Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Psicoanálisis, lazo social y adversidad
  Por Diana Voronovsky  y Susana Gass - Mara Musolino
   
 
El intento de estas líneas es el de situar algunas cues-tiones que interrogan al psicoanálisis en su articulación con el lazo social. Dichos interrogantes se abren en el contexto de una actualidad que en nuestro país tiene como telón de fondo el horizonte de la disgregación comunitaria. Ella requiere por ello la invención de nuevos modos de respuesta a los efectos de combatir dicha disgregación.
Es sabido que la constitución del sujeto, al no darse de una vez y para siempre se reformula de continuo por cuanto se halla expuesta a las diversas “situaciones de peligro”, según las nominase Freud.
¿Cuál es el lugar del psicoanálisis cuando lo adverso, en su dimensión de infortunio, se instala por vía de la disgregación comunitaria de modo crónico y estable?

El sujeto, constituído por la eficacia de la castración, intenta recuperarse del traumatismo estructural del hablante, como así también de la pérdida de goce que acompaña dicha constitución, por medio de emprendimientos privados y colectivos. Esto constituye un intento de recuperación de un goce imaginariamente perdido. Es sabido que siempre se cree que el goce verdadero y pleno es siempre el del Otro, quien así se lo habría despojado al sujeto.
La adversidad, el infortunio, bajo la forma del perjuicio, designan la posición de lo insoportable que viene a “encarnar” –dar carne– a toda diferencia. Dicha diferencia lo es de una sexualidad que es pulsión, deriva, desvío sometido a lo aleatorio del goce del Otro, mas que no es reductible a la genitalidad. Sexualidad cuyo fin no está sometido a un objeto predeterminado y universalizable.
Según Paul L: Assoun, “lo actual del malestar sobre la escena social, tal como lo muestra la práctica psicoanalítica, se traduce en la sensación del perjuicio que suele adoptar la forma de la exclusión apuntando a un trauma originario que es eficaz en una posición subjetiva”.

Se trata de dilucidar en lo que a nosotros, psicoanalistas, nos implica, cómo interviene el psicoanálisis para dar lugar a una distinción de problemas que, estando relacionados no son idénticos. El discurso analítico funda un lazo social que emerge en nuestros días a pesar o a causa de la miseria común, “la enorme miseria neurótica que existe en el mundo”. Ahora bien, es sabido que todo discurso toma su sentido a partir de otro.
El discurso del psicoanalista, que se efectúa en su praxis, toma su sentido por fuera de la exhaución lógica de los significados o significaciones. En el intento de producir una abertura irreductible, toma el sesgo de lo Real que determina al ser hablante y no aspira a ceñir la verdad, sino que aprovecha las ventajas de interrogar lo que arroja el lenguaje que parlotea.
La miseria que afecta el cuerpo –tanto pathos del discurso, como del significante que lo representa sujeto– es el dolor de existir como hablante en la época de la historia de la humanidad que le toca vivir
Lo que el psicoanálisis aporta frente a ella es la subversión de un sujeto ante el torbellino de su deseo, es decir “la pulsión que es tan turbulenta como el lenguaje”, al decir de Roberto Harari.
Se trata, finalmente, de lograr una intervención que abone el límite entre el discurso sobre formas reales de exclusión, tales como privaciones económicas, del saber, de la salud, etc., y la suspensión del crédito a lo imaginario de la adversidad, etc.

Si el psicoanalista, en su práctica, es deudor de una ética y de una responsabilidad, las mismas se ponen en juego cuando el malestar de la cultura lo posiciona ante lo paradójico del sujeto perjudicado por la adversidad social y lo real de un trauma a partir del “mal encuentro”, constitutivo del hablante.
Freud destaca un trazo rector en la hipocresía y otro en la desilusión, “cuando el trono y el altar peligran”. Lacan, por su parte, responde a la universalización del “todo-vale, nada-vale”, situando el colmo de la segregación, en los campos de concentración y de exterminio.
Lo actual en su dimensión de acontecimiento es preciso distinguirlo del presente para abrir nuevos interrogantes , ya que es el psicoanálisis el que nos confronta con los modos en que el hablante se las arregla con su limitado goce en el insoslayable malestar en la cultura. 


 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 188 | enero 2015 | La autorización de sexo  de Silvia Amigo (Letra Viva Editorial, 2014)
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Lo Real en los fundamentos del Psicoanálisis  de Zulema Lagrotta (Letra Viva, 2009)
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | ¿Qué quiere decir hablar en psicoanálisis? 
» Imago Agenda Nº 62 | agosto 2002 | La supervisión 

 

 
» Fundación Tiempo
PASANTÍAS GRATUITAS CUATRIMESTRALES  Observación de admisiones. Supervisión clínica. Inicio en Agosto
 
» Fundación Tiempo
POSGRADOS EN PSICOANÁLISIS CON ATENCIÓN RENTADA DE PACIENTES  Inicios mensuales. Duración: 12 meses. Derivación de pacientes sin tope fijo.
 
» El Kaso Dora
La Comedia Teatro  Lunes 20:30hs
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  comienzan en Junio
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
La Formación del analista  El analista y su práctica - actividad no arancelada
 
» Fundación Tiempo
Curso de inclusión en la escuela con práctica rentada  Inicia 1 de Abril de 2019
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com