Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   ¿Qué hay de nuevo viejo?

Pandora. Un caja de sorpresas
  Por Mario Pujó
   
 
Pandora fue la primera mujer, una verdadera primera dama, precursora incluso de nuestra bíblica Eva. Creada por Zeus, diversos dioses contribuyeron a perfeccionar tan deliciosa criatura. Afrodita le concedió la belleza, Hermes la capacidad de persuasión, Apolo el don de la música y las artes… Descendió plena de encantos a la Tierra, y Epimeteo (que aún tenía muchísimos objetos en su casa para repartir), la acogió feliz de la vida. Un ánfora, una jarra, quizás fuese un baúl lo que despertó la inmediata curiosidad de Pandora. Hasta que un día se decidió a quebrar el sello de la tapa para espiar en su interior, dejando escapar una multitud de plagas que atormentarían desde entonces a la humanidad. La gota, el reumatismo y los cólicos para el cuerpo, la envidia, la ira y la venganza para el alma, males que se expandieron generosamente a lo largo y a lo ancho de este mundo. Cuando −¡tarde! ¡demasiado tarde!– Pandora se apresura a cerrar la caja, su contenido se había esfumado, salvo, apenas perceptible, la esperanza. A partir de allí, lo recuerda el saber popular, la esperanza será siempre lo último que se pierde.

Otro relato asegura que Zeus envía a Pandora como un signo de bendición al hombre. Los bienes resguardados en el cofre representarían el obsequio escogido para su matrimonio. Accidentalmente, esos bienes benditos se dispersan en el aire, exceptuando, tristemente olvidada, a la esperanza. Acaso una versión más coherente porque, resulta legítimo preguntarse, ¿cómo una virtud tan sutil como la esperanza podría ser almacenada junto a tan horribles males?
Don precioso o prueba de la ira y la maldición divinas, una mujer preserva siempre cierto sesgo de misterio, tanto para el hombre que hace de ella su causa, como para ella misma que se ignora. No-toda en sí, figura impenetrable de la Alteridad, su cofrecillo constituye freudianamente una fuente inagotable de curiosidad y teorización infantiles. Como esa singular amenaza que despierta en su enigma, deslumbrante y horrorosa, la cabeza de Medusa.

Podríamos pensar así, desafiando quizás alguna perspectiva de género, que entre la dicha del edén y la desdicha terrenal, cada mujer presentifica tanto para un hombre como para sí, algo inusitado. Porque no son los eventuales vicios o virtudes que Pandora porta secretamente lo que nos interesa retener aquí, sino lo que en ella emerge bajo los auspicios del factor sorpresa. Lo que, en la subjetividad, homologa por cierto su posición a la del inconsciente.
Nuestra clínica corrobora la incidencia cotidiana de ese factor. Así, la repentina chispa del chiste desconcierta a su propio ejecutor, el lapsus impone su cálculo con la luminosidad de un relámpago, la construcción onírica supera la inventiva de cualquier realización cinematográfica. Y la intervención del analista −su silencio, su comentario, una pregunta, una puntuación− reconoce en el efecto de asombro un signo probable de su acierto. Si no hay interpretación sin transferencia, y la transferencia es la puesta en acto de la realidad del inconsciente, debemos conjeturar que la interpretación acertada comparte la estructura de las formaciones del inconsciente.

Esa sorpresa habita por cierto nuestra práctica, pero también habita las producciones del pensamiento, el arte, la creación, así como los enredos amorosos, la dinámica social, los vaivenes de la política. Es nuestra propósito convocarla para interrogarla, mes a mes, en el espacio de esta columna.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | LA TERAPIA TE VE 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | ¿Crímenes o pecados? 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Trauma y elaboración 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | … y el nuestro 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Toponimia 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Contingencia 
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | El color del dinero 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Recuerdos del futuro 
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Crepúsculos 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Descenso 
» Imago Agenda Nº 150 | junio 2011 | Misteriosa Buenos Aires 
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | Mister Bin 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | El desastre nuclear: Una pesadilla de Kurosawa 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Otros dioses 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Artaud 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Sable corvo 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Diversidad 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Gitanos 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Célibes 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Jabulani y vuvuzela 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Actos del bicentenario 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Mater certissima 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Enredos sociales 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | La fábrica de chocolate 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Final de juego 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Para una izquierda lacaniana ...  Jorge Alemán dialoga con Mario Pujó sobre temas tratados en su último libro* publicado recientemente en Buenos Aires
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Boquitas pintadas 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | La mafia de los medicamentos 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Diálogo 
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Chiquita 
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Lo infarandulizable 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Normalidad de la anormalidad 
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | Redistribuir la realidad 
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | La fertilidad y la especie 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | Causalidad cerebral y experiencia analítica 
» Imago Agenda Nº 106 | diciembre 2006 | Uso y usufructo del cuerpo 
» Imago Agenda Nº 104 | octubre 2006 | Botox 
» Imago Agenda Nº 101 | julio 2006 | El hombre celular 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Después de Freud 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | La república sacrificada. 
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Breve brevedad 
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | Nagasaki, mon amour 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | Médico de almas 
» Imago Agenda Nº 90 | junio 2005 | By Pass 
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | Terapia intensiva 
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | Lo incalculable 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Psicoanálisis y tecnociencia 
» Imago Agenda Nº 75 | noviembre 2003 | Mal de época 
» Imago Agenda Nº 46 | diciembre 2000 | Reinventar al analista* 

 

 
» Lacantera Freudiana
Cuando la clínica interpela a la teoría  Sábado 23 de noviembre 15 a 17 hs • Actividad abierta y gratuita
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com