Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Lacan y el cine

El amor y el rico
  Por Daniel  Zimmerman  y María Bernarda Pérez
   
 
En el seminario sobre El reverso del psicoanálisis (1969-1970), Lacan retoma y escribe de otro modo la dialéctica del amo y el esclavo. A diferencia de lo que sostiene Hegel desde la perspectiva filosófica, y en la medida de considerar el objeto a en su condición de plus de goce, lo que está en juego en la apuesta no es la vida del amo sino la del esclavo.
El saber es el campo del esclavo, sostiene Lacan; es el esclavo quien aporta al amo. Lo que se verifica en la comedia antigua, especialmente en Plauto, donde el esclavo no es el último en llegar. Plauto pone al esclavo como el Rey de la comedia en el marco del auge económico del Imperio Romano, que ahonda las diferencias entre los ricos, que muestran una opulencia insolente, y los pobres cada vez más miserables, desclasados por el sistema esclavista.
Leemos en el Libro I de la Política de Aristóteles: “El amo no recibe ese nombre por poseer una ciencia determinada sino por ser de tal condición; [...] el amo tiene que saber mandar lo que el esclavo tiene que saber hacer”. El saber, en efecto, nace del esclavo y sirve al amo. Un verdadero amo no anhela saber nada en absoluto; lo único que pretende es que la cosas marchen. Cómo llega el amo a saber lo que hacía, se pregunta Lacan: sustituyendo al esclavo por la plusvalía. Esta elevación del amo al saber ha permitido la realización de los amos más absolutos que se hayan conocido. Es justamente por la transformación del plus de goce en plusvalía que es preciso situar la diferencia entre el amo y el rico.
Como materia para pensar dónde se esboza este proceso –comenta Lacan– les recomendaría que se diviertan con el Satiricón. No me parece mal lo que hizo Fellini; aunque no está tan bien como el texto que, al no entretenerse en imágenes, muestra mejor de qué va. De todas formas, es un buen ejemplo para ver la diferencia entre el amo y el rico.

Una galaxia onírica: Junto con El asno de oro de Apuleyo, el Satyricon es considerado un primer exponente de la novela latina. La obra fue encontrada fragmentada; sus diversas partes han sido agrupadas en tres episodios: Ascilto, la cena de Trimalción y Eumolfo. Aunque el tema sigue abierto, se considera su autor a Tito Petronio Niger, cortesano consular cercano a Nerón.
Si bien la vida del imperio estaba documentada, Petronio hace uso de su privilegio de autor y crea un mundo artificial. Utiliza en su mayoría nombres de origen griego o semitas (como el del propio Trimalción, que equivaldría a “el tres veces coronado”); rompe también con la norma de dar a todos los personajes la voz del narrador para hacerlos hablar conforme a su ambiente social.

A partir de la novela, Federico Fellini construye en 1969 su propio mundo artificial. Dado que en esa misma época Alfredo Bini iniciaba un Satiricón de bajo presupuesto, el productor Grimaldi lo distinguió como Fellini-Satyricon. “Tuve la oportunidad de releer a Petronio y me sedujo un detalle que antes no había sabido observar: las partes faltantes, la oscuridad entre uno y otro episodio”, refiere Fellini, “fragmentos dispersos, trozos que afloraban de aquello que hasta se podía considerar un sueño en gran parte reprimido y olvidado. No una época histórica reconstruíble filológicamente, verificada de modo positivo, sino una gran galaxia onírica, hundida en la oscuridad entre el centelleo de esquirlas fluctuantes, que flotan hasta nosotros”. Ninguna escena está tomada de la realidad; en el guión, Fellini indica rostros pesadamente pintados para dar la sensación de frescos erosionados.
La película es una epopeya de la decadencia. “Advierto desconcertantes analogías entre la sociedad romana inmediatamente anterior a la cristiana y la actual, agrega Fellini: cínica, impasible, corrupta, desenfrenada”. Sin trama y sin una historia lineal, Fellini-Satyricon es la creación de un universo personal con carácter expresionista. En su mayor parte el color imprime un tono opresivo, salvo las escenas en la casa del arte que ofrecen un luminoso respiro; aunque, como dice el propio Petronio, “el amor al arte no ha enriquecido nunca a nadie”.
Aunque muchos defienden los orígenes plenamente latinos de la sátira, otros son partidarios de un origen griego. Tenemos dos etimologías de la palabra: la griega, de los sátiros, y la raíz latina que es “satur-sat”. “Satyricon” es una forma griega, en genitivo plural.

La propiedad del rico: Vayan a verlo en el Satiricón, insiste Lacan (que no le perdona a Fellini la ‘y’): el rico sólo es un amo porque se ha redimido. Los amos en el mundo antiguo no eran hombres de negocios. Cuando un esclavo se ha redimido, como es el caso de Trimalción, es un amo solamente porque empieza a arriesgarlo todo. “Si no les gusta este vino, ordenaré que sirvan otro” –se dirige solícito a los invitados a su opulenta cena– “Gracias a los dioses, no tengo necesidad de comprarlo; como toda esta comida, es producto de una de mis fincas que ni siquiera conozco”. Desde el momento en que es rico, Trimalción puede comprarlo todo sin pagar. ¿Por qué? Porque no tiene nada que hacer con el goce. Repite su compra, redimiendo todo lo que se presenta a su paso
La riqueza no es sino la propiedad del rico. El rico lo compra todo, pero no paga. “Los ciudadanos se dejan comprar y van con sus votos a la caza de un botín”, recita Eumolfo. Y hay particularmente una cosa que el rico no paga: el saber. Para el rico, en su función el saber es tan sólo un aparato de explotación. ¿Y por qué se deja uno comprar por el rico?, se pregunta Lacan; porque te hace creer que, así, participás de su esencia de rico.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | El Nombre del Padre –del mathema al poema–   de Mara Borgatello de Musolino (Letra Viva, 2015)
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | El estatuto del acto 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Extravíos del goce alimentario 
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | La declaración de amor * 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Jugarse la vida 
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | La práctica analítica y sus fundamentos 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | El sueño del "hombre de las horas", revisitado 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | En la oscuridad del cine.  (20º entrega)
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | Abordaje psicoanalítico de pareja y familia.  De Stella Maris Rivadero (comp.), Letra Viva / Centro Dos, 2005
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Cuando la película se detiene  (19º entrega)
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | El rugido del león.  (18º entrega)
» Imago Agenda Nº 93 | septiembre 2005 | Un erotismo extremo 
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | El escudo de la reciprocidad 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | Lo que no se dice 
» Imago Agenda Nº 90 | junio 2005 | Las necesidades del imperio.  
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | El territorio del duelo 
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | Cosas mudas 
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | La dimensión del gesto 
» Imago Agenda Nº 84 | octubre 2004 | Los incovenientes del encanto 
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | El esclarecedor de enigmas 
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | La regla del juego 
» Imago Agenda Nº 80 | junio 2004 | Lacan con Buñuel 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | La solución de Monsieur Verdoux 
» Imago Agenda Nº 78 | abril 2004 | El objeto del sacrificio 
» Imago Agenda Nº 78 | abril 2004 | El libro de la deuda 
» Imago Agenda Nº 77 | marzo 2004 | La dulzura de vivir 
» Imago Agenda Nº 69 | mayo 2003 | La entrada en el psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 65 | noviembre 2002 | Freud y la emigración 
» Imago Agenda Nº 64 | octubre 2002 | Freud y la emigración (1ª parte) 
» Imago Agenda Nº 50 | junio 2001 | ¿Qué sucede en el acto analítico? La experiencia del psicoanálisis  Roberto Harari, Lugar editorial, Buenos Aires, 2000
» Imago Agenda Nº 48 | abril 2001 | Mañana en la batalla piensa en mí.  Un rato de angustia*

 

 
» La tercera
Seminarios 2020 
 
» Fundación Causa Clínica
Ciclo de conferencias abierto al público. Gratuito. Con inscripción previa 
 
» AASM 2020
XIII Congreso Argentino de Salud Mental  
 
» Fundación Causa Clínica
Cursos clínicos psicoanalíticos para graduados con práctica rentada - CURSADA PRESENCIAL / VIRTUAL 
 
» Fundación Causa Clínica
Talleres • Acompañamiento Terapéutico 
 
» Fundación Causa Clínica
Pasantías Clínicas cuatrimestrales y Cursos breves. Virtuales / Presenciales 
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com