Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Investigación: la inserción del psicoanálisis en la clínica actual
  Por Gabriel Pulice  y Oscar Zelis, Federico Manson
   
 
A modo de presentación de nuestra propuesta, nos parece oportuno hacer una breve reseña de algunas de sus coordenadas centrales, en íntima conexión con aquellas preguntas e inquietudes que fueron teniendo lugar para nosotros a lo largo de los últimos años, y que son el remanente y la continuación de nuestro trabajo publicado bajo el título: Investigación ◊ Psicoanálisis: “De Sherlock Holmes, Dupin y Peirce, a la experiencia freudiana1 . Por entonces, nuestro objetivo fue despejar algunos interrogantes relativos a la especifícidad de la investigación en nuestro campo. Esto nos condujo, por un lado, a situar algunas cuestiones relativas a la singularidad del objeto de nuestra investigación, el objeto del psicoanálisis –y en este punto, conviene situar que ese real que aborda el psicoanálisis a partir del descubrimiento freudiano del inconsciente, es un real que ninguna otra ciencia llega a teorizar y a conceptualizar. Y, por otra parte, nos llevó a abrir una interrogación –a partir de la analogía con el trabajo del detective– en torno al lugar del analista, tanto en la interpretación y en las construcciones que tendrán lugar en el transcurso de cada tratamiento analítico, como en todo lo que se pone en juego para que sus intervenciones alcancen alguna eficacia. Entre otras cosas, porque es aquí donde podemos retomar ese pasaje tan provocativo como enigmático de Análisis Profano en donde Freud sitúa al “poder terapéutico” del psicoanálisis en conexión con la indisoluble articulación entre curar e investigar. Esto, a su vez, será para nosotros un excelente pretexto para interrogar el concepto de “abstinencia” y evaluar cuales son sus límites, en su confrontación con esa búsqueda de “poder terapéutico” que, al mismo tiempo, Freud también situara como esencial a la labor analítica. Por nuestra parte, creemos que el concepto de investigación sólo mantiene su sentido y su valor si está articulado en nuestra práctica al acto de desentrañar y resolver día a día los problemas que nos plantea el encuentro con el padecimiento psíquico de cada sujeto en tratamiento. Por supuesto, esto reintroduce cierta polémica que podríamos resumir así: ¿Debe interesarle al psicoanalista investigador aquello que tiene que ver con la búsqueda de alguna eficacia clínica?

Nos complace observar que hay, desde hace algún tiempo, un renovado interés respecto de este término que por momentos, y en algunos ámbitos del psicoanálisis, parecía ser tomado con cierto recelo, incluso como algo ajeno a la práctica analítica, en donde la eficacia, si venía, era sólo “por añadidura”. Habría que ver cómo se entiende esto, y de hecho, podemos decir que la polémica en torno del tema no está concluida: hay quien aún sostiene que al psicoanalista no debiera interesarle ni la carrera hospitalaria, ni la Ley del Psicólogo, ni ninguna de esas cuestiones: «Un psicoanalista, en términos freudianos o lacanianos, es un señor que tiene un consultorio. La ciudad lo conoce y lo consulta. No tiene nada que ver con el hospital, ni con la salud pública, ni con la sanidad...»2 . Tendremos ocasión de discutir hasta dónde es posible sostener esta posición cuando nuestra experiencia nos enfrente con la opción de declarar simplemente nuestra incompetencia fuera de lo que sea estrictamente nuestro consultorio, o... avanzar en la articulación entre el Psicoanálisis y el campo de la Salud Mental.
Lo cierto es que luego de una larga pausa —producida especialmente en el psicoanálisis de orientación lacaniana— se ha observado en los últimos años, afortunadamente, un retorno a la valorización del lugar de la investigación en la clínica analítica. La conocida afirmación de Lacan en el comienzo del seminario de 1964 —a la que ya nos hemos referido extensamente en otro sitio3 — resultó lapidaria, y aquello que estaba especialmente dirigido a poner en evidencia cierto mecanismo perverso de la actividad científica vinculada al andamiaje académico e institucional en esa época en Francia, terminó cristalizándose en forma inadecuada en el concepto de «investigación», como si él hubiera podido ser el causante de todos los males. Por otra parte, si bien el dispositivo de carteles propuesto por Lacan heredó en buena medida ese prestigio que la investigación había perdido, sin embargo, y contra la voluntad del maestro, terminó heredando también —al menos en un importante número de casos— algunos de sus peores vicios. Creemos que es necesario —tomando un término de lamentable actualidad— abrir «el corralito», y liberar al concepto de investigación de las pesadas cadenas que en el campo del psicoanálisis, injustamente, viene arrastrando. En ese contexto, tenemos la convicción de que la investigación debe ocupar un lugar de privilegio en la formación de los analistas y en la práctica científica, y podemos hacer nuestras las palabras con las que Enrique Millán describía la situación imperante hace diez años, y que sería interesante cotejar con la actualidad: «La investigación [...] fue tradicionalmente pensada como algo a lo que se podía acceder luego de muchos años de estudio según distintos programas, tanto de la obra de Freud como de Lacan, cuyo modelo paradigmático era el creado por Oscar Masotta. No se pensaba que la investigación acerca de algún tema específico pudiera proveer de un hilo conductor para la lectura de textos que se ordenaran a partir del analista en cuestión.» Pensamos, en sintonía con esta idea, que abrir espacios para el ejercicio de esta práctica, brindando el apoyo teórico y metodológico necesario para aquellos analistas que desean avanzar en su capacitación —tanto como para quienes recién ingresan al ámbito profesional—, es sostener una instancia de formación tendiente a subvertir cierta concepción —con frecuencia imperante— que puede tener como consecuencia el no deseado efecto de eternizarse en una posición de pasividad tal que luego resulte imposible refutar la convicción —a esa altura incoercible— de que la verdad, irremediablemente, la tiene Otro.

1. Pulice, G.; Manson, F.; Zelis, O.; Psicoanálisis ◊ Investigación: De Sherlock Holmes, Dupin y Peirce, a la experiencia freudiana, Buenos Aires, Editorial Letra Viva, 2000.
2. Ver “Entrevista a Germán García”, en Revista Imago Agenda n° 56, Buenos Aires, diciembre de 2001.
3. Pulice, G.; Manson, F.; Zelis, O.; Obra citada.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Fundamentos Clínicos del Acompañamiento Terapéutico  de Gabriel O. Pulice (Letra Viva Editorial, 2011)
» Imago Agenda Nº 149 | mayo 2011 | Analizar, acompañar: vicisitudes del trabajo clínico con adolescentes en conflicto con la ley 
» Imago Agenda Nº 124 | octubre 2008 | El problema de la transmisión y los límites del lenguaje en la experiencia analítica  Dos referencias lacanianas: Peirce y Wittgenstein (Quinta entrega)
» Imago Agenda Nº 123 | septiembre 2008 | Dos referencias lacanianas: Pierce y Wittgenstein (cuarta entrega) 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | Dos referencias lacanianas: Peirce y Wittgnstein (III) 
» Imago Agenda Nº 120 | junio 2008 | Dos referencias lacanianas: Peirce y Wittgnstein (II) 
» Imago Agenda Nº 119 | mayo 2008 | Dos referencias lacanianas: Peirce y Wittgnstein  
» Imago Agenda Nº 99 | mayo 2006 | El sujeto de la investigación en el marco de la institución psicoanalítica (segunda entrega) 
» Imago Agenda Nº 98 | abril 2006 | El sujeto de la investigación en el marco de la institución psicoanalítica (1)(primera entrega) 

 

 
» Fundación Tiempo
PASANTÍAS GRATUITAS CUATRIMESTRALES  Observación de admisiones. Supervisión clínica. Inicio en Agosto
 
» Fundación Tiempo
POSGRADOS EN PSICOANÁLISIS CON ATENCIÓN RENTADA DE PACIENTES  Inicios mensuales. Duración: 12 meses. Derivación de pacientes sin tope fijo.
 
» El Kaso Dora
La Comedia Teatro  Lunes 20:30hs
 
» Fundación Tiempo
FORMACIÓN Y ASISTENCIA EN PRIMERA INFANCIA  POSGRADO EN ATENCIÓN TEMPRANA CON PRÁCTICA ASISTENCIAL
 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  comienzan en Junio
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
La Formación del analista  El analista y su práctica - actividad no arancelada
 
» Fundación Tiempo
Curso de inclusión en la escuela con práctica rentada  Inicia 1 de Abril de 2019
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Primer cuatrimestre
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com