Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Acerca de la clínica del traspapelamiento
  Por Martín. H Smud
   
 
He leído con mucho interés la nota aparecida en el Imago-Agenda nº 49 de Mónica Veli que habla del psicoanálisis en las instituciones relacionadas con la salud; allí habla de la “salud para todos” del Hospital Público, del “bien benéfico” con que comenzaron las obras sociales, y del “bien particular” de las empresas de medicina pre-paga.

Y dice que en las empresas de medicina prepaga “al analista se le demanda entonces que el paciente no se pierda como cliente”, entrecruzamiento de dos discursos, el discurso del analista, y el discurso capitalista, y como el analista es pagado por las empresas de medicina prepaga no existe entrecruzamiento de discursos sino en los consultorios, y en la práctica misma del analista, y por supuesto en el analista.
Ya he intentado en el libro En Guardia. Crónica de una Residencia en salud mental (Letra Viva, 2001) escribir acerca de las particularidades de la clínica en hospitales públicos y lo que acontece en quien intenta ubicarse en relación al psicoanálisis, a la atención pública, y a los pacientes, hoy me gustaría hablar de la clínica prepaga, hablando de algo que la particulariza: la confección de vouchers que ofician de pago por la variable trabajo realizado.
¿Cómo explicar las dificultades que requiere sortear la confección de un voucher?

Y no es que no pueda hacer una descripción reflexiva acerca de lo que hago, un relato que pueda ser contado, o no pueda pormenorizar como un manual de instrucciones cómo debe hacerse una correcta confección para que la prepaga lo dé como bien hecho, y nos liquide el importe que representa ese pedazo de papel (porque finalmente es eso); la dificultad creo que me lleva a lugares más profundos que lo que podría llevarnos un manual de instrucciones. Ante el objetivo de hablar de la confección de un voucher aparece la tarea diaria, que excede el manual de instrucciones, se trata de una tarea de alfarero y de obrero, de obstinado, y de encrucijada.

Pero ¿será para tanto? Quizás sea por la hora en que escribo, y por el motivo de hallarme despierto a esta hora, que la confección de un voucher es una historia que hay que contar porque no habla solamente de las cuestiones técnicas imprescindibles del saber hacer para llenarlo, sino del que las llena, del profesional que intenta llevar adelante una práctica, una clínica, un trabajo, pero esto es pura retórica sino agregamos la emoción, lo emotivo, de ese saltar de la cama ante el llamado de una paciente adolescente en crisis, y de cómo ese saltar de la cama implica un abrir de puerta, y el rechinar de esa puerta, no suficientemente engrasada, hace temer que todos se despierten, todos los que todavía estaban durmiendo, y encima de la paciente ahora se trataba de evitar ser la causa de ese sueño fragmentario, de ese insomnio a esa hora, y de la ocurrencia de hablar de la confección del voucher que no podría realizar porque un llamado telefónico a una hora imprevista no es igual a una prestación en horario estipulado de una vez por semana.
A esta hora, un voucher implica ver el mundo de una manera determinada, un mundo de chillidos, de silencios, de espera, de recriminaciones, de pacientes preguntando acerca de cuánto durará la cobertura y el tratamiento, un voucher es el pedido de firmar sobre la línea punteada, y pedir autorizaciones.

Un voucher no es la práctica clínica, no habla de la disgregación familiar que aconteció en esa familia luego de la separación de los padres, y del padecimiento de los hijos, y de la pelea de esa madre con esa adolescente sino un voucher bien completado es como un cheque, usando terminología de mercado, tan en boga hoy en día, dirán que es un compromiso de pago a futuro, y que lo único que debería despertar es ansiedad acerca de los fondos que garanticen su solvencia, y diremos más intentando circunscribir nuestro objeto, el voucher no es un cheque sino funciona como un pagaré, ese pagaré de los juegos infantiles, pero en este caso un voucher no es un pagaré sino un “pagarán”, nos pagarán tanto dentro de 60 días, y si los cheques pueden ser voladores, si tienen o no fondos, los pagarés, los “pagarán”, nos hacen volar acerca de los fondos que tocaremos dentro de dos meses.
El voucher es el síntoma de un tipo de clínica, y de un tipo de clínica que están atravesando tanto analistas, psicólogos, psiquiatras, profesionales de la salud, como pacientes, enfermos, analizantes, personas, es la clínica que llamaría de los traspapelamientos (porque los vouchers son papeles, hay que repetirlo).

Y esto es parte de la dificultad de poder transmitir acerca de la confección de un voucher, está en la encrucijada de la dificultad, pues tomemos el camino que tomemos, no podremos sortear el sabor amargo de la dificultad, por eso el comienzo de la tarea que me he encomendado no puede comenzar sino por una queja sobre lo difícil que me resulta esa misma tarea, y si no me resultara difícil la tarea no fallaría tantas veces, una y otra vez, los trapapelamientos, en la clínica y en el monto de lo que pensaba cobrar después de 60 días.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | Las aplicaciones caribeñas 
» Imago Agenda Nº 180 | mayo 2014 | Necesidad, azar y destinos como condición de una posible elección 
» Imago Agenda Nº 179 | marzo 2014 | El perfil de él y ella 
» Imago Agenda Nº 169 | abril 2013 | EL DIOS QUÍMICO COMO FIN DE LA PSIQUIATRÍA   de Martín H. Smud, Letra Viva, 2013
» Imago Agenda Nº 165 | noviembre 2012 | No hay lugar para un hombre viejo 
» Imago Agenda Nº 163 | septiembre 2012 | Volver a análisis 
» Imago Agenda Nº 157 | febrero 2012 | Las vacaciones del analista 
» Imago Agenda Nº 153 | septiembre 2011 | León: a quien nos armó y desarmó la cabeza 
» Imago Agenda Nº 151 | julio 2011 | La colonización de una historia 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | NOCHE DE LOCOS   de Vicente Zito Lema, Letra Viva / Episteme, 144 pág., 2010
» Imago Agenda Nº 141 | julio 2010 | El pago de los recién recibidos 
» Imago Agenda Nº 133 | septiembre 2009 | Loas a nuestra sociedad pandémica 
» Imago Agenda Nº 126 | diciembre 2008 | Apuntes de un "ex-adicto" 
» Imago Agenda Nº 121 | julio 2008 | El desamparo de nuestras historietas 
» Imago Agenda Nº 115 | noviembre 2007 | El cambiador de Hombres 
» Imago Agenda Nº 111 | julio 2007 | Los precios del diagnóstico  Los demonios ya no viven en el infierno
» Imago Agenda Nº 107 | marzo 2007 | Juan Samaja:  siempre te recordaremos
» Imago Agenda Nº 105 | noviembre 2006 | La aplicabilidad del psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 100 | junio 2006 | El Mundial de fútbol  La cábala del televisor en el consultorio
» Imago Agenda Nº 97 | marzo 2006 | 24 de marzo. Un día para recordar 
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | Ayer nomás 
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | Poner cara de duelo 
» Imago Agenda Nº 80 | junio 2004 | El sueño de la elección del sexo 
» Imago Agenda Nº 77 | marzo 2004 | Lo que el gesto foucaltiano enseña al psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 75 | noviembre 2003 | La prueba del tatuaje 
» Imago Agenda Nº 73 | septiembre 2003 | El problema del diagnóstico 
» Imago Agenda Nº 69 | mayo 2003 | ¿Qué hacer después de recibido? 
» Imago Agenda Nº 67 | marzo 2003 | El destino de las primeras entrevistas 
» Imago Agenda Nº 65 | noviembre 2002 | Las predispisiciones de la lengua en la cama 
» Imago Agenda Nº 61 | julio 2002 | El análisis de los prepagos 
» Imago Agenda Nº 45 | enero 2000 | Lo imprescindible en nuestro botiquín: curita, antibiótico, psicofármaco 

 

 
» Lacantera Freudiana
Cuando la clínica interpela a la teoría  Sábado 23 de noviembre 15 a 17 hs • Actividad abierta y gratuita
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com