Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

El ataque a la Civilización
  Por Benjamín Uzorskis
   
 
La imagen de la milenaria Bagdad en llamas luego de haber recibido el impacto certero de cientos de misiles es sin duda escalofriante. Esa imagen duplicada en el espejo del río Tigris me evocó el recuerdo de la fértil Mesopotamia abrazada también por otro río, el Eufrates.
¿Cómo no recordar entonces esa cuna de civilización que conformaron los asirios, caldeos y babilonios desplegando ese camino sublimatorio que construía uno de los primeros caminos humanos de la ciencia y del arte?
En ese mismo territorio, Hammurabi rey de Babilonia estableció uno de los primeros códigos legislativos hace aproximadamente veinte siglos antes de Cristo. Y aún antes, hace ya treinta y cinco siglos antes de Cristo, se conformó la primera forma de escritura cuneiforme. Lejana también en el polvo de 28 siglos anteriores a la era cristiana comenzaba a hablarse la lengua akkadia.

Pero no es esta la primera vez en que se produce un ensañamiento tan brutal en esa zona del planeta. Bagdad ha portado inicialmente un significante paradójico, habida cuenta de los hechos que se sucedieron desde su consolidación como Ciudad de la Paz en el año 762. Se dice que en el siglo X, con un millón y medio de habitantes de distintas razas y culturas, era la ciudad más poblada y cosmopolita del mundo. Atributo que en el siglo XX bien pudo atribuirse a Nueva York, dato a no olvidar porque es al comienzo del siglo XXI en que justamente se produce allí, el 11 de septiembre de 2001, lo que puede considerarse el factor desencadenante de este último ataque monstruoso en Bagdad.
La antigua Ciudad de la Paz ocupaba un importante espacio de siete por ocho kilómetros con una adecuada organización barrial que reunía a grupos étnicos (árabes, persas) o de profesionales (soldados, comerciantes, artesanos). Su famoso y enorme mercado, según embajadores bizantinos que la visitaron en el año 917, contaba también con unos “jardines con estanques de mercurio, resplandecientes como espejos, en los que se paseaban animales exóticos” (una de las siete maravillas del mundo antiguo). Allí se inauguró la primera fábrica de papel del mundo árabe y dos siglos antes que se lo conociera en la Europa cristiana. Los historiadores afirman: “Como era previsible, tanto esplendor despertó una inmensa codicia”. Los hechos que se suceden ante este apogeo de Bagdad son largos asedios, al punto que en sólo 240 años (815-1055) fue conquistada cuatro veces.

La historia de horror que sigue a estos sucesos creo que no solamente se puede explicar por la codicia despertada. El 18 de enero de 1258, Hullagu, nieto del conquistador mongol Gengis Kahn, llegó hasta las murallas de Bagdad con un inmenso ejército, la bombardeó y la hizo suya en menos de un mes. Luego se produce una plétora mortífera: en los siguientes cuarenta días, los mongoles mataron a no menos de 800.000 musulmanes árabes, persas y turcos de ambos sexos (posiblemente la mitad de la población de entonces). Los hombres de Hullagu destriparon sus cuerpos y los rellenaron con alhajas robadas. Se fueron cuando el olor de la putrefacción se hizo insoportable. Solo quedaron intactas las iglesias cristianas y sus fieles. Los sabios del islam, con sus universidades, bibliotecas, observatorios laboratorios y miles de descubrimientos invalorables se perdieron para siempre. Se dice que ahí comienza la decadencia de la civilización islámica.
Luego del paso de varias generaciones, el 29 de agosto de 1392 el conquistador Tamerlán atormentó a la población durante dos meses provocando el exilio de sus artistas y sabios más distinguidos. No conforme con esto, nueve años más tarde Tamerlán derriba los muros de la ciudad y decapita a sus habitantes. Cuando el califa al-Mustasim le revela dónde se ocultaban sus tesoros, Tamerlán ordena que lo cosan entre dos alfombras y que muera pisoteados por caballos. Luego fueron apilados 90.000 cráneos en varios puntos de Bagdad, destruyendo todos sus monumentos salvo los religiosos cristianos. Finalmente se retira cuando la hediondez reinante hace emerger el fantasma de las epidemias.
Los persas al mando de Ciro, en cambio, capturaron Babilonia pero respetaron sus instituciones y, más tarde, Alejandro Magno muere allí a los 33 años dejando pendiente un proyecto de dominación civilizadora.
Queda como pregunta ¿Por qué no se atacó a lo que representaba la religión? Podemos suponer que advertían en esas figuras e iglesias el dominio de lo represivo sobre los placeres del cuerpo, no olvidemos que la primitiva iglesia cristiana se nutrió en gran medida de los ritos paganos transformándolos, de modo que estos elementos podían ser más afines con lo irracional que atemoriza. La postura dominadora pero civilizadora de Ciro y Alejandro creo que tiene relación con la postura respetuosa y constructiva, aunque dominante, del período del Imperio Romano que encarnó Marco Aurelio.

Este breve recorrido histórico de lo que sucedió en esa fértil Mesospotamia puede permitir un análisis diferente al que se difunde por los medios.
Creo que todos conocemos cuánto se mueve en este ataque a Irak como intento de dominación geopolítica desde el Amo-Imperio Estados Unidos por el control del petróleo. Pero poco se conoce respecto a que esta fuente de energía bien podría ser sustituída porque ya existen prototipos de motores con otras bases de combustión (H) y supuestamente menos dañinos para el planeta que habitamos. También se dice que es un intento de dominar el mercado farmaceútico sosteniendo a la enfermedad como incurable para mantener la demanda de los medicamentos en oposición a los que proponen corrientes alternativas de la medicina. En este punto sí conocemos los efectos de la mundialización del DSM IV como consolidación de un modelo psiquiátrico que se propone tapo-nar el sufrimiento, eliminar su escucha y desde ahí, tratar de desalojar al psicoanálisis. Y sabemos también que lo que se pretende erradicar por un lado retornará por otro.
Lo que propongo para reflexionar es un hilo de argumentación que se basa en la tesis freudiana expuesta en “El malestar en la civilización”. Bien se dice que la represión hace cultura y la perversión sociedad. En Freud es muy precisa la descripción de este inicial enfrentamiento entre las normas que se imponen represivamente y, como consecuencias, el obligado acotamiento del goce pulsional. Sabemos del efecto inevitable de un resto como producto de esa operación de ingreso en la cultura, porque es lo que produce toda operación. Resto que aparecerá como hostilidad, odio y culpa con su correspondiente recorrido de búsqueda de castigo.

La crueldad impresionante de los primeros conquistadores atacantes de Bagdad no lo es menos que la que se filtra en las pantallas que emiten los canales árabes y europeos que no acatan al Amo actual, presidente por casualidad de un país democrático, devenido en líder mesiánico y totalitario gendarme porque ha decidido autoencarnarse en el líder de la Iglesia, dado que habla en nombre de Dios y del Bien, y del Ejército Real más poderoso en la historia de la humanidad.
Creo que la locura desplegada, así como el aumento de la incertidumbre sobre el futuro de la humanidad, no pueden explicarse desde un único lugar o causa.
Entonces, este ataque bárbaro, en su sentido atávico... ¿No será el ataque a un sitio que en la memoria humana representa el de su mismo inicio como ser parlante y que apeló a la escritura y al arte como vías de expresión de esa inmersión obligada en el lenguaje?

En las cercanías de ese territorio donde hoy reina la muerte y el espanto se asegura que estuvo el templo del dios Marduk. Los estudiosos aseguran que el mismo dio origen a la concepción bíblica de la Torre de Babel. También se dice que el libro de Job se inspira en otro relato moral, “El Justo que sufre”, escrito por los babilonios y lo mismo se afirma sobre la idea del Diluvio Universal.
En el enloquecido mundo actual, no habiendo Dios, surge el Amo actual, en lo Real de la guerra y del dominio geopolítico casi total del planeta, convocando a los demonios con su acción brutal e ilegal. Ante la locura desplegada sin duda puede aparecer la angustia.
Pero también la luz de la Razón: todavía podemos pensar los que sobrevivimos en este mundo y resistimos en esta Argentina. Considero que la reflexión sobre lo que nos toca soportar en la actualidad, puede atenuar el horror y permitirnos continuar con nuestro trabajo y con nuestras vidas.
Dejo para una segunda parte el análisis de la estrategia de quien actualmente encarna el lugar del Amo político del planeta y de los hechos posteriores al derribamiento de las Torres Gemelas, al lanzamiento del primer ataque a Bagdad, dentro del nuevo marco creado por la existencia de la Corte Penal Internacional a partir del 11 de marzo pasado en La Haya.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | La subjetividad en el acto médico 
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | Los pacientes quirúrgicos del siglo XXI 
» Imago Agenda Nº 73 | septiembre 2003 | Patch Adams: un síntoma de la tecnomedicina 
» Imago Agenda Nº 69 | mayo 2003 | Con brutalidad y sin Ley 
» Imago Agenda Nº 64 | octubre 2002 | Responder a la expropiación 
» Imago Agenda Nº 59 | mayo 2002 | La Argentina...¿Puede desaparecer? 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Cuidar a los que cuidan 

 

 
» Laura Caime
Taller de escritura  Para liberar el deseo de escribir y aprender a leer la propia escritura
 
» Centro Dos
Cursos con práctica clínica. Ingreso agosto 2020 
 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Seminario "Psicoanálisis con niños y bebes" • Ilda Levin 
 
» Adriana Bauab
Grupo de estudio • Seminario XI - Los 4 conceptos fundamentales del psicoanálisis 
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Actividades virtuales 
 
» Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito XII Quilmes
Test de colores - Max Lüscher - Test Mis Mano 
 
» Fundación Tiempo
Curso virtual: Psicodiagnósticos y psicotécnicos 
 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Seminario: El deseo y su interpretación. Una lectura clínica  Liliana García Maese • Stella Maris Guilian • Invitada Lidia Matus
 
» La tercera
Seminarios 2020 
 
» Centro Dos
Formación clínica en psicoanálisis  Ingreso agosto 2020
 
» Fundación Causa Clínica
Ciclo de conferencias abierto al público. Gratuito. Con inscripción previa 
 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Historia novelada del sujeto:   Seminario online a cargo de María Cristina del Villar
 
» AASM 2020
XIII Congreso Argentino de Salud Mental  
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Actividades incio AGOSTO 
 
» La tercera
Programa de formación integral en psicoanálisis 
 
» Fundación Tiempo
Curso de integración escolar  % 15 de descuento en posgrados, seminarios y cursos • Modalidad virtual
 
» Fundación Causa Clínica
Cursos clínicos psicoanalíticos para graduados con práctica rentada - CURSADA PRESENCIAL / VIRTUAL 
 
» Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito XII Quilmes
Nuevas paradas en el recorrido hacia el daño psíquico 
 
» Centro Dos
Atención online • Tratamiento psicológico al alcance de todos 
 
» Fundación Tiempo
Curso de Acompañamiento Terapéutico modalidad virtual 
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Psicología Forense 
 
» La tercera
Atención psicológica online 
 
» Fundación Causa Clínica
Talleres • Acompañamiento Terapéutico 
 
» Fundación Tiempo
Seminarios virtuales en agosto 
 
» Centro Dos
Actividades online Julio  
 
» Fundación Causa Clínica
Pasantías Clínicas cuatrimestrales y Cursos breves. Virtuales / Presenciales 
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com