Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Formación o idealización
  La cuestión del estilo en la enseñanza de Lacan
   
  Por Anibal Dreyzin
   
 
El problema de la formación de los psicoanalistas, el problema de la transmisión, acompaña al psicoanálisis desde sus inicios. En el comienzo del Seminario 11 Lacan dice que el tema de la formación de los psicoanalistas forma parte de esta praxis en sí misma y que lo que él intenta es mantener abierta la pregunta ¿qué es el psicoanálisis?, Sin embargo hoy vemos que la pregunta por el psicoanálisis se va cerrando cada vez más bajo los saberes, rituales e institutos que recubren el campo de nuestra práctica.
Quizás lo que ha venido a colmar la escena es justamente la idea de que se trata de transmitir, o peor, de aprender, un saber. Llegados a ese punto es bueno comenzar recordando que desde “Variantes de la cura tipo” y los primeros seminarios encontramos que el saber es la babel de las identificaciones del yo.
Entonces, vamos a la pregunta lacaniana: ¿Lo que el psicoanálisis nos enseña, cómo enseñarlo?
A esta pregunta que encontramos en el artículo “El Psicoanálisis y su enseñanza”, incluido en los Escritos, Lacan responde: por la vía del estilo.
Vale la pena citar la proposición entera de Lacan para abordar el tema de qué quiere decir esto de la formación por la vía del estilo.

“Todo retorno a Freud que dé materia a una enseñanza digna de ese nombre no se producirá sino por la vía por donde la verdad más escondida se manifiesta en las revoluciones de la cultura. Esta vía es la única formación que nos permite tener la pretensión de transmitir a aquellos que nos siguen. Se llama un estilo”.
Pero, ¡qué sorpresa! ¿No era acaso que la cuestión pasaba por unos años de seminarios, otros de hospital y un poco de diván, y si con un didacta de la institución, mejor?

La cuestión del estilo
En “Qué es la Escritura”, Roland Barthes parte de una diferenciación compartida por él y por Lacan en el campo de la palabra y el lenguaje, que nos permite acercarnos al concepto de estilo. Plantea, por un lado a la lengua, como dimensión común, del orden del hábito y la época, horizontal, donde todo esta destinado al desgaste y a la abolición por el sentido; y por otro lado, el estilo, dimensión vertical, que se hunde en la mitología personal y secreta del autor, “donde se instalan de una vez y por todas los grandes temas verbales de su existencia”.
Ahora bien, el estilo tiene formas y figuras por las cuales se manifiesta, así en el campo de una escritura y de una enseñanza oral, como en el de los síntomas. Lo que nos interesa aquí es que Lacan plantea que ésa es la vía para la formación de los psicoanalistas y la transmisión en psicoanálisis.

Frente a la constatación que cada cual puede hacer de la presencia de un estilo, llamémosle por el momento muy particular, en la enseñanza oral y escrita de Lacan, muchas veces el analista “en formación” se ve llevado a preferir una “enseñanza sistemática” de Lacan antes que hacer un recorrido y una lectura personal, lo cual no implica dejar de lado la interlocución con otros. A esta tendencia natural – que tiene mucho del no querer saber de la represión- se le suma la oferta de un “Lacan ya elucidado”, preinterpretado, que lleva a dejar de lado este estilo, esta presencia de Lacan en su enseñanza. Así es que se lo lee desde una perspectiva educativa, producto de una operación que se modela sobre una paideia masificadora, al precio de dejar de lado las propias preguntas. Entonces, bate a pleno la ilusión de que por allí se accederá al... saber.

El tema del estilo de Lacan y sus razones, que podemos llamar, razones lacanianas, fue trabajado ampliamente por Jean Claude Milner en La Obra Clara. Como algunos incriminaban a Lacan de producir una escritura llena de procedimientos calificados de gongorismo, Milner escribe que en Lacan no se trata de tal cosa, de escribir para los medios cultos, que “Lacan lo utiliza con otros fines; el lexema raro, el semantema inhabitual, la sintaxis tortuosa han de impedir al lector abandonarse a su inclinación de lengua”. En lo que hace a su enseñanza oral en los seminarios, Lacan mismo es quien extrae las figuras que pone en juego en su estilo, entre las cuales encontramos el enigma, la oscuridad y el medio-decir hasta llegar en el seminario sobre Joyce a plantear que su decir, su dire, es un artdire. Impedir al lector abandonarse a la inclinación de lengua, esto es que hay una lectura de Lacan sobre el campo psicoanalítico y que su estilo tiene fines de transmisión, sacar a sus lectores y oyentes del “discocorriente” y los saberes y valores que mediatiza. Milner dice que este procedimiento que se presentifica en el estilo de Lacan, que se denomina protréptica, tiene por función arrancar al oyente, o sea a los psicoanalistas, de la doxa, del saber sabido, de la cita obligada. Se trata de que el psicoanalista se ponga en posición de psicoanalista y que el analizante se analice.

Un decir que no hace sistema
Podemos decir que el estilo es otro nombre del ser o del objeto a en la enseñanza de Lacan y que en este aspecto plantear la transmisión del psicoanálisis por esa vía apunta a lo particular de cada sujeto, su imitación se vuelve rápidamente caricaturesca. De modo que podríamos oponer estilo a saber constituido, repetido, yoico.
La opción de Lacan por el estilo como respuesta al problema de la formación del psicoanalista, actualiza caso por caso, en su despliegue mismo, una función que contraviene a la inclinación de la lengua. Observemos que con ello Lacan es coherente en su decir cuando interviene en el campo psicoanalítico para contravenir a los “simples hábitos”.

Este artedecir, artdire, que podemos poner en relación con el trabajo de un discurso que se dice analizante, tanto en su contenido como en su estilo, se distancia de la construcción de un sistema de pensamiento. Recuerden ustedes que Lacan dice que al pensamiento prefiere un “apensamiento” y a una filosofía prefiere una “foliesofía”, o sea un saber que no cierra como un sistema filosófico.
Si se ingresa a Lacan como un sistema a elucidar, se encuentra otro Lacan, pero aplanado, allanado de su estilo, llano, lleno, convertido en un saber, sistematizado. Si se toma la orientación de enseñarlo como un sistema podremos ir tan lejos como el despliegue referencial universitario lo permite, seguir los desarrollos de tal o cual lectura “indispensable” –podríamos nombrar a más de uno entre quienes enseñan desde ese lugar–, pero habremos perdido el camino psicoanalítico, que pasa por hacernos preguntas y trabajar sobre ellas. En lugar de ello nos habremos dedicado a seguir la lectura ideal.

Llegados a ese punto, la invención lacaniana del procedimiento del pase no permitirá escuchar más que finales de análisis puestos al servicio de ilustrar un sistema aprendido a lo largo de los años. Un saber, un sistema que habremos ido madurando en el rebaño. Nos encontramos con la cuestión en el “status quo ante”, es decir, todo está como era entonces.
De allí que consideramos que plantear el problema de la formación reabriendo el tema del estilo, lo cual permite separarse de la creencia de que la enseñanza de Lacan sea un sistema, nos parece una interpretación del punto de idealización en que nos encontramos en la cuestión de la transmisión del psicoanálisis.
La posición del analista para Lacan no es la del Wissen, el saber, sino la de su suposición por parte del paciente, en la relación transferencial. Del lado del analista se trata de otra cosa, el analista no se identifica a esa suposición de saber, lo suyo es la docta ignorancia, pero de esto último nos ocuparemos en otra ocasión.

 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com