Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Salir de la Argentina. Ilusión o des(a)ventura

Migrañas migratorias
  Por Alberto Santiere
   
 
—Hijo mío, es bien manifiesto que no sabes lo que haces
—Pero, anciano, ¿qué dices? Por los dioses, explícate.
—Si es por estas razones que te niegas a volver a tu patria…
—Sí, por temor a que resulte fundado el oráculo de Febo.
—¿Para no mancharte con la sangre de tus padres?
—Eso es anciano: esta es la razón por la que siempre he de temer.

Sófocles, Edipo Rey

Un graffiti ciudadano clama: “descolonizarnos es descubrir América”. Trueca términos históricos pugnando por hacer consciente una mirada interior para dejar de cubrir. Probablemente de no ser por sucesivas oleadas migratorias, no sabríamos, en estas costas, de psicoanálisis ni de tango. Somos nación de inmigrantes. La vida misma es un constante migrar, y la búsqueda de nuevos horizontes en épocas revulsivas sugiere un movimiento “lógico” (“para no sufrir más” –al decir de un analizando–).
Ahora bien, si todo lo traumático no pensado vuelve desde lo real; la realidad cotidiana bajo los avatares del neoliberalismo habla por si sola de silencios sordos y repeticiones. Esta sociedad que toleró genocidios, hoy soporta una cifra anualizada de miles y miles de muertes (entre accidentes, homicidios de diversa calaña y hambre). Hay efectivamente un Otro “gozador” de la globalización con estados súbditos que le dan aire (al globo) dejando a inmensas franjas de la población –que mayoritariamente se dejan– en estado de broncoespasmo existencial, y sin efectivo.
Eso le da oxígeno al mi(g)rar lejos. Emigración podría significar un intento de acotar el goce, una ruta para ir (no un eterno retorno), desde la emergencia del deseo.
Pero la realidad psíquica anegada –y abnegada para negar– de imaginario, habilita a pensar por ejemplo: ¿cuánto de lo no tramitado elaborativamente de los viajes ancestrales va a parar repetitivamente al sin parar (¡qué impotentiza!) del acting?
En el acting “out” el afuera pareciera disimular insistencias inconcientes con falsas antinomias puestas al servicio del éxodo:
-Futuro vs. pasado. Cuando a menudo se constituye la huída hacia delante en infructuosos pujos para renacer, regresar al inicio mítico y torcer el rumbo de lo ya ocurrido, volver, etc.
-Triunfo vs. Fracaso. Allá sí se puede “porque” acá no.
-Un antes y un después; el Todo y la Nada; la seguridad vs. la inseguridad.
Sin contraste cierto con el tiempo verbal condicional de las neurosis, que obliga a partir bajo predominio imaginario –para eludir el presente con vértigo– en términos de: “si hubiese hecho tal cosa, todo sería distinto”. “Si me pasara tal otra, ahí sí que cambio”, etc. Sí que es no. Viaje para no salir; apuesta sin fichas. Tango a repetición.
Decía, en el acting out lo perdido en el campo del recuerdo, fomenta lo “reloco” que irrumpe como acto (una forma de recordar que resiste). Si el sujeto queda pegado al pasado para no pasarlo, por la vía de la repetición, cubre al presente sintomáticamente.

El psicoanálisis en su génesis sabe de travesías hacia dentro y fuera del sujeto; tras resistencias, mares y mares de resistencias: insiste, interroga. Se nutre de mitos de origen para bucear mas allá; se pregunta por el mas allá de cada escena, por la Otra escena del inconciente.
¿Hay Otra escena del emigrante? ¿De qué están hechas las nuevas migraciones? En algunos casos, ¿qué “misiones” se enmascaran tras la urgencia?
Los apellidos continúan navegando entre el inicio y la búsqueda, el abandono y el destino, el deseo y la repetición.
No hay universal del que se va. Detrás de un discurso todo, la mochila carga diferencias. Incontables pobladores de aviones apuestan a la supervivencia y provenientes de amplias capas medias desclasadas –o no tanto–, incurren en paradójicas quimeras tales como buscar amparo sin papeles en países expulsivos (casi el 1% de la población del país reside ilegalmente en EE.UU.), o alejarse del caos partiendo hacia la tierra com-prometida y en guerra. Sin duda: ¡super-vivencias!
Consecuencias en dos o más generaciones posteriores enmarcan la pregnancia inconciente de huellas no resueltas. El que escapa de una guerra para garantizar que la vida continúe, carga con el peso muerto de los que quedan. El estigma del “sobreviviente” es surcado por fantasmas en constante retorno que abonan la culpa.
“De eso no se habla” en tanto pacto de sangre sigue salpicando la historia transgeneracionalmente (enfermedades en la sangre lo atestiguan).
Lo no dicho habla, y puede empujar a hacer de nuevo las valijas rumbo al “túnel del tiempo”.
La migración sintomática constituye un punto de fuga, de completud mágica. Intento de despertar afuera con el adentro dormido.
Patria, es “tierra de los padres”, y emigrar implica dejarlos. En sobradas ocasiones, es la escena edípica la que saca los pasajes, intentando con distancia atemperar la intensidad pulsional y sus efectos.
Desde ahí, el dejar a los progenitores para “cobrar” (dinero, vida, fuerzas) ocasionalmente se paga aumentando la deuda. Suele ocurrir, más se paga más se debe (¡qué casualidad!).
Al hablar de transferencia se constituye imprescindible no obviar la proliferación de significantes que la insinúan: “acá no quiero seguir”; “me quiero ir del país porque aquí me siento expulsado”; “en este lugar nada me retiene”. ¿Qué transfiere el analizando? ¿Qué patria encarna el analista? ¿Cómo ver de cerca lo que se ubica lejos?
¿Des-pedirse es dejar de pedir y renunciar al anhelo ilusorio de completud imaginaria?
¿De qué habrá que poder despedirse para encontrarse?

El decurso sintomático –formación de compromiso al fin– actúa por condensación y desplazamiento.
Recuerdo dos situaciones. En la primera, un muchacho expresaba recurrentemente:
-“Si me quedo en el país, voy a terminar debajo de un tren”. El tránsito analítico alivió las vías, por medio de otras asociaciones, con la elaboración del vínculo en relación al padre con quién competía y discutía, que –entre otros menesteres– fue maquinista de ferrocarril durante quince años. Ahí se confundía el huir de la tragedia argentina, con el pretender zafar de la tragedia griega.
Y el segundo caso, de “migrañas migratorias”, el de una mujer de mediana edad acosada por migrañas incesantes que le “hacían estallar la cabeza” (su abuelo ibérico murió de un estallido de cráneo ocasionado por un proyectil durante la guerra civil española) y que se habían agudizado ante la cercanía del “retorno” planeado a aquellas tierras en busca imaginaria de un padre para el padre –ya que este quedó huérfano a los cinco años– (Además así se alejaría de su papá, “para quién se des-vivía” luego de la muerte de su madre hacía algunos años).
Justamente, el término migraña, condensaba todo aquello que hizo síntoma. En la medida en que hay desplazamiento, todo síntoma entraña migración (aunque no toda migración sea un síntoma). A saber –y gracias a la asociación libre– des/cubrió Europa: Migraña contiene al nombre de su padre (el mismo del abuelo); a una madre “araña” que la enredaba (y que “se la pasaba tejiendo”); al nombre del país de origen de la tragedia; y al migrar, que no está demás expresar posee idéntica raíz etimológica que migraña. Una vez más la multivocidad de la palabra.
Es que el inconciente “apalabra” al cuerpo para que diga lo que la pulsión calla por la boca; y así el cuerpo hace “buena letra” cuando inscribe al síntoma.
Transmisiones fundantes anclaron en Argentina producto de la migración, y en fundantes anida el antes, la historia que sobredetermina un viaje, como sobredeterminado está el síntoma.

La verdad de la pulsión cegó a Edipo. El inconciente nubla la visión para que lluevan ilusiones, apariencias, síntomas migrantes. Y si lo que migra es el gran antes persistente, no verlo es un punto ciego que nos “muda” en el y del consultorio.
A propósito de migraciones, cegueras y mudeces, el escritor Paul Auster que vendrá en estos días a Buenos Aires está por editar El libro de las ilusiones. Uno de sus protagonistas, argentino del novecientos e hijo de inmigrantes, viaja a EE.UU. incitado por su padre perseguido en la Semana Trágica, para dedicarse ulteriormente a escribir allí películas mudas.
Quedar mudos frente a lo proyectado de una historia que insiste es al servicio de la resistencia. Solemos viajarnos también nosotros si el tránsito identificatorio, especular e inconciente nos navega, pero hay anclas para eso.
Qué tiempos estos que (nos) corren –al menos lo intentan– de la escucha.
La voracidad del Imperio recuerda a Diomedes, aquel rey de Tracia célebre por su crueldad, alimentando a sus caballos con carne humana, que terminó devorado por sus propios corceles a instancias de Hércules.
La avidez de lo inconciente trae a Sinón, guerrero griego que persuadió a los troyanos para introducir en la ciudad al famoso caballo de madera henchido de tropas.
Nuestra función, lugar del analista: no entrar como caballos cuando arde Troya en lecturas lineales de la migración, perdiendo “de oído” la trama secreta que puede hacer síntoma.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 194 | enero 2016 | Presentación de Femicidio 
» Imago Agenda Nº 193 | noviembre 2015 | Presentación de "Las pasiones" 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | Presentación de "El sujeto en la red" 
» Imago Agenda Nº 191 | septiembre 2015 | Presentación de El silencio en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 190 | abril 2015 | Presentación de Futuro del Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 189 | febrero 2015 | Presentación de Sexualidad adolescente 
» Imago Agenda Nº 188 | enero 2015 | Presentación de Fobias en la niñez 
» Imago Agenda Nº 187 | diciembre 2014 | Presentación de Celos en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 186 | noviembre 2014 | Presentación de Dispositivos en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 185 | octubre 2014 | Presentación de Niños al borde... del síntoma? 
» Imago Agenda Nº 184 | septiembre 2014 | Presentación de Acotar el goce 
» Imago Agenda Nº 183 | agosto 2014 | Presentación de El Narcisismo. A 100 años del texto freudiano 
» Imago Agenda Nº 182 | julio 2014 | Presentación de Psicoanálisis y Ciencias 
» Imago Agenda Nº 181 | junio 2014 | Presentación de ¿Volver a la horda? 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Presentación de Determinismo y Elección 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | Presentación de "Los fantasmas del analista" 
» Imago Agenda Nº 178 | enero 2014 | Presentación de La repetición 
» Imago Agenda Nº 177 | diciembre 2013 | Presentación de Marcas en la infancia 
» Imago Agenda Nº 176 | noviembre 2013 | Presentación de La Pubertad 
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | Presentación de "Cuando el cuerpo se hace letra" 
» Imago Agenda Nº 174 | septiembre 2013 | Presentación de Los autismos 
» Imago Agenda Nº 173 | agosto 2013 | Presentación de La función del diagnóstico en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 172 | julio 2013 | Presentación de La era de la compulsión generalizada 
» Imago Agenda Nº 171 | junio 2013 | Presentación de Avatares de la asunción sexual 
» Imago Agenda Nº 170 | mayo 2013 | Presentación de Desencadenamientos 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | Presentación de Folie à deux 
» Imago Agenda Nº 168 | marzo 2013 | Presentación de "Cuplas" patológicas 
» Imago Agenda Nº 167 | enero 2013 | Presentación de El Juego en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 166 | diciembre 2012 | Presentación de La Banalización del Mal 
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | Presentación de El "psicópata" y sus redes 
» Imago Agenda Nº 164 | octubre 2012 | Presentación de Los fracasos en análisis 
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Presentación de Volver a análisis 
» Imago Agenda Nº 162 | agosto 2012 | Presentación de El refugio de las creencias 
» Imago Agenda Nº 161 | julio 2012 | Presentación de "Acoso escolar" 
» Imago Agenda Nº 160 | junio 2012 | Presentación de "El psicoanálisis frente al trauma" 
» Imago Agenda Nº 159 | mayo 2012 | Presentación de Transferencia y empatía 
» Imago Agenda Nº 158 | marzo 2012 | Presentación de El Psicoanálisis en el ámbito judicial 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Presentación de Violencia de género 
» Imago Agenda Nº 156 | diciembre 2011 | Presentación de El porvenir del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 155 | noviembre 2011 | Presentación de El Nombre Propio 
» Imago Agenda Nº 154 | octubre 2011 | Presentación de Elegir un analista 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | Presentación de El rechazo en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 152 | agosto 2011 | Presentación de Constitución Subjetiva 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | Presentación de Conectados en soledad 
» Imago Agenda Nº 150 | junio 2011 | Presentación de Ficción y Realida en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | Presentación de La Función de acompañar 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Presentación de Seguir Viviendo 
» Imago Agenda Nº 148 | abril 2011 | Hiroshima, Fukushima y Astroboy 
» Imago Agenda Nº 147 | marzo 2011 | Presentación de Locuras no psicóticas 
» Imago Agenda Nº 146 | diciembre 2010 | Presentación de Los bordes de Thánatos 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Presentación de Hambre de ser 
» Imago Agenda Nº 144 | octubre 2010 | Presentación de Escribir el Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 143 | septiembre 2010 | Presentación de Desencadenamiento de las psicosis 
» Imago Agenda Nº 142 | julio 2010 | Presentación de Fanatismo 
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | Presentación de El dinero en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 140 | junio 2010 | Presentación de Neoparentalidades 
» Imago Agenda Nº 139 | mayo 2010 | Presentación de Lo real en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 138 | abril 2010 | Presentación de Culpabilidad y sacrificio 
» Imago Agenda Nº 137 | marzo 2010 | Presentación de ¿Contratransferencia aún? 
» Imago Agenda Nº 136 | diciembre 2009 | Presentación de Testimonios clínicos de Jacques Lacan 
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | Presentación de El amor en Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 134 | octubre 2009 | Presentación de Límites terapéuticos del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Presentación de Semblante e impostura 
» Imago Agenda Nº 132 | agosto 2009 | Presentación de Teoría sin clínica, clínica sin teoría 
» Imago Agenda Nº 131 | julio 2009 | Presentación de Síntomas en la infancia 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Presentación de Vivir sin códigos 
» Imago Agenda Nº 129 | mayo 2009 | Presentación de La responsabilidad del paciente 
» Imago Agenda Nº 128 | abril 2009 | Presentación de Nuevas tribus urbanas 
» Imago Agenda Nº 127 | marzo 2009 | Presentación de Destinos y profesías en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Presentación de Adolescencia y alcoholismo 
» Imago Agenda Nº 125 | noviembre 2008 | Presentación de La vejez del analista 
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | Presentación de El Estrago Materno 
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | Presentación de Las fobias en el siglo XXI 
» Imago Agenda Nº 122 | agosto 2008 | Presentación Familia y repetición 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Presentación de Niñez y desamparo 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | Presentación de Topología y Clínica Psicoanalítica 
» Imago Agenda Nº 119 | mayo 2008 | Presentación de Autismo 
» Imago Agenda Nº 118 | abril 2008 | Presentación Innovaciones en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 117 | marzo 2008 | Presentación de Filiación 
» Imago Agenda Nº 116 | diciembre 2007 | Presentación de Embarazo temprano 
» Imago Agenda Nº 115 | noviembre 2007 | Presentación de Bipolaridad 
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | Presentación de Estrategias clínicas en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 113 | septiembre 2007 | Presentación de Clínica del Duelo 
» Imago Agenda Nº 112 | agosto 2007 | Presentación de "El juego" 
» Imago Agenda Nº 111 | julio 2007 | Presentación de Diagnósticos en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | Presentación de Héroe Trágico 
» Imago Agenda Nº 109 | mayo 2007 | Presentación de Volver a los Sueños 
» Imago Agenda Nº 108 | abril 2007 | Presentación de Infancia medicada 
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | Presentación de Tiempos de Anorexia 
» Imago Agenda Nº 106 | diciembre 2006 | Presentación de Límites éticos de la abstinencia. 
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | Presentación de los inanalizables 
» Imago Agenda Nº 104 | octubre 2006 | Presentación de La Familia Violenta 
» Imago Agenda Nº 103 | septiembre 2006 | Presentación de Creación y Locura 
» Imago Agenda Nº 102 | agosto 2006 | Presentación de Clínica de las discapacidades 
» Imago Agenda Nº 101 | julio 2006 | Presentación de Los Tiempos de un Análisis 
» Imago Agenda Nº 100 | junio 2006 | Presentación de Los ideales 
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | Presentación de Aniversario Freudiano 
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | Presentación de Mitos 
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | Presentación de El Nuevo Padre 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | Presentación de Poder y Perversión 
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Presentación de Psicoanálisis y Psicoterapias 
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | Presentación de La Eficacia del Psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 93 | septiembre 2005 | Presentación de Transgéneros 
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | Presentación de Emergencias y Catástrofes 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | Presentación de La Interconsulta 
» Imago Agenda Nº 90 | junio 2005 | Presentación de Las nuevas modalidades del goce 
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | Presentación de El secreto en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 88 | abril 2005 | Presentación de Psicoanálisis ad honorem 
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | Presentación de El cuerpo implicado del analista 
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | Presentación de Psicoanálisis en el mundo  Informe de situación
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | Presentación de Los desaparecidos  Un duelo imposible
» Imago Agenda Nº 84 | octubre 2004 | Presentación de ¿Psicoanálisis legalizado?  Regulación y mercado
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | Presentación de El tiempo en psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | Presentación de Las fuentes del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 81 | julio 2004 | Presentación de El enigma femenino 
» Imago Agenda Nº 80 | junio 2004 | Presentación de Discurso capitalista y psicoanalisis 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | Presentación de ¿El inconsciente contra el cuerpo? 
» Imago Agenda Nº 75 | noviembre 2003 | La letra con sangre...descarna lo simbólico 
» Imago Agenda Nº 72 | agosto 2003 | De cómo la investigación genética no puede matar al inconciente 

 

 
» AEPG
Agenda de Formación Permanente  Primer cuatrimestre - presencial
 
» Fundación Foro
Primer Congreso Latinoamericano de DBT:   Terapia Dialectico Comportamental - 17 al 19 de mayo
 
» Fundación Foro
Psicoterapias cognitivas  últimas vacantes para los formación y cursos!
 
» La Tercera
Programa de formación integral en Psicoanálisis  Charlas de Abril y Mayo
 
» Fundación Tiempo
POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL  Inicio 2018: martes 10 de abril, de 18.30 a 21.30 hs.
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com