Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Etimología del Seminario
  Por Carlos Faig
   
 
El Seminario de Lacan, de una punta a otra, es una investigación sobre el síntoma y la eficacia del psicoanálisis. El poder de la palabra, el orden simbólico, la transferencia, aparecen en la primera fila de esta búsqueda, en los inicios de su transcurso.
En la medida misma en que el Seminario depende, para formar y dar base a su corpus teórico –todo debe rehacerse desde allí−, del éxito de una tal investigación, Lacan no se consideraba un autor. Mayormente operaba, en sus escritos y seminarios, dejando vacía la causa. Entendía, en consecuencia, que su público se engañaba, que él estaba menos comprometido como autor de lo que se creía. En ocasiones, lo decía de forma poética: “No soy un poeta, soy un poema”. De igual modo, tampoco concebía sus cursos como una enseñanza: “Lo que se enseña es matemático. El resto…”. Asimismo, era el paciente, hablaba como analizante en su Seminario. (De allí, se entiende, resulta la disolución: su final de análisis, al fin del ciclo.) Por lo demás, tampoco hay obra. El cuerpo de la “enseñanza” solo cubre la investigación del Seminario (en su sentido etimológico, que Lacan nunca modificó), dispone una limpieza del terreno.
El Seminario es, pues, un almácigo de analistas (pépinière), toda vez que deviene el lugar donde se espera adquirir un oficio o una habilitación. Pero este oficio −tanto como el sentido de la enseñanza, continuamente en obra− se suspende a una solución de la que participan maestros y alumnos, analistas y analizantes.

De allí, asimismo, la pobreza de la clínica practicada por Lacan, visible en los testimonios que tenemos de ella. Porque esta práctica también se suspende al hallazgo de la operación de disolución del síntoma que haría a la formación del analista (o del inconsciente en el que se formaría como formación, valga la redundancia, el analista). En ese aspecto preciso, la disolución es el resultado del fracaso de la investigación. Solo cabe tomarla en serio. Ya no podría sostenerse ninguna escuela, porque ésta se ligaba estrechamente al Seminario y su interrogación central (cuya respuesta daría sentido a todo); y porque durante años, el Seminario es un grupo de trabajo, un grupo de participantes que buscan juntos, en una misma tarea, decidir lo que son (o no son, su deser), lo que los nomina y forma.

¿Cómo se desarrolló esta investigación? ¿Cuáles fueron sus pasos? Durante quince años, Lacan se ocupó de establecer una concepción del final del análisis, y de instituir el dispositivo del pase. Una compleja construcción, que hemos desarrollado ampliamente en otros textos, culmina en ese punto. La no-relación sexual acompaña −el primer gran resultado de la investigación− a este movimiento. El sexo deviene real, forcluido. En seguida, un segundo sector establece, con la teoría de los cuatro discursos y las fórmulas de la sexuación, los tapones del agujero del sexo. Podemos sorprendernos: el discurso es represión, y otro tanto cabe decir de la diferencia de los sexos. La represión secundaria se instala sobre lo no simbolizado, un núcleo real. Finalmente, con los nudos borromeos el síntoma adviene al lugar donde era esperado desde siempre. Ofuscado por el fracaso del pase, Lacan aborda por sí mismo, y sin esperar más, la eficacia del psicoanálisis. Se pregunta una y otra vez por ella, e intenta contestar lo que los testimonios de pase esquivan con su bla-bla-bla corriente.

No es de extrañar que en ese entonces el padre (el padre real) aparezca partout, y cubra casi los desarrollos. Su equivalencia con el síntoma es expuesta directamente en el Seminario. Se trata de la père-version. El agujero (en equivalencia con la represión primaria freudiana) gira en le nom du nom du nom.
Repitámoslo. El sexo sale de juego, se instala un tapón, y resulta el síntoma. En un hiper resumen podemos incluso leer al Seminario dividido en dos sectores: de un lado, el agujero del sexo, su exclusión o forclusión (I-XV); de otro, los discursos, las fórmulas de la sexuación y los nudos (el hombre-síntoma), es decir, el campo del sentido en su acepción más amplia (XVI-XXVII). El sentido se monta sobre ese agujero, lo suplanta, lo cubre. El agujero y la vida humana. Dos escenas. Así, el síntoma acontece en esos momentos en que la vida (el sentido) es succionada por lo real del sexo que irrumpe, se manifiesta. Pero, aun aceptado todo esto, no sabemos cómo disolverlo.
Insistamos. Todo ha girado sobre una búsqueda y una aclaración de la eficacia del psicoanálisis. Se trataba de dar con el truco que permitía al analista hacer cesar el síntoma. El sentido de conjunto de la “obra” de Lacan dependió continuamente, y en todos sus andariveles, de la solución de esta cuestión.

Así pues, todo Lacan está en vilo. No hay obra, ni enseñanza, ni autor. Nos sobrevive un equívoco de proporciones gigantescas, promocionado y sostenido por la idealización de la figura, una falta notable de lectura, la pérdida de vista del sentido del conjunto, e intereses que han desvirtuado la empresa al hacer empresa.
La formación de Lacan. Del defecto virtud. En Lacan todo gira sobre un punto que da vuelta los desarrollos y los hace depender de un problema previo: lo que se dice depende de un decir que se investiga (el deseo del analista, el truco que disuelve el síntoma y que el analista debería aclarar con su testimonio de pase). La enseñanza está allí como una suerte de Vorstellungsrepräsentanz. Lo que vale no vale. El dicho se elimina. Hasta cierto punto, se trata de una broma honesta. La cachotterie más visible y más oculta. Una obstinación. Carta robada. La enseñanza resulta tragada por el Seminario que alcanza su sentido de Seminario. La teoría suple a su preliminar teórico, su fundamento. Y queda en vilo.

Dictionaire étymologyque de la langue française, O. Bloch – W. Von Bartburg
Séminaire, 1584. Empr. du lat. moderne seminarium; les seminaires ont été institutes par le Concile de Trente, en 1545; seminarium, en son sens nouveau, a été tiré du lat. anc. seminarium, qui avait le sens propre de “pépinierè” (empr. au XVIIe s., 1635, etc.) et, par figure, celui de “príncipe source” (empr. au XVIe (en 1570) et au XVIIe s.). – Dér. : séminariste, 1609.

Le petit Robert
Séminaire (seminer). n. m. (1551; lat. chrét. Seminairum, XVIe, proprem. “pépinière”, de semen “semence”). &1° Établessiment religieux oú étudient et se préparent les jeunes clercs qui doivent recevoir les ordrers (dit aussi grand séminaire). – Petit séminaire, école secondaire catholique fréquentée par des éleves qui ne se destinent pas nécessairement au sacerdoce. “Le petit seminaire de Saint-Nicolas n’avait point d’année de philosophie, la philosophie étant reserve pour le grand séminaire” (Renan). & Les maitres et les élèves de cet établissement; années d’études qu’y passé un élève. & 2° (1905; all. Seminar). Groupe de travail d’étudiants. Réunion d’ingénieurs, de techniciens, pour l’étude de certains questiones. V. Colloque.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | El nudo: menos uno 
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Lalangue, la pulsión y el nudo 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | Sueño y arte 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Sobre Jean Rostand y el muro de Viena  
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Posiciones de la técnica 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Visita al pasaje de la falta 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Testimonios del film 
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | La marca de Pierce 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Estructura del Seminario de Lacan [Primera parte] 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Estructura del Seminario de Lacan [Segunda parte] 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Problemáticas del Seminario [Primera parte] 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Problemáticas del Seminario [Segunda parte] 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | El discurso del Capitalista en Lacan. Un hapax 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Situación de Andrés. Un río sin calles 

 

 
» Laura Caime
Taller de escritura  Para liberar el deseo de escribir y aprender a leer la propia escritura
 
» Centro Dos
Cursos con práctica clínica. Ingreso agosto 2020 
 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Seminario "Psicoanálisis con niños y bebes" • Ilda Levin 
 
» Adriana Bauab
Grupo de estudio • Seminario XI - Los 4 conceptos fundamentales del psicoanálisis 
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Actividades virtuales 
 
» Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito XII Quilmes
Test de colores - Max Lüscher - Test Mis Mano 
 
» Fundación Tiempo
Curso virtual: Psicodiagnósticos y psicotécnicos 
 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Seminario: El deseo y su interpretación. Una lectura clínica  Liliana García Maese • Stella Maris Guilian • Invitada Lidia Matus
 
» La tercera
Seminarios 2020 
 
» Centro Dos
Formación clínica en psicoanálisis  Ingreso agosto 2020
 
» Fundación Causa Clínica
Ciclo de conferencias abierto al público. Gratuito. Con inscripción previa 
 
» AASM 2020
XIII Congreso Argentino de Salud Mental  
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Actividades incio AGOSTO 
 
» La tercera
Programa de formación integral en psicoanálisis 
 
» Fundación Causa Clínica
Cursos clínicos psicoanalíticos para graduados con práctica rentada - CURSADA PRESENCIAL / VIRTUAL 
 
» Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito XII Quilmes
Nuevas paradas en el recorrido hacia el daño psíquico 
 
» Centro Dos
Atención online • Tratamiento psicológico al alcance de todos 
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Psicología Forense 
 
» La tercera
Atención psicológica online 
 
» Fundación Causa Clínica
Talleres • Acompañamiento Terapéutico 
 
» Fundación Tiempo
Seminarios virtuales en agosto 
 
» Centro Dos
Actividades online Julio  
 
» Fundación Causa Clínica
Pasantías Clínicas cuatrimestrales y Cursos breves. Virtuales / Presenciales 
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com