Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Psicoanálisis y Cine

Atados
  Por Claudia Zaiczik
   
 
Baruj Espinoza, filósofo holandés del siglo XVII, se preguntó entre otras tantas cosas porqué el hombre prefiere la esclavitud, el sometimiento a un Amo más que la libertad. Un siglo más tarde en Alemania, Hegel escribe la Fenomenología del Espíritu y desarrolla la dialéctica del Amo y el Esclavo.

El hombre, dice Hegel, no desea cosas, desea deseos. El deseo apunta a otro deseo, deseo de reconocimiento por el deseo del otro que a su vez quiere ser deseado y reconocido como sujeto. Pero esa comunidad de deseos produce choque de intencionalidades. Estas dos figuras del Amo y el Esclavo son el resultado de una lucha entre dos conciencias. En una, el miedo a morir es más fuerte que el deseo de reconocimiento, en la otra es más fuerte el deseo de reconocimiento. Entonces la conciencia que teme morir se somete a la otra, a la que no se somete. La que se hunde en lo natural, se biologiza, es la figura del Esclavo, la otra, la del Amo. Pero en un tercer momento ¿Qué ocurre? El Esclavo es el que transforma la cosa para que el Amo la consuma, entonces no la consume directamente como animal sino que la vuelve objeto de la cultura, en ese momento se dignifica. El Amo es pasivo frente a la cosa, abre la boca y quiere comerla, se vuelve dependiente del Esclavo que se la provee. El Esclavo es activo porque transforma, sublima la cosa, entonces niega al Amo pasivo del goce.
Estas dos figuras conviven en la lógica del fantasma.

No hay nada peor que no encontrar un lugar en el Otro; en la posición masoquista, pareciera estar "lograda" la función de resto, de objeto de goce del Otro, quizá como la única forma que el sujeto encuentra para asegurarse un lugar. El fantasma fundamental insiste en encontrar goce en la posición pasiva. Se goza en silencio de esa pasividad hasta que en la realidad social, dice Zizek, se deschava el goce de ese fantasma, y es ahí que el sujeto se avergüenza.


La secretaria1, una película que lejos de moralizar, ironiza con humor y de manera poco solemne el tema del sometimiento masoquista. En un principio la protagonista se inflige daños físicos como lastimarse con elementos cortantes; luego, se enamora de su jefe, y con él comparte algunos juegos sexuales en la cama, que no van mucho más allá de un chirlo. Hay dos cosas interesantes en este tratamiento: la primera, que no caen en el cliché de ponerle como partenaire a un sádico, ni látigos ni sogas; sólo un complemento de goces sexuales; él es un obsesivo que goza con alguien que lejos de pedirle que se controle, le pide lo contrario. Un roto para un descosido. La segunda cuestión es la evolución que va teniendo el personaje de lo auto erótico a la relación con otro y la posibilidad de un lazo que la haga feliz. Sin dejar de gustarle el chas-chas en la cola, se siente digna de amar y ser amada.

Átame2 despliega al estilo almodovariano el síndrome de Estocolmo, es decir, enamorarse del captor. Se lo llama así a partir de un hecho sucedido en Suecia, Estocolmo, en el año 1973. Se produjo un robo a un banco y durante seis días los ladrones tuvieron encerrados a cuatro rehenes, un hombre y tres mujeres, una de ellas se enamoró de uno de los captores y se negó a atestiguar en su contra. Hubo muchos casos en los que sucedió esto, aún en situaciones más trágicas: guerras, campos de concentración. Que otro tenga en sus manos nuestra vida pareciera ser lo suficientemente desquiciante como para producir curiosas reacciones. En la película el protagonista es huérfano, y desde los tres años se crió en instituciones y reformatorios. Ella es una actriz porno que ha tenido problemas con drogas y una vida nada fácil. Él la rapta, la ata por supuesto, y después nace el amor.

Ella pasa de estar atada a las sustancias adictivas a querer atarse a un lugar, el de ser objeto de deseo de un hombre. Es interesante la forma imperativa del título: es ella la que lo pide, lo ordena. La trama no deja de ser una comedia de "enredos" donde queda más que claro que no siempre queremos desatarnos.

Una escena memorable es cuando viajan por una ruta española, y en el auto cantan a viva voz el tema musical que lleva por nombre Resistiré.
"Resistiré para seguir viviendo… Me volveré de hierro para endurecer la piel… Soportaré los golpes y jamás me rendiré…"
Acá resistir no es sinónimo de aguantar, sino de hacer frente.
¿A qué dominación se trata de resistir? A la del Otro de cada quien, a la voz inhibitoria del súper yo, a la de los valores imperantes, a la del Amo del goce.
¿De qué manera? La ética del Psicoanálisis apunta a interrogar el propio deseo; transformar la Cosa en palabra, acto, encontrar la propia música. No condenarse a la atadura como único modo de lazo con el otro.


1- Steven Shainberg. USA.2002
2- Pedro Almodóvar. España. 1990

zaiczik@hotmail.com
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La ventana indiscreta 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La muñeca que murió virgen y devino sexual 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Vértigo: el miedo a la tentación  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La escritura del acto en una película coreana 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Eros no entiende razones 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Crimen y castigo 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Dos versiones del Padre 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Cuando la consistencia es dolor  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | HISTERIA : comedia y drama  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | OBSESIÓN: comedia y drama  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La verdad de lo verdadero 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Lo Unheimlich 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La causa de la gracia  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Al borde del desborde 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Alto voltaje 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | “No hay punto, ese es el punto”1 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La peligrosa pretensión de hacer posible lo imposible 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Por siempre Elvis  Elegir morir. A esto quiero referirme.

 

 
» Lacantera Freudiana
Cuando la clínica interpela a la teoría  Sábado 23 de noviembre 15 a 17 hs • Actividad abierta y gratuita
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com