Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Marcas en el cuerpo

La letra con sangre...descarna lo simbólico
  Por Alberto Santiere
   
 
El “abecedario”: Marcas que duelen para puentear otros dolores. Para olvidar sin recordar, entonces repetir. Empobrecimiento, desgarro de lo simbólico, palabras que no suturan, letras que cortan. Tal es el juego –llamado abecedario– adoptado imitando códigos carcelarios retratados en TV, pero básicamente poniendo en acto laceraciones del “cuerpo social” entroncadas con la defección de la función paterna.
En distintas localidades del país se conocieron centenares de casos; niños y púberes bajo tormento autoinfringido. Una especie de tuti fruti encarnado.
“Hay que decir rápidamente palabras con la letra que te toca, si te demorás el tajo es más grande y si te equivocás te pegan”, dice Sergio, un mendocino de diez años1. Se trata de cortes practicados con las uñas o con navajitas.
Los docentes de una escuela de Garín –ante la divulgación de setenta y tres casos–, “decidieron denunciar las lesiones y asumir la situación como síntoma de un largo proceso de violencia y de pérdida de la estima en chicos que padecen desde el desempleo de sus padres al hambre que hace doler”2.
Cortes que no hacen límite, mas son borde, cornisa desde la cual se desbarrancan sectores de la niñez.

¡El que aguanta más es el mejor!... o el cuerpo y el Otro: Casi una parábola, proyección sobre la carne de la película del desgajamiento social, donde el protagonista –“el que más aguanta”, como en un reality show– pasa a la fama por la vía del dolor, del daño.
Mostrando la huella del “valor”, la letra en-car-nada; anzuelo en busca de la mirada del Otro. Otro gozador al que se le paga con sangre. Cuando ese Otro social inscribe hambre –sin letras (ni alimentos)–, o sangre sin Ley –es decir sin punición–, avanzan estos fenómenos. El dolor es un afecto y las marcas hablan de él. Para atravesar un duelo es preciso atravesar el dolor, pero en el terreno simbólico. El problema se agudiza cuando la carencia de articulación y de límite, propugna el acumular heridas, marcas como estandartes. Tal vez expresión de un dolor desconocido –bajo el imperio de un goce mortífero– que no sale mediante el circuito simbólico.
Aguantar y aumentar el dolor pasa a ser tener valor ante la ausencia de valores. Por otro lado jugar en el límite sobre la epidermis, puede significar un intento paradójico de dominar lo castratorio, la muerte, jugando al como si de las marcas; marcando un terreno que provoca fascinación en las miradas –entre la admiración, el horror y la angustia–.
Código de pandillas desde el cual el “más vivo” es el que está “más muerto”, más lastimado, reventado. Llamativamente los sujetos de estas escrituras en lo real del cuerpo intentan mantener un pacto de silencio acerca del origen de las cicatrices. Así quedan los surcos mudos de lo que no se puede decir de la sangre. Y la lastimadura es una lástima que dura.
Marcas mutilatorias que son la punta del ovillo de un goce masoquista, sacrificial, en el cual el Otro gozador toma cuerpo... ¡lo toma!
Cuerpo objetivizado por la vía del masoquismo. Recordemos que Freud introdujo la pulsión de muerte a raíz del problema del masoquismo. Dice José Milmaniene: “El sujeto se ha convertido, mediante esta lógica sacrificial, en un objeto dado al Otro, el que elevado ya a una categoría absoluta lo ama y lo reconoce ‘precisamente’ en el momento de su disolución subjetiva. El sacrificio solo colma al Otro en el mismo acto en que se despliega al máximo el goce masoquista de la carne, lo que conduce inexorablemente a la abolición del ser” 3.

Las marcas del goce: Signos de este tiempo. No resulta extraño escuchar frases por el estilo en respuestas de delincuentes juveniles: “al chabón no le caben más balas en el cuerpo”; ni observar chicos o chicas que detentan piercing “a repetición”. La palabra moda, disfraza de “ya se van a acostumbrar” a los atrapamiradas que perforan la carne. Pero a diferencia de los agujeros que las úlceras “organizan” (bajo planificación del taladro inconciente) –y por fuera de la cuestión diagnóstica–, que alguien decida el momento de provocarse daños severos habla de una posición particular en relación con el goce, el dolor y la mirada.
Freud conceptualizaba de la siguiente manera –lo que podríamos concebir como– el punto de intersección “goce / pulsión escópica”: “los pares de opuestos sadismo-masoquismo y placer de ver-exhibición. El trastorno sólo atañe a las metas de la pulsión; la meta activa –martirizar, mirar– es remplazada por la pasiva –ser martirizado, ser mirado–. El trastorno en cuanto al contenido se descubre en este único caso: la mudanza del amor en odio.
La vuelta hacia la persona propia se nos hace más comprensible si pensamos que el masoquismo es sin duda un sadismo vuelto hacia el yo propio, y la exhibición lleva incluido el mirarse el cuerpo propio.4
Lacan ofrecía esta visión: “Pues lo que yo llamo goce en el sentido en que el cuerpo se experimenta, es siempre el orden de la tensión, del forzamiento, del gasto, incluso de la hazaña. Incontestablemente, hay goce en el nivel donde comienza a aparecer el dolor, y sabemos que es sólo a ese nivel del dolor que puede experimentarse toda una dimensión del organismo que de otro modo permanece velada.5
Para el caso creo que se nos revela el río subterráneo del goce, que impone la satisfacción de la pulsión de muerte. Allí donde fracasa la interdicción, un tercero de lo simbólico que regule los intercambios. Allí donde fallan todos los garantes –directos o indirectos– de la función paterna: el padre, la familia, la sociedad, el Estado.

La declinación de la función paterna: Desvanecidas las instancias básicas de la cultura reguladoras de goces e intercambios, la ley pierde entidad. Sin ley, la organización psíquica opera en base a otras marcas, a otras coordenadas. A la vista están algunos de los efectos que produce en la salud mental de la población la caída de la ley, o que la ley sea la trampa.
La suturación del tejido social dañado, desde la reconstrucción del Estado y de su intervención en pos de la salud del conjunto poblacional, es el marco-macro, sin el cual se agudizará la posición sacrificial del cuerpo social... del cuerpo. No hay forma por fuera de una correcta administración de justicia y del revertir la defección del Estado, de minimizar la tendencia identificatoria a caer en fenómenos que viabilizan lo peor del mundo pulsional. Con la formulación y el subterfugio del Estado “elefanteásico”, cazadores sin escrúpulos, quisieron extinguirlo y, se sabe, en el derrumbe, aplasta y mata –incluso a parte del universo simbólico–.
La letra con sangre, desbarranca lo simbólico. La cicatriz en la carne, grita lo que enmudece discursivamente. Urgen mediatizaciones que reinstalen la terceridad, el corte. Sería importante en esa dirección la preparación masiva de agentes de salud que lleguen con su acción y pensamiento, a las instituciones intermedias y al mismo centro de las familias en riesgo.

Con el cuchillo de lo pulsional que insiste hay heridas que no cesan de inscribirse y por allí fugan significados. “Abecedarios” de lo no dicho consolidan cadenas que alienan en el Otro desde el imperio de la imagen y de la mirada. Quién daña o se daña, vive –y muere– pegado al Otro; y no puede dejar de “pegarse”.
Si el inicio de la vida, está en la lengua del Otro, y no hay cuerpo sin marcas; cuando la cabeza pierde al cuerpo, y el cuerpo la cabeza; la marca autoinfringida es abismo intransitable. Toda intervención analítica que instaura la vía del enigma suspendiendo el goce, construye puentes para que circule Eros.
Urge la palabra y la escucha; es nuestro terreno. Estamos capacitados para pensar el caso por caso que se oculta tras el fenómeno colectivo, y sus significaciones particulares.

Borges y “el dolor después del dolor”: Me permito reproducir una anécdota del genial Borges, en sintonía con la temática abordada, y con el más allá de las marcas: “En 1964, Borges se entera de que la mujer que ama se va a casar con otro hombre. Y tiene un pensamiento casi literario: para poder sacarse el dolor espiritual –se dice– lo mejor será suplantarlo por el dolor físico. Decide ir al dentista. Borges se debía el arreglo de tres muelas y pide la inmediata extirpación de las tres, juntas. Con un pañuelo ensangrentado en la boca, llega a la Biblioteca Nacional. Su amigo y vicepresidente de la Biblioteca, José Edmundo Clemente, le pregunta: —¿Qué le ha pasado Borges?
—Vengo del dentista. Me fui a sacar una muela y le pedí que lo hiciera sin anestesia. Estoy triste porque una mujer me abandonó. Quería olvidar el dolor, Clemente. Pero no puedo olvidarlo”6.


________
1. “Aparecieron más casos de estudiantes flagelados”, La Voz del Interior de Córdoba, 25-1-2003.
2. Cristina Alarcón, “Cortarse las manos hasta sangrar...”, Página 12, 11-12-2002.
3. Milmaniene, José, El goce y la ley, Paidós, Buenos Aires, 1995, pág. 119.
4. Freud Sigmund, “Pulsiones y destino de pulsión”, en Obras Completas, AE, Vol. 14
5. Lacan Jacques, Panel: Psicoanálisis y Medicina. Colegio de Medicina en la Salpetriere, el 16-2-1966
6. Borges, José Luis, “Palabra de Borges”, Revista Viva, 19-8-1999.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 195 | marzo 2016 | Presentación de Insonmio, angustia y superyó 
» Imago Agenda Nº 194 | enero 2016 | Presentación de Femicidio 
» Imago Agenda Nº 193 | noviembre 2015 | Presentación de "Las pasiones" 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | Presentación de "El sujeto en la red" 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | Presentación de El silencio en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 190 | abril 2015 | Presentación de Futuro del Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | Presentación de Sexualidad adolescente 
» Imago Agenda Nº 188 | enero 2015 | Presentación de Fobias en la niñez 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Presentación de Celos en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Presentación de Dispositivos en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | Presentación de Niños al borde... del síntoma? 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | Presentación de Acotar el goce 
» Imago Agenda Nº 183 | agosto 2014 | Presentación de El Narcisismo. A 100 años del texto freudiano 
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | Presentación de Psicoanálisis y Ciencias 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | Presentación de ¿Volver a la horda? 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Presentación de Determinismo y Elección 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | Presentación de "Los fantasmas del analista" 
» Imago Agenda Nº 178 | enero 2014 | Presentación de La repetición 
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Presentación de Marcas en la infancia 
» Imago Agenda Nº 176 | noviembre 2013 | Presentación de La Pubertad 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Presentación de "Cuando el cuerpo se hace letra" 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Presentación de Los autismos 
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Presentación de La función del diagnóstico en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 172 | julio 2013 | Presentación de La era de la compulsión generalizada 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | Presentación de Avatares de la asunción sexual 
» Imago Agenda Nº 170 | mayo 2013 | Presentación de Desencadenamientos 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Presentación de Folie à deux 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Presentación de "Cuplas" patológicas 
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Presentación de El Juego en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Presentación de La Banalización del Mal 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Presentación de El "psicópata" y sus redes 
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Presentación de Los fracasos en análisis 
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Presentación de Volver a análisis 
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | Presentación de El refugio de las creencias 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | Presentación de "Acoso escolar" 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Presentación de "El psicoanálisis frente al trauma" 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | Presentación de Transferencia y empatía 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Presentación de El Psicoanálisis en el ámbito judicial 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Presentación de Violencia de género 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | Presentación de El porvenir del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Presentación de El Nombre Propio 
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | Presentación de Elegir un analista 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Presentación de El rechazo en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Presentación de Constitución Subjetiva 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Presentación de Conectados en soledad 
» Imago Agenda Nº 150 | junio 2011 | Presentación de Ficción y Realida en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | Presentación de La Función de acompañar 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Presentación de Seguir Viviendo 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Hiroshima, Fukushima y Astroboy 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Presentación de Locuras no psicóticas 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Presentación de Los bordes de Thánatos 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Presentación de Hambre de ser 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Presentación de Escribir el Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Presentación de Desencadenamiento de las psicosis 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Presentación de Fanatismo 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Presentación de El dinero en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Presentación de Neoparentalidades 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Presentación de Lo real en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Presentación de Culpabilidad y sacrificio 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Presentación de ¿Contratransferencia aún? 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Presentación de Testimonios clínicos de Jacques Lacan 
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Presentación de El amor en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Presentación de Límites terapéuticos del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Presentación de Semblante e impostura 
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Presentación de Teoría sin clínica, clínica sin teoría 
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Presentación de Síntomas en la infancia 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Presentación de Vivir sin códigos 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Presentación de La responsabilidad del paciente 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Presentación de Nuevas tribus urbanas 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Presentación de Destinos y profesías en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Presentación de Adolescencia y alcoholismo 
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Presentación de La vejez del analista 
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Presentación de El Estrago Materno 
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | Presentación de Las fobias en el siglo XXI 
» Imago Agenda Nº 122 | agosto 2008 | Presentación Familia y repetición 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Presentación de Niñez y desamparo 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | Presentación de Topología y Clínica Psicoanalítica 
» Imago Agenda Nº 119 | mayo 2008 | Presentación de Autismo 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Presentación Innovaciones en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Presentación de Filiación 
» Imago Agenda Nº 116 | diciembre 2007 | Presentación de Embarazo temprano 
» Imago Agenda Nº 115 | noviembre 2007 | Presentación de Bipolaridad 
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | Presentación de Estrategias clínicas en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | Presentación de Clínica del Duelo 
» Imago Agenda Nº 112 | agosto 2007 | Presentación de "El juego" 
» Imago Agenda Nº 111 | julio 2007 | Presentación de Diagnósticos en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | Presentación de Héroe Trágico 
» Imago Agenda Nº 109 | mayo 2007 | Presentación de Volver a los Sueños 
» Imago Agenda Nº 108 | abril 2007 | Presentación de Infancia medicada 
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | Presentación de Tiempos de Anorexia 
» Imago Agenda Nº 106 | diciembre 2006 | Presentación de Límites éticos de la abstinencia. 
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Presentación de los inanalizables 
» Imago Agenda Nº 104 | octubre 2006 | Presentación de La Familia Violenta 
» Imago Agenda Nº 103 | septiembre 2006 | Presentación de Creación y Locura 
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Presentación de Clínica de las discapacidades 
» Imago Agenda Nº 101 | julio 2006 | Presentación de Los Tiempos de un Análisis 
» Imago Agenda Nº 100 | junio 2006 | Presentación de Los ideales 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Presentación de Aniversario Freudiano 
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | Presentación de Mitos 
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Presentación de El Nuevo Padre 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | Presentación de Poder y Perversión 
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Presentación de Psicoanálisis y Psicoterapias 
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | Presentación de La Eficacia del Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 93 | septiembre 2005 | Presentación de Transgéneros 
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | Presentación de Emergencias y Catástrofes 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | Presentación de La Interconsulta 
» Imago Agenda Nº 90 | junio 2005 | Presentación de Las nuevas modalidades del goce 
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | Presentación de El secreto en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 88 | abril 2005 | Presentación de Psicoanálisis ad honorem 
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | Presentación de El cuerpo implicado del analista 
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | Presentación de Psicoanálisis en el mundo  Informe de situación
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | Presentación de Los desaparecidos  Un duelo imposible
» Imago Agenda Nº 84 | octubre 2004 | Presentación de ¿Psicoanálisis legalizado?  Regulación y mercado
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | Presentación de El tiempo en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | Presentación de Las fuentes del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 81 | julio 2004 | Presentación de El enigma femenino 
» Imago Agenda Nº 80 | junio 2004 | Presentación de Discurso capitalista y psicoanalisis 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Presentación de ¿El inconsciente contra el cuerpo? 
» Imago Agenda Nº 72 | agosto 2003 | De cómo la investigación genética no puede matar al inconciente 
» Imago Agenda Nº 59 | mayo 2002 | Migrañas migratorias 

 

 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com