Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Las primeras entrevistas en psicoanálisis

El destino de las primeras entrevistas
  Por Martín. H Smud
   
 
No resulta necesario explicar a nadie qué son las primeras entrevistas. Las primeras entrevistas son las que esperamos todos. Siempre con una emoción única, más allá del momento de la trayectoria profesional, siempre esa emoción que hace que éste no sea un día como cualquiera sino uno de esos días en que se puede dar el encuentro entre alguien que pide o demanda ayuda y un otro dispuesto a brindarla.
Y también una emoción especial porque estamos atravesando un momento muy difícil para las primeras entrevistas que nos hace preguntar acerca de su destino. Cambios económicos, mayor concentración de la riqueza en pocas manos, dificultad de acceso a la salud para la mayoría, y dentro del campo de salud: la tercerización de los servicios prepagos en salud mental, los profesionales ad honorem que sostienen la práctica pública, el decaimiento de la práctica privada.
Estas particularidades determinan el contexto de las primeras entrevistas que, a pesar de todo, no dejan de ser lo que siempre fueron: el momento inaugural de un encuentro que da paso a un tratamiento posible.

En las primeras entrevistas se circunscribe tanto cuáles son las dificultades sintomáticas como las problemáticas que cuenta el paciente, se arman las primeras hipótesis diagnósticas, y nos imaginamos dónde quedaremos ubicados en la transferencia. También en esos momentos hablamos de las características de nuestro trabajo y enunciamos tanto nuestro marco teórico como nuestras premisas económicas.
Las primeras entrevistas son aquello que, pasado un tiempo de tratamiento, quisiéramos volver a leer para determinar cuánto de lo que dijo el paciente y cuánto de lo que pensamos y dijimos fue adecuado, cuál fue la mejor estrategia, la mirada y la intervención más convenientes. Ese momento inaugural marca el tiempo de la presentación, ese tiempo mítico que cobra un valor fundamental y entra en la categoría de lo relatable.
Si hay relato de las primeras entrevistas es porque en ellas se constituye la dimensión del destino y no sólo eso sino que el analista estando ahí, es quien presenta al destino.
Muchos piensan que el analista presenta el destino de los síntomas que preguntan al sujeto acerca de lo que le está pasando; algunos, a diferencia, creen que el analista mismo es el destino de los síntomas; otros, en cambio, sostienen que la operación del destino al tener un resto permite al paciente cambiarlo al mismo tiempo que experimentar lo imposible de cambiar.

Más allá de las distintas posiciones, el analista parte de un convencimiento y es que no hay un solo destino para el hombre. En el cuerpo se juegan varias clases de destinos diferentes que, por un lado, están en su presente pero por otro son inabarcables unos con los otros, se trata de diferentes planos y, como diría Lacan, de diferentes registros.
Las primeras entrevistas son emotivas para el analista pues plantean la cuestión del destino y este es el principal saber hacer del analista. El analista parte de ese convencimiento, desde la puesta en correlación del sujeto del inconsciente con el sujeto de la ciencia, no hay un solo destino para el hombre.
El analista, en tanto sabe hacer, presenta al destino. Y comprueba, una y otra vez, caso por caso que, no solamente se trata de la correlación entre el destino fatalista de Edipo y el destino neurótico de Hamlet, sino que él mismo, su presencia, plantea otro destino a esos dos ya planteados por la historia de la filosofía de la ciencia. El destino de quien se destierra de su destino, y en ese destierro pone en correlación lo más singular con lo político.
Y ahí está el analista nuevamente abriendo la puerta de su consultorio, y sentándose se predispone a escuchar el discurso de la persona que entra. Esas son las primeras entrevistas, esas que no necesitan explicación pues allí se juegan las líneas, las encrucijadas, los dilemas de la vida y donde dos seres humanos están nuevamente desnudos preguntándose acerca del que-hacer con el destino.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | Las aplicaciones caribeñas 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Necesidad, azar y destinos como condición de una posible elección 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | El perfil de él y ella 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | EL DIOS QUÍMICO COMO FIN DE LA PSIQUIATRÍA   de Martín H. Smud, Letra Viva, 2013
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | No hay lugar para un hombre viejo 
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Volver a análisis 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Las vacaciones del analista 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | León: a quien nos armó y desarmó la cabeza 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | La colonización de una historia 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | NOCHE DE LOCOS   de Vicente Zito Lema, Letra Viva / Episteme, 144 pág., 2010
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | El pago de los recién recibidos 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Loas a nuestra sociedad pandémica 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Apuntes de un "ex-adicto" 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | El desamparo de nuestras historietas 
» Imago Agenda Nº 115 | noviembre 2007 | El cambiador de Hombres 
» Imago Agenda Nº 111 | julio 2007 | Los precios del diagnóstico  Los demonios ya no viven en el infierno
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | Juan Samaja:  siempre te recordaremos
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | La aplicabilidad del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 100 | junio 2006 | El Mundial de fútbol  La cábala del televisor en el consultorio
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | 24 de marzo. Un día para recordar 
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | Ayer nomás 
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | Poner cara de duelo 
» Imago Agenda Nº 80 | junio 2004 | El sueño de la elección del sexo 
» Imago Agenda Nº 77 | marzo 2004 | Lo que el gesto foucaltiano enseña al psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 75 | noviembre 2003 | La prueba del tatuaje 
» Imago Agenda Nº 73 | septiembre 2003 | El problema del diagnóstico 
» Imago Agenda Nº 69 | mayo 2003 | ¿Qué hacer después de recibido? 
» Imago Agenda Nº 65 | noviembre 2002 | Las predispisiciones de la lengua en la cama 
» Imago Agenda Nº 61 | julio 2002 | El análisis de los prepagos 
» Imago Agenda Nº 50 | junio 2001 | Acerca de la clínica del traspapelamiento 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Lo imprescindible en nuestro botiquín: curita, antibiótico, psicofármaco 

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com