimiento compartido de haber hecho bien las cosas.

Este padre da lo que no tiene; y es justamente en el reconocimiento de su hijo como sujeto, que obtendrá la satisfacción narcisista de tener un hijo luchador. Cuando hay padre hay deseo. Si no, se trataría sólo de necesidad y demanda. Podríamos decir que este fruto encaja en el tronco del Ideal paterno, aunque las apariencias digan que no es lo mismo boxear que bailar con zapatillas de punta.

Carácter2 es un melodrama que ganó un merecido Oscar a la mejor película de lengua extranjera. Se trata de un joven abogado acusado de asesinar a su padre, un cruel alguacil recolector de impuestos. En el interrogatorio policial contará la relación tormentosa que los “unía”. Hijo de madre soltera, una mujer fría y distante, que frente a la pregunta de su hijo respecto a porqué no tiene padre, le responde: “no lo necesitamos”. El chico crece, se entera que el hombre desalmado que desaloja inquilinos pobres era su padre, y aunque este nunca lo había reconocido, se acerca a él. Pero el padre no sólo no lo apoya en sus proyectos, sino que le pone todo tipo de obstáculos. La sombra del padre y el silencio de la madre le dificultaban al hijo la relación amorosa con los otros. Una figura importante es la de su jefe, un hombre cálido que lo alienta a superarse, y lo reta cuando el joven se muestra reticente a recibir su ayuda, le dice: “quien no tiene la capacidad de aceptar un regalo por orgullo y soberbia, no podrá amar ni ser amado”. La ambición del hijo de tener éxito en su profesión parecía crecer a medida que el padre se la hacía más difícil. Pero ¿a qué se debe el ensañamiento de este hombre con su propia descendencia? Por un lado, tiene la convicción de que hay que sufrir para forjar el carácter, y parecía poner las barreras para que el hijo se esfuerce en superarlas. Pero sobre el final de la película vemos otro costado: lo provocaba porque deseaba ser matado por él, que lo libere de la soledad y su estrechez emocional; no lo logra y se suicida. En la carta que le deja, le dona por primera vez el reconocimiento que el hijo tanto esperaba; no está en el contenido sino en la firma: tu padre.

Este padre no se la hace tan fácil como el de Billy; y eso no es sin consecuencias. Los problemas del abogado con su mujer, la dificultad en dar y recibir, el enorme sufrimiento, fue un precio muy alto que debió pagar. En esta película se ve a las claras esto que nos enseñó Lacan: “Se puede prescindir del padre a condición de servirse de él”. Padre e hijo estaban pegados en una relación de odio y rivalidad. El hijo no era libre porque cargaba con el peso del pecado paterno y con la culpa por no cumplir con la siniestra misión de darle muerte; por el contrario, lo quería bien vivo para que vea su fracaso. Este fruto tampoco cae lejos del árbol, todo lo que este hijo logra tiene un objetivo muy fuerte: demostrarle al padre que estaba equivocado en que él no iba a ser exitoso, que no iba a poder. Pudo. ¿No era acaso lo que en realidad el padre quería?

zaiczik@hotmail.com

1 Stephen Daldry. Reino Unido. 2000
2 Mike Van Diem. Holanda.1998
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La ventana indiscreta 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La muñeca que murió virgen y devino sexual 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Vértigo: el miedo a la tentación  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La escritura del acto en una película coreana 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Eros no entiende razones 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Crimen y castigo 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Cuando la consistencia es dolor  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Atados 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | HISTERIA : comedia y drama  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | OBSESIÓN: comedia y drama  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La verdad de lo verdadero 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Lo Unheimlich 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La causa de la gracia  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Al borde del desborde 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Alto voltaje 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | “No hay punto, ese es el punto”1 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La peligrosa pretensión de hacer posible lo imposible 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Por siempre Elvis  Elegir morir. A esto quiero referirme.

 

 
» Fundación Tiempo
PASANTÍAS GRATUITAS CUATRIMESTRALES  Observación de admisiones. Supervisión clínica. Inicio en Agosto
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
Curso de inclusión en la escuela con práctica rentada  Inicia 1 de Abril de 2019
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com