Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Comentario de libros

Paso a pase con Lacan: El objeto y sus destinos
  Isidoro Vegh, Letra Viva, 2003
   
  Por Omar Mosquera
   
 
Los interrogantes, planteos, reflexiones y elucubraciones ofrecidos en este volumen, corresponden al recorrido de un Seminario dictado por el autor en la Escuela Freudiana de Buenos Aires hace ya algunos años. Las variadas temáticas que aborda giran alrededor de un problema central de índole teórico y clínico. El objeto a como invento de Lacan, enhebrado en las tramas del amor en tanto causa de deseo y objeto de la pulsión, incita, decide destinos. Y es ese, precisamente, el vehículo conceptual sobre el que Vegh se propone ofertar sus reflexiones concernientes al objeto y sus destinos, con lo cual, de paso, realiza un cierto juego de evocación respecto de un clásico texto freudiano alusivo a las destinaciones del la pulsión.

En el primer movimiento de la obra, no digamos capítulo porque el ordenamiento carece de secuencia numérica, despliega una serie de interrogantes como propuesta de trabajo: cómo se especifica un final de análisis freudiano, cómo considerar la propuesta lacaniana de ir más allá de la castración, qué es el pase para un final de análisis como el pretendido por Lacan. El programa resulta por demás interesante si se considera que para su ejecución, el autor retoma el freudiano historial del Hombre de los Lobos, al que conjuga con puntuaciones sobre sus análisis posteriores con Mac-Brunswick y Gardiner.
Luego, en otro paso, aborda la melancolía para iluminar un diverso destino del objeto cuando su sombra recae sobre el yo. “Cuando el Otro al que hacía falta se pierde, el objeto a en el que el Sujeto se identifica, pierde su cubierta y revela su valor de nada. Sombra de lo que fue, sólo valía cuando hacía nudo”. Según Vegh, el duelo melancólico no logra una operación que sería de una eficacia simétrica a lo que sucede en la psicosis. En ésta, un significante mayor expulsado de lo simbólico produce su eficacia como retorno en lo real; y en la melancolía, en cambio, una pérdida en lo real reclama una recomposición significante.

Después de elaborar ciertas cuestiones en torno a Hamlet, aborda la categoría de lo indecidible para tratar la noción de castración en Freud y Lacan, donde la diferencia –propone Vegh- pasa por un goce más allá del fálico. Así, lee el complejo de Edipo para interrogar su estructura en el mito moderno de “Tótem y tabú”, y lo hace en la tentativa de obtener el máximo rendimiento posible de las articulaciones lógicas implícitas. A la luz de aquel texto trabaja, dicho mejor, pone a trabajar ciertos matemas lacanianos que revela como de origen freudiano , y demuestra que la concepción del fin de análisis pasa por cuestiones de lógica, de estructura y de distintos modos de pensar el Edipo.

En efecto, vale hacer notar el punto preciso en que se sitúan las reflexiones sobre la divergencia en torno a los finales de análisis. En la vertiente freudiana, el amor al padre determina que el hijo cumpla su mandato a expensas de renunciar al deseo. Y es en este punto, que a manera de empalme, Vegh articula la advertencia lacaniana en el sentido de no dejar al psicoanálisis bajo la ley mosaica, justamente, para evitar dejar al hijo sometido de por vida a la pèr-versión. Allí, la cita remañida, pero útilmente ubicada para la ocasión: “Es en eso que el psicoanálisis, de tener éxito, prueba que del Nombre-del-Padre uno puede muy bien prescindir. Se puede muy bien prescindir, a condición de servirse de él”.
Con esta divisa, Vegh incursiona en otro ejemplar freudiano –“Una perturbación de la memoria en la Acrópolis de Atenas”– donde, precisamente, lo puesto en cuestión es la existencia de Atenas en circunstancia de verla, de estar presente allí. El fantasma vacila, la realidad se resquebraja, y algo increíble de lo real aparece más allá. Es que Freud efectúa en ese viaje un tránsito al más allá del goce fálico.

El objeto y sus destinos –así debiera haberse titulado el trabajo–, indica que al sujeto su destino no le es más propio que el objeto que lo anuda. Vale como testimonio de una práctica teórica marcada por las interrogaciones derivadas de la experiencia clínica.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | Intraducción del psicoanálisis  de Roberto Harari, Síntesis, 2004
» Imago Agenda Nº 72 | agosto 2003 | "El fetichismo de la torpeza"  de Roberto Harari, Homo Sapiens, 2003
» Imago Agenda Nº 71 | julio 2003 | La familia en desorden  de Elizabeth Roudinesco, Fondo de Cultura Económica (2003)
» Imago Agenda Nº 55 | noviembre 2001 | El abogado del ello 

 

 
» Fundación Tiempo
POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL RENTADA Inicio abril: Martes 14 de 18.30 a 21.30 hs. Puede cursarse completo o por módulo.  Reunión informativa: Martes 10 de diciembre, 18.30 hs.
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» Fundación Tiempo
POSGRADOS EN PSICOANÁLISIS CON ATENCIÓN RENTADA DE PACIENTES. Inicios mensuales. Duración: 12 meses.  Reuniones informativas: Miércoles 11/12, 20 hs. Todos los miércoles de enero, 19 hs.
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com