Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Ficción y Canto de la palabra
  Por Alejandro Sacchetti
   
 
Sabemos de nuestro médium: la palabra. Pero he aquí que no es una cuestión lingüística o literaria o la facilitación de algún tipo de buena comunicación. La palabra suena, y que suene implica que toda palabra llama a una respuesta, que no necesariamente es otra palabra, “Puede ser un silencio fundamental con tal de que tenga un oyente”.1
Si bien Lacan en su escrito “Función y Campo de la palabra”, oportunamente marca y enmarca ante tanta imaginería la importancia del lenguaje y la función de la palabra, para fundamentar la técnica psicoanalítica, sin perder el horizonte propio de la subjetividad, sus planteos nos permiten avizorar otras implicaciones y resonancias, que no sin lenguaje, confirman que de lo que se trata sobre todo en la clínica y en la teoría de que hay un más allá de la palabra y el lenguaje, que tiene su canto subjetivante.

En la línea en que el oyente es imprescindible, “será más allá de la palabra una realidad que colme ese vacío”, lo interesante es que el vacío es lo que se hace oír, dice: “vuelve entonces a recobrar la palabra, pero vuelta sospechosa por haber respondido sino a la derrota de su silencio, ante el eco percibido de su propia nada”. Eco significativo, pues es distinto a la nada, ya es percepción que toma una distancia, como primer monumento al narcisismo en que la seducción no está exenta de escribir en esos márgenes.

Si bien se puede definir según Lacan el arte del analista como el de “deber ser el de suspender las certidumbres del sujeto, hasta que se consuman sus últimos espejismos”, el eco no es un mero espejismo, no porque no se inscriba también en términos de una imagen, pero esta imagen no es especular, es acústica. Dice: “ojo con hacer orejas para no oír,… hacer la ubicación de lo que debe ser oído” y afirma sorprendentemente: “El único objeto al alcance del analista es la relación imaginaria que liga al sujeto en tanto yo”, por lo tanto estemos atentos a que esto no regule el caudal de las orejas, distancia que no sin objeto hace que lo llamado una palabra plena no sea una mera nomenclatura, pues más allá del significante toca lo que en esos primeros tiempos se nombraba como lenguaje primero, “lalange” se significaría a posteriori para signar algo que va más allá del lenguaje y indudablemente tiene sus ecos y resonancias. Dice –en su forma barroca– que tengamos en cuenta: “aun el suspiro de un silencio por todo el desarrollo lírico al que suple”.

Ahora, ¿Cómo define una palabra vacía?: “El sujeto parece hablar en vano de alguien que, aunque se le pareciese hasta la confusión, nunca se unirá a él en la asunción del deseo”. Palabra que no canta, vacía de timbre, ese timbre singular en que con cuerpo y deseo se toca la nota justa.

El epos en la recitación griega involucra el verso o la palabra, connotado a una épica, lo interesante es que se liga a una lengua extranjera, extraña o arcaica, Freud llegó a decir que en el campo de batalla de la escena analítica el analista funcionaba como un intermediario extranjero para conciliar los conflictos de las instancias psíquicas. Evidentemente se trata de contraponer otro discurso con una acústica apropiada. “Puede proseguirse en el tiempo presente con toda la animación del actor, pero es a la manera de un discurso indirecto, aislado entre comillas en el curso del relato y, si se representa, es en un escenario, que implica no solo coro, sino espectadores”2. Hecho esencial pues no es la palabra, y si es lo fundamental es que está dirigida a otro –que oye–, no sin escena pues requiere de la tramoya, con coro por lo que canta y espectadores que tejen el lazo social y las implicancias subjetivas. “La asunción y el sujeto de su historia, en cuanto esta constituida por la palabra dirigida al Otro, es lo que forma el fondo del nuevo método al que Freud da el nombre de psicoanálisis”3 Definición simple pero contundente.
“Hay personas que no habrían estado nunca enamoradas si no hubiesen oído nunca hablar de amor”, La Rochefoucauld. Esta inclusión apunta no a un canto al romanticismo, sino que en lo que la palabra lleva al Otro, allí hay mas allá de dos, donde un reconocimiento de amor autentico es posible.

“Aquel que deja escapar así (bien) la verdad”… “está en realidad feliz de arrojar la mascara”… “Es en efecto la verdad la que por su boca arroja la mascara, pero es para que el espíritu adopte otra más engañosa, la sofística que no es más que estratagema, la lógica que no es más que ilusión, lo cómico incluso que aquí no llega sino a deslumbrarle el espíritu esta siempre en otro sitio” Recordemos que Esprit en francés también remite a ingenio, gracia. Dice Freud, con espíritu alemán: “no es espíritu sino lo que yo acepto como tal”.

Por ello, con ingenio Lacan destaca a la resistencia como disposición propicia a la puesta en movimiento de las resonancias de las palabras para implicar al sujeto en su mensaje y concluye: “El psicoanálisis consiste en pulsar sobre los múltiples pentagramas de la partitura que la palabra constituye en los registros del lenguaje”4. Para por último destacar la característica del médium fonético, “lo que es redundancia para la información, es precisamente lo que, en la palabra, hace oficio de resonancia”… “la función del lenguaje no es informar, sino evocar”.
Será ¿El Dhvaní hindú? propiedad de la palabra de hacer entender lo que no dice. Ficción que no es falacia y canta su desvelo.
__________________
1. J. Lacan, Función y Campo de la palabra, Escritos I, Edit. Siglo XXI, 1981, México.
2. Ibid, Pág. 76.
3. Ibid, Pág. 78.
4. Ibid, Pág. 110.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Esa mala costumbre de desear 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Quiero retruco, –Jugando jugaba para jugar–  

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com