Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Colaboración

Mañana en la batalla piensa en mí.
  Un rato de angustia*
   
  Por Daniel  Zimmerman
   
 
La angustia es un afecto del sujeto; un afecto que lo interesa en lo más íntimo de sí. ¿En qué circunstancias se manifiesta su sensación opresiva?
Cuando un sujeto, en la encrucijada de definir su camino, espera del oráculo la respuesta inequívoca, éste le devuelve una inquietante pregunta: ¿qué quieres? En ese momento preciso surge la angustia: cuando el deseo del Otro interroga al sujeto apremiándolo a manifestarse como deseante.
La angustia funciona como una señal y, como tal, no engaña. Esto resulta así en la medida que indica la presencia de un objeto perdido, diferente del objeto común. La angustia no es sin ese objeto (heces, pecho, mirada, voz), que no está en la intención del deseo sino que opera como su causa.
La angustia constituye una abertura entre goce y deseo. Franqueado el tiempo de angustia, el deseo logra constituirse. Así, entonces, su emergencia antecede todo momento de corte; de corte entre un mítico sujeto del goce y un sujeto radicalmente diferente. En el desfiladero entre uno y otro, la angustia toma su lugar como señal.

A la puerta del deseo

Javier Marías (Madrid,1951) es autor, entre otras, de las novelas Todas las almas, Corazón tan blanco y Mañana en la batalla piensa en mí. De esta última, editada en 1994, tomaremos un breve fragmento que ilustra de manera ejemplar de qué manera se presenta el afecto que denominamos angustia.
El drama de Mañana en la batalla piensa en mí comienza cuando Víctor Francés se encuentra con una mujer y ésta muere repentinamente. Un mes después, Víctor conoce a Luisa, la hermana menor. Ella le confía el siguiente recuerdo de su hermana que conserva desde la adolescencia.

Todavía me acuerdo de los guateques de la adolescencia, en los que yo la pasaba fatal por su culpa: me prohibía que me gustara ningún chico hasta que ella no hubiera elegido. “Espérate a que yo decida, ¿eh?”, me decía a la puerta de la casa en que se celebrara. “Te vas a esperar, ¿verdad? Seguro, si no no entro”, me decía, y sólo cuando yo contestaba “Bueno, vale, pero date prisa” llamábamos al timbre. Por ser la mayor ejercía una especie de derecho de tanteo, y yo se lo consentía. Después tardaba bastante en decidirse durante la fiesta, bailaba con unos cuantos antes de comunicarme a quién había elegido; yo pasaba ese rato angustiada temiendo lo que casi siempre ocurría, acababa fijándose en el chico que a mí más me apetecía.

¿Qué nos revela este recuerdo? A la puerta de la escena del deseo, Luisa da su consentimiento a la demanda de su hermana. Lo que ésta le demanda no es evidentemente lo que Luisa desea; pero ella no puede sino resignar su deseo a favor de la demanda del Otro. La hermana mayor hace de su “derecho de tanteo” la ocasión de dar rienda suelta a su capricho: Luisa es tomada entonces por el vértigo de la angustia. En el umbral de un posible encuentro con “el chico que más le apetece”, el capricho del Otro amenaza con volverlo imposible.
Su relato continúa:

Estoy segura de que muchas veces trataba de adivinar quién me gustaba a mí para entonces escogerlo, y luego, cuando yo protestaba, me acusaba de ser una copiona, de fijarme siempre en los chicos que a ella siempre le hacían gracia. Y ya no dejaba de bailar con él en toda la tarde. A cada ocasión yo disimulaba más mis preferencias, pero no había manera, me conocía bien y siempre acertaba, hasta que dejamos de ir a las mismas fiestas, ya más mayores. Era así –dijo Luisa con los ojos un poco perdidos de quien se abisma con facilidad recordando–, aunque también es verdad que habría podido elegir en todo caso, por entonces tenía bastante más pecho que yo y por lo tanto más éxito

El remedio de disimular sus preferencias resulta ineficaz: la hermana la conocía tan bien que siempre acertaba. Se hace patente cómo aquel capricho introduce un fantasma de omnipotencia. Omnipotencia del Otro (me conocía tan bien) que exige imperiosamente su acotamiento.
Finalmente, el recuerdo de Luisa queda suspendido de una interrogación: ¿por qué su hermana actuaba así, cuando habría podido elegir sin dar tantos rodeos? Muchos años después, Luisa mantiene viva su interrogación. La pregunta gira en torno al enigma del deseo del Otro: ¿qué me quiere? Un enigma que provoca su angustia y cuya respuesta es ella misma, manifestándose deseante.
Al confiarse a la respuesta del Otro, Luisa se confronta con una pregunta inquietante: ¿es eso lo que verdaderamente deseas? Surge entonces la angustia como señal que le advierte del riesgo de quedar extraviada en su deseo.
Perdidos los ojos, es decir el refugio del objeto mirada, la sensación que la invade no es comparable a ningún miedo a un peligro exterior. Lo que la atormenta, como destaca el relato mismo, es la amenaza de quedar abismada en tanto sujeto, es decir, reducida a su propio cuerpo.

Bibliografía

Marías, Javier “Mañana en la batalla piensa en mí”, Barcelona, Editorial Anagrama, 1994; p.169.
Freud, Sigmund Inhibición, síntoma y angustia, en “Obras Completas”, Madrid, Biblioteca Nueva, 1973.
Lacan, Jacques La Tercera, en “Intervenciones y Textos 2”, Buenos Aires, Ediciones Manantial, 1988.
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



   Otros artículos de este autor
 
» Imago Agenda Nº 192 | octubre 2015 | El Nombre del Padre –del mathema al poema–   de Mara Borgatello de Musolino (Letra Viva, 2015)
» Imago Agenda Nº 175 | octubre 2013 | El estatuto del acto 
» Imago Agenda Nº 145 | noviembre 2010 | Extravíos del goce alimentario 
» Imago Agenda Nº 135 | noviembre 2009 | La declaración de amor * 
» Imago Agenda Nº 130 | junio 2009 | Jugarse la vida 
» Imago Agenda Nº 114 | octubre 2007 | La práctica analítica y sus fundamentos 
» Imago Agenda Nº 110 | junio 2007 | El sueño del "hombre de las horas", revisitado 
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | En la oscuridad del cine.  (20º entrega)
» Imago Agenda Nº 96 | diciembre 2005 | Abordaje psicoanalítico de pareja y familia.  De Stella Maris Rivadero (comp.), Letra Viva / Centro Dos, 2005
» Imago Agenda Nº 95 | noviembre 2005 | Cuando la película se detiene  (19º entrega)
» Imago Agenda Nº 94 | octubre 2005 | El rugido del león.  (18º entrega)
» Imago Agenda Nº 93 | septiembre 2005 | Un erotismo extremo 
» Imago Agenda Nº 92 | agosto 2005 | El escudo de la reciprocidad 
» Imago Agenda Nº 91 | julio 2005 | Lo que no se dice 
» Imago Agenda Nº 90 | junio 2005 | Las necesidades del imperio.  
» Imago Agenda Nº 89 | abril 2005 | El amor y el rico 
» Imago Agenda Nº 87 | marzo 2005 | El territorio del duelo 
» Imago Agenda Nº 86 | diciembre 2004 | Cosas mudas 
» Imago Agenda Nº 85 | noviembre 2004 | La dimensión del gesto 
» Imago Agenda Nº 84 | octubre 2004 | Los incovenientes del encanto 
» Imago Agenda Nº 83 | septiembre 2004 | El esclarecedor de enigmas 
» Imago Agenda Nº 82 | agosto 2004 | La regla del juego 
» Imago Agenda Nº 80 | junio 2004 | Lacan con Buñuel 
» Imago Agenda Nº 79 | mayo 2004 | La solución de Monsieur Verdoux 
» Imago Agenda Nº 78 | abril 2004 | El objeto del sacrificio 
» Imago Agenda Nº 78 | abril 2004 | El libro de la deuda 
» Imago Agenda Nº 77 | marzo 2004 | La dulzura de vivir 
» Imago Agenda Nº 69 | mayo 2003 | La entrada en el psicoanálisis 
» Imago Agenda Nº 65 | noviembre 2002 | Freud y la emigración 
» Imago Agenda Nº 64 | octubre 2002 | Freud y la emigración (1ª parte) 
» Imago Agenda Nº 50 | junio 2001 | ¿Qué sucede en el acto analítico? La experiencia del psicoanálisis  Roberto Harari, Lugar editorial, Buenos Aires, 2000

 

 
» AEAPG
Agenda de Seminarios a Distancia 2019  Comienzan en Agosto
 
» Centro Dos
Conferencias de los martes  martes 20:30 - entrada libre y gratuita
 
» Fundación Tiempo
Posgrados en Psicoanálisis con práctica analítica  Inicios mensuales. Duración: 12 meses.
 
» La Tercera
Seminarios y actividades 2019  Sábados, 10:30 - 14:00 hs. salvo donde se indica
 
» AEAPG
Curso Superior en Psicoanálisis con Niños y Adolescentes  Inscripción 2019
 
» Centro Dos
Seminarios Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Talleres Clínicos  Segundo cuatrimestre
 
» Centro Dos
Seminario 8 de Jacques Lacan  Segundo cuatrimestre
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com