Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Analista de Niños
  Por Edgardo Feinsilber  y Alba Flesler, Isidoro Gurman
   
 

Cuando desde el psicoanálisis los analistas toman como referente a los niños, uno de sus intereses trata del fantasma en la economía infantil. Cuando en relación al niño se piensa acerca de lo originario, se presupone su incidencia en el devenir, así como también un saber sobre la causa inicial de la determinación. Se le supone a la infancia la existencia de un real originario que en el fantasma encontrará una respuesta en su simbolización. Real que no siempre ha invitado a los analistas a no retroceder ante él, el psicoanálisis de la infancia ha sido ocupado, desde los tiempos históricos y según Freud dixit, especialmente por las analistas mujeres. Esto se ha naturalizado sin interrogar exhaustivamente sus razones, ni su herencia.

Llevando la marca de una práctica menor, recordemos que para ejercerla no era necesario tener formación médica en los inicios del psicoanálisis, se vio poblada de reinvindicaciones, síntomas e inhibiciones. Se han esgrimido en favor y en contra de ella diversos argumentos dejando casi intocadas las cuestiones relativas al tiempo del sujeto y al acto analítico, cuando no se cuenta con la actualización propia de la neurosis de transferencia sino sólo con el tiempo de lo actual en el presente. La significación del niño aún parece enredar los pies de los psicoanalistas entre ideales e impotencias, dejando su impronta –aunque no sólo– en la clínica que le concierne a la infancia. La respuesta que cada analista se dé a la pregunta de qué es un niño incidirá en sus intervenciones, su concepción de la cura como también en el fin al que conduzca la misma.
Apoyadas en la afirmación de Freud que situó el fin de la infancia en la pubertad, las concepciones evolutivas del crecimiento asimilaron, sin especificar diferencias, la edad cronológica de los niños al desarrollo de etapas, creando estratos de progresión. Una respuesta simétrica, no menos desorientada, rechazando la concepción evolutiva, ha desechado también toda distinción entre un niño y un adulto. ¿Será posible abrir una puerta de salida a esa falsa opción, atendiendo al hecho de que el sujeto de la estructura no tiene edad, pero sí tiempos? Esta temporalidad trata de la coexistencia de las diversas articulaciones a la Otredad, creencia que sostiene a los fantasmas.

La Infancia y lo Infantil: Tiempos del Sujeto: Tomando el hilo de una larga polémica, desplegada en torno al estatuto del niño y su lugar en la clínica psicoanalítica, parece necesario situar algunos ejes previos.
Dos articulaciones, una extraída de los textos de Freud y la otra de la teoría de Lacan, permiten recolocar la problemática mencionada que gira sin salida alrededor de una falsa opción: invalidar o dar legitimidad al psicoanálisis de niños. Estas dos articulaciones teóricas hacen posible acentuar un hallazgo inestimable para el psicoanalista que atiende niños: el valor de los tiempos de la infancia.
Respecto al eje temporal, en los escritos freudianos hallamos una distinción estructural, no siempre explícita pero rigurosamente lógica: se trata de la delimitación entre aquello que llamamos la infancia y aquello otro que nombramos lo infantil. Las múltiples consecuencias clínicas que se desprenden de esa distinción nos invitan, dada la importancia que conllevan, a fijar su alcance.
En principio, la neurosis infantil, a la que Freud alude, no corresponde al tiempo de la infancia misma, sino un tiempo posterior a ella. Esto permite apreciar que se trata de dos tiempos disyuntos, donde uno es producto o resto del otro. Lo infantil en nuestra praxis será, de esta manera, aquello que se produce como resto de una operación propia del tiempo de la infancia. Por su parte, en los aportes hechos por Lacan, tal disyunción se mantiene a su vez entre un tiempo actual como repetición de un goce, y otro que lo sustituye e historiza.

La primera distinción podemos hallarla en la lógica freudiana que articula la teoría de las neurosis con los conceptos de transferencia y repetición. Lacan, por su parte, al introducir la escritura de los registros Real, Simbólico e Imaginario delimita precisamente el fundamento de la repetición en la estructura del nudo. Articulando tiempo y repetición es dable distinguir la repetición de lo mismo, propia de la existencia de un real que retorna al mismo lugar, de la repetición de lo no idéntico que apunta a la insistencia distintiva de lo simbólico.
Otra puntualización que permite desprendernos de la dicotomía anterior, es la que se apoya en el concepto de sujeto en la teoría lacaniana. Al plantear que la existencia del sujeto se revela como pérdida del ser, Lacan nos presenta un sujeto que, en tanto no es, existe. Él se efectuará como sujeto y hallará su realización como tal cada vez que se recree su falta-en-ser, cada vez que no se aliene en la identificación a un objeto, cada vez que no responda con la totalidad su cuerpo al lugar del objeto a.

El sujeto será pues efecto, efecto de una operación de pérdida que no se realiza en forma natural sino simbólicamente. Ese sujeto, sujeto de la estructura, no se sustituye ni al adulto ni al niño, salvo cuando él es subsumido en alguna de las teorías que mencionábamos al comienzo, subsidiarias de la especialidad en psicoanálisis. Si en cambio partimos de la delimitación propuesta, podemos afirmar que es al sujeto, y sólo a él, al que se dirige todo psicoanálisis cada vez que recibe la consulta por un niño, apuntando a localizar el tiempo del sujeto y las operaciones incumplidas para su efectuación en la estructura, ya sea como sujeto del inconsciente, subsidiario del deseo, de la pulsión y sus goces o bien del fantasma en el que los articula. Pues tanto la efectuación del sujeto en el anudamiento de la estructura como la producción de la neurosis infantil, resto de la infancia, son solidarios de tiempos.Tiempos en la efectuación de lo que advendrá como sujeto desde la virtualidad anterior a su nacimiento, aún cuando no es siquiera un viviente; como lo que se plasmará posteriormente desde la primera oposición fonemática en el campo del lenguaje por la función de la palabra y luego hasta su articulación en discurso. Tiempos también en el engendramiento del objeto que sólo como falta localizada orientará el juego del deseo, desde el juego en la cuna hasta el juego en la cama, desde el juego con el cuerpo propio a la búsqueda del objeto en el cuerpo del partenaire. Tiempos también en la identificación a lo Real, lo Simbólico y lo Imaginario del Otro, hasta la producción de las formaciones de lo inconsciente.
La delimitación de estos tiempos muestra su ganancia a la hora de decidir las intervenciones específicas del analista. Delimitar los tiempos en la consolidación de la estructura permite decidir cuestiones que sólo en apariencia podrían creerse técnicas, cuestiones que siendo propias del análisis de niños requieren ser despojadas de formalismos dogmáticos. Por ejemplo, permiten definir el lugar de los padres, de los juegos, de los juguetes o bien de los dibujos en el encuentro con el sujeto para cada tiempo de la infancia. O también decidir cuándo intervenir y cuándo concluir nuestra intervención. Es decir, ubicar el fin del análisis en los tiempos de la infancia.

 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Recordando a Roberto Harari 
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | El síntoma en el psicoanálisis con niños 
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | Desde el significante hacia la letra en una fobia en el psicoanalisis de una niña. 
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | Palabra, Violencia, Segregación y otros impromptus psicoanalíticos  de Roberto Harari (Ediciones Catálogos, 2007)
» Imago Agenda Nº 80 | junio 2004 | Lógica del artificio analítico 

 

 
» Laura Caime
Taller de escritura  Para liberar el deseo de escribir y aprender a leer la propia escritura
 
» Centro Dos
Cursos con práctica clínica. Ingreso agosto 2020 
 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Seminario "Psicoanálisis con niños y bebes" • Ilda Levin 
 
» Adriana Bauab
Grupo de estudio • Seminario XI - Los 4 conceptos fundamentales del psicoanálisis 
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Actividades virtuales 
 
» Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito XII Quilmes
Test de colores - Max Lüscher - Test Mis Mano 
 
» Fundación Tiempo
Curso virtual: Psicodiagnósticos y psicotécnicos 
 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Seminario: El deseo y su interpretación. Una lectura clínica  Liliana García Maese • Stella Maris Guilian • Invitada Lidia Matus
 
» La tercera
Seminarios 2020 
 
» Centro Dos
Formación clínica en psicoanálisis  Ingreso agosto 2020
 
» Fundación Causa Clínica
Ciclo de conferencias abierto al público. Gratuito. Con inscripción previa 
 
» Escuela Freudiana de Buenos Aires
Historia novelada del sujeto:   Seminario online a cargo de María Cristina del Villar
 
» AASM 2020
XIII Congreso Argentino de Salud Mental  
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Actividades incio AGOSTO 
 
» La tercera
Programa de formación integral en psicoanálisis 
 
» Fundación Tiempo
Curso de integración escolar  % 15 de descuento en posgrados, seminarios y cursos • Modalidad virtual
 
» Fundación Causa Clínica
Cursos clínicos psicoanalíticos para graduados con práctica rentada - CURSADA PRESENCIAL / VIRTUAL 
 
» Colegio de Psicólogos de la Provincia de Buenos Aires - Distrito XII Quilmes
Nuevas paradas en el recorrido hacia el daño psíquico 
 
» Centro Dos
Atención online • Tratamiento psicológico al alcance de todos 
 
» Fundación Tiempo
Curso de Acompañamiento Terapéutico modalidad virtual 
 
» Psicología Jurídica Forense Nissi
Psicología Forense 
 
» La tercera
Atención psicológica online 
 
» Fundación Causa Clínica
Talleres • Acompañamiento Terapéutico 
 
» Fundación Tiempo
Seminarios virtuales en agosto 
 
» Centro Dos
Actividades online Julio  
 
» Fundación Causa Clínica
Pasantías Clínicas cuatrimestrales y Cursos breves. Virtuales / Presenciales 
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com