Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Psicoanálisis y Epigenética

Una aproximación epigenética al concepto de enfermedad desde la perspectiva de la variabilidad individual y la hipótesis psicoanalítica de la interacción entre el medio interno y externo al sujeto
  Por Alfonso Luis Masotti
   
 
…The original definition of epigenetic by Waddington in 1942 –the idea that phenotype arises from genotype through programmed change- is now what is considered to be developmental biology. The modern definition of epigenetics is information heritable during cell division other than the DNA sequence itself. It is becoming increasing clear that there is great overlap between two definitions –development processes are regulating largely by epigenetic, because different cells types maintain their fate during cell division even though their DNA sequences are essentially the same…1

…Las alusiones de Freud en sus historiales clínicos a la interacción entre el medio interno y el medio externo del sujeto son recurrentes y expresan una especial preocupación por explicar las recíprocas y mutuas interacciones entre el organismo, el sujeto psíquico y el entorno que lo rodea (…) (asumiendo) una actitud que podríamos considerar de moderación entre el vitalismo de Lamarck y el innatismo determinista de Darwin, con un claro sesgo hacia el paradigma de las ciencias humanas…2


“…The reality of the functional genome does not admit to main effects of either gene or environment, but rather to a constant interaction between the DNA and its environment…3


Hoy la Epidemiología Epigenética explica la enfermedad en términos de procesos iniciales y progreso de la misma desde la perspectiva de la variabilidad epigenética. Este tan “novedoso” enfoque contradice entonces, la reiterada acusación que blandiesen por largos años los psicoanalistas al denunciar que la ciencia no concebía “la enfermedad” como un proceso individual y subjetivo4. La Epidemiología Epigenética incorpora así, esta hipótesis largamente defendida por el psicoanálisis, al concebir a la enfermedad como un proceso que admite a la variación epigenética como el factor determinante en la incidencia a sufrir determinada enfermedad, y que establece los iniciales comienzos de la misma y su posterior progreso como un complejo proceso, cuya íntima conexión con el entorno condiciona su desarrollo. Bjornsson, Fallin & Feinberg5, sus mentores, han propuesto que el marco conceptual que brinda la Epidemiología Epigenética podría ayudar a proveer una explicación de las condiciones que vinculan la variación fenotípica y genotípica con la incidencia de padecer enfermedades severas en la población general, como por ejemplo el cáncer. Las características relacionadas con el riesgo al padecimiento de enfermedad, han sido agrupadas por sus autores, en función de tres problemáticas diferentes:

La vinculación entre la edad y la acumulación de mutaciones, la cual no ha sido suficientemente explicada aún.
La naturaleza cuantitativa propiamente dicha de estos procesos, tampoco lo suficientemente determinados.
Y los mecanismos somáticos por los cuales el entorno pudiera modular la predisposición génica a la enfermedad, circunstancia que el psicoanálisis ha integrado a la concepción de la enfermedad mental y sus consecuencias somáticas6.

Los componentes genéticos (es decir, heredables) de la enfermedad pueden ser explicados vía el inter-juego entre la genética y la variación epigenética. Los autores afirman que la comprensión de las relaciones recíprocas entre ambos tipos de variación, podría contribuir a la predicción clínica de la incidencia de la enfermedad, y por supuesto a mejorar las estrategias de asistencia. Estos investigadores aseveran que el dominio del conocimiento de las interacciones entre la genética y la variación epigenética es el campo específico de la Epidemiología Genética de la Enfermedad (en sus siglas en inglés: CDGE, Common Disease Genetic Epidemiology), cuyo objeto de estudio se centra en la investigación de los determinantes genéticos comunes a las variaciones poblacionales asociadas a la incidencia de la enfermedad a lo largo de un determinado linaje. Los determinantes genéticos potenciales de enfermedad heredados durante la división celular dado en un determinado linaje, y su interacción con la expresión de la secuencia de variación, son pues la respuesta concreta a la predicción epigenética de la enfermedad. Por lo tanto, la enfermedad debería considerarse como un valor (de desequilibrio) de la interacción entre la expresión génica y las condiciones del entorno, y la incidencia que los efectos de las condiciones del entorno pudieran imponer a la expresión génica, lo suficientemente amplios y variados, como el vector de ese desequilibrio.

Al haberse encontrado en mellizos gemelos, criados en diferentes condiciones biográficas, socioculturales y geográficas, porcentuales de variabilidad lo suficientemente amplios, este hallazgo permitió inferir la discordancia de la incidencia de las condiciones de su entorno. Por ejemplo, la concordancia con diabetes en mellizos gemelos es del 63%, y en mellizos no gemelos es del 43%, y por ejemplo, en desorden bipolar es del 67% y 20% respectivamente, porcentuales que avalan esta discordancia. Si bien estos resultados no incluyen la consideración del método epidemiológico epigenético, afirman los autores, el riesgo de padecimiento de enfermedad en relación al fenotipo se encuentra en absoluta concordancia con el origen parental de la alteración epigenética y en discordancia respecto de las condiciones del entorno. Por lo tanto, el estudio de la variación epigenética podría explicar en términos cuantitativos “la naturaleza” de los respectivos fenotipos.

La contribución del entorno en la variación epigenética:

El entorno logra alterar las “marcas” epigenéticas (entendiendo por éstas los lugares por donde comienza la actividad de transcripción génica) y constituir esta variación en una predisposición particular a determinada enfermedad. Por ejemplo, los patrones de metilación, proclives a disminuir con la edad su actividad, pudieran ser alterados por condiciones específicas del entorno, que generasen una rápida declinación del ritmo de esta actividad. De este modo, el contexto o entorno, podría influir sobre las marcas epigenéticas en forma directa como lo es el caso de la atenuación y/o silenciamiento de la actividad de transcripción. Por lo tanto, resulta revelador que los cambios epigenéticos asumidos durante el desarrollo, hayan sido involucrados directamente en la predicción de riesgo a sufrir enfermedades. Los cambios asumidos en la plasticidad fenotípica celular7 durante el desarrollo, presupone una alteración de las respuestas habituales que pudieran devenir posteriormente en enfermedad. Este modelo de concepción Epidemiológica Epigenética propone que las alteraciones de las marcas epigenéticas producidas durante el desarrollo, conducen a posteriores alteraciones en el funcionamiento de determinada estructura, y que estas alteraciones pudieran prolongarse en un determinado linaje, constituyendo un factor específico de predisposición o resistencia a determinada enfermedad8. De modo que el epigenoma9 se convierte en la “interfase” orgánica de las modificaciones impuestas por el entorno y de las reacciones del organismo a esas alteraciones. Por ejemplo, las toxinas del entorno como los metales pesados, producen alteraciones en la actividad de la metilación y estructura de la cromatina, con consecuencias nefastas para la salud. Otro ejemplo, lo constituyen las toxinas estrogénicas o anti-androgénicas, que disminuyen la fertilidad masculina por medio de alteraciones en la metilación del ADN, en las que luego, esos “estados alostáticos”10 pudieran ser heredados en subsecuentes generaciones. Las modificaciones dietarias también pueden causar un profundo efecto sobre la actividad de metilación del ADN y por lo tanto, sobre el genoma. La hipótesis de la Epidemiología Genética de la Enfermedad11 (es decir, el estudio de las interacciones entre la genética y la variación epigenética de la enfermedad) aduce que los mecanismos epigenéticos son portadores efectivos de la variabilidad individual, mediante los cuales se concretan las interrelaciones entre el genotipo y los factores tanto internos como externos al individuo. La investigación de las alteraciones en las “marcas epigenéticas”12 que se producen con el avance de la edad, ha demostrado discordancia frecuente entre mellizos gemelos con diagnóstico de desorden bipolar y esquizofrenia13. Esta evidencia sugiere el rol decisivo de los factores epigénéticos en la etiología de enfermedades como la esquizofrenia y el desorden bipolar. En estudios comparativos con mellizos gemelos (mono-cigotos, que tienen idénticos genotipos) y no gemelos (di-cigotos, que comparten sólo la mitad de sus genomas), la alta concordancia de la carga de los primeros comparada con la de los segundos, representa un jalón en la confirmación del rol de los factores epigenéticos en la génesis de enfermedad. Los primeros estudios concretados con esta orientación (la determinación de discordancias y/o concordancias en mellizos gemelos y no gemelos) fue informada por Polymeropolos et al14, quienes propusieron esta hipótesis epidemiológica hace ya más de veinte años. Si bien los estudios que asocian las alteraciones de las marcas epigenéticas con el genoma están hoy, lejos de explicar la herencia de las enfermedades humanas complejas, el estudio del rol de la variación epigenética asociada a las enfermedades humanas, ha extendido el criterio epidemiológico en el abordaje de la “historia” de las mismas. Estos modelos de investigación epigenética de cómo la interacción entre el genoma y medio ambiente altera las “marcas génicas”, y por supuesto el estudio de los polimorfismos resultantes, ha permitido establecer patrones de modificaciones epigenéticas asociados a combinación familiar (linajes) que ha establecido que la variación epigenética determinada por influencias del entorno, causa una herencia fenotípica sobre las generaciones subsiguientes. Furrow et al15 han confirmado esta herencia, de modo que la variación del estado epi-genómico a partir de las condiciones del entorno, pudieran predecir la incidencia de enfermedad. Estos dos procesos, la variación epigenética y la variación de las condiciones del entorno han demostrado co-variancia significativa que permite la elaboración de modelos de predicción de herencia epigenética, y por lo tanto, de los efectos esperados de la variación epigenética específica y consecuente. Aseveran además, que la cultura y su entorno también produce alteraciones sobre el fenotipo, y que estas alteraciones de las marcas epigenéticas constituyen combinatorias familiares (linajes). Por ejemplo, la enfermedad Kuru, endémica en la tribu de Papúa Nueva Guinea, es transmitida a través de la ingestión de un prión16 que se ingiere durante la ceremonia en la que se consuma un ritual funerario con los allegados al extinto. Por lo tanto, enfermedades y co-variación fenotípica, ha demostrado ser un procedimiento válido en la determinación de la incidencia a la enfermedad. Estas investigaciones han demostrado por ejemplo, que la calidad de los cuidados maternos sobre las crías, induce cambios epigenéticos que modifican la respuesta de estrés durante la vida adulta de la progenie17. La dependencia entre la herencia fenotípica y los factores ambientales han sido pues, sujeto de profundas investigaciones, por ejemplo Slatkin18 demostró que en la semejanza genómica entre hermanos, la contribución epigenética depende de cómo los estados epigenéticos hayan sido inducidos por estos factores a través de las generaciones, a aumentar o disminuir el factor de riesgo de enfermedad, y Furrow et al19 afirman que los cambios epigenéticos dependen de cómo hayan sido experimentadas de manera individual las condiciones del entorno. De modo que la Epidemiología Epigenética confirma entonces, supuestos psicoanalíticos afirmados a comienzo del siglo anterior, en los que se asevera que las condiciones subjetivas de valoración apreciativa del entorno, constituye una condición determinante de procesos somáticos específicos.


* Nota de la redacción: El Dr. Masotti se desempeña actualmente como Asesor científico en el Área de Psicoanálisis y Epigenética de esta Editorial, y como Director Jefe de la Sección del mismo nombre.



1 WEINBERG, AP: “Phenotypic plasticity and the epigenetics of human disease” Nature, Vol. 447:433-440, 2007, p. 433
2 MASOTTI, AL: Mecanismos epigenéticos en la Avocación de Deseo, Ed. Letra Viva, Área Psicoanálisis y Epigenética, Bs. As., 2012, p. 14.
3 MEANEY, M: “Epigenetic & the biological definitions of gene x environment interactions” Child Development Vol. 81(1):41-79, 2010, pp. 68, 69.
4 Desde sus comienzos el psicoanálisis ha sostenido que la enfermedad es un proceso individual en el que “se reflejan” las interacciones entre el organismos, las condiciones del medio externo y el sujeto psíquico.
5 BJORNSSON, HT; FALLIN MD & WEINBERG, P: “An integrated epigenetic and genetic approach to common human disease” Trends in genetics, Vol. 20(8):350-358, 2004
6 V. por ejemplo, los extensos trabajos de ALEXANDER, F. en la primera mitad del siglo pasado sobre la etiología de las enfermedades psicosomáticas y Cf. con MASOTTI, AL: Nuevas perspectivas en psicosomática, editado por Ed. Tekné, Bs. As., 2004
7 La habilidad de la célula a modificar la respuesta a los estímulos internos y externos.
8 WEINBERG, AP: “Phenotypic plasticity and the epigenetics of human disease” Nature, 447:433-440, 2007, P. 433: “…This model proposes that hereditary disorders of the epigenetic disorders of the epigenetic apparatus lead to developmental defects, that cancer epigenetics involves disruption of the stem-cell programmer, and that common diseases with late-onset phenotypes involve interactions between the epigenome, the genome and the environment…”
9 Conjunto de genes cuya función es controlar los factores bioquímicos específicos que intervienen en la actividad de transcripción epigenética
10 Por “estados alostáticos” debe comprenderse a las alteraciones o sustanciaciones de los niveles de actividad de los mediadores primarios, los que participan de la interacción con el entorno, como por ejemplo los glucocorticoides, que están asociados a comportamientos en respuestas a los cambios drásticos del entorno, como las disputas por interacción social jerárquica, los cambios climáticos estacionales, la enfermedad, la amenaza de depredadores y las alteraciones ecológicas por polución, y por “alostásis” a la reacción desatada ante el desbalance de los mediadores primarios, los que pudieran desplegar una producción excesiva e inadecuada de otros mediadores, como los observados en las perturbaciones de los niveles de cortisol, presentes en la respuesta crónica de estrés y otras patologías. Otros ejemplos son, la hipertensión, aumento de la respuesta inflamatoria, alteraciones en la liberación del factor de liberación corticotrópico (CRF), y aumento de las citokinas, con acrecentamiento desórdenes autoinmunes.
11 V. la nota de pie de p. nº 5
12 Los “lugares” por donde a partir del “reconocimiento”, comienza una específica actividad de transcripción.
13 KATO, T; IWAMOTO, K; KAKIUCHI, C; KURATOMI, G &OKAZAKI, Y: “Genetic or epigentetic difference causing discordance between monozygotic twins as a clue to molecular basis of mental disorders” Molecular Psychiatric 10:622-630, 2005
14 POLYMEROPOULOS, MH; XIAO, H; TORREY, EF; DE LISI, LE; CROW, T & MERRIL, CR: “Search for a genetic event in monozygotic twins discordant for schizophrenia” Psychiatric Research, 48:27-36, 1993
15 FURROW, RE; CHRISTIANSEN, FB & FELMAN, M: “Environment-Sensitive Epigenetic & Heritability of Complex Diseases” Genetics, Vol. 189:1377-1387, 2011
16 Una proteína que produce alteraciones neurodegenerativas contagiosas en diversas especies de animales
17 WEAVER, ICG; CERVONI, N; CHAMPAGNE, FA; D’ALESIO, AC; SHAKTI,S; SECKL, JR; DYMOV, S; SZYF, M & MEANEY, MJ: “Epigenetic programming by maternal behavior” Nature Neuroscience, Vol. 7(8):847-854, 2004; MEANEY, MJ & SZYF, M: “Environmental programming of stress response through DNA methylation: life at the interface between a dynamic environment and a fixed genome” Dialogues Clinical Neurosciences 7:103-123, 2005; WEAVER, ICG; MEANEY, MJ & SZYF, M: “Maternal care effects on the hippocampal transcription and anxiety-mediated behaviors in the offspring that are reversible in adulthood” Proc National Academy of Sciences, USA 103:348-3485, 2006
18 SLATKIN, M: “Epigenetic inheritance and the Missing heritability problem” Genetics, 182:845-850, 2009
19 Op. Cit., p. 1378: “…Little theory work has investigated the interaction between and environmental effects on heritability when both epigenetic and environmental states are heritable. Here we present a model in which the rates of epigenetic change depend on the environment experiencing by the individual. Correlation between the environmental state of an individual and those of its parents will thus generate correlation between the epigenetic states of parents and offspring. (…) We assume that individuals may experience one of two distinct environmental states, which could reflect the presence or absence or a cultural interaction (such as maternal grooming of offspring), a particular diet, or even a geographical or social position. The environment allows population stratifications such that individual may preferentially find their partners in the environment where they develop…”
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 194 | enero 2016 | A propósito de la publicación de Adaptación, Evolución y Salud, de Alfonso Luis Masotti (Letra Viva, 2016) 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Actualidad del psicoanálisis en el complejo espectro de los desordenes autistas 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Fenómenos Disociativos en el origen de los Síntomas Psicóticos 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Límites terapéuticos del psicoanálisis  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Variación Fenotípica y la Respuesta de Estrés ¿herencia transgeneracional lamarckiana o psicoanalítica?1  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Epi-genética y conducta social cooperativa  (En respuesta a la nota de Facundo Manes titulada “Somos solidarios por naturaleza”)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Psicoanálisis, epigenética y medio ambiente  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Perturbaciones epigenéticas del cerebro vinculadas a ¿trastornos amnésicos o procesos disociativos?  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Psicoanálisis, epigenética y conducta social y sexual 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Psicoanálisis y Epigenética, una congruente convergencia y una alianza a consolidar 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Herencia trans-generacional de la respuesta de estrés como efecto de los cuidados maternos y de un entorno enriquecido en la progenie, confirman supuestos psicoanalíticos 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Psicoanálisis y epigenética, una justificación de la variabilidad individual y diversidad reactiva  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La clínica psicoanalítica y la variabilidad individual y diversidad reactiva que propone la epigenética  (En respuesta a “Despatologizaciones: homosexualidad, transexualidad… ¿otra más?”, de Jean Allouch)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Epidemiología Epigenética en Desorden Bipolar y Esquizofrenia: un nuevo orden nosológico 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Variabilidad estocástica genética, epigenética y conductual y el proceso de individuación  (La evolución al ritmo de la interpretación darwiniana de Lamarck)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Variación intra-específica, Genética y Epigenética y Proceso de Individuación en animales humanos y no humanos, consecuencias ecológicas y evolutivas 

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com