Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Neptuno, un dios del goce
  Por Silvia Tomás
   
 
El sueño de una joven que, estando situado su departamento frente al mar es arrasado por las olas, mientras ella y su hermana tomadas de la mano intentan huir fallidamente, trae una cadena de asociaciones referidas a la violencia en su familia.
Puede elaborar este sueño luego de un largo tiempo en que no hablaba o hablaba muy poco. Donde “todo estaba bien” o no había “nada que contar” en su sesión. Simplemente la enviaban sus padres debido a un pertinaz fracaso escolar, histórico y a su mudez.

¿Cómo aprehender, cómo soportar saber cuándo la virulencia entra con fuerza haciendo estallar el marco de la ventana?
Si el sujeto es observador y destinatario de situaciones de violencia donde la voz y la mirada tienen carácter injuriante, las palabras obscenas no dan tregua, el arrasamiento hace su trabajo en lo psíquico. Como el agua desbordante, corroe, rompe el tejido o directamente no permite el entramado de la red que se teje entre real, simbólico, imaginario quedando lo real expuesto.
De chica no jugaba porque no podía. El juego se detiene cuando la embestida del Otro es brutal, el horror no habilita el armado de una escena que de por sí llevaría velo. Entonces, la función lúdica, ficcional, que podría estar al servicio del trauma, no tiene lugar.

La fijeza inherente a la posición de objeto impide desde ya la versatilidad de posicionarse en situación de un personaje, lo que implicaría salirse de ahí, de ese lugar de ser el objeto del Otro condensando el goce, porque en la escena lúdica sujeto y objeto se escinden, y por esa división se produce sustracción de goce. Rasgando la posición del ser Uno en tanto aparece el uno del ser, se habilita el despuntar del rasgo unario, marcante de lo singular y no el Uno de la totalidad.
Cuando un sujeto es usado en su infancia, la petrificación del ser se solidifica con fuerza. De ahí que nos encontremos en la consulta clínica con una palmaria inhibición o una modalidad de angustia que no es precisamente la que señala, la que vectoriza el peligro, sino es aquella que se presenta en masa, paralizando o desesperando, llevando al sujeto a ser objeto de su propia pulsión o a la situación del síntoma puesto en el museo.

Cuando el tejido simbólico se ve afectado, hay faltante de recursos para crear formaciones del inconsciente. Ya sea por haber sido aplastado o empujado brutalmente el sujeto, queda disminuido en su potencial simbólico, no pudiendo hacer síntoma porque éste implicaría el engarce de lo simbólico a lo real. Así metáfora y metonimia, esas juguetonas, no tienen lugar. En cambio: la palabra grita amordazada.
Si del otro lado hay alguien para escuchar el alarido, tal vez el sujeto pueda ser alojado, encontrando espacio para que esa mostración trasmute en algún momento a la dignidad de formación del Inconsciente. Es una apuesta que el analista hace. La de dar lugar al sujeto, ofrecer su escucha que equivale al bien decir.

Voy a citar a Lacan en el seminario de los cuatro discursos. “El envés del psicoanálisis”, donde dice que “la importancia de dicha práctica”, refiriéndose a la ubicación del analista en el lugar de causa (pág. 163) “puede medirse situándola con respecto a lo que se ha designado como discurso amo. No se trata aquí de una relación de distancia, ni de estar por encima, sino de una relación fundamental –la práctica analítica se inició propiamente con este discurso amo.”
Con el S1 al volante, puede abrirse paso el saber que quedará siempre incompleto, acarreando división subjetiva, hiancia, hendidura. Un sueño de arrasamiento, como lo mencionaba al comienzo de este escrito, no es el arrasamiento mismo, porque porta consigo una interpretación del sujeto activo, causado por la hendija de su inconsciente. Otra vez, la escisión de sujeto y objeto y entre ambos una ventana que pone marco al goce del Otro, que no existe pero tiene sus efectos.
Neptuno gobierna todas las aguas y mares, es inestable y caprichoso. Cabalga las olas sobre caballos blancos. Todos los habitantes de las aguas deben obedecerlo, con su ira provoca sismos y terremotos, es Poseidón en la mitología griega y como todos los dioses de la antigüedad es un dios del goce y no de la ley, pero en esta ocasión aparece domeñado por el sueño que es un producto del inconsciente y de seguro este producto del inconsciente hará olas.





Otra vez Lacan: “el significante del amo, escrito como ustedes quieran se articula con algo de la práctica que ordena, dicha práctica está tejida, tramada por lo que es cierto todavía no se desprende de ella, a saber, la articulación significante” (pág. 164).
Así, la ventana fantasmática se pone en funcionamiento en un sujeto en el cual durante su infancia resultaba difícil armar juego porque la escena lúdica, (que podría ser antecesora de la escena fantasmática)* no lograba montarse para dar paso a los ensayos necesarios del juego entre el sujeto y el objeto.
Con el sueño como S 1, significante amo, se da paso a un sujeto que quiere saber, ama y aprecia el saber que porta su inconsciente, ha hecho un pasaje importante en donde no le otorga al dios oscuro el poder, no le rendirá pleitesía y obediencia al dios del goce, sino que pasará a pensar en el sueño que él mismo escribió.

Bibliografía:
Lacan, Jacques: Seminario 17: “El reverso del psicoanálisis”.
Revista Imago Agenda N° 104: “La Familia violenta”: de donde me nutrieron los textos de: S. M. Rivadero, S. M. Gulian, M. Mazover, S. Justo, C. Baraldi.
_______________
* Idea que aportara Álvaro López a la discusión en un trabajo de cartel sobre: “Juego y fantasma”, en la EFBA .
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | Falo o Virginidad 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | El acento demostrativo del acting out  
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | De cómo un análisis produce una re-fundación subjetiva 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | De la fascinación al padre (eterno) a la nominación 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Función materna y constitución subjetiva 

 

 
» Fundación Tiempo
PASANTÍAS GRATUITAS CUATRIMESTRALES  Observación de admisiones. Supervisión clínica. Inicio en Agosto
 
» Fundación Tiempo
POSGRADOS EN PSICOANÁLISIS CON ATENCIÓN RENTADA DE PACIENTES  Inicios mensuales. Duración: 12 meses. Derivación de pacientes sin tope fijo.
 
» El Kaso Dora
La Comedia Teatro  Lunes 20:30hs
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  comienzan en Junio
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
La Formación del analista  El analista y su práctica - actividad no arancelada
 
» Fundación Tiempo
Curso de inclusión en la escuela con práctica rentada  Inicia 1 de Abril de 2019
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com