Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Púberes en peligro
  Saber hacer allì con lo imprevisto
   
  Por Sergio Zabalza
   
 
Nadie ha determinado hasta aquí lo que puede un cuerpo
Baruch Spinoza2

Los peligros que afrontan los púberes y adolescentes, en el contexto de un orden globalizado bajo el renovado empuje a la vigilancia y el control, hacen válidas ciertas reflexiones sobre ese período en que se termina de conformar la imagen corporal.
En realidad, sin criterios de autopreservación no hay cuerpo posible, sólo que convendría interrogar ese auto con el que solemos abordar la relación del individuo consigo mismo: el indispensable narcisismo con que un soma adquiere dignidad de cuerpo se constituye en el espejo que brinda el semejante, de manera que en el nudo del sentimiento de sí ya está presente la alteridad, esa suerte de extranjero o inmigrante que sin embargo abona la identificación con un rasgo, una imagen o un lugar.

Lejos entonces de reducirse a una autopercepción estereotipada, eso que llamamos singularidad es lo que nos hace diferentes de nosotros mismos. No en vano, solemos sorprendernos con nuestras reacciones tanto como con los fallidos, lapsus, y olvidos que, mal que nos pese, traicionan las coartadas de nuestro narcisismo. Luego, vía arcaicos mecanismos de defensa, lo temido en nuestro interior aparece en el afuera. Este es el peligro esencial: el inmigrante que nos constituye.
Tan firme es esta continuidad entre la amenaza interna y la externa que ya sobre el final de su vida Freud afirmaba: “Confesémoslo llanamente: no esperábamos que el peligro pulsional interno resultara ser una condición y preparación de una situación de peligro objetiva, externa”3.

Así, una educación basada en el miedo a lo diferente -o en la pretensión de eliminar la contingencia- sólo puede producir sujetos que, inseguros ante los fantasmas que el entorno estimula, se muestran incapaces para enfrentar los problemas que la vida trae a cada instante. De modo que todo criterio eficaz de autopreservación, prudencia o cuidado de sí debe apoyarse en cierto saber hacer con lo imprevisible que encarna nuestra propia alteridad: esa “Una equivocación”4, tal como Lacan eligió designar al inconsciente durante sus últimos seminarios.
Por eso, más que los consabidos e imprescindibles dichos, recomendaciones y consejos, la eficacia de una transmisión reside en los límites que el padre –cualquiera sea quien cumpla esa función– se impone a sí mismo, su manera de ser y estar en el mundo, y sobre todo la actitud que adopta frente a las equivocaciones, fracasos e imprevistos.

Así, por ejemplo, la prudencia deja de ser un modelo de conductas impuestas en función de alguna verdad más o menos aceptada, para constituirse como la distancia con que un cuerpo, abierto a la invención, elige plantarse frente a la novedad, cualquiera sea la connotación que la misma arrastre consigo, y las consecuencias que de ella se deriven.
______________________
1. Psicoanalista. Autor de El Lugar del Padre en la Adolescencia. Letra Viva.
2. Baruch Spinoza; Etica demostrada según el orden geométrico, Mexico, FCE, 2002, p. 106.
3. Sigmund Freud; 32º Conferencia, “Angustia y vida pulsional” en Obras Completas, A. E. tomo XXII: “Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis”, página 80.
4. Jacques Lacan, El Seminario: Libro 24: “Lo no sabido que sabe de la Una equivocación se ampara en la morra”. Inédito. Clase del 10 de mayo de 1977: “No hay nada más difícil de aprehender que este rasgo de l’une-bévue [Una equivocación], por el que he traducido el Unbewusst, que quiere decir en alemán inconsciente.”
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | Silencio: esa puta soledad de la lengua 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Kafka, la familia y el Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | La gavilla de zombies asesinos y consumidores 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | Realidades violentas: ¿contra los hijos o contra el Padre? 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Cuatriciclos: papá ya no lo sabe todo 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | El sexo del nombre o el nombre del sexo 
» Imago Agenda Nº 178 | enero 2014 | “…Io antes de hablar, quesería decir algunas palabras”  
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Autismo ministerial 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | Elección sexual: la ropa del síntoma 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Dos familias de locura 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | ¿Amor o crimen subjetivo? 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | El gobernante, la justicia y el pudor  
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Uno vuelve, entre el centro y la ausencia 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | ¿Testigo o superstite? 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | Presencia y ausencia del amigo 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Bisnieto de rabino, hijo de un psicoanalista 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Filicidio: niños liquidados 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | La salud lacaniana: Del consumidor subsidiado a la responsabilidad subjetiva 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Violencia Rivas quiere ser mamá 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Entrevistas con padres  Qué hay para escuchar; qué hay para perder
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Japón: ética, arte y ultraje bajo el mismo cielo 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Patagones: El despertar de la primavera 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | La mano del fantasma: entre Niñez y Adolescencia 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Gordos: el reverso del yuppie 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Servicio cínico voluntario (o sobre la moral del bufón) 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | El porvenir de la diferencia 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Fuego, responsabilidad y contingencia (o sobre el tabú de Cromañón) 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Síntoma y pubertad  La latencia de que adolece todo significable
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | “Tratame bien”... o sobre la máscara y el nombre 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Hambre y amor 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Los muros se hacen del lenguaje 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | La "previa" y los semblantes 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Vacaciones: La invensión del regreso 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Decepción, vulnerabilidad e identificación en la adolescencia 
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | La "vida inútil" del analista 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Apropiación, desamparo y transmisión simbólica 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | La imagen del Otro 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Pasar el tiempo en Gesell  (o sobre la declinación del prójimo)
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Padre e hija: la filiación en el cuerpo  (una diferencia entre psicoanálisis y literatura)
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | Salud Mental:  "Un quilombo de la puta madre"
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | El juego de la transferencia  Estética o intemperie en el momento de concluir
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Viagra entre los jóvenes  Un tema para nunca acabar
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Un requiem de dulce de leche 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Freud: hacer algo con el nombre 
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | El zapping de la memoria.  (o por qué le pegamos a los viejos)
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Cromañón: urgente una mujer 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | El secreto mafioso del síntoma 
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | 2046: Fin del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | ¿De quién es el duelo?  Algo más sobre el caso de Romina Tejerina
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | Cuando el arte no hace un lugar  (o sobre la noción de Hospitalidad del Síntoma)
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | Cadáver exquisito 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Nota al pie: una perspectiva topológica del Hospital de Día 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Una peste que entra por los ojos  (reflexiones a partir de La Invención de Morel)
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Caballeros Damas ¿La anatomía es el destino? 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | El revo-ltril  
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Los “nuevos síntomas”, de los analistas 

 

 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com