Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Nasio con Bleger
  Por Emiliano Del Campo
   
 
Retomo mi libro: Lecturas de Freud desde Barager, Lacan y Nasio. Nasio escribió el Prefacio sin leer el libro, ignoró el capítulo: “El pensamiento de Bleger y su época”. Escribe: “Emiliano del Campo se inscribe en la línea fecunda de los grandes fundadores del psicoanálisis argentino: fue paciente de José Bleger, quien a su vez fue analizado por Enrique Pichon-Rivière, eminente psicoanalista analizado por Ángel Garma, alumno y paciente, a su vez, de este otro gran pionero que fue Theodor Reik”.

En Kant con Sade, Lacan sostiene que para Kant, la moral es un bien, sólo si es “universalmente válido para todos”; implica renunciar al placer, a las diferencias personales. El Estado, las Instituciones, etc., son “el bien absoluto” (das Gute). Sade propone la máxima universal del derecho al goce, someterse a la voluntad de “todos”. Ambos están “bien en el mal”.
Nasio, ¿es kantiano o sadiano con la “filiación del analista”? Es decir, yo existo como analista por todos los que preceden a Bleger. Con Bleger llego a Freud, vía Reik, analizado de Freud; debo renunciar a mi diferencia; no existo en su Prefacio. ¿Puedo disentir? ¿Bleger puede trasmitirme a Freud? Afiliado al PC, cuestionó la metapsicológía freudiana desde el materialismo dialéctico.
Pregonó la contratransferencia; ignoró lo que Freud sostenía en 1910 y en 1937, la practicaba como un credo, “no me escuchaba, se escuchaba”, durante diez años de análisis. A Freud llego por Lacan; mi verdadero análisis fue con Jacques Alain Miller.

¿La filiación de Nasio donde está? En la Revista Ñ, gran reportaje; me llama para disculparse por no mencionarme como su analista; nunca lo hizo. No es casual que haya ignorado la importancia del capítulo 1, donde cuestiono lo que Bleger sostenía. En el reportaje dice: “Yo no hablo el dialecto lacaniano”, está diciendo: Yo no hablo, como antes, el dialecto-dialéctica materialista del PC; hablo desde mi status social, económico y psicoanalítico en Paris. Nasio, en los ‘60, se encontraba con Bleger como miembro del PC; una vez nos cruzamos, yo iba a sesión, y quizá más tarde él fuera a mi diván. ¿Por qué debe “ocultarlo”? Hace lo que Bleger no pudo sostener; hay otro Nasio, desapareció el de los ‘60. Como su analista, soy el eslabón que debe ocultar, su pasado PC-blegeriano; vive ahora en su “palacio”, debe vivir como en la foto de la Revista Ñ: sentado en un sillón de cuero. Escribe la cronista: “Esta vestido como un dandy... la pequeña roseta francesa de la Orden del Mérito brilla en su solapa azul con rayitas turquesas. A su lado dejó su sombrero negro y su sobretodo de camello”.
El 20 de junio de 1972, me anuncian el fallecimiento de Bleger. En 1973, la Revista de la APA le dedica un número a su memoria, está lo que no dijo en vida; sus encendidas críticas a la APA y a la postura del grupo Plataforma. Sostiene que APA se ha convertido en formadora de profesionales, marginando su función social y el rol científico. Le pesan las consecuencias de la crisis sociopolítica del país y que la APA muestre las falencias de su estructura; el Psicoanálisis y la Institución entran en contradicción, las ganancias están en peligro.

Bleger tiene su máxima kantiana, como miembro del PC y como didacta de APA: “debo vivir en la Avenida Quintana, en Recoleta, donde celebro una fiesta, el primer millón de pesos que gano como analista”. La crisis de los ‘70 es la decadencia de una época de esplendor del poder de los didactas, él fue un gran beneficiario de toda la derecha, pero poniéndose a la izquierda. Los candidatos se han revelado como “masas proletarias” contra la “burgesía didáctica”, que tiene los medios de producción de ideas y dinero, ¡Marx tenía razón! ¡Este proletariado enterrará a la burguesía-didacta! Vive entre su psicoanálisis y su marxismo, como un oligarca de Recoleta. Acusó de oportunismo a Plataforma; renuncia. Dejó al PC cuando en 1962 viajó a Rusia y descubrió el antisemitismo; se convirtió en sionista.

Cuando publica Psicoanálisis y dialéctica materialista, cuatro años antes, Lacan dicta sus primeros Seminarios, lee a Freud desde el alemán. Bleger desconoce lo que Louis Althusser escribe en 1964: Freud y Lacan, pero reconoce a Politzer. Bleger fundó otra teoría, pero sin nombre. Su muerte, efecto de contradicciones, estar bien en el mal era negar su infarto; durante el último año de análisis se negó a responder mi pregunta reiterada: ¡Bleger, usted ha padecido un infarto? Silencio, repetía mil veces la pregunta, silencio; se murió en silencio. ¿Qué piensan los lectores de “Nasio con Bleger”?
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Los acontecimientos históricos y las guerras en la vida de Sigmund Freud 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | Vicisitudes del libro  
» Imago Agenda Nº 116 | diciembre 2007 | Freud pionero en la psicofarmacología 
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | La contratransferencia, problemática del psicoanálisis 

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com