Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Saber de la historia

Alfredo Lagarde y una temprana referencia a Sigmund Freud en la medicina argentina (1885)
  Por Mauro  Vallejo
   
 
En el 2010 se cumplieron los 100 años de la irrupción del nombre de Sigmund Freud en la medicina mental de nuestro país. Tal y como es sabido, la conferencia que el médico chileno Germán Greve dio en un Congreso celebrado en nuestra ciudad en 1910, es considerada como el fallido punto de arranque de la difusión local del psicoanálisis. Ahora bien, era natural sospechar que no era esa la primera ocasión en que el nombre del médico de Viena había asomado por las páginas de la literatura científica argentina. De hecho, Hugo Vezzetti ya se había encargado de señalar que en 1904, en la primera edición de su texto Los accidentes histéricos y las sugestiones terapéuticas (luego reeditado bajo el título Histeria y sugestión), José Ingenieros mencionaba rápidamente a Freud y Breuer en el listado de profesionales que habían contribuido al estudio de la patología histérica1.

Así y todo, hemos podido dar con una temprana reseña de un ensayo de Freud, redactada por Alfredo Lagarde, y publicada en 1885 en el tomo octavo de los Anales del Círculo Médico Argentino. Se trata, a nuestro entender, de la primera ocasión en que una obra del futuro creador del psicoanálisis figura en una publicación médica local.

Alfredo Lagarde era por ese entonces un promisorio estudiante de la carrera de medicina de la Universidad de la Capital. Dos años más tarde, en 1887, obtendría su título gracias a su tesis Consideraciones clínicas sobre afecciones valvulares del corazón. Su posterior carrera profesional lo ubicaría en el pináculo del mundo médico porteño. En septiembre de 1891 forma parte de la comisión encargada de redactar los estatutos de la Asociación Médica Argentina, de la cual fue su primer Secretario General. Al año siguiente, el día 14 de septiembre, efectúa, con la colaboración de Cecilia Grierson (la primera médica argentina), la primera cesárea exitosa del país. Durante esa década estuvo al frente del Servicio de Ginecología del Hospital San Roque (actual Ramos Mejía). Debido a sus conocimientos en la materia, en julio de 1892 es designado director de la Primera Maternidad Municipal, que funcionaba en las instalaciones de este último nosocomio, más puntualmente en la esquina de las calles México y Caridad (hoy en día General Urquiza, esto es, a unos metros de la actual Facultad de Psicología…)2.

A mediados de la década de 1880, el estudio de las virtudes anestésicas y estimulantes de la cocaína retiene la atención de grandes autoridades de la medicina europea. El joven Sigmund Freud escribe al respecto una serie de trabajos que han alimentado la obtusa imaginación de algunos críticos. El primero de ellos data de 1884, y apareció en el Centralblatt für die gesamte Therapie. Pues bien, en 1885, en las páginas de la revista médica argentina ya mencionada, Lagarde reseña unos 23 textos sobre la materia, casi todos referidos a la cirugía oftalmológica. Más que reseñar los textos originales, el médico argentino quizá se limita a resumir las reseñas halladas en distintas publicaciones especializadas. Esa era una práctica habitual en la prensa galénica de Buenos Aires, en la cual muchas veces se retomaban noticias (sobre nuevos avances en la ciencia) aparecidas en revistas españolas o francesas. Al comienzo de su texto, Lagarde ofrece el listado de los primeros 7 trabajos a los que se referirá a continuación. En el punto 6 leemos: “De la cocaina, por Freud (Cent. S. Klin. Med., 1° Noviembre 1884)”3. La situación sería, al parecer, que Lagarde se topó, no con el texto original de Freud, sino con su reseña en una prestigiosa revista en lengua alemana. La breve reseña aparecida en las páginas de Buenos Aires dice lo siguiente:

“VI. El autor ha ensayado los efectos de la cocaina tomada por ingestión estomacal á la dosis de 5 centigramos. Ha sentido efectos estimulantes, una sobre actividad de las funciones físicas é intelectuales.
Aconseja este ajente contra el asma, el morfinismo, los estados caquécticos, toda vez que haya necesidad de estimular el organismo. Relata los efectos de anestesia local que se obtienen en el ojo.”4

Esa ligera aparición del nombre de Freud en la prensa local no tiene demasiada importancia en sí misma. A menos que la tomemos como un síntoma de un proceso que, en su lento desenvolvimiento, preparará las condiciones de la ulterior recepción de las ideas freudianas en la medicina de Buenos Aires. En efecto, el interés liminar por la cocaína forma parte de un período de acelerada renovación de las herramientas, conceptos y técnicas de la medicina local. Esa olvidable mención del médico de Viena se produce en el mismo momento en que se imprimen en estas latitudes las primeras versiones de un inconsciente vernáculo, los primeros intentos de aplicación de la sugestión hipnótica, o las más tempranas definiciones del problema de las neurosis. Casi por esos mismos años José María Ramos Mejía sentaba las bases de una psicopatología de la vida cotidiana que de a poco encontraría los consultorios desde los cuales ser diagnosticada; Inocencio Torino hacía otro tanto, comenzando a regalar al lenguaje porteño promisorias acepciones del término inconsciente; Eduardo Holmberg, a través de sus ficciones, hacía del automatismo una epidemia poco reconfortante. En alguna oportunidad habremos de hablar de todo ello; habremos de restituir a su debido lugar las voces que, como las de Gregorio Rebasa o Rodriguez de la Torre, prepararon el terreno para que José Ingenieros -que no fue psicoanalista por el azar de la geografía- construyera su obra.

_____________________
1.    Hugo Vezzetti (1996) Freud en Buenos Aires, segunda edición, Universidad Nacional de Quilmes, pp. 14-15.
2.    Estos datos, así como un vivo retrato de Lagarde, se pueden encontrar en J. C. Llames Massini (1915) La partera de Buenos Aires y la escuela de parteras, Buenos Aires, Imprenta Flaiban y Camilloni, sobre todo capítulo XV.
3.    El primer trabajo reseñado es el escrito de Karl Koller aparecido en una revista de Viena el 25 de octubre de 1884. Recordemos que Koller comenzó a experimentar con la cocaína por sugerencia de Freud. El primero ganaría renombre mundial luego de una conferencia dada el 15 de septiembre en un congreso de oftalmología en Heidelberg, en la cual comunicó sus hallazgos sobre el uso anestésico de la sustancia. En el escrito original de octubre, Koller reconoce públicamente su deuda con Freud: “Für uns Wiener insbesondere ist das Cocaïn durch die gründliche Zussamenstellung und die interessante therapeutische Arbeit meines Kollegen vom Allgemeinen Krankenhause, des Herrn Dr. Sigmund Freud, in den Vordergrund der Diskussion gerückt worden” (Koller, “Ueber die Verwendung des Cocaïn zur Anästhesirung am Auge”, Wiener Medizinische Wochenschrift, 1884, 43, p. 1276).
4.    Alfredo Lagarde (1885) Revista de la prensa. La cocaina, Anales del Círculo Médico Argentino, Tomo VIII, año VIII, pp. 140-151; cita de las pp. 145-146. Hemos conservado la ortografía del original.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | La estirpe sugestiva (cuarta parte)  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (tercera entrega)
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Un reguero de pirotecnia. Freud a los ojos del espiritismo argentino (1939) 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  (Segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895) ***  Tercera entrega: herejías sobre Cabred
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Segunda entrega: Domingo Cabred y la telepatía
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Primera entrega: la uva rusa que inquietó a Ramos Mejía
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Tercera parte)
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Segunda parte)
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Hacia una crítica de la historiografía del psicoanálisis chileno  El caso del Dr. Alejandro Lipschutz (Primera Parte)
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico  Epílogo de genética textual (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico   Epílogo de genética textual (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Freud pediatra y la castración histórica de Juanito  Acerca de un libro de Carlo Bonomi
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La seducción del origen - Tercera entrega  Karl Abraham y la filosofía política
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | La seducción del origen (segunda entrega)  De la política de las nodrizas a la sangre del padre
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | La seducción del origen  primera entrega: La sobrina queer de Freud
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (segunda parte)
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (primera parte)
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Del partero de María Antonieta al padre de Schreber  Instantáneas de una historia de la puericultura
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Psicoanálisis en el monasterio  Comentario de la tesis doctoral de Juan Alberto Litmanovich
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Hacia el Centenario de un gesto adleriano. Traducción de un documento 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Reseña que escribió Freud acerca de la primera conferencia sobre teoría psicoanalítica en Argentina (1910) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Psicoanálisis, política e historia   Sobre Jacques Lacan el anclaje de su enseñanza en Argentina de Marcelo Izaguirre por HERNÁN SCHOLTEN
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | El sueño de Charcot, el judío errante y la eugenesia en Ferenczi 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Las lágrimas de Freud y Thomas Mann, El elegido.  Epílogo
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Tercera parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Segunda parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Franceses sordos y niños enamorados  Una historia del problema del incesto (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Eduard Hitschmann, fundador del nuevo psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Helene Deutsch, Fritz Wittels y las trampas de la memoria 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Sigmund Freud y su conferencia sobre Fecondité de Émile Zola 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Cárceles y linajes  Freud y la Memoria Orgánica de Ewald Hering
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Respuesta de Freud a la encuesta de la Kulturpolitische Gesellschaft sobre la reforma de la ley conyugal (1)  8 de febrero de 1905
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Freud, su público y un texto no incluido en las Obras Completas  Acerca de su opinión sobre el divorcio (1950)
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Isidor Sadger, síntoma freudiano 

 

 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com