Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Los autismos

Actualidad del psicoanálisis en el complejo espectro de los desordenes autistas
  Por Alfonso Luis Masotti
   
 
El 15 de Octubre del año pasado, Clarín publicó en la Revista Ñ un artículo de Chacón que tituló “El autismo ¿una causa perdida para el psicoanálisis?”1, en el que informa de la votación favorable de la Cámara Legislativa de Francia sobre una ley de no incumbencias para los psicoanalistas en la asistencia de los pacientes autistas. Tampoco puede resultarles ajeno a ellos el hecho que J. Allouch, un muy conocido miembro de la “cofradía” psicoanalítica y consumado defensor del lacanismo, se haya referido en uno de sus últimos artículos al uso del término “modernidad” argumentando que éste hubiese promovido la “despatoligización” de la homosexualidad y de la trans-sexualidad, en una acepción que podría catalogar por lo menos, de cuestionable2. Se pregunta además por qué el psicoanálisis no supo tomar suficiente nota de ello, acompañando las “transformaciones” de la época3. Señala además, que el concepto de perversión y el de heterosexualidad, a igual que el concepto de psicosis, y el mismo concepto de neurosis que fuese excluido del DSM-IV, se hallan severamente cuestionados por las academias científicas. Realiza después una condena a los psicoanalistas por sus prácticas “normalizantes”, tal es el término que utiliza en la ocasión para definir la actividad de algunos colegas que inadvertidos de las diferencias que propone la “clínica de la modernidad” (la que acepta a la homosexualidad y a la trans-sexualidad como destino libidinal sin penalizarlos), no la discriminan de la “clínica del campo freudiano”, resultando obvio su recalcitrante y retrógrado rechazo a “esa exacerbada y pretenciosa modernidad”, para luego preguntarse sobre la actual situación que el recambio nosológico le impusiese a la psiquiatría actual, interesada en superar las explicaciones descriptivas de las estructuras lacanianas por las causas de las enfermedades que hoy propone la epidemiología epigenética. Circunstancia que el propio Alloch admite con absoluta transparencia cuando se interroga: “… ¿qué de útil sería el tratar de mantener en pie contra viento y marea lo que en 1988 denominé “pernepsí” o el ternario perversión, neurosis, psicosis?…” para responderse de modo inmediato: “…Que el “pernepsí” haya sido común durante un tiempo a los discursos psiquiátrico y psicoanalítico (–y hoy esté severamente cuestionado–) es algo que debería alarmar (…) ¿no sería para el psicoanálisis una manera de ceder terreno sobre su clínica?…”. Esta interrogación de Allouch ubica en concreta evidencia los verdaderos motivos del distanciamiento de los lacanianos con la psiquiatría actual. Es decir, como no encuentran la manera de conciliar este diferendo con la ya no “compinche” psiquiatría, la respuesta corporativa cierra aún más los caminos de una conciliación sobre los cambios que debieran asumirse.

En el contexto de los límites de la cantidad de palabras que me impone el presente artículo, no asumiré los motivos de la defensa de esa nueva nosología, aunque la he expuesto en otro trabajo4 el que dejo a vuestra iniciativa el consultarlo. Aunque sí voy a desarrollar de una manera sucinta en el presente, los fundamentos de la Epidemiología Epigenética que me permitan confrontar con las “estructuras” lacanianas sobre la subjetividad respecto del debate ya consumado sobre una nosología psicoanalítica caída en desgracia, y cuya respuesta se evidencia en la negativa de la legislatura francesa a que los psicoanalistas asistan el complejo espectro de los desórdenes autistas. En este nuevo orden nosológico, debo decir que la epidemiología epigenética brinda los fundamentos por los cuales se supera la dinámica descriptiva de las estructuras lacanianas sobre la subjetividad, sustituyéndola por una etiología de las enfermedades mentales que incluye a la interacción del paciente con el medio circundante en la evaluación del proceso mórbido, justificando de este modo la intervención del psicoanálisis en la medida en que los avatares de la “historia” del paciente nutren su propia historia clínica5. Esta consideración de que los desafíos del entorno influyen en el medio interno del sujeto, presupuesto que el psicoanálisis anticipase cien años atrás, es una realidad hoy constatada por la epigenética de nuestros días y que ha promovido la renovación de los criterios con los que se abordan actualmente las psicosis. Consecuentemente con estas investigaciones, la vinculación entre trauma y psicosis ha adquirido un creciente interés en el marco del estudio de los polimorfismos, unas variaciones de las marcas epigenéticas en los mecanismos de transcripción génica que permiten identificar una específica vulnerabilidad por determinadas anomalías presentes en cada patología. La comprensión obtenida del estudio de los mecanismos epigenéticos que participan del desarrollo y alteraciones neuronales que subyacen a infinidad de enfermedades mentales, tales como las denominadas de manera imprecisa “psicosis” y con mayor imprecisión “autismos”, han puesto de manifiesto la necesidad de reordenar los cuadros nosológicos, sumiendo en crisis a la vez, al convenio que la psiquiatría descriptiva mantenía con el psicoanálisis respecto del “pernepsí”, y del cual Allouch admitiese su destitución6. Esta necesidad de cambio que debiera asumirse en el seno del psicoanálisis, no se ha alejado sin embargo, de los preceptos psicoanalíticos freudianos, por cuanto la Epidemiología Epigenética concibe a la enfermedad como un proceso individual y subjetivo en el que la variación epigenética es el factor determinante en la incidencia a sufrir una determinada patología, en la que los iniciales comienzos de la misma y su posterior evolución resultan en íntima conexión con las condiciones que el entorno le impusiese a su evolución. Estas alteraciones de las marcas epigenéticas y genéticas durante el desarrollo pre-natal y post-natal que guían la selección de los cambios genómicos, son los que han alertado sobre sus consecuencias somáticas como sobre los condicionamientos psíquicos presentes en el complejo espectro de los autismos, los que a su vez son diana de los procesos conductuales vinculados con las condiciones de estrés7. De modo que la implicación entre la respuesta de estrés y la actividad mnemónica asociada a la respuesta de estrés, vincula de una manera intrínseca al proceso de individuación con las respuestas de estrés, proceso en el que la variación intra-específica genética y epigenética termina de consolidar el trastorno. El estudio del rol de la variación genética y epigenética asociada a las enfermedades humanas, a partir de las diferencias en las “marcas epigenéticas” que el entorno impone en el perfil genómico del individuo, es decir el estudio de los polimorfismos resultantes como consecuencia de la variación de estas “marcas genómicas”, ha permitido establecer patrones de modificaciones epigenéticas asociadas a combinación familiar (linajes) que han dispuesto que la variación intra-específica pudiera causar una herencia fenotípica sobre las generaciones subsiguientes, potenciando dicha vulnerabilidad. Estos procesos son sin embargo modificables y así como han sido inducidos a partir de la interacción del individuo con su entorno y del inter-juego de cómo haya apreciado el sujeto sus propias vivencias y los desafíos acumulados, el modo individual y subjetivo en que fuesen asumidas las condiciones del entorno sobre-determinan los cambios internos, dando una alternativa posible aunque condicionada de reversibilidad. De modo que estos planteos reorientan la discusión sobre la recuperación de pacientes del complejo espectro de los desórdenes autistas. Y arriesgo aún más, si estos argumentos hubiesen sido los expuestos en la defensa de las incumbencias del psicoanálisis respecto de la asistencia al autismo, posiblemente no hubiésemos tenido que lamentar la derrota.

________________
Nota de la Redacción: El Dr, Masotti se desempeña actualmente como Asesor científico en le Área de Psicoanálisis y Epigenética de esta Editorial y como Director de la Sección del mismo nombre.

1. Ibídem, CHACON, P, Revista Ñ de Clarín, 15/10/12.
2. V. ALLOUCH, J: “Despatologizaciones: homosexualidad, transexualidad… ¿otra mas?” Sitio Web de Imago Agenda, enero de 2013 y Cf. con MASOTTI, A.: “La clínica psicoanalítica y la variabilidad individual y diversidad reactiva que propone la epigenética” sitio Web de Imago Agenda, 2013.
3. Ibídem: “…subrayar la constatación de la despatoligización de la homosexualidad, de la trans-sexualidad (…) a los que el psicoanálisis y su compinche la psiquiatría, han hecho bien en seguirles el paso a pesar de no haber sabido tomar suficiente nota de ello…”
4. V. MASOTTI, A.: “Epidemiología epigenética en Desorden Bipolar y Esquizofrenia: un nuevo orden nosológico” Página Web de Imago Agenda, Psicoanálisis y Epigenética, 2013.
5. V. MASOTTI, A.: “Herencia Trans-generacional de la respuesta de estrés como efecto de los cuidados maternos y de un entorno enriquecido en la progenie, confirman supuestos psicoanalíticos”; - -: “Psicoanálisis y Epigenética, una congruente convergencia y una alianza a consolidar”; - - : “Psicoanálisis y Epigenética, una justificación de la variabilidad individual y diversidad reactiva”; - - : “Una aproximación epigenética al concepto de enfermedad desde la perspectiva de la variabilidad individual y la hipótesis psicoanalítica de la interacción entre el medio interno y externo al sujeto; - - : “Epidemiología epigenética en Desorden Bipolar y Esquizofrenia: un nuevo orden nosológico”; - - : “Variación estocástica genética, epigenética y conductual y el proceso de individuación”; - - : “Variación intra-específica, genética y Epigenética y Proceso de individuación en animales humanos y no humanos, consecuencias ecológicas y evolutivas”, todas estas publicaciones en la página Web de Imago-Agenda, Sección Psicoanálisis y Epigenética.
6. ALLOUCH, J: “Despatologizaciones: homosexualidad, trans-sexualidad… ¿otra más?” Op. Cit.
7. V. MASOTTI, A.: Mecanismos epigenéticos en la Avocación de Deseo, Letra Viva, 2013
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 194 | enero 2016 | A propósito de la publicación de Adaptación, Evolución y Salud, de Alfonso Luis Masotti (Letra Viva, 2016) 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Fenómenos Disociativos en el origen de los Síntomas Psicóticos 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Límites terapéuticos del psicoanálisis  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Epi-genética y conducta social cooperativa  (En respuesta a la nota de Facundo Manes titulada “Somos solidarios por naturaleza”)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Psicoanálisis, epigenética y medio ambiente  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Perturbaciones epigenéticas del cerebro vinculadas a ¿trastornos amnésicos o procesos disociativos?  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Psicoanálisis, epigenética y conducta social y sexual 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Psicoanálisis y Epigenética, una congruente convergencia y una alianza a consolidar 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Herencia trans-generacional de la respuesta de estrés como efecto de los cuidados maternos y de un entorno enriquecido en la progenie, confirman supuestos psicoanalíticos 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Psicoanálisis y epigenética, una justificación de la variabilidad individual y diversidad reactiva  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Una aproximación epigenética al concepto de enfermedad desde la perspectiva de la variabilidad individual y la hipótesis psicoanalítica de la interacción entre el medio interno y externo al sujeto  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | La clínica psicoanalítica y la variabilidad individual y diversidad reactiva que propone la epigenética  (En respuesta a “Despatologizaciones: homosexualidad, transexualidad… ¿otra más?”, de Jean Allouch)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Epidemiología Epigenética en Desorden Bipolar y Esquizofrenia: un nuevo orden nosológico 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Variabilidad estocástica genética, epigenética y conductual y el proceso de individuación  (La evolución al ritmo de la interpretación darwiniana de Lamarck)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Variación intra-específica, Genética y Epigenética y Proceso de Individuación en animales humanos y no humanos, consecuencias ecológicas y evolutivas 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Variación Fenotípica y la Respuesta de Estrés ¿herencia transgeneracional lamarckiana o psicoanalítica?1  

 

 
» Fundación Tiempo
PASANTÍAS GRATUITAS CUATRIMESTRALES  Observación de admisiones. Supervisión clínica. Inicio en Agosto
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
La Formación del analista  El analista y su práctica - actividad no arancelada
 
» Fundación Tiempo
Curso de inclusión en la escuela con práctica rentada  Inicia 1 de Abril de 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com