Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Mesa redonda

En torno de La Pulsión respiratoria en psicoanálisis (tercera parte)
  Por Pablo Peusner
   
 
Pablo Peusner: voy a hablarles de mi lectura de La pulsión respiratoria en psicoanálisis1 porque es el modo en que yo me vinculé y conocí este libro, ya que sólo tenía referencias del mismo antes de su aparición por compartir el trabajo con algunos de sus autores. En la tapa del libro se ve la imagen de una escafandra, debajo de la cual uno no duda en adivinar la identidad del personaje: se trata de Juan Salvo y es el Eternauta. “El Eternauta” es una de las más importantes historietas argentinas surgida a fines de los ’50 y principios de los ’60 y se la debemos a Oesterheld y a Solano López. La historia tiene un comienzo muy simpático: se trata de una partida de truco entre cuatro amigotes en un chalet de Vicente López, y cuando Juan Salvo –el Eternatuta– tiene 33 y es mano, se asoman por la ventana y ven caer una nieve tóxica que mata todo aquello con lo que toma contacto. La primera tanda de historietas fue publicada ya entrados los ’60, y en el prólogo de esa edición, Oesterheld escribió algo que quiero compartir con ustedes, y es lo siguiente:
“El héroe verdadero de El Eternauta es el héroe colectivo. Un grupo humano, refleja así mi sentir más íntimo. El único héroe válido es el héroe en grupo, nunca el héroe individual, nunca el héroe solo.”

Algo similar resuena en La pulsión respiratoria...: este libro es la obra de un grupo. Me parece que si hubiera que determinar quiénes son los autores de este trabajo, podríamos decir sin lugar a dudas que se trata de un grupo que publica un extenso trabajo de investigación y de producción, que da como resultado un acontecimiento que para mí sigue siendo mágico y considero que debemos seguir festejándolo, más allá de tantas ideas apocalípticas acerca de la muerte del libro, del final de los libros impresos, etc. Yo quiero que festejemos la aparición de un libro nuevo: La pulsión respiratoria en Psicoanálisis2. Les decía que así como desde aquel chalet de Vicente López un grupo de protagonistas sentaron posición frente a una invasión; desde este libro –y los quiero nombrar: Alfredo Eidelsztein, Graciela Morelli, Sandra Contrera, Haydeé Montesano, Mónica Rodríguez, Oscar Smejkal, Raúl Solari y Andrea Perdoni– tomaron posición ante un problema teórico que, creo, tiene un valor único que conviene destacar: el de ser una crítica a la noción de pulsión en psicoanálisis lacaniano. Y quiero tratar de fundamentar por qué hago una afirmación así, tan taxativamente. En primer lugar, porque en el libro no se trata de una crítica a otros autores que trabajaron la pulsión, y no estamos hablando de crítica en el sentido de juicios acerca de postulados teóricos de otros autores, también psicoanalistas: en este caso la crítica debe ser entendida en el sentido kantiano del término, es decir, que el trabajo que este libro hace sobre la pulsión funciona como condición de posibilidad. Sin el trabajo de establecimiento de la noción de pulsión en psicoanálisis lacaniano, tal como se lo hace en el libro, sin la revisión del concepto, sin el relevamiento de algunas citas que se hacen a lo largo del texto, la propuesta de la hipótesis de la existencia de la pulsión respiratoria no podría realizarse. También puedo decirlo al revés, y afirmar sin temor a equivocarme, que cualquier autor o cualquier psicoanalista que, contando con una idea de pulsión que no sea la que este libro propone –alguna de ellas señaladas por Sebastián Sica en su intervención–, cualquier autor que utilizara una noción de pulsión como esa, no podría de ninguna manera dar el salto necesario como para proponer y encontrar en la clínica una pulsión respiratoria. Este trabajo que yo designo como trabajo crítico en relación con el concepto de pulsión, se desarrolla a lo largo de todo el libro.

No voy a realizar una puntuación del texto porque no es mi intención ahorrarles la lectura, más bien todo lo contrario: la intención es estimularlos a leer, porque a mi criterio también se trata de un libro valiente, porque propone algo. El texto incluye una propuesta positiva sobre el tema de la pulsión: estamos muy acostumbrados a textos que son solamente trabajos de deconstrucción de argumentos de otros autores. En este libro hay una propuesta positiva, clara, en relación a cómo podemos entender la pulsión y la pulsión respiratoria en particular, porque se incluyen desarrollos de ciertos tópicos que son centrales en el concepto de pulsión y que muchas veces quedan olvidados cuando alguien trata de exponer cuál es su posición respecto de la pulsión. Solamente los voy a nombrar:
En primer lugar, me parece fundamental que el libro ubique el concepto de pulsión en la experiencia analítica, considerando que la experiencia analítica es el único medio para su manifestación; es decir, no hay pulsión en fenómenos sociales, no hay pulsión en la biología. Justamente por eso, el campo de inserción y descubrimiento del concepto es el campo clínico. Esto justifica la constante remisión a casos y viñetas, y en algún sentido acuerdo con la afirmación de que en este libro la pulsión deja de ser el nombre de lo que en el análisis no marcha.

En segundo lugar, el libro es muy riguroso respecto de las condiciones topológicas planteadas por Lacan para situar el concepto de pulsión, algo que habitualmente es desatendido. Se incluyen desarrollos en torno del corte, que tal como mencionaba Sebastián Sica, es un doble corte respecto de la zona erógena y respecto del objeto. Se trabaja consistentemente acerca de la oferta de lo real del cuerpo a través de los agujeros, trabajo que permite diferenciar cabalmente la pulsión del fenómeno psicosomático. Está ampliamente desarrollada la idea de la no-especularidad topológica de la pulsión, lo que permite acceder a una de las hipótesis que más me interesaron y que es la de las “vestimentas del aire”. Y también está bien desarrollada la noción de trayecto, circuito o recorrido circular, que articula con la idea de las reversiones freudianas, y hasta hay una cita –en algún lugar– para recordarnos que Lacan alguna vez intentó mostrar esta estructura con el Teorema de Stokes.

Y en tercer lugar, en el libro se establece claramente la relación entre la pulsión y el sujeto del inconsciente, y se echa mano a una idea que Lacan trabajó bastante a lo largo de su obra y que es la suposición del sujeto como hipokeimenon, tanto como la relación entre la pulsión y el Otro, que es uno de los puntos más controversiales en relación a cómo comprender la pulsión. No se ha desatendido en el libro la escritura de Lacan del (S/Dr) ni tampoco la relación de ese matema con la relación del Gran Otro, abriendo los pisos del grafo, destacando la diferencia entre el uso sincrónico y diacrónico de los términos que Lacan indicó; y permitiendo el acceso en el terreno de la pulsión a la idea de la gramática pulsional.
Finalmente, la articulación de los recorridos con la libido, a partir del famoso mito de Lacan de la laminilla, y del objeto a como representante de aquello perdido en dicho mito. Todo esto, en el marco de la localización orgánica, permite dar una cabal respuesta a aquellos analistas que, o bien trabajan mucho el cuerpo, o bien trabajan mucho el significante, porque este modelo permite introducir una buena articulación.

La hipótesis de la pulsión respiratoria en el libro no es una hipótesis ex nihilo: proviene de un intento de retomar y extender indicaciones, tanto de Freud como de Lacan, acerca de lo respiratorio. Y como además de lector soy psicoanalista, quisiera al menos presentarles tres ideas que en el libro aparecieron con más injerencia clínica –al menos en lo que a mi práctica convoca– porque hay cosas que antes de leer el libro yo no sabía. Hay tres cosas que supe gracias a este libro y las quiero transmitir: primero, que nunca se me había ocurrido ni había pensado en el múltiple sistema de ocultamiento de lo respiratorio en el mundo humano occidental. Me parece que en el libro está muy bien planteada la idea de la sinergia entre la voz y la respiración, el ocultamiento de lo respiratorio por lo oral y lo olfativo, el problema de la continuidad entre la boca y la nariz, y el problema de lo voluntario o involuntario del respirar. Y curiosamente, este sistema de ocultamiento es lo que justifica que lo respiratorio sea mucho más apto para alojar al sujeto del inconsciente en el inconsciente. Esta idea me resultó realmente novedosa.

La segunda idea es la de las “vestimentas del aire”, un título algo poético quizás, para abrir la idea de ciertos falsos cortes que en tanto imágenes especulares nos pueden proveer el humo, el perfume, ciertos contaminantes del aire, etc., velando de alguna manera la no-especularidad de la estructura de la pulsión.
Y el tercer elemento es un maravilloso equívoco detectado en el libro entre el sustantivo asma y el verbo asmar o asmarse. Se da testimonio aquí de cierto truco del genio de la lengua en la confusión de estos dos términos. Y lo interesante es que hacer aparecer en nuestra lengua el verbo asmar o asmarse, permite al menos aventurar una respuesta a la pregunta por cuál es el verbo que soporta al sujeto del inconsciente en el asma, me parece que eso es de una ganancia enorme. Y este tercer punto tiene un valor agregado, porque propone el verbo asmarse como una traducción posible a partir de un término de la lengua –y ya no con un neologismo– para un significante francés que Lacan gustaba de utilizar y que es beánce o beánte, que es traducido históricamente como hiancia, que es una palabra que no existen en español. Y a partir de este trabajo, la posibilidad de traducirlo como “asmarse” nos permitiría acceder a un término que –aunque en desuso– sí ha formado parte de nuestra lengua.

En la pregunta 4 de “Televisión” Lacan decía: “De seguirme, ¿quién no sentirá la diferencia que hay entre la energía con la que se constituye lo experimental de la ciencia, y el Drang o empuje de la pulsión que no toma sino de los bordes corporales su permanencia? Llegué incluso a dar su fórmula matemática.”3
Este libro testimonia que esa diferencia ha sido –tal como Lacan proponía– sentida y captada. Y que a su vez, se ha intentado dar un paso más para que el porvenir de la clínica psicoanalítica deje de ser una ilusión. 
Revisión, corrección y establecimiento del texto: Mariana Gomila.
Pablo Peusner, psicoanalista, miembro de Apertura Buenos Aires Sociedad Psicoanalítica.
1. Alfredo Eidelsztein y col., La pulsión respiratoria en psicoanálisis, Buenos Aires, Letra Viva, 2004.
2. Ibídem.
3. Jacques Lacan. Autres écrits, París, Du Seuil, 2001.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | Nota sobre los testimonios en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Presentación de la colección formas mínimas de Letra Viva 
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | Treinta años sin Lacan: libros y escándalos 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Freud, Jung y el libro rojo… 
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Introducción a El sexo y el espanto, de Pascal Quignard 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Dos señalamientos de Jacques Lacan sobre la función del dinero en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 150 | junio 2011 | Los textos que dialogan entre sí o acerca del valor de las Actas de la Sociedad Psicoanalítica de Viena 
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | El infierno de Dante, Lacan y algunos otros… 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | El psicoanalista lector… en acto 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | La teoría de los afectos en el psicoanálisis  Acerca de Los afectos lacanianos de Colette Soler (Letra Viva, 2011, de próxima aparición)
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Los juguetes del analista 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Los textos de la tontería (bêtise) 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Acerca de los textos que iluminan la noción de dispositivo 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Otro Schreber más 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | La holofrase de Lacan: fuentes para su estudio 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Otros Schreber  
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Para leer a Lacan  Acerca de la aparición de nuevos libros que facilitan el acceso a la lectura del corpus lacaniano
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Analizarse con Freud  Acerca de “Mon analyse avec le professeur Freud” de Anna G. (Editorial Aubier, París, 2010)
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Dominio Público   Acerca de la liberación de los derechos editoriales para las Obras Completas de Sigmund Freud
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Opera Prima  Psicosis: De la estructura al tratamiento, de Gabriel Belucci (Letra Viva, 2009)
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Los analistas no podrán entender...  Acerca de “Una voz que se hace letra” de Marcelo Mazzuca (Letra Viva, 2009)
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Intervenciones de Freud  Acerca de “Recuerdos sobre Sigmund Freud” de Bruno Goetz
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | La querella interna  Acerca de La querella de los diagnósticos de Colette Soler (Letra Viva, 2009)
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Lacan y Prajapâti   Acerca de “Ka” de Roberto Calasso (Ed. Anagrama) y su presentación del mundo hindú
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Aujourd’hui  Acerca de Para introducir al psicoanálisis hoy en día, Seminario 2001-2002 de Charles Melman, Letra Viva, 2009
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Supervisar con Lacan  Acerca de Un amor de transferencia. Diario de mi control con Lacan (1974-1981) de Élizabeth Geglesco (El cuenco del Plata, Bs. As, 2009)
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | "¿Qué hay entre la ventana y el muro?"  Presentación de Entre la ventana y el muro de Noemí Cohen Levis y Luis Kowenski en la Asociación Psicoanalítica Argentina el 29 de abril de 2009
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Parresía  Acerca de Michel Foucault,
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | La autoridad  Un breve recorrido para iniciar una reflexión psicoanalítica acerca del concepto
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | "Vergonzontología"  Las posibles fuentes para una disciplina de inspiración lacaniana
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | El párrafo incómodo, o de cómo en ocasiones la desmesura se presenta como argumento 
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | "Esclavo de sus palabras..."  Acerca de plan de publicación oficial del Seminario de Jacques Lacan
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | "Instrumento de trabajo"  Acerca de la aparición de
» Imago Agenda Nº 122 | agosto 2008 | Autorreferencias  Acerca de Clínica y lógica de la autorreferencia, Cantor, Gödel, Turing de Gabriel Lombardi
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | "Todas las voces, todas"  Acerca de
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Paradojas en la infancia  de Alejandro Varela, Letra Viva, 2008.
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | "Ahora viene un poco de topología"(1) 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | El niño y el Otro  Pertinencia de los
» Imago Agenda Nº 119 | mayo 2008 | "Lencería fina"...  Acerca de la nueva edición
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | "Tres textos, tres fechas, tres lugares y un solo Lacan" 
» Imago Agenda Nº 116 | diciembre 2007 | ¿Oral o escrito?  A propósito de ¿Qué se espera del psicoanálisis y del psicoanalista? de Collette Soler (Letra Viva, 2007)
» Imago Agenda Nº 115 | noviembre 2007 | Backstage de lectura lacaniana 
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | "¿Amorrortu o Ballesteros?"  Reflexiones en torno a la historia de las traducciones españolas de Freud
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | "Las aventuras de Jacques Lacan"  Acerca de los libros que las narran y de su posible valor (o no)
» Imago Agenda Nº 112 | agosto 2007 | Acerca de Una Historia simbólica de la Edad Media occidental  Michel Pastoureau, Ed. Katz, Buenos Aires, 2006
» Imago Agenda Nº 111 | julio 2007 | Nada es tan negro como parece...  A propósito de El psicoanálisis es un humanismo, de Hélène L´Heuillet, Letra Viva Editorial*
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | "No retroceder..."  Acerca de Psicosis no desencadenadas de Osmar Barberis. (Letra Viva, Buenos Aires, 2007)
» Imago Agenda Nº 109 | mayo 2007 | Lo que los Autres écrits nos enseñan  El Discurso no es el Infome
» Imago Agenda Nº 108 | abril 2007 | Un cambio consumado de política editorial.  Acerca de Le Séminaire, Livre XVI, D´un Autre à L´autre, Jacques Lacan, Ed. du Seuil, Paris, 2006.
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | Mon Enseignement de Jacques Lacan  ed. du Seuil, Colección Paradoxes, paris, 2005.
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | ¿Niños "inanalizables" o resistencias del psicoanalista? 

 

 
» Lacantera Freudiana
Cuando la clínica interpela a la teoría  Sábado 23 de noviembre 15 a 17 hs • Actividad abierta y gratuita
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com