Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   ¿Qué hay de nuevo viejo?

Recuerdos del futuro
  Por Mario Pujó
   
 
El vocablo tecnociencia refiere concisamente a un determinado modo de dirigirse a los objetos del mundo que, empleando procedimientos de cuantificación, medición y evaluación, procuran extraer a esos objetos y a ese mundo sus riquezas. Su empleo remonta a la crítica heideggeriana de la metafísica oposición sujeto/objeto que ha gobernado el recorrido del pensamiento occidental, extraviando, en beneficio del ente, la dimensión del ser. A diferencia de la concepción habitual, la técnica no resulta para el pensador alemán una mera derivación instrumental de las adquisiciones de la ciencia, cuando la ciencia misma representa apenas un ejercicio de ese mundo de lo técnico que ignora, o más bien olvida, la autenticidad del ser; es ello lo que explica el orden de los términos que componen el sintagma en cuestión. En el filo de esa perspectiva, la praxis analítica no sabría ser considerada como una mera técnica en el campo psi, ni integrada al proyecto de una superadora visión multidisciplinaria, al constituirse como una experiencia ontológica que, en el campo del lenguaje, la función de la palabra y la instancia de la letra, se dirige al horizonte de la falta en ser.

Pero la denuncia heideggeriana no implica un puro rechazo romántico de la técnica, por otra parte inviable, al invitar de por sí a alguna forma de aceptación, a un decirle sí y no, de manera de preservar en ello la dimensión apropiada a nuestra humanidad. Aunque el mismo Heidegger no ocultara el romanticismo de su efectiva admiración por el labrador de la tierra.

En verdad, la serenidad heideggeriana, ese decir sí que dice a la vez no, desdibuja la línea divisoria de esa tierra y esa técnica, interrogando mucho antes el modo de dirigirse a ellas.
La reciente inauguración de Tecnópolis en el Partido de San Martín sesga la lógica de esta reflexión, si consideramos su coincidencia con la 122ª exposición agrícola ganadera de la Sociedad Rural en Palermo. Basta, en efecto, haber recorrido ambas, para corroborar que esa imaginaria frontera que separaría la autenticidad de la tierra de la impropiedad de lo técnico no constituye más que una ilusión. La ingeniería genética, el engorde hormonal, los agrofertilizantes, la siembra directa, el empleo de pesticidas, presentifican acabadamente esa acechanza inminente que las estructuras de emplazamiento introducen bajo la forma de un peligro cierto de devastación. Así como la polis tecnológica, exponencialmente elevada al estatuto de epopeya de un mandato histórico, demuestra poder alcanzar el rasgo de un develamiento de la autenticidad asumida como legado, pero también, como posibilidad. La novedosa novedad de una, no puede sino ser contrapuesta a la reiteración secular de la otra.

El visitante de La Rural puede entonces disfrutar de un clásico paseo familiar, en el que el presente le es propuesto como un futuro inexorable, y en el que, por lo mismo, experimenta el sentimiento de un inmutable devenir del pasado. Los cuatro millones de personas que se calcula habrán recorrido Tecnópolis al final de la muestra, vivencian en cambio ese presente como un porvenir asequible, sujeto a la libertad de una elección, una decisión colectiva. Si se emocionan, se conmueven, se entusiasman, es porque presienten que ese porvenir forma parte de una construcción de la que forman parte, les pertenece, paradójicamente en el sentido verdadero de la autenticidad que pretende nombrar “la tierra”. El paseante de La Rural sale en cambio con la nostalgia íntima de la pena de saber que, en ese ámbito, las vaquitas son y seguirán, como han sido hasta ahora, ajenas.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | LA TERAPIA TE VE 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | ¿Crímenes o pecados? 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Trauma y elaboración 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | … y el nuestro 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Toponimia 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Pandora. Un caja de sorpresas 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Contingencia 
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | El color del dinero 
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Crepúsculos 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Descenso 
» Imago Agenda Nº 150 | junio 2011 | Misteriosa Buenos Aires 
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | Mister Bin 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | El desastre nuclear: Una pesadilla de Kurosawa 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Otros dioses 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Artaud 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Sable corvo 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Diversidad 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Gitanos 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Célibes 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Jabulani y vuvuzela 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Actos del bicentenario 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Mater certissima 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Enredos sociales 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | La fábrica de chocolate 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Final de juego 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Para una izquierda lacaniana ...  Jorge Alemán dialoga con Mario Pujó sobre temas tratados en su último libro* publicado recientemente en Buenos Aires
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Boquitas pintadas 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | La mafia de los medicamentos 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Diálogo 
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Chiquita 
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Lo infarandulizable 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Normalidad de la anormalidad 
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | Redistribuir la realidad 
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | La fertilidad y la especie 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | Causalidad cerebral y experiencia analítica 
» Imago Agenda Nº 106 | diciembre 2006 | Uso y usufructo del cuerpo 
» Imago Agenda Nº 104 | octubre 2006 | Botox 
» Imago Agenda Nº 101 | julio 2006 | El hombre celular 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Después de Freud 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | La república sacrificada. 
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Breve brevedad 
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | Nagasaki, mon amour 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | Médico de almas 
» Imago Agenda Nº 90 | junio 2005 | By Pass 
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | Terapia intensiva 
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | Lo incalculable 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Psicoanálisis y tecnociencia 
» Imago Agenda Nº 75 | noviembre 2003 | Mal de época 
» Imago Agenda Nº 46 | diciembre 2000 | Reinventar al analista* 

 

 
» Lacantera Freudiana
Cuando la clínica interpela a la teoría  Sábado 23 de noviembre 15 a 17 hs • Actividad abierta y gratuita
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com