Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Comentario de libros

Investir tras ser embestida
  de Marcela Altschul (Letra Viva, 2011)
   
  Por Juan Vasen
   
 
Lo primero que quiero decir es que este libro nos relata una práctica que más que de la cura (término que heredamos de la medicina) tal vez deba ubicarse más ampliamente como una práctica del cuidado. Del cuidado de una subjetividad en serios riesgos y una práctica que suponía tomar ciertos riesgos.
Lo segundo, es que es un libro cuidado, en sus objetivos pero también en su edición y su escritura. Marcela relata con riqueza y suspenso sus encuentros, reflexiones e intervenciones.
Es un libro que no embiste pese a su tersa dureza. Acompasamiento que no elude, sobre el final el planteo de si su testimonio no parece una versión novelada, como si sólo la ficción pudiera admitir lo que allí era relatado.
Ningún problema habría en considerar las cosas de este modo. Freud planteaba que sus historiales debían ser leídos como novelas. Y él novelaba muy bien.
Marcela nos presenta su testimonio novelado como una bitácora, el relato de una navegación que por momentos avanza a plena vela pero que en otros debe enfrentar cantos de sirena, arrecifes y encalladuras. El barco está a punto de desalojar a sus tripulantes en varios momentos, enfrenta motines familiares y la tentación de arrojar su carga al mar. Pero esta expulsión es detenida por la ética de su capitana.
En consonancia con la idea de bitácora, un amigo, Eduardo Muller, va un paso más allá. Dice provocativamente que cualquier material clínico pertenece al género autobiográfico. Algo que podríamos acordar porque durante doscientas páginas acompañamos el relato en primera persona de quien es primero testigo y luego partícipe de una transformación de alguien que sufrió mucho. Una sobreviviente de un naufragio.
“Sobrevivir es una técnica y vivir es un arte” dice otro amigo, Luis Hornstein. Pocas veces un historial reflejó con más precisión que éste de Romina ese contraste. La fiereza de los manotazos y las estrategias van alumbrando, muy lentamente, la posibilidad de que la vida pueda, cada vez en dosis mayores, también ser considerada una pequeña y modesta obra de arte. De las múltiples salidas de pista, cortes y sangrados al despliegue de una femineidad.

El psicoanálisis según Marcela no debe sólo atender a las marcas del pasado. Va de suyo que lo haga. Debe atender también a las del futuro. A las de un por-venir cuya ausencia deja al barco chocando, como en la genial última escena del film Truman Show, contra el horizonte. Inmovilizado. Nunca como ahora es más necesario pensar la subjetividad como una “multiplicidad inconsistente que justamente adquiere consistencia en cada situación”… que se realiza en una situación. O no. Y al padecer como algo que no puede quedar solo contextuado por los orígenes.
La pulsión de muerte es aquí entendida como desinvestidura. Escuchar. Acompañar, intervenir, pensar en situación es investir. Es atender y entender. O intentarlo.
Clasificar y etiquetar, en cambio, es lisa y llanamente una práctica de la desinvestidura tenaz y meritoriamente evitada por Marcela.
Nuevas marcas se requerían para que el barco encuentre una ruta con otros horizontes. ¿Cómo las toleraría una piel tan escaldada?
“Como guardián en los rieles, el Destino desviará las líneas de nuestra palma a otro sitio. Y el tiempo, por un instante, consentirá.
Algo de eso que poetiza Paul Celan ocurrió durante este tiempo acá. Las líneas que Romina trazaba en sus brazos no lograban desplazar a esas otras de su palma en las que parecía estar cifrado su destino. Las líneas, las marcas de este tratamiento, sí lo hicieron en buena medida. Por eso la bitácora termina su relato de navegación con un velero que se asoma, bastante confiado y calafateado, al mar abierto.
Habiendo confrontado largamente con las múltiples apariencias de lo imposible. Y creando posibilidades.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Palabras maestras: Clasificar no es diagnosticar 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | BULLYING: el riesgo de los nombres impropios 
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | MAD MAX ¿Infancia bipolar? 
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Discapacidad: entre la des-responsabilización, la des-protección y el clientelismo 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | Fantasmas y pastillas  Una reflexión psicoanalíticaa sobre la medicación en la infancia.

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com