Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Psicoanálisis y Cine

La causa de la gracia
  Por Claudia Zaiczik
   
 
Entre "El porvenir de una Ilusión"(1927) y "El malestar en la cultura"(1929), Freud escribe "El humor", texto breve de una agudeza impactante; surge en un momento en que los hombres necesitaban encontrar consuelo a partir de las atroces consecuencias de la primera guerra mundial, y prepararse, aún sin saberlo, a la ferocidad del exterminio que se avecinaba algunos años más tarde.
Sin ilusión no hay manera de soportar el malestar.

El humor implica un ahorro libidinal, nos ahorramos el afecto que se hubiera desplegado sin la presencia del mismo; pero Freud lo diferencia del placer del chiste y de lo cómico, que también implican una descarga liberadora; en el humor encontramos algo del orden de lo grandioso, de lo exultante, se trata de una victoria del narcisismo, una victoria del yo rebelándose frente al súper yo. Esto significa un triunfo sobre la adversidad, un rechazo del sufrimiento al servicio de una ilusión, y un consuelo muy distinto a la resignación. Como sucede con el chiste que Freud inmortalizó en este texto, el del reo que es conducido un lunes a la horca y exclama: ¡Linda manera de comenzar la semana! Lo trágico necesita del humor, y el humor que mejor refleja la victoria narcisista es el humor de lo trágico, el humor negro.

El placer del chiste, es el placer del juego significante, del doble sentido, de la sorpresa o el ridículo; en lo cómico se disfruta de la caída de la imagen esperada, se ablanda lo rígido, se distiende lo apretado: en ambos es claro que se trata de una descarga.
En cambio, el humor negro transita por cierto límite que no siempre es bien recibido, hay quienes carecen de la capacidad de reírse de sus defectos físicos, enfermedades y tragedias, y responden con el malestar de un narcisismo ofendido y perturbado.

Muerte en un funeral1 es un fiel exponente de humor inglés. Un hombre muere, sus hijos se disponen a recibir a la familia en la mansión donde vivían sus padres, en la que se oficiará el funeral. La comedia de enredos va dando lugar a otra línea argumental paralela que se refiere a las miserias humanas en el punto de no coincidencia entre lo que se espera que seamos y lo que podemos ser. El “defecto” es el protagonista y el humor su consuelo.
En la galería de personajes todos portan algún problema: hay uno que vende drogas, un hipocondríaco, un viejo cascarrabias en silla de ruedas. El equívoco no se deja esperar, ya en la primera escena, entran el féretro y al abrirlo, Daniel, uno de los hijos, se da cuenta que en la cochería se equivocaron de muerto, ese no era su padre. Una sobrina del fallecido quiere tranquilizar a su novio y creyendo que le da valium le hace tomar una pastilla de ácido; su novio, un profesional serio y correcto, termina alucinado y desnudo por los techos de la casa.

Un hombre enano asiste al velorio, todos se preguntan quién es, hasta que se da a conocer. Les muestra a los hijos fotos de su padre teniendo sexo con él y los extorsiona diciendo que si no le dan una determinada suma, se las mostrará a su viuda y a toda la familia, allí comienza la trama y las situaciones tragicómicas.
Daniel era un escritor frustrado que envidiaba a su hermano Peter, escritor consagrado que vivía en estados Unidos, disfrutando de su éxito pero alejado de los problemas familiares. Daniel se propone decir un discurso en honor a su padre, pero sintiéndose incapaz de improvisar, lee unas palabras que había preparado y ensayado sin la menor emotividad, una sucesión de frases hechas y vacías.
Cuando obviamente todo sale a la luz, y se conoce el secreto del muerto, él toma la palabra y hace callar a la familia horrorizada por las inclinaciones eróticas de su padre. Esta vez, sí se compromete con lo que dice, y su discurso conmueve: “La vida no es simple, hacemos lo mejor que podemos…”y comienza a hablar de su padre con un enorme amor, lo describe como un hombre bueno y generoso y reconoce que lo mejor que le enseñó fue que en la vida hay que hacer lo que uno desea.
El humor permite perdonarnos y perdonar, reírnos de lo irremediable, mofarnos de lo solemne, domesticar la ferocidad del súper-yo. Pero también es cierto que cuando la herida está demasiado abierta, no siempre contamos con ese maravilloso recurso que nos consuela y nos alivia.

“La gracia” según el diccionario, no es sólo la cualidad de hacer reír, también es: beneficio, concesión, perdón o indulto de pena. El humor también nos ayuda perdona a la vida, al azar, al encuentro desafortunado con lo real, y de esa forma sobrellevar con dignidad lo que nos toca en suerte.
Habría que sospechar de los análisis en los que no se le da al humor el lugar que corresponde.
zaiczik@hotmail.com


1 Frank Oz, Reino Unido,2007
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La ventana indiscreta 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La muñeca que murió virgen y devino sexual 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Vértigo: el miedo a la tentación  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La escritura del acto en una película coreana 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Eros no entiende razones 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Crimen y castigo 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Dos versiones del Padre 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Cuando la consistencia es dolor  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Atados 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | HISTERIA : comedia y drama  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | OBSESIÓN: comedia y drama  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La verdad de lo verdadero 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Lo Unheimlich 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Al borde del desborde 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Alto voltaje 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | “No hay punto, ese es el punto”1 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La peligrosa pretensión de hacer posible lo imposible 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Por siempre Elvis  Elegir morir. A esto quiero referirme.

 

 
» Lacantera Freudiana
Cuando la clínica interpela a la teoría  Sábado 23 de noviembre 15 a 17 hs • Actividad abierta y gratuita
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com