Inicio   |   Login   |   Registrarse   |   Quienes Somos   |   Contacto   |   STAFF     
BOTONERA EN IMAGEN
 
 
 
Facebook Twitter
   Comentario de libros

En el nombre de la falta de Nélida Halfon
  Por Lucila Anesi
   
 
El título representa el “hilo rojo de Ariadna” que nos guiará a través de las distintas propuestas formuladas en este libro para abordar el tema de la sexualidad humana. Esto supone incursionar por el terreno del amor, del deseo y por consiguiente de la falta en el ser hablante. Dos faltas radicales que remiten al campo de lo simbólico y de lo real: significante y objeto a.
Uno de los principales objetivos planteados es el de “desbrozar” las intrincadas fórmulas de la sexuación elaboradas por J. Lacan. Este desbrozamiento resulta logrado debido no sólo a los desarrollos teóricos precisos, sino también porque se recurre a instancias clínicas, literarias, fílmicas como “un modo de ejercitarnos o de desacartonar conceptos”.
En el movimiento de extraer una lógica del mito, iniciado por Freud y continuado con innovaciones en su formali-zación y matematización por Lacan, N. Halfon se ciñe a la propuesta de “hacer hablar” a esta formalización, teniendo en cuenta la posibilidad discursiva generada por todo matema.

El deseo del analista –otro nombre de la falta–, que implica una posición ética fundamental respecto de la práctica, subyace y sienta las bases desde donde se producirán las articulaciones entre la teoría, la clínica y la intertex-tualidad. Con claridad queda expresado que deseo del analista y acto analítico son congruentes. El acto analítico sólo es posible en tanto sostenido desde un lugar que implica el vaciamiento de la subjetividad (ideales y fantasma incluidos) de quien en una cura imprima la dirección de establecer “la máxima diferencia”, en contraposición a la sugestión o seducción. Queda así facilitada la vía que conduzca a los lugares donde el taponamiento de la falta obstaculiza la emergencia del deseo y su reconocimiento, a través de su doble vertiente, la del significante y la del objeto, pulsión, ello e inconsciente mediantes. Esta torsión nos evoca la no menos compleja frase freudiana: Wo Es war, soll Ich werden.
El contrapunto que se establece entre Freud y Lacan respecto de la sexualidad tiene como efecto coadyuvante la historización de este concepto fundante del psicoanálisis.
Las preguntas acerca de qué es un hombre, qué es una mujer y cuál es el modo de relación posible entre ellos abren las puertas en la modulación de sus respuestas.

Acordamos en que un exhaustivo recorrido por la lógica, desde la aristotélica hasta la moderna o matemática, es ineludible antes de proponerse el desmontaje de las fórmulas lacanianas. Por esta vía, N. Halfon lo produce. La importancia de esto radica, por una parte, en seguir o desandar los pasos dados en estas disciplinas por Lacan y, por la otra, en que quedan precisadas las desviaciones que realizó luego para arribar a sus postulaciones.
¿Desviaciones o saltos cualitativos necesarios para arrojar luz sobre temas o conceptos sombríos de la teoría?
Resultan indispensables las consideraciones aristotélicas referentes a las proposiciones universales y particulares –afirmativas o negativas– y su modo de relación respecto de las categorías modales –lo posible, lo imposible, lo necesario y lo contingente–. Esto permite situar las inversiones y modificaciones efectuadas por Lacan, cobrando un especial interés los modos de negación, particularmente los referidos a los cuantificadores, que si bien anulan su validez respecto de la lógica, resultan un aporte significativo para la teoría psicoanalítica.

Las reflexiones acerca del mito freudiano del padre de la horda, la histeria, la melancolía, la virginidad, son alguna de las cuestiones que se introducen y se las intersecta con las fórmulas de la sexuación y el esquema que las acompaña, de acuerdo a lo presentado por Lacan en el Seminario Aún, para dar cuenta de ellas desde ahí.
La instancia paterna está presente en todo el desarrollo como función necesaria para la toma de posición femenina o masculina –identificación mediante–aludiendo al concepto de bise-xualidad freudiano o a las dos mitades del sujeto planteado por Lacan.
Para finalizar quiero resaltar la importancia que, en el último capítulo, se le da a la consideración del acto analítico, posible sólo en la conjunción de la ética del psicoanálisis con el deseo del analista, expresado a través de la lectura realizada sobre una intervención de Didier-Weill, en el ámbito de un seminario de J. Lacan
 
 
© Copyright ImagoAgenda.com / LetraViva

 



 

 
» La tercera
Seminarios 2020 
 
» Fundación Causa Clínica
Ciclo de conferencias abierto al público. Gratuito. Con inscripción previa 
 
» AASM 2020
XIII Congreso Argentino de Salud Mental  
 
» Fundación Causa Clínica
Cursos clínicos psicoanalíticos para graduados con práctica rentada - CURSADA PRESENCIAL / VIRTUAL 
 
» Fundación Causa Clínica
Talleres • Acompañamiento Terapéutico 
 
» Fundación Causa Clínica
Pasantías Clínicas cuatrimestrales y Cursos breves. Virtuales / Presenciales 
 
Letra Viva Libros  |  Av. Coronel Díaz 1837  |  Ciudad de Buenos Aires, Argentina  |  Tel. 54 11 4825-9034
Ecuador 618  |  Tel. 54 11 4963-1985   info@imagoagenda.com