Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Presencia y ausencia del amigo
  Por Sergio Zabalza
   
 
La palabra amistad guarda un sabor dulce, una mezcla de ternura, bonhomía y pícara complicidad. Quizás porque su sola mención evoca ecos entrañables de la infancia, esos primeros escarceos por el mundo, cuando la presencia de un compañero habilitaba desprenderse de la tutela de los padres.
En efecto, transcurrir una tarde o, quizás pasar la noche, en la casa de un amigo, no sólo suponía insertarse por unas horas en un ámbito nuevo y desconocido, sino que al mismo tiempo, posibilitaba reconocer el propio ruedo. Así, la presencia del amigo permitía advertir algo de nosotros mismos desde un cristal muy diferente al que podían aportar los adultos o un hermano.
Los primeros, porque su mayoría de edad implica una insalvable disimetría, los segundos porque, para bien o mal, ya están allí, impuestos por las circunstancias. En cambio, el amigo, supone una decisión singular: la elección de alguien que, por alguna razón, casi siempre desconocida, alberga en nuestro corazón un aspecto de entrañable intimidad. “El amigo no es un otro yo, sino una alteridad inmanente en la mismidad, un devenir otro de lo mismo”, dice Giorgio Agamben en su texto sobre La Amistad.1
Por eso mismo, la adolescencia es el campo más propicio para que florezcan señeras amistades a partir de las cuales constituir un cuerpo y hacerse un lugar entre otros. Es que con el advenimiento de la pubertad, la necesidad de separarse de los padres se vuelve perentoria, y aquellos primeros y vacilantes pasos de nuestra infancia conforman ahora una ruta obligada para el varón o la joven que pugnan por arribar a la adultez. ¿Quién no ha contado con el oportuno aval de un compañero o una confidente al iniciarse en las duras lides del amor?
Pero siempre, en cada etapa de la vida, la amistad –si es sincera y ajena a mezquinas conveniencias–, se caracteriza por sostenerse en una decisión libre y comprometida a la vez. Quizás será por eso que, ya adultos, nos anoticiamos de que el verdadero amigo, lejos de entregarse a una cómoda y complaciente indulgencia, tampoco se distingue por demandarnos o exigirnos determinada forma de pensar o actuar. Porque, si algo hay para destacar del vínculo de la amistad es que, por más que compartamos responsabilidades o proyectos en común, el amigo nos ayuda a ser. ¿En qué consiste esta tan particular asistencia?
Según el filósofo Gilles Deleuze, el amigo ya no designa a un personaje externo, sino “una presencia intrínseca al pensamiento, una condición de posibilidad del pensamiento mismo”2. En otros términos, en nuestra mente y nuestros corazones, un amigo opera a la manera de ese intersticio ausente en el fárrago de afanes y expectativas que nos constriñen la novedad.

______________
1. Giorgio Agamben, La Amistad, Buenos Aires, Adriana Hidalgo editora, 2005, página 10.
2. Gilles Deleuze, Félix Guattari, Qué es la filosofía, Barcelona, Anagrama, 1993, página 9.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | Silencio: esa puta soledad de la lengua 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | Púberes en peligro   Saber hacer allì con lo imprevisto
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Kafka, la familia y el Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La gavilla de zombies asesinos y consumidores 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | Realidades violentas: ¿contra los hijos o contra el Padre? 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Cuatriciclos: papá ya no lo sabe todo 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | El sexo del nombre o el nombre del sexo 
» Imago Agenda Nº 178 | enero 2014 | “…Io antes de hablar, quesería decir algunas palabras”  
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Autismo ministerial 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | Elección sexual: la ropa del síntoma 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Dos familias de locura 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | ¿Amor o crimen subjetivo? 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | El gobernante, la justicia y el pudor  
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Uno vuelve, entre el centro y la ausencia 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | ¿Testigo o superstite? 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Bisnieto de rabino, hijo de un psicoanalista 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Filicidio: niños liquidados 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La salud lacaniana: Del consumidor subsidiado a la responsabilidad subjetiva 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Violencia Rivas quiere ser mamá 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Entrevistas con padres  Qué hay para escuchar; qué hay para perder
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Japón: ética, arte y ultraje bajo el mismo cielo 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Patagones: El despertar de la primavera 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | La mano del fantasma: entre Niñez y Adolescencia 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Gordos: el reverso del yuppie 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Servicio cínico voluntario (o sobre la moral del bufón) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | El porvenir de la diferencia 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Fuego, responsabilidad y contingencia (o sobre el tabú de Cromañón) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Síntoma y pubertad  La latencia de que adolece todo significable
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | “Tratame bien”... o sobre la máscara y el nombre 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Hambre y amor 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Los muros se hacen del lenguaje 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | La "previa" y los semblantes 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Vacaciones: La invensión del regreso 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Decepción, vulnerabilidad e identificación en la adolescencia 
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | La "vida inútil" del analista 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Apropiación, desamparo y transmisión simbólica 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | La imagen del Otro 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Pasar el tiempo en Gesell  (o sobre la declinación del prójimo)
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Padre e hija: la filiación en el cuerpo  (una diferencia entre psicoanálisis y literatura)
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | Salud Mental:  "Un quilombo de la puta madre"
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | El juego de la transferencia  Estética o intemperie en el momento de concluir
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Viagra entre los jóvenes  Un tema para nunca acabar
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Un requiem de dulce de leche 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Freud: hacer algo con el nombre 
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | El zapping de la memoria.  (o por qué le pegamos a los viejos)
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Cromañón: urgente una mujer 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | El secreto mafioso del síntoma 
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | 2046: Fin del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | ¿De quién es el duelo?  Algo más sobre el caso de Romina Tejerina
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | Cuando el arte no hace un lugar  (o sobre la noción de Hospitalidad del Síntoma)
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | Cadáver exquisito 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Nota al pie: una perspectiva topológica del Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Una peste que entra por los ojos  (reflexiones a partir de La Invención de Morel)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Caballeros Damas ¿La anatomía es el destino? 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | El revo-ltril  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Los “nuevos síntomas”, de los analistas 

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com