Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Saber de la historia

Inicios del psicoanálisis en Córdoba
  Parte II: Medicina, educación y freudismo a fines de la década del 20
   
  Por Fernando José Ferrari
   
 
Tratándose de la provincia de Córdoba, la obra freudiana tuvo un mayor impacto a partir de la década del 30. Por ese entonces Freud aparece en la literatura de Juan Filloy y Arturo Capdevilla, en los textos de crítica política de Deodoro Roca, en la medicina clínica de Jorge Orgaz y en la sociología neokantiana de Raúl Orgaz. El psicoanálisis encontró un espacio de proliferación en su articulación con el discurso sobre la infancia. A fines de la década del 20 y principio de la del 30, una serie de médicos, intelectuales y profesionales se ocuparon del problema de la infancia con nuevas perspectivas teóricas, dentro de las cuales figuraba, como elemento de vanguardia, el psicoanálisis freudiano.

En 1931 Conrado Ferrer2 publicó “El temperamento autista en algunos adolescentes”3. Ferrer se dirigió particularmente a los educadores, buscando que la higiene mental ingresara al dispositivo educativo. Este artículo fue fruto de una serie de conferencias, orientadas a introducir nociones de salud y enfermedad en la práctica del maestro, para orientar las intervenciones educativas. Ferrer planteó claramente que el modelo que debía seguir el educador era el protocolo que seguía el mismo psiquiatra. Para ello se valió de la biotipología kretschmeriana, estableciendo dos formas elementales, el pícnico y el asténico, que en el psiquismo se manifiestan en sus facetas normales como la ciclotimia (sintonía) y la esquizotimia (autismo), y que dependen de la actitud afectiva en relación con la adaptación al medio. A su vez las relacionó con los tipos jungianos de introvertido y extrovertido, que establecen la normalidad y la patología, en una continuidad, siendo sus polos patológicos la locura maníaco-depresiva y la demencia precoz.

Esa misma intersección entre medicina y educación fue promovida por Gregorio Berman y su esposa Leonilda Barrancos, en una serie de conferencias que ambos dictaron en el interior del país. El problema de la infancia fue comprendido desde los desarrollos de la psicología que introducían perspectivas psicogenéticas de las enfermedades mentales. Tempranamente, Rodolfo Senet (1901) y Víctor Mercante (1918) se habían dedicado a estos problemas que ligaban a la pedagogía y la educación junto a conceptualizaciones evolutivas. La conferencia de Leonilda, realizada en la misma gira, versó sobre “Educación y psicología” y seguramente trató los temas que desplegó en el artículo que publicó en 1931, “La reforma educacional en Austria”4. Leonilda formó parte de la comisión que viajó a Europa en 1930, junto con Gregorio Bermann, quien en esa ocasión se entrevista con Freud. Asistió allí a los principales centros educativos de Austria, a los que propuso como modelos para la reforma de la enseñanza en Córdoba, según la Escuela Nueva o Activa. También promovió establecer un sistema de clasificación que permitiera diferentes grados de instrucción. Leonilda propuso superar los marcos teóricos ligados al positivismo, que debía ser reemplazado por los desarrollos austríacos. El campo de los sentimientos comenzó a ser repensado a partir de conceptos tales como la sublimación, la labor subconsciente, la represión.

En 1927, Bermann comenzó el estudio de los menores abandonados y delincuentes de la provincia. Esta investigación fue una de las primeras en realizarse en Argentina, se inició en 1927 y concluyó en 1930 pero, habiéndose publicado en 1932, incorporó el aporte de varios trabajos, entre los que se cuentan los de Telma Reca, que han sido estudiados por Talak y Borinsky5, quienes señalan a las experiencias de Reca como los primeros cruces entre clínica e infancia desvalida y delincuente. La tesis de doctorado de Telma, dedicada a la infancia, es de 1932; fue la que citó Bermann, y las primeras experiencias en Buenos Aires se desplegaron desde 1934. Del mismo modo que Telma Reca se había adentrado, a partir de 1932, en el ámbito de la psicopatología infantil con una “iniciativa de carácter más bien personal”, Bermann inició una investigación de un alcance apreciable en 1927, afirmando: “Este estudio realizóse enteramente por mis propios medios, sin la ayuda oficial6. La experiencia de Bermann indica una novedosa intervención desde una psiquiatría pluri-dimensional que planteaba para el médico psicólogo o psiquiatra la responsabilidad social y política de comprender al problema de la infancia. En medio de escalas psicométricas de Binet-Simon, o Yerkes Bridges, así como de encuestas de inspiración kretschmerianas y alusiones a personajes de la literatura clásica, aparecía un psicoanálisis que venía a dar cuenta de la importancia del medio en donde se gestaba la moralidad de un niño.
En definitiva, el freudismo encontró varias vías de ingreso en Córdoba, una de ellas se instaló en el discurso sobre la infancia y su relación al problema de la delincuencia, en el marco del predominio de la Higiene Mental.
_________________
1. Dr. en Psicología e investigador de la UNC.
2. En 1917, se recibió de Doctor en Medicina y Cirugía con la tesis “Morfinomanía”. Cursó los primeros cuatro años en la Facultad de Medicina de Buenos Aires, luego se trasladó a Córdoba. En Buenos Aires fue practicante del Hospital Nacional de Alienadas, del Instituto Frenopático (dirigido por Ramos Mejía) y pasó dos años en Rosario, dirigido por Bartolomé Vasallo. En Córdoba cursó con Benito Soria la cátedra de Patología Externa. Se formó en psiquiatría en la cátedra de Morra. Luego formó parte del equipo de médicos que trabajó en el Asilo de Oliva.
3. Ferrer, C.O. (1931, sep-oct). “El temperamento autista en algunos adolescentes”, Revista de la Universidad Nacional de Córdoba XVIII (7-8), 199-218.
4. Barrancos de Bermann, L. (1931, may-jun). “La reforma educacional en Austria”, Revista de la Universidad Nacional de Córdoba XVIII(3-4), 103-117.
5. Borinsky, M. y Talak, A.M. (2005). Problemas de la anormalidad infantil en la psicología y la psicoterapia. Proyecto UBACyT: “La psicología y el psicoanálisis en la Argentina: disciplina, tramas intelectuales, representaciones sociales y prácticas”. Instituto de Investigaciones, Facultad de Psicología, UBA. Trabajo provisorio para su discusión en el Ateneo de la Cátedra de Historia de la Psicología UBA, del 13 de septiembre.
6. Bermann, G. (1933). Menores desamparados y delincuentes en Córdoba. (Informe sobre el estado antropológico, médico-social y criminológico de los menores delincuentes y desvalidos). Córdoba: Poder Ejecutivo de la Provincia de Córdoba. P. 13
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 172 | julio 2013 | Inicios del psicoanálisis en Córdoba***  Parte III: El freudismo en la crítica monacal
» Imago Agenda Nº 170 | mayo 2013 | Inicios del psicoanálisis en Córdoba  Parte I: Retazos y laconismos: primeras referencias a la obra de Freud en Córdoba (1915-1919).

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com