Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

La lengua de Babel
  Por Eduardo Haimovich
   
 
En noviembre de 1971, dictaba entonces su seminario… Ou pire, Lacan escribe lalangue, lalengua en una sola palabra. Subrayo que manifiesta ser un significante nuevo solamente por medio de la escritura que elimina el intervalo entre “la” y “lengua”.
Juan Ritvo1 hace notar que este término ha dado lugar a interpretaciones diferentes, algunas aparentemente divergentes si no contradictorias. Veamos algunas: el bla - bla - bla, la lengua de la habladuría, la ruptura de la oposición clásica entre código y mensaje, lo que parasita al sujeto y opera en él como un cáncer, la lengua materna, la diferencia con el lenguaje tal como lo trata la lingüística, la glosa fuera del código, fuera de lugar, el inconsciente, la lengua materna, lo continuo del habla a diferencia de lo discreto del significante, la dislocación que la retórica, la poética, la música, la pintura han permitido pensar.
Quizás estas diferentes interpretaciones no sean tan divergentes como parecen. Lacan mismo ha sustentado varias de ellas al mismo tiempo. Por ejemplo, con respecto al bla, bla, bla, en… Ou pire dice que somos causados por nuestro propio bla, bla, bla2. Con respecto a lo que parasita al sujeto y opera en él como un cáncer, en Le sinthome afirma que la palabra es un parásito, que la palabra es la forma de cáncer que aflige al ser humano3. Con respecto a que nombre a la lengua materna y al inconsciente, en Encore afirma que lalengua sirve para cosas muy diferentes de la comunicación. Lo ha mostrado la experiencia del inconsciente en tanto el inconsciente está hecho de lalengua, esta lalengua llamada, y no en balde, materna4. Con respecto a la diferencia con el lenguaje tal como lo trata la lingüística, en Encore subraya que “En lalengua, […] en tanto es interrogada como lenguaje, se despeja la existencia de lo que una lingüística primitiva designó con el término de elemento. El significante Uno no es un significante cualquiera. Es el orden significante en tanto se instaura por el envolvimiento con el que toda la cadena subsiste”5. Con respecto a la glosa fuera del código, fuera de lugar, da el ejemplo de las “palabras impuestas” en Le sinthome6. Y, finalmente, con respecto a la dislocación que la retórica, la poética, la música, la pintura han permitido pensar tenemos todo el seminario que dedica a Joyce y las referencias a la Entstellung de Freud.

Está el ruido de fondo de lalengua. El murmullo y el ruido anticipan a la palabra formando parte ya de lalengua materna. Los “ajó”, “ahó”, “nana”, “mamá”, etc. ¿son del niño?, ¿provienen de la madre? Son briznas sonoras tejidas entre ambos: la madre repitiendo y moldeando los sonidos del niño consolida ese murmullo, esas sonoridades que algún día serán canto, poesía, color. Hacen a las propiedades esencialmente fonéticas de la palabra, la polifonía de la palabra.
El discurso siempre se arranca de ese fondo siempre movedizo. No sabemos si su fuente es el ruido definitivo o el silencio puro, como se interroga Claude Rabant7, pero sí la experiencia nos ha mostrado que es con golpes de puntuación es necesario arrancarlo8.

Es así que Lacan fue llevado a decir que es el conjunto de las mujeres el que engendra lalengua, esta prótesis del equívoco; pues lo que caracteriza a lalengua entre todas las lenguas son los equívocos que son posibles en ella.
En el otro extremo, el alarido de Schreber evoca en Lacan la función vocal absolutamente a-significante, y que empero contiene todos los significantes posibles y es precisamente lo que nos estremece en el alarido del perro ante la luna. Se trata de ese zumbido que tan a menudo pintan los alucinados, el murmullo continuo de esas frases, de esos comentarios a los que aludía con respecto a las alucinaciones verbales y que a la altura del Seminario III no podía tratar más que con la lógica del significante y que luego podrán ser adscriptos a lalengua.
Cito a Claude Rabant al respecto: “Está el ruido inextinguible donde las palabras se hunden y se pierden antes de nacer. Está la ausencia inagotable de mediación, la potencia primera del embrollo, la memoria sin bordes donde la frase se indiferencia, donde el sujeto se mantiene en los albores múltiples de lalengua; tiempo de antes de los ciclos cerrados donde ‘fui varón’, “fui mujer”.

Se trata de lo indeterminado profundo que trabaja la textualidad; desasosiego de la lengua en el seno del lenguaje que todo dicho falla en contener.»9
Rio continuo, música o bochinche, si la diferencia significante permite extraer de ella el lenguaje, es por intermedio de la escritura que la palabra se descompone en una deformación en la que queda ambiguo saber si se trata de liberarse del parásito palabrero o, al contrario, de dejarse invadir por las propiedades fonéticas de la palabra, por la polifonía de la palabra, como lo señala Lacan a propósito de Joyce.
Apelaré a otro maestro de las letras, Jorge Luís Borges para adentrarnos en los secretos babélicos de lalengua.

Biblioteca que contiene todos los libros escritos y por escribir «La biblioteca de Babel»10 de Borges está regida por dos axiomas fundamentales:
1) La biblioteca existe desde la eternidad. Esto significa que tanto la biblioteca de Babel como los bibliotecarios pueden ser obra de un demiurgo o del azar.
2) El número de símbolos ortográficos usados en los libros es veinticinco, incluyendo el espacio, la coma y el punto. Los libros de Babel están compuestos a partir de combinaciones aleatorias de estos signos, agotando todas las posibles combinaciones (cuyo número es inimaginablemente grande, pero no infinito). Esto demuestra la naturaleza caótica e informe de todos los libros. Por cada palabra que esté escrita, puede haber palabras inconexas, frases incoherentes, que forman lenguas no menos incoherentes.

Dadas estas condiciones, la biblioteca contiene desde algún libro que consiste solamente en la repetición de una misma letra, hasta innumerables versiones de El Quijote o cualquier otro libro, en todos los idiomas conocidos, en todos los idiomas desconocidos, con todas las erratas imaginables, etc. En palabras de Borges, “basta con que un libro sea posible, para que exista” en algún lugar de la inmensa Biblioteca.
¿Qué quiso transmitir el maestro con este relato? Podemos pensarlo desde su título. Se trata del lugar que alberga las letras del ruido primitivo de lalengua. Libros que no dicen nada, libros ecolálicos, libros joyceanos, restos del juego de la lengua. Letras que miman lo que ocurriría si suponemos que el significante sigue sólo su camino. Debemos admitir entonces que hay en nosotros, más o menos eludido por el mantenimiento de las significaciones que nos interesan, una especie de zumbido, un verdadero zafarrancho, que desde la infancia nos ensordece. Allí encontramos lo informe de su reverberación, la sonoridad insensata de la lalengua. Se trata de la lengua materna, de un hablar resonante que quiebra al lenguaje y asume el exceso vía la deformación palabrera, indicando así un hablar afectado por el deseo.
Allí y con esto es posible realizar los singulares modos de combinación literal que conjugan la imagen quebrada de una significación incompleta, la suspensión de un significante cualquiera que le da su marco, y eso informe que se infiltra entre ellos, voz, mirada o cualquier otro resto.

En la “Conferencia en Ginebra”, Lacan afirma que el niño debe hacer una coalescencia entre su realidad sexual y el lenguaje. Lalengua hablada deja marcas: huellas, depósitos, detritus, aluviones. Estamos impregnados por cómo esas primeras palabras han sido dichas y oídas. Hay coalescencia entre los primeros goces y estas huellas, huellas sonoras. Esta coalescencia se cristalizará en el síntoma y cuando el análisis la retorne a su origen insensato, un saber hacer con arte artificiará un sínthoma porque este goce no es totalmente reducible con el equívoco, deja huellas, cicatrices, material con el que se fabricará el síntoma.
Para terminar, nuevamente Borges. Conmemorando un día de su infancia en el que su padre le leyó “El ruiseñor” de Keats, Borges dice que no entendió nada pero escribe en Arte poética: “Yo había considerado el lenguaje como una manera de decir las cosas, de quejarse o de decir que uno estaba alegre, o triste. Supe que el lenguaje también podía ser una música y una pasión. Y así me fue revelada la poesía”. 
_____________
1. Imago Agenda, núm.103, setiembre de 2006.
2. Clase del 3/2/72.
3. Clase del 17/2/76.
4. Clase del 26/6/83.
5. Ibid.
6. Clase del 17/2/76.
7. Clins, Homo Sapiens, 2006.
8. Françoise Dolto ha aportado al respecto con su práctica con niños autistas.
9. Ibid.
10. El jardín de ssenderos que se bifurcan (1941; Ficciones, 1944
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 106 | diciembre 2006 | Figuras del prójimo   de Juan Ritvo (Letra Viva, 2006)

 

 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Seminario "Psicoanálisis con niños y bebes" • Ilda Levin 
 
» Adriana Bauab
Grupo de estudio • Seminario XI - Los 4 conceptos fundamentales del psicoanálisis 
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Actividades virtuales 
 
» Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito XII Quilmes
Test de colores - Max Lüscher - Test Mis Mano 
 
» Fundación Tiempo
Curso virtual: Psicodiagnósticos y psicotécnicos 
 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Seminario: El deseo y su interpretación. Una lectura clínica  Liliana García Maese • Stella Maris Guilian • Invitada Lidia Matus
 
» La tercera
Seminarios 2020 
 
» Centro Dos
Formación clínica en psicoanálisis  Ingreso agosto 2020
 
» Fundación Causa Clínica
Ciclo de conferencias abierto al público. Gratuito. Con inscripción previa 
 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Historia novelada del sujeto:   Seminario online a cargo de María Cristina del Villar
 
» AASM 2020
XIII Congreso Argentino de Salud Mental  
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Actividades incio AGOSTO 
 
» La tercera
Programa de formación integral en psicoanálisis 
 
» Fundación Tiempo
Curso de integración escolar  % 15 de descuento en posgrados, seminarios y cursos • Modalidad virtual
 
» Fundación Causa Clínica
Cursos clínicos psicoanalíticos para graduados con práctica rentada - CURSADA PRESENCIAL / VIRTUAL 
 
» Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito XII Quilmes
Nuevas paradas en el recorrido hacia el daño psíquico 
 
» Centro Dos
Atención online • Tratamiento psicológico al alcance de todos 
 
» Fundación Tiempo
Curso de Acompañamiento Terapéutico modalidad virtual 
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Psicología Forense 
 
» La tercera
Atención psicológica online 
 
» Fundación Causa Clínica
Talleres • Acompañamiento Terapéutico 
 
» Fundación Tiempo
Seminarios virtuales en agosto 
 
» Centro Dos
Actividades online Julio  
 
» Fundación Causa Clínica
Pasantías Clínicas cuatrimestrales y Cursos breves. Virtuales / Presenciales 
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com