Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Conceptos fundamentales del psicoanálisis

El padre sagrado: pánico, muerte y duelo
  Por Luciano Lutereau  y Lucas Boxaca
   
 
Carlos ingresa al consultorio e inmediatamente pide que se “le pregunte”. Se le pregunta qué lo trae a consulta y dice que viene porque tuvo lo que llama “ataque de pánico”. Súbitamente sintió unas palpitaciones y mareo. “Pensé que me iba a morir, tenía mucha taquicardia y pensé que me moría”, expresa. “Después de eso, días después, me agarró miedo a que me pasara de nuevo”. Agrega, entre otras cosas, que tras visitar varios médicos, estos le han dicho que no tenía nada y que debería consultar a un psicólogo. Duda que sea de orden psicológico la causa de lo que le sucede dado que lo que le pasa a él, lo siente en el cuerpo.

Describe entonces al detalle todas las manifestaciones corporales como sudoración, aumento de la respiración, mareos ocasionales, taquicardia, etc. “No sé qué es lo que me pasa, es un castigo, no me deja hacer nada. A veces voy al supermercado y me parece que me va a pasar lo mismo que esa vez, que me va a volver el ataque y me da miedo de morirme.”
Primera entrevista, pero ya hay algo que insiste. Temor a que algo se repita. En los dichos del paciente se escucha: la muerte como algo inminente. Pero la repetición no es solamente interna al caso; algo se repite en los dichos del paciente y en algunos casos que presentan la fenomenología nombrada como ataque de pánico. Algo de la muerte como inminente se presenta en derredor de lo que se nombra como pánico. ¿Podría ser éste un elemento clínico típico?
En posteriores entrevistas, Carlos intenta construir las circunstancias que rodean sus ataques de angustia. Su padre ha muerto hace un año, “de cáncer por fumar”. “Yo también fumo, siempre termino haciendo lo que critico en los demás”. Se le pregunta qué fuma y expresa que el primero de sus ataques lo tuvo el día de su cumpleaños, tras haber fumado marihuana. En este punto pregunta: “¿Puede ser que sea por haber fumado?”. Comenta que recuerda que en el momento en que estaba fumando con sus amigos pensó: “Si me ve mi tía me mata”. Y luego: “Vamos a ir todos en cana”.

He aquí un contenido ideativo que se agrega a la manifestación puramente corporal de la crisis de angustia: una presencia punitiva del Otro que parece tener alguna injerencia en lo que se presentaba como sin causa psíquica, cuestión que parece tener conexión con el “castigo” que el pánico representa para el paciente.

Es de ese mismo modo que se refiere a su infancia: “Un castigo”. De su padre dice: “Nunca estaba en casa, siempre estaba borracho, salvo cuando trabajaba. Mi madre es loca, está internada”. Desde chico se ocupó de cuidar a su sobrina: “Me quedaba en casa solo y a veces no teníamos nada de comer, le daba agua con azúcar para que no llorara. Tenía miedo de que se muriera”. “Para que no saliera me decían, mis hermanos y mi papá, que me iba a agarrar la policía”. Le pegaban continuamente y se pregunta: “¿Por qué todo fue a los golpes?, ¿por qué tanto castigo? Pero no siento rencor”, aclara inmediatamente, dado que no quiere hablar “mal” del padre, “porque los padres son sagrados”.
Recuerda una escena que se repetía en su hogar. Su padre llegaba tarde en la noche, ebrio, y lo despertaba para que le hiciera mate. Luego “servía dos vasos de vino, brindaba y se tomaba los dos vasos, diciéndome que no debía beber, porque me haría mal”. El motivo del brindis: su muerte. “Celebraba que quizás ese fuera el último día de su vida”, aclara el paciente.

Carlos comenta que su padre era un soñador, que lo despertaba por las noches para decirle que lo traería a Argentina. “Yo le creía, pero un día me cansé y lo perseguí con una navajita, se reía de mí y yo le decía que lo iba a matar”. Tras lo dicho el paciente no oculta su sorpresa: ¿qué relación entre este deseo de muerte hacia un padre demasiado vivo y lo que resuena en el ataque como angustia de muerte? Siguiendo las palabras de Carlos: “¿Por qué tanto castigo?”. Tanto castigo, ¿tendrá relación con lo que se le genera a Carlos con respecto a ese padre?

Quizás esta modalidad de presentaciones clínicas, en las que el ataque de angustia se acompaña del sentimiento de muerte inminente, sea un modo de expresión que cobra la tensión entre el yo y el superyó. Freud no deja de hacer esta correlación: “La angustia de muerte, que nos domina más a menudo de lo que pensamos, es en cambio algo secundario, y la mayoría de las veces proviene de una conciencia de culpa”.
Carlos relata el modo en que vivenció la muerte de su padre: no ha podido “llorarlo”. Expresa que iba poco al hospital porque no podía verlo tan mal: “Se ahogaba... no podía respirar”. “Ahogo” que el paciente nota, no sin sorpresa, que utiliza para referirse a su padecimiento. Trabajo de duelo que Carlos encuentra dificultades en realizar.

En el seminario 10 Lacan afirma: “El trabajo de duelo se aplica a un objeto incorporado, un objeto al cual no se le desea demasiado el bien. Entonces, si incorporamos al padre para ser malvados con nosotros mismos es quizás porque tenemos muchos reproches que hacerle a ese padre”.

Reproches, que aunque silenciados por lo sagrado del padre, son igualmente penalizados. Una penalización que retorna a través de la angustia de muerte. Un saldo de lo agresivo hacia el padre que a través de la moralidad silenciosa del superyó se orienta contra el yo. Una moralidad que no distingue entre la acción ejecutada y el deseo que surge de la renuncia a desplegar la acción agresiva.
Carlos comienza a desplegar estos reproches, no sin dificultad porque “Los padres son sagrados”. Tras ser enunciados, estos permiten contornear cuestiones relativas a la inconsistencia del padre. Comenta que mientras su padre estaba en el hospital hablaba con él: “Yo le decía a mi papá que me pasaba lo de los ahogos, el pánico, pero me decía que era una cuestión de edad y que se me iban a pasar, pero me seguían. Pero bueno qué iba a saber él, además él se estaba muriendo y yo ni bola”.
Todo este recorrido en derredor de la muerte del padre y las circunstancias que la rodearon viene acompañado por una disminución en los montos de angustia y la circunscripción de los miedos, que nos permite preguntarnos si el pánico, al menos en este caso, no constituye una manera de tener idea de su muerte y transitar el duelo.
_____________
Los autores son psicoanalistas, docentes e investigadores de la UBA, autores de Introducción a la clínica psicoanalítica y Celos y envidia. Dos pasiones del ser hablante.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 194 | enero 2016 | Del sujeto (al objeto) del deseo 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | Amor y deseo (en las neurosis) 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | ¡Hacete hombre! 
» Imago Agenda Nº 190 | abril 2015 | El post-lacaniano 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | El decir analizante 
» Imago Agenda Nº 188 | enero 2015 | ¿Cuándo juega un niño? 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Las pasiones tristes  Del síntoma al lazo social
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | ¿Por qué seguir leyendo a Freud?  Los usos del caso clínico (segunda parte)
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | Deseo del analista y abstinencia (tercera parte) 
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Deseo del analista y abstinencia (primera parte) 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | El juego de la pulsión 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de la psicosis. Una lectura al pie de la letra 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | ¿Qué es el acting out? 
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | ¿Qué es el síntoma? 
» Imago Agenda Nº 172 | julio 2013 | ¿Qué es la rectificación subjetiva? 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | ¿Qué importa quién escribe?  Acerca de Lapsus Calami. Revista de Psicoanálisis
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | ¿Qué es la angustia en psicoanálisis? 
» Imago Agenda Nº 170 | mayo 2013 | ¿Qué es el deseo del analista? 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | La voz en off, de Nicolás Cerruti 
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | ¿De qué hablamos cuando hablamos de juego? 
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Todos los juegos el juego  Comentario del libro Un psicoanálisis jugado. El juego como dispositivo en el abordaje terapéutico con niños de Marcela Altschul, Buenos Aires, Letra Viva, 2012, 230 páginas
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | De qué hablábamos cuando hablamos de amor  Una conversación con Gérard Pommier
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Los que triunfan al fracasar 
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Detrás del espejo   Una conversación en torno a la película Cornelia frente al espejo del director Daniel Rosenfeld
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | Ver lo invisible  Seis reflexiones en torno al último desarrollo de Guillermo Mac
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La locura, pasión de lo imaginario  Reseña de Las locuras según Lacan, de Pablo Muñoz (Letra Viva, 2011
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | ¿Cómo amar a una mujer? La “perversión” de la joven homosexual de Freud 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | ¿Sujeto supuesto al trauma?  Comentario de Lo indecible. Clínica con lo traumático, de G. Insua y colab. Buenos Aires, Letra Viva, 2013
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | ¿Cómo se analiza un perverso?  

 

 
» Lacantera Freudiana
Cuando la clínica interpela a la teoría  Sábado 23 de noviembre 15 a 17 hs • Actividad abierta y gratuita
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com