Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Saber de la historia

Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)
  (Segunda entrega)
   
  Por Mauro  Vallejo
   
 
UNO. “Tratábase de una mujer, Angélica X, de 26 años, espiritista y afiliada a dos sociedades de Buenos Aires, instruida sólo por la lectura de algunas novelas españolas, histérica con ataques desde hace tres meses por causa de afecciones tristes, sin antecedentes hereditarios que importen al caso, y sufriendo actualmente frecuentes crisis nerviosas”1. Así se nos presenta la primera histérica charcotiana de la medicina argentina. La vez pasada ya vimos que desde hacía unos diez años los profesionales de la ciudad venían describiendo los caprichosos síntomas de la histeria femenina. Pero Angélica es la debutante en el juego charcotiano debido a que su cuerpo es el primero que se transforma, mediante hipnosis, en la pantalla en que la voz del médico confirma sus poderes taumatúrgicos. Nada en aquella descripción figura allí por descuido. El hecho de que Angélica suela entregarse al placer de la lectura de novelas, está allí para recordarnos los efectos mórbidos que ciertas distracciones tienen sobre cerebros débiles, como los de esas mujeres que desobedecen su destino natural. Su gusto por las corrientes espiritistas va en la misma dirección; señalarlo equivale a un dedo índice que recuerda las consecuencias de fanatismos y creencias que dan la espalda a la verdadera religiosidad. Pero la referencia al espiritismo parece encaminada a un fin distinto: es como si alertara que esta histérica, capaz de hacer cosas sorprendentes en estado hipnótico, podría pasar, a los ojos de incautos o ignorantes, por una médium clarividente (con línea directa con las almas de los muertos). Decoud sumaba así su voz a una campaña comenzada hacía unos años por Lucio Meléndez en las páginas de la Revista Médico-Quirúrgica, en las cuales, con fina ironía, había insistido en cuán poca distancia había entre los espiritistas y los locos. Mostrar lo que pasaba con Angélica cuando era sumida en hipnosis, le servía a Decoud para subrayar que un magnetismo bien usado –no como en esas sesiones espiritistas, llenas de embustes– producía la liberación, a lo sumo, de automatismos nerviosos, pero no de espíritus, que en paz y bien lejos descansaban: “para convencerme de la verdad de su estado me valía de los reflejos por la excitación sumamente ligera de los músculos faciales (…), la excitación del frontal producía por la contracción el movimiento de la atención, la excitación de la mejilla, en el sitio del zigomático mayor, el movimiento de la risa sardónica, la del superciliar, el del dolor, y tocando la apófisis mastoides, conseguía la contracción de la oreja por la excitación de los músculos auriculares rudimentarios. Un soplo sobre la piel de la mano producía una rigidez que solo desaparecía por una excitación análoga”2.

DOS. Unos años más tarde, el 13 de diciembre de 1890 Norberto Maglioni realiza una operación que jamás olvidaría: “Me hallaba yo en presencia de un caso por mucho tiempo deseado; podía practicar una de las operaciones más hermosas de la cirugía moderna y mi amor propio se sentía halagado”3. En la entrega de febrero de 1891 de los Anales del Círculo Médico Argentino, Maglioni publica un articulito de ocho páginas acerca de esa intervención. El texto va acompañado por una única foto: en ella vemos al doctor junto a la enferma recostada; momentos antes de aplicar el bisturí, él clava los ojos en ese vientre gigantesco de la mujer de 65 años, Dolores del Moral. La fotografía parece cumplir la función que por ese entonces recae habitualmente en las imágenes que de a poco pueblan las publicaciones científicas: reforzar el carácter real de lo sorprendente. Antes que para reproducir fielmente el referente natural del quehacer diario, la fotografía se incorpora a la prensa galénica para retratar monstruos, deformidades y excesos. En este caso, el resultado del montaje es esa pareja saturada de contrastes: hombre/mujer, vestido/desnuda, uniforme negro/sábanas blancas. El conjunto sirve sencillamente para acercar a la conciencia de los lectores la réplica certera del vientre de Dolores, increíblemente hinchado por la presencia de un quiste ovárico de dimensiones nunca registradas: 37 kilogramos de materia inservible, que hacía 5 años había comenzado a formarse, produciendo las molestias imaginables. Después de aventurar el diagnóstico, y luego de evaluar el estado general de la paciente, Maglioni decide que una intervención quirúrgica es el único remedio que puede aliviar a la pobre mujer, madre de doce hijos, que en la vida no había hecho otra cosa que trabajar de sol a sol como lavandera. La operación resulta todo un éxito.

TRES. Salvo por la curiosidad del tamaño del quiste, ese artículo no estaba llamado a sobrevivir el olvido. Para colmo de males, el verdadero interés de Maglioni al dar publicidad al éxito de su operación, era criticar el uso de la antisepsia en el quirófano: “Arriba y bien alto la asepsia, es decir, la limpieza perfecta en las operaciones y en las curaciones de los operados. Que la antisepsia no es, en la mayoría de los casos, sino el mejor argumento de proceso contra los cirujanos negligentes que han debido exprimir su ingenio buscando medios para destruir los efectos de sus descuidos perniciosos”4. Maglioni era, al parecer, un hombre obstinado, y más cuando se trataba de batallas perdidas de antemano o de gestas extemporáneas. Y unos meses después, en octubre de 1891, manda a la misma revista otro texto, sin título, donde desarrolla más extensamente sus ideas acerca de esos pormenores de los peritos del bisturí5. El médico porteño, envalentonado por sus logros en el arte de abrir cuerpos vivos, arremete con soberbia contra sus enemigos: la microbiología de Pasteur y su criatura (la asepsia) serían construcciones teóricas que funcionan solamente en los tratados teóricos y en las fantasías de los hombres de laboratorio. Afortunadamente para la medicina argentina, Maglioni está allí para demostrarlo. Y sin dar mayor importancia a las nuevas apoyaturas clínicas de su perspectiva, el autor comenta otra feliz extirpación de un quiste de ovario gigante. Y prestando menos atención todavía a esa modificación, Maglioni incorpora nuevas fotos. Pero esta vez el montaje es distinto. Las pacientes no aparecen solamente en su lecho, a la espera de la incisión salvadora… 
______________
1. Decoud, Diógenes (1888): “Estudios del hipnotismo”. Anales del Círculo Médico Argentino, XI, p. 9.
2. Op. cit., p. 11.
3. Maglioni, Norberto (1891): “Historia de un quiste de ovario”. Anales del Círculo Médico Argentino, XIV, p. 38.
4. Op. cit., p. 42.
5. Maglioni, Norberto (1891): “Sin título”. Anales del Círculo Médico Argentino, XIV, pp. 658-669.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Charlatanismo, teosofía y la fundación del Instituto Psicológico Argentino (1892) (primera entrega) 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | Filicidio y locura en Nieves Lobato (1882) (Segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | La estirpe sugestiva (cuarta parte)  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (tercera entrega)
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | La estirpe sugestiva  A propósito de un ensayo de Santiago Rebasa (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Un reguero de pirotecnia. Freud a los ojos del espiritismo argentino (1939) 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891) (Tercera entrega) 
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Los hermanos Maglioni y la invención de una imagen (1891)  
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895) ***  Tercera entrega: herejías sobre Cabred
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Segunda entrega: Domingo Cabred y la telepatía
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Onofroff en Buenos Aires (1895)  Primera entrega: la uva rusa que inquietó a Ramos Mejía
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Alfredo Lagarde y una temprana referencia a Sigmund Freud en la medicina argentina (1885) 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Tercera parte)
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Segunda parte)
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Fraulein Ella E., la histérica de Felix Gattel   O el primer psicoanálisis que Freud quiso olvidar (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Hacia una crítica de la historiografía del psicoanálisis chileno  El caso del Dr. Alejandro Lipschutz (Primera Parte)
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico  Epílogo de genética textual (segunda entrega)
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | El niño freudiano, Jones y la novela familiar del neurótico   Epílogo de genética textual (primera entrega)
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Freud pediatra y la castración histórica de Juanito  Acerca de un libro de Carlo Bonomi
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La seducción del origen - Tercera entrega  Karl Abraham y la filosofía política
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | La seducción del origen (segunda entrega)  De la política de las nodrizas a la sangre del padre
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | La seducción del origen  primera entrega: La sobrina queer de Freud
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | La cosa genital de Charcot, tal y como Freud la recordaba (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (segunda parte)
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Irreverencias de la familia freudiana.   De Esquirol a Lacan (primera parte)
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Del partero de María Antonieta al padre de Schreber  Instantáneas de una historia de la puericultura
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Psicoanálisis en el monasterio  Comentario de la tesis doctoral de Juan Alberto Litmanovich
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Hacia el Centenario de un gesto adleriano. Traducción de un documento 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Segunda parte) 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Rudolf von Urbantschitsch, el noble que castró a Freud... y a su propia hija (Primera parte) 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Reseña que escribió Freud acerca de la primera conferencia sobre teoría psicoanalítica en Argentina (1910) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Psicoanálisis, política e historia   Sobre Jacques Lacan el anclaje de su enseñanza en Argentina de Marcelo Izaguirre por HERNÁN SCHOLTEN
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | El sueño de Charcot, el judío errante y la eugenesia en Ferenczi 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Las lágrimas de Freud y Thomas Mann, El elegido.  Epílogo
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Tercera parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Franceses sordos y niños enamorados (Segunda parte)  Una historia del problema del incesto
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Franceses sordos y niños enamorados  Una historia del problema del incesto (Primera parte)
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Eduard Hitschmann, fundador del nuevo psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Helene Deutsch, Fritz Wittels y las trampas de la memoria 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Sigmund Freud y su conferencia sobre Fecondité de Émile Zola 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Cárceles y linajes  Freud y la Memoria Orgánica de Ewald Hering
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Respuesta de Freud a la encuesta de la Kulturpolitische Gesellschaft sobre la reforma de la ley conyugal (1)  8 de febrero de 1905
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Freud, su público y un texto no incluido en las Obras Completas  Acerca de su opinión sobre el divorcio (1950)
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Isidor Sadger, síntoma freudiano 

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com