Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Vivir en la posmodernidad

La mirada de los otros
  Por Mónica Cruppi
   
 
Vergüenza. Según expresa el diccionario de la lengua Española proviene del latín verecundĭa que significa una turbación del ánimo que suele encender el color del rostro ocasionada por alguna falta cometida, por alguna acción deshonrosa y humillante, propia o ajena. Antiguamente, en Grecia, se la consideraba una emoción inhibitoria del comportamiento, ante la contemplación, el dictamen y el sentir de los otros.
Antifonte (sofista del siglo V a.C.) usa el término aischýne, a partir del cual relaciona la presencia y la mirada de los otros con la aparición de la vergüenza, que limitaría el accionar, principalmente en el ámbito público.

Otras acepciones asocian a esta emoción con el encogimiento o cortedad para ejecutar algo y la deshonra o deshonor. También, en la antigüedad existía una pena o castigo que consistía en exponer al reo a la afrenta pública con alguna señal que denotaba su delito “sacar a la vergüenza”. Otra significación es la “vergüenza ajena”, cuando uno se ve afectado por lo que hacen o dicen otros.
Luego de este breve recorrido podemos elucidar que tres son las características que comparten la antigua y moderna concepción de esta emoción: la presencia de un otro como público; la asociación con el mirar; y la relación con los comportamientos que evidencian la vergüenza (ruborizarse, evitar la mirada, esconderse, etc.).

Ahora bien, desde la psicología, entendemos que esta emoción que aparece en la infancia alrededor de los tres años, pone un límite a lo pulsional y es una de las situaciones afectivas que más incomoda a las personas por las reacciones físicas, pensamientos desagradables, angustia e inhibiciones que produce. Se trata de un sentimiento que surge abruptamente y abruma a la persona que, instantes antes, se sentía bien, porque saca a relucir algo privado e inconveniente. El cuerpo con su lenguaje propio “habla” y entonces surge el rubor, la opresión en el pecho, el bajar la mirada, la cabeza gacha y las ganas de salir corriendo, entre otros padecimientos. Pero no termina allí. Este estado generalmente empeora al tomar conciencia de la situación: la persona suele avergonzarse de la vergüenza y empieza a sentirse como un niño pequeño, débil y desamparado en un envase de adulto.

A partir del Psicoanálisis aparece la vergüenza vinculada a los deseos sexuales, en especial la escoptofilia (pulsión de mirar) y el exhibicionismo (pulsión de exhibirse). La vergüenza devela deseos, fantasías, intimidades y hasta incluso errores del que la padece. Es la resultante de haber sido mirado por otros, de tener sobre sí la mirada de los otros, de mirar y ser mirado, por lo que guarda, una estrecha relación con la curiosidad infantil.
Vergüenza y culpa pueden estar asociadas en el sentido de pensar o realizar algo indebido. Aristóteles conceptualiza en su ética a la vergüenza como una “cuasi-virtud”, en el sentido del arrepentimiento por la realización de un acto malicioso. El no sentir vergüenza luego de realizar un acto malo o repugnante nos indicaría cierta insensibilidad o malicia.

En estos tiempos, sin/vergüenza, sentirla -en un grado adecuado- es una vivencia normal que da cuenta de un sujeto humanizado, socializado y con un sistema de valores. Cuando este sentir se intensifica generalmente inhibe la acción de las personas ya que nos encontramos frente a un conflicto emocional originado en la infancia que suele angustiar y deprimir bastante.
No obstante, la vergüenza que incomoda enseña que algo no está bien en nosotros y esa circunstancia nos invita a reflexionar sobre la misma.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 194 | enero 2016 | Habitamos técnica 
» Imago Agenda Nº 193 | noviembre 2015 | Consumidos por el consumo 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | La máquina de la infelicidad 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | Educar/ un imposible 
» Imago Agenda Nº 190 | abril 2015 | Productos culturales: 50 sombras 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | Tiempos modernos 
» Imago Agenda Nº 188 | enero 2015 | Tiempo de Sol@s 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Sujetos posmodernos: Masculino/femenino 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Adictos al screen 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | Sujetos posmodernos 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | “Wikis”  Sobre el significado del conocimiento y su desplazamiento
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | Lo ominoso se viste a la moda 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | Sumergirse en la dimensión virtual 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Skándalon, una tendencia posmoderna 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | Amor 3.0: de realidades y ficciones 
» Imago Agenda Nº 178 | enero 2014 | Escrito en la piel 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | El amante: sobre la degradación de la vida amorosa 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Eudaimonía 
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Sufrimientos inútilmente necesarios 
» Imago Agenda Nº 172 | julio 2013 | El perdón: un nuevo comienzo 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | El dinero no es sólo dinero 
» Imago Agenda Nº 170 | mayo 2013 | Esclavos del trabajo 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Los medios del miedo 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Amores que matan 
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Juegos de adultos 
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | LA INQUIETANTE TRANSFORMACIÓN DE LA INTIMIDAD 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Singularidades del Siglo XXI: La reconstrucción del cuerpo 
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | SHOW MUST GO ON!!!   Capturados por la escena primaria
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | PORNO 2.0: El imperativo de mostrar y gozar… 
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | FREUD Y HOLLYWOOD: “EN TERAPIA” 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | Cuando el tiempo se erotiza: la procrastinación 
» Imago Agenda Nº 46 | diciembre 2000 | Juegos de adultos 

 

 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» AEAPG
Maestría en Psicoanálisis / Especialización en Psicoanálisis de Adultos  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
Seminarios Diciembre  conocé todos los seminarios:
 
» La Tercera
Programa de formación integral en Psicoanálisis  charlas informativas
 
» Fundación Tiempo
Borges y el Psicoanálisis  TERCEROS VIERNES DE CADA MES, de 19 a 20.30 hs.
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» Centro Dos
Formación clínica en Psicoanálisis  Ingreso Agosto 2018
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com